Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > La contaminación del aire por partículas se disparó durante el mes de (...)

Comunicado. 23-I-02

La contaminación del aire por partículas se disparó durante el mes de diciembre

Ecologistas en Acción reclama la adopción de medidas de restricción al tráfico rodado para evitar situaciones críticas como las vividas el pasado mes en nuestra ciudad

Miércoles 23 de enero de 2002 - 4364 lecturas


Coincidiendo con los cortes de tráfico que se están produciendo en estos días en distintas ciudades de Italia, Ecologistas en Acción ha dado a conocer hoy los datos de contaminación del aire por partículas inferiores a 10 micras (PM10) en Valladolid a lo largo del pasado mes de diciembre. De los mismos se deduce que la ciudad se vio sometida a un episodio prolongado de elevada contaminación durante la práctica totalidad del mes, registrado en las 7 estaciones de control ubicadas en la ciudad. Las consecuencias sanitarias de esta situación son desconocidas, al no llevarse por las autoridades competentes ningún registro de las consultas en urgencias por afecciones respiratorias.

Este episodio ha coincidido con una situación atmosférica caracterizada por la elevada estabilidad y las bajas temperaturas asociada al desplazamiento sobre nuestro país del anticiclón siberiano. En esta época del año y con estas condiciones meteorológicas, no parece posible que el polen o el polvo sahariano hayan sido los responsables de los altos niveles de partículas, como ayer apuntaba un responsable de la Consejería de Medio Ambiente. Dado que los niveles elevados sólo han remitido durante los fines de semana y días festivos, parece evidente que el tráfico motorizado ha sido el responsable real del episodio.

Los peores días fueron el 13 y el 28 de diciembre, en los que la media de las 6 estaciones operativas de la red (Labradores fue desconectada el día 11) superaron los 100 mg/m3 (microgramos por metro cúbico). No obstante, la práctica totalidad del mes rebasó el valor límite diario establecido por la Unión Europea para el año 2010, y en casi una decena de días se alcanzó el umbral de alerta adoptado en Italia para poner en marcha medidas de restricción de la circulación. A diferencia de lo que está sucediendo en las ciudades de ese país, en la nuestra las autoridades no han tomado ninguna medida informativa, circulatoria ni sanitaria que haya permitido prevenir el episodio.

En sus últimos estudios, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce que “efectos sobre la mortalidad, las admisiones hospitalarias por enfermedades respiratorias y cardiovasculares y otras variables sanitarias han sido observados a niveles bastante inferiores a 100 mg/m3, expresados como concentración media diaria de PM10” (Pautas de Calidad del Aire para Europa, OMS, 2000, pág. 192). La misma organización estima en 80.000 los adultos de más de 35 años que fallecen cada año en las ciudades europeas en relación a la exposición a largo plazo a contaminantes atmosféricos procedentes del tráfico rodado, utilizando la concentración de partículas (PM10) como indicador de la exposición. Los nuevos casos de bronquitis crónica en adultos, episodios de bronquitis en niños y ataques de asma ligados a la contaminación producida por el tráfico se estiman en varios millones al año.

Por ello, Ecologistas en Acción ha demandado al Ayuntamiento de la ciudad una modificación del Reglamento Municipal para la Protección del Medio Ambiente Atmosférico que rebaje sustancialmente el umbral de alerta recogido en el mismo para las partículas, adaptándolo a los últimos conocimientos científicos, así como que proceda a poner en marcha junto a otras autoridades sanitarias un programa de seguimiento epidemiológico de los efectos de la mala calidad del aire sobre la salud pública. En este contexto, la intención municipal de derogar el vigente Plan de Emergencia, y la insistencia en no aplicarlo cuando las circunstancias lo exigen, es de una irresponsabilidad que raya el delito contra la salud pública. La desconexión y desplazamiento de aquellas estaciones que recogen los niveles de contaminación más elevados constituye, por otro lado, un fraude a la ciudadanía, que persigue continuar ocultando el problema.

Niveles medios de partículas (PM10) durante diciembre de 2001 en Valladolid
Ecologistas en Acción de Valladolid


Más información y datos completos: Miguel Ángel Ceballos, Tfno. 652.590782