Portada del sitio > Impacto ambiental > Comunicados > La Junta expedienta a MEMESA por ampliar ilegalmente su fundición de Medina (...)

Comunicado. 17-XII-03

La Junta expedienta a MEMESA por ampliar ilegalmente su fundición de Medina del Campo

La empresa podría ser sancionada con una multa de hasta 200.000 euros, la pérdida del derecho a obtener subvenciones y la suspensión de su actividad durante 2 años

Miércoles 17 de diciembre de 2003 - 1577 lecturas


Por Resolución de 3 de noviembre de 2003 de la Dirección General de Calidad
Ambiental, la Consejería de Medio Ambiente ha acordado incoar un expediente
sancionador a la mercantil «Metalúrgicas de Medina, S.A.» (MEMESA) por
presunta infracción a la Ley de Prevención Ambiental de Castilla y León, por
haber instalado un nuevo horno para la fusión de plomo, con una capacidad de
100 toneladas diarias, en su fábrica de Medina del Campo, careciendo de la
autorización ambiental preceptiva.

Las autoridades ambientales consideran estos hechos constitutivos de una
infracción administrativa grave de la Ley citada, para la que se prevé como
sanciones posibles una multa de entre 20.001 a 200.000 euros, la suspensión
total o parcial de la actividad por un periodo máximo de dos años y la
pérdida del derecho a obtener subvenciones de la Consejería de Medio
Ambiente durante un plazo de dos años.

Este expediente es resultado de la denuncia presentada el pasado mes de
septiembre por la Asociación Regional de Consumidores y Usuarios (ACU) y
Ecologistas en Acción ante el Delegado Territorial de la Junta de Castilla y
León en Valladolid, en la que exponían que MEMESA había instalado el horno
citado a principios del presente año e incluso lo había puesto en
funcionamiento hace varios meses, sin que se hubiera siquiera solicitado la
preceptiva autorización ambiental, que integra en su tramitación la también
obligatoria evaluación de impacto ambiental.

Esta irregularidad fue reconocida públicamente por la empresa, al señalar
que el horno en cuestión efectivamente estaba instalado y había sido
arrancado para probarlo, "a la espera de la formalización por parte de la
Junta y el Ayuntamiento de Medina de los permisos necesarios", permisos que
en el caso de la autorización ambiental la empresa no se había molestado
siquiera en solicitar.

Para los ecologistas, es inconcebible que un particular pueda decidir por su
cuenta implantar una actividad potencialmente contaminante, reservando a la
Administración un papel meramente formal, de ratificación de sus decisiones.
La concesión de las autorizaciones ambientales no es un acto formal, sino la
resolución de un procedimiento de examen del cumplimiento de las
obligaciones legales de las empresas, así como la garantía de la
preservación de los derechos individuales y colectivos de los ciudadanos, a
la participación, a la salud y al medio ambiente.

La instalación y entrada en funcionamiento del nuevo horno permite duplicar
la producción anual de plomo, lo que conlleva a su vez un incremento muy
importante de las emisiones contaminantes a la atmósfera, los vertidos de
aguas residuales a la red municipal de alcantarillado y la producción de
residuos peligrosos (escorias de plomo), que se depositan en el vertedero
que la propia empresa gestiona entre los municipios de Medina del Campo y
Rueda.

La empresa MEMESA se dedica a la fusión de baterías usadas de plomo,
consideradas residuos peligrosos, para la obtención de nuevos lingotes este
metal. Su fábrica se localiza junto al casco urbano de Medina del Campo. Uno
de los miembros de su Consejo de Administración es el actual alcalde de esta
localidad, Crescencio Martín Pascual.


Más información: Miguel Ángel Ceballos, 652.590782