Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > Valladolid, en situación de emergencia por contaminación del (...)

Comunicado. 28-XI-01

Valladolid, en situación de emergencia por contaminación del aire

El Ayuntamiento de la capital no ha declarado el preceptivo Plan de Emergencia por altos niveles de contaminación

Miércoles 28 de noviembre de 2001 - 935 lecturas


Ecologistas en Acción ha recogido los datos de calidad del aire a lo largo de la última semana (entre el 21 y el 27 de noviembre) suministrados por las estaciones de control de la contaminación atmosférica de Valladolid. Del estudio de los mismos, se desprende que la estación de Labradores ha superado el límite establecido para el dióxido de nitrógeno (NO2) por el Reglamento Municipal de Protección del Medio Ambiente Atmosférico para la activación de un Plan de Emergencia, que incluye el cierre del casco histórico de la ciudad al tráfico de automóviles, exceptuando transporte público y urgencias.

Este límite está establecido en un valor de 200 microgramos del contaminante por metro cúbico de aire (mg/m3), alcanzado como media a lo largo de un periodo de 8 horas consecutivas. Esto sucedió en la estación de Labradores el sábado 24 de noviembre, entre las 9 de la noche y la 1 de la madrugada, debido a los altos niveles de contaminación registrados a lo largo de toda la tarde. La misma situación se repitió, aunque con menor intensidad, el domingo 24 a las 1 de la madrugada y el lunes 25 a la misma hora, por el mismo motivo. Las causas de esta situación son conocidas: las emisiones contaminantes del tráfico rodado y las condiciones atmosféricas (anticiclónicas con elevada insolación y poco viento).

Ya el jueves 22 de noviembre, Ecologistas en Acción se puso en contacto con la Concejalía de Medio Ambiente advirtiendo de los elevados niveles de contaminación que se registraron el día anterior en Labradores, al borde de la emergencia. En ese momento, obtuvo la respuesta de que se haría un seguimiento exhaustivo de la evolución de la contaminación, para aplicar el Reglamento en caso de que se previera la superación de los 200 mg/m3. Sin embargo, tras comprobar que esta situación se había finalmente producido los días citados, la explicación del Ayuntamiento a su inactividad fue una comunicación de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León indicando que la estación está mal colocada y los datos que suministra no son fiables.

Para los ecologistas, dado que la estación de Labradores funciona desde 1990 y su ubicación está certificada por distintos informes municipales, esta explicación sólo se puede entender como una excusa. En este sentido, Ecologistas en Acción y la Federación de Asociaciones de Vecinos denuncian el nuevo incumplimiento del Reglamento Municipal de Protección del Ambiente Atmosférico., y la obligación de restringir el tráfico rodado para proteger la salud pública.

Lamentablemente, no es la primera vez que se produce esta desidia y falta de responsabilidad en el comportamiento de las autoridades medioambientales y sanitarias municipales. Situaciones como las vividas esta semana se han repetido al menos el 15-10-1998, 16-10-1998, 21-10-1998, 22-10-1998, 17-12-1998, 18-12-1998, 22-12-1998, 13-1-1999 y 4-10-2000. En ningún caso se declaró la preceptiva emergencia ni se tomó ninguna medida más allá de esperar a que “escampase”.