Portada del sitio > Urbanismo > Comunicados > La Comisión de Prevención Ambiental estudia el miércoles tres Áreas (...)

Urbanismo / Áreas Homogéneas / Comunicado. 22-VI-2009

La Comisión de Prevención Ambiental estudia el miércoles tres Áreas Homogéneas

Ecologistas en Acción, Federación de Vecinos e Izquierda Unida piden el estudio de los efectos ambientales conjuntos de estos planes, con 40.000 nuevas viviendas desconectadas de la ciudad

Lunes 22 de junio de 2009 - 461 lecturas


Comunicado, 22-06-2008

En su reunión del próximo miércoles 24 de junio, la Comisión Territorial de Prevención Ambiental de Valladolid informará los Planes Parciales de las Áreas Homogéneas 1 “Prado Palacios”, 7 “Las Riberas” y 10 “Valdechivillas”, tras su aprobación por parte del Ayuntamiento de Valladolid.

Estos tres planes suman un total de 40.000 nuevas viviendas previstas sobre 1.480 hectáreas de terrenos agrícolas desconectados de la ciudad y situados por fuera de las rondas de circunvalación. La construcción de estos nuevos barrios desplazaría a entre 100.000 y 150.000 vallisoletanos a vivir a entre cuatro y nueve kilómetros del centro urbano, y lanzaría cada día 80.000 automóviles hacia la ciudad, según los estudio de tráfico de los propios promotores de cada actuación.

Además, las tres nuevas ciudades-dormitorio necesitarán para su funcionamiento 70 millones de litros de agua al día, con los consumos medios estimados por el Plan Hidrológico de la Cuenca del Duero, motivo por el cual la Confederación Hidrográfica del Duero concluye en sus informes sobre las áreas homogéneas que “se estima que no está garantizada la disponibilidad administrativa de agua para el abastecimiento y riego de zonas verdes”.

Fuente: Planes Parciales de las Áreas Homogéneas 1, 7 y 10

Paralelamente al crecimiento de estos barrios, se incrementarán los costes de mantenimiento de infraestructuras y servicios públicos, a costa de la degradación de los barrios tradicionales de la ciudad. El aumento del consumo de energía o la contaminación del aire y el ruido que provocarán las decenas de miles de vehículos en circulación entre Valladolid y los nuevos barrios-dormitorio son otros de los problemas ambientales derivados de este modelo de urbanización dispersa.

Sin embargo, la Ponencia Técnica de Prevención Ambiental, reunida el pasado miércoles, ha propuesto el informe favorable a los tres planes sin tener en cuenta ninguno de estos impactos ambientales conjuntos, que se sumarían a los de las otras Áreas Homogéneas en tramitación (Páramo de San Isidro, Fuente Amarga, Prado Palacio-Berrocal y La Varga-Berrocal).

En su lugar, los técnicos de la Junta se limitan a señalar generalidades sobre las obras, la eficiencia energética de las edificaciones o la depuración de aguas residuales, copiadas de una a otra propuesta de informe, siendo las vías pecuarias o los montes gestionados por la Junta de Castilla y León los únicos asuntos que merecen la preocupación de esta “Ponencia del corta-pega”.
Por ello, Ecologistas en Acción, Federación de Vecinos e Izquierda Unida piden a la Comisión de Prevención Ambiental un poco de rigor en el estudio de los efectos ambientales conjuntos de estos planes, del mismo alcance que el acordado para el Estudio de Impacto Ambiental del Plan Rogers.

Ecologistas en Acción
Federación de Asociaciones de Vecinos
Izquierda Unida