Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Propuestas y documentos > Informe sobre la calidad del aire en la aglomeración Laguna de (...)

Contaminación atmosférica / Propuestas y documentos / Informe 2006

Informe sobre la calidad del aire en la aglomeración Laguna de Duero-Valladolid durante el año 2006

Elaborado por Ecologistas en Acción en enero de 2007

Martes 23 de enero de 2007 - 366 lecturas


Puedes descargar el Informe en en enlace que encontrarás más abajo. Te adelantamos las Conclusiones y las Propuestas de actuación:

(...)

4. Conclusiones

De los datos reflejados, se pueden deducir las siguientes conclusiones sobre la situación general de la calidad del aire en la aglomeración Laguna de Duero-Valladolid:

1. La situación meteorológica durante 2006 ha sido favorable a moderados niveles de ozono en verano, mientras un inicio de invierno relativamente húmedo y con escasas situaciones de inversión térmica ha atenuado los elevados niveles de partículas registrados en los primeros meses del año.

2. Los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2) se mantienen por debajo del valor tolerado para 2006, aunque en las estaciones orientadas al tráfico han aumentado respecto a los de años anteriores y se sitúan ya claramente por encima del valor límite anual de obligado cumplimiento en 2010. En la parte final del año, se perciben incrementos muy notables de NO2 en las estaciones cercanas a la central térmica de Neumáticos Michelín (Paseo del Cauce y Fuente Berrocal), que parecen indicar un aumento importante de las emisiones de esta fuente industrial.

3. Cuatro de las cinco estaciones con mediciones representativas durante 2006 de partículas PM10, Arco de Ladrillo II, La Rubia, Labradores II y Santa Teresa, han rebasado los 35 días con más de 50 ug/m3, que es el nuevo valor límite diario desde el 1 de enero de 2005. Se trata de las 4 estaciones orientadas al tráfico, con lo que el Ayuntamiento de Valladolid viene obligado a elaborar un plan de reducción en el conjunto de la ciudad, aprobado por Decreto de Alcaldía de 4 de agosto de 2006, aunque aún no publicado en el Boletín Oficial de la Provincia. Todas las estaciones superan el valor límite anual de obligado cumplimiento en 2010, aunque sólo Arco de Ladrillo II se ha situado por encima del valor límite anual en 2006.

4. Al menos tres de las seis estaciones con medidores de ozono, Cementerio, Paseo del Cauce y Fuente Berrocal (a falta de conocer los datos de Carretera de Madrid), superan en el trienio 2004-2006 en más de 25 días como media el valor objetivo para la protección de la salud humana de ozono a cumplir antes de 2010. Se trata de tres estaciones de fondo urbano e industrial periféricas, con lo que los Ayuntamientos de Valladolid y Laguna de Duero vienen obligados a elaborar un plan de reducción de este contaminante en ambos municipios, que necesariamente pasa por estrategias para la reducción de sus precursores, NOx y compuestos orgánicos volátiles (COVs) en sus principales fuentes antropogénicas: el tráfico rodado y algunas industrias. Además, la superación de los nuevos valores límite de partículas PM10 durante 2005 y 2006 determina la necesidad de que Valladolid sea declarada zona de atmósfera contaminada, con arreglo a lo previsto en la legislación básica del Estado sobre protección del ambiente atmosférico.

5. La ubicación actual de las estaciones orientadas al tráfico pone en cuestión la fiabilidad de sus datos. Por esa razón, y tras analizar el primer Informe realizado por el Ayuntamiento (“Estudio de microimplantación de estaciones en la RCCAVA de Valladolid a 11 de junio de 2003”), en el informe sobre la calidad del aire de 2003 presentamos una propuesta para que se procediera a un estudio más exhaustivo de la ubicación de las estaciones, no realizado hasta la fecha.

6. La única estación medidora de benceno no ha suministrado datos representativos a lo largo de los años 2004, 2005 y 2006, con lo que no contamos con ninguna referencia válida sobre la situación de este contaminante regulado. La normativa establece la necesidad de contar con un mínimo de dos puntos de muestreo de benceno. Además, seguimos sin contar con ninguno de hidrocarburos aromáticos policíclicos y metales pesados (contaminantes ya regulados a nivel comunitario, pendientes de regulación estatal). - Informe sobre la calidad del aire en la aglomeración Laguna de Duero-Valladolid durante el año 2006

7. Laguna de Duero sigue sin contar con ninguna estación de control de la contaminación atmosférica, a pesar de haber superado los 20.000 habitantes y de que las características urbanísticas de esta localidad son diferentes a las de Valladolid.

8. Los únicos hechos locales alentadores durante 2006 en materia de prevención de la contaminación atmosférica han sido la paralización judicial de las obras del aparcamiento rotatorio de la Plaza de Portugalete y la anulación judicial de la licencia de actividad de la fundición Lingotes Especiales, dos fuentes muy significativas de emisión de partículas, una existente y otra proyectada. Es lamentable que ambas decisiones hayan respondido a iniciativas ciudadanas y no a políticas de mejora de la calidad del aire emprendidas por las Administraciones.

5. Propuestas de actuación

Todo lo expuesto, debe en nuestra opinión motivar una rápida y decidida actuación municipal y autonómica, en base a los siguientes extremos:

a) Reelaborar, en el más breve plazo de tiempo posible, el “Plan de acción destinado la reducción del material particulado, fracción PM10, en el área urbana de Valladolid” por dos razones fundamentales,

1. Porque el aprobado en la sesión del Consejo Municipal de Agenda Local 21 celebrada en julio de 2005 no incluía el ozono, a pesar de que existe obligación legal de incluir ese contaminante por haber superado ampliamente los valores objetivo señalados en la legislación.

2. Porque el documento aprobado se ha manifestado incapaz para devolver la calidad del aire de la aglomeración urbana Valladolid-Laguna de Duero a los valores previstos en la legislación para evitar daños a la salud de las personas. Son necesarias, de manera ineludible, medidas urbanísticas y de reducción de emisiones procedentes de fuentes móviles diferentes a las contempladas en dicho plan para preservar la salud de todas las personas de la aglomeración. Los datos del mes de diciembre de 2006 y los que ya conocemos de enero de
2007 muestran la insuficiencia del Plan municipal. En poco más de mes y medio, se ha producido en Valladolid una quincena de superaciones del valor límite diario de partículas. En el Informe presentado al Consejo Municipal de la Agenda Local 21 por el Ayuntamiento de Valladolid se indicaba que las medidas más significativas previstas en dicho Plan en relación con “las fuentes móviles de emisión” se encontraban “implantadas” o “en ejecución”. Los valores de las últimas semanas indican, con claridad, que las medidas adoptadas son insuficientes.

b) Declarar el conjunto de la ciudad como zona de atmósfera contaminada, de acuerdo con lo previsto en la legislación básica del Estado sobre protección del ambiente atmosférico. Esta declaración debe ser efectuada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León.

c) Declarar el Plan de Emergencia contemplado en el Reglamento Municipal para la Protección del Medio Ambiente Atmosférico, siempre que se considere probable alcanzar niveles de inmisión superiores a los indicados en el mismo.

d) Realizar de forma inmediata un estudio completo del grado de cumplimiento de los criterios de microimplantación de todas las estaciones de control de la contaminación atmosférica de la aglomeración de Valladolid, con arreglo a lo expuesto en nuestro informe sobre la calidad del aire de 2003. También sería interesante contar con un mapa de la contaminación atmosférica de Valladolid, sobre la base de mediciones indicativas y modelización, que permita validar la representatividad de las estaciones actuales. Es conveniente incluir en los informes diarios y anuales sobre calidad del aire del Ayuntamiento de Valladolid los datos de las 3 estaciones de Renault España, S. A. Finalmente, es necesario habilitar una nueva estación de control en el casco urbano de Laguna de Duero, así como instalar un punto de medición de benceno (a mayores del existente), metales pesados e hidrocarburos aromáticos policíclicos.

e) Promover la elaboración de un estudio epidemiológico especifico, divulgando sus conclusiones, punto de partida para un programa continuo de vigilancia epidemiológica, cuyos resultados se incorporen a los Informes Anuales que realizan el Ayuntamiento de Valladolid y la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Exigir a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León, que siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea realice trabajos donde se pueda analizar la relación entre contaminación atmosférica y salud.

Ecologistas en Acción de Valladolid