Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > Ecologistas en Acción inicia una campaña sobre la contaminación en el (...)

Contaminación atmosférica / Comunicados / Campaña Centros escolares

Ecologistas en Acción inicia una campaña sobre la contaminación en el entorno de los centros educativos

La organización ambiental reclama entornos escolares seguros y saludables, que protejan a la población infantil de la contaminación producida por el tráfico urbano

Viernes 4 de marzo de 2022 - 93 lecturas


Comunicado, 04-03-2022

Con el apoyo del Ayuntamiento de Valladolid y del Ministerio para la Transición Ecológica, Ecologistas en Acción ha iniciado una campaña de información sobre la contaminación urbana en el entorno de los centros educativos, que durante el presente curso escolar recorrerá una decena de institutos de educación secundaria (IES) de la ciudad de Valladolid.

Las emisiones contaminantes del denso tráfico motorizado que circula por la aglomeración son las principales responsables de la mala calidad del aire que respiramos sus 300.000 habitantes, conforme a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre los grupos más sensibles a la contaminación atmosférica se encuentra la población infantil, debido a que las niñas y niños tienen su organismo en desarrollo y realizan mayor actividad física, por lo que inhalan más aire en relación a su peso corporal. Sin embargo, muchos centros educativos se encuentran ubicados junto a calles con elevado tráfico.

Por ello, el pasado mes de febrero Ecologistas en Acción ha medido la contaminación del aire en el entorno de 150 centros educativos de 8 ciudades de Castilla y León, entre ellas Valladolid, dando continuidad a las campañas de medición realizadas por la organización ambiental en 2020 y 2021. Los resultados de las nuevas mediciones se conocerán a final de mes, tras el análisis que en estos momentos realiza un laboratorio acreditado de Reino Unido.

Además, entre marzo y mayo de 2022 se van a desarrollar exposiciones, mediciones directas y talleres informativos en una decena de institutos de educación secundaria de la ciudad de Valladolid. Estas actividades se han iniciado la semana pasada en el IES Condesa Eylo, y se sucederán de aquí al final del curso en los IES Ramón y Cajal, Emilio Ferrari, José Jiménez Lozano, La Merced, Ribera de Castilla, Galileo, Vega del Prado, Zorrilla y Pinar de la Rubia.

El objetivo de campaña es divulgar las causas y las consecuencias de este grave problema ambiental, y reducir la exposición a la contaminación especialmente de los grupos más sensibles, como son los niños y niñas y la población adolescente. Asimismo, se persigue fomentar pautas de movilidad que contribuyan a la reducción del uso del automóvil y la emisión de contaminantes, como la utilización de transporte público y la bicicleta.

Para ello, Ecologistas en Acción reclama entornos escolares seguros y saludables, mediante medidas de peatonalización y mejora de la movilidad peatonal y ciclista alrededor de los colegios e institutos, como las contenidas en el proyecto presentado por el Ayuntamiento de Valladolid al Gobierno de España para su financiación con fondos europeos.

La protección ambiental de los centros educativos debe ser complementaria de medidas más amplias de reducción de la circulación de vehículos privados en toda la ciudad, como la zona de bajas emisiones aprobada esta semana por el Pleno del Ayuntamiento de Valladolid para el centro de la ciudad, en el marco del Plan de Mejora de la Calidad del Aire del municipio. Iniciativa que podrá ampliarse en años sucesivos a los barrios, para generalizar sus beneficios.

Tras la realización de la fase piloto de la campaña en Valladolid y Castilla y León, Ecologistas en Acción pretende extenderla durante el curso 2022-2023 a los centros educativos de otras ciudades y comunidades autónomas de España.

La inhalación de dióxido de nitrógeno, partículas y ozono provoca un incremento de enfermedades respiratorias y cardiovasculares agudas, especialmente en niños y niñas, personas mayores y personas con enfermedades cardiorrespiratorias crónicas. Según el Instituto de Salud Carlos III de Madrid y el Instituto de Salud Global de Barcelona, la contaminación atmosférica causa cada año en Valladolid más de 200 muertes prematuras.