Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > En el Día Europeo sin Coches el Ayuntamiento pone en marcha el nuevo (...)

Comunicado. 22-IX-05 | Aparcamientos

En el Día Europeo sin Coches el Ayuntamiento pone en marcha el nuevo aparcamiento en la Plaza Portugalete

Ecologistas en Acción advierte que reducir la elevada contaminación atmosférica de la ciudad es incompatible con aumentar la oferta de aparcamiento de rotación en el Centro

Martes 27 de septiembre de 2005 - 1134 lecturas


Un año más, el Ayuntamiento de Valladolid se suma a la celebración del Día Europeo sin Coches para «cubrir el expediente», incumpliendo palmariamente las bases de esta convocatoria, que obligan al menos a delimitar un perímetro de la ciudad reservado a peatones, ciclistas y transporte público.
Lejos de este presupuesto, el Ayuntamiento se ha limitado de nuevo a colocar varias pancartas que invitan a los ciudadanos a prescindir de su coche, sin delimitar ninguna área libre de automóviles.

La novedad en esta ocasión es que el Equipo de Gobierno ha aprovechado la oportunidad para otorgar la concesión de dominio público para la construcción de un aparcamiento rotatorio y para residentes en la Plaza de Portugalete. Las 300 plazas rotatorias de este aparcamiento generarán en su entorno más de 3.000 desplazamientos diarios de automóviles, atendiendo a la ocupación media de otros aparcamientos similares como el de la Plaza de España. En opinión de los ecologistas, no parece que ésta sea la mejor manera de animar a los ciudadanos a que reduzcan el uso del automóvil.

Por otro lado, las características morfológicas del área donde se localiza el aparcamiento de Portugalete (calles estrechas con dificultades de
dispersión) son favorables a la acumulación de contaminantes atmosféricos y ruido. En este sentido, Ecologistas en Acción recuerda que el Ayuntamiento sigue sin elaborar el preceptivo Plan Anticontaminación al que viene obligado por la legislación europea y española al haberse superado en 2003 y
2004 los niveles admisibles de partículas y ozono en la ciudad y su entorno.

En los 8 primeros meses de 2005, según los datos suministrados por el Ayuntamiento de Valladolid, el valor límite para la protección de la salud humana en el caso de las partículas (50 microgramos por metro cúbico, ug/m3), ya se había rebasado en más de los 35 días admitidos en las estaciones de Arco de Ladrillo, Labradores y Santa Teresa, precisamente las que soportan un tráfico más intenso y se encuentran más próximas al centro, situación que se agrava año tras año con la incorporación de nuevas plazas en rotación en el centro urbano, verdaderos focos de atracción de automóviles.

Los ecologistas también destacan el hecho de que la concesión citada se haya otorgado previamente a la obtención del informe favorable de los servicios de Patrimonio de la Junta de Castilla y León y de la preceptiva licencia ambiental, reiterando comportamientos arbitrarios como los protagonizados por los responsables municipales en el caso del aparcamiento de la Plaza de España, que por ello estuvo 2 meses cerrado en el verano de 2004.