Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Propuestas y documentos > Intervención en el Pleno municipal en la Moción sobre la elaboración (...)

Contaminación atmosférica / Propuestas y documentos / Plan anticontaminación

Intervención en el Pleno municipal en la Moción sobre la elaboración consensuada de un nuevo plan de acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano en Valladolid

Frente a un problema estructural, deben adoptarse medidas permanentes que reduzcan el número y velocidad de los coches que circulan habitualmente por la ciudad, en un orden de magnitud similar al de un domingo, y favoreciendo el transporte público, la bicicleta y el tránsito peatonal

Martes 3 de septiembre de 2019 - 108 lecturas


Ayuntamiento de Valladolid

PLENO DE LA CORPORACIÓN MUNICIPAL. 3 DE SEPTIEMBRE DE 2019
MOCIÓN 4.3.c) DEL ORDEN DEL DÍA

Moción del grupo municipal Popular para la elaboración consensuada de un nuevo plan de acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano en Valladolid

Estimadas señoras y señores:

Según el Instituto de Salud Carlos III, la contaminación atmosférica ocasionó en Valladolid una media de 225 muertes al año entre 2000 y 2009, uno de cada doce fallecimientos registrados en esas fechas en la ciudad. Los contaminantes responsables de este grave problema sanitario son el dióxido de nitrógeno y las partículas, en invierno, y en verano el ozono troposférico.

Quienes más sufren esta situación son las niñas y niños, las personas mayores, las mujeres embarazadas y quienes padecen enfermedades respiratorias y cardiovasculares crónicas.

La fuente principal de la contaminación atmosférica en Valladolid es el intenso tráfico motorizado que circula por la capital y las carreteras de su entorno, resultado de una nefasta política territorial que ha dispersado la ciudad y ha promovido el uso indiscriminado del automóvil mediante la habilitación de vías rápidas y, en el centro, de aparcamientos rotatorios.

La contaminación del aire es especialmente preocupante en episodios meteorológicos de tiempo estable y seco, en el caso del ozono con elevadas temperaturas, que impiden la ventilación de la ciudad durante ciertas fechas al año. Pero el aire sucio que respiramos en el día a día mina progresivamente nuestra salud, con efectos serios en el medio y largo plazo.

Hace dos años y medio, el Ayuntamiento de Valladolid aprobó un Plan de Acción para situaciones de alerta por contaminación del aire urbano, que de manera pionera en España atiende en sus escenarios de actuación no sólo a los estándares legales de calidad del aire, sino también a las más garantistas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

En este tiempo, contrastando con la pasividad municipal de las dos décadas anteriores, el Plan de Acción ha sido activado en numerosas ocasiones, conllevando en los episodios más graves diversas medidas de restricción de la circulación de vehículos en el centro urbano y en los accesos a la ciudad, combinadas con el refuerzo del transporte público.

De manera reciente, estas medidas se han aplicado en el episodio de contaminación por partículas del pasado mes de febrero, así como en los tres episodios de contaminación por ozono de junio, julio y agosto, coincidiendo en el tiempo con la aplicación de medidas similares en las ciudades de la vecina Francia, aunque desgraciadamente no en otras urbes españolas.

Desde Ecologistas en Acción apoyamos las medidas de restricción de la circulación de vehículos adoptadas hasta ahora por el Ayuntamiento de Valladolid, en particular el cierre al tráfico del centro urbano durante los episodios de contaminación, actuación imprescindible para reducir el tráfico general por ser el centro la principal área de destino de los automóviles.

Además de contribuir a mitigar la duración y gravedad de los episodios de mala calidad del aire, es destacable el valor educativo de una medida que ha sido asumida con naturalidad por el grueso de la población, ponderando los valores e intereses en aparente conflicto (salud frente a uso del automóvil privado).

No obstante, parece evidente que el Plan de Acción no está resultando suficiente para reducir los niveles de contaminación que sufre la ciudad, de manera estructural. Independientemente de que su formulación pueda mejorarse con mayores limitaciones en las vías de acceso a la ciudad y a las grandes superficies comerciales periféricas, o con la gratuidad del billete de autobús urbano en hora punta, creemos que la calidad del aire que respiramos y la propia vida ciudadana no puede depender de la coyuntura meteorológica de cada momento.

Es por ello que pensamos que ha llegado el momento de poner en marcha medidas permanentes de reducción de la circulación de automóviles en toda la ciudad, empezando por el centro. En este sentido, la propia normativa del Estado exige la delimitación de zonas de bajas emisiones en ciudades como Valladolid, que en los últimos años ha incumplido el límite legal establecido para el ozono, sin que se haya elaborado el obligado Plan de mejora de la calidad del aire.

Frente a un problema estructural, deben adoptarse medidas permanentes que reduzcan el número y velocidad de los coches que circulan habitualmente por la ciudad, en un orden de magnitud similar al de un domingo. Favoreciendo el transporte público, la bicicleta y el tránsito peatonal. Cientos de ciudades europeas se han beneficiado de esta política, ineludible ya en Valladolid.

La salud pública y la ciudadanía agradeceremos sus iniciativas en esta línea.


Hilo en Twitter de Valladolid Toma la Palabra sobre el desarrollo de la moción:

Enmienda de Valladolid Toma la Palabra a moción del PP sobre contaminación en el Pleno:

AL AYUNTAMIENTO PLENO

El Grupo Municipal Valladolid Toma la Palabra, y en su nombre la concejala que
suscribe, Maria Sanchez Esteban, propone a los acuerdos dispositivos del punto 3.3 c) del orden del dia del pleno del 3 de septiembre de 2019, la siguiente

ENMIENDA DE SUSTITUCION

ACUERDOS:

El Ayuntamiento de Valladolid pondrá en marcha durante el presente mandato las
siguientes medidas destinadas a preservar la calidad del aire en nuestra ciudad:

  1. Billete gratuito de bus a los menores de 15 anos, y mejora de las condiciones
    de los actuales bonos de Auvasa.
  2. Nueva ordenanza de movilidad que integre y armonice las actuales normativas
    en vigor y responda a la compleja y cambiante realidad del uso compartido de
    los espacios publicos. Desarrollo del Pimussva (plan integral de movilidad
    urbana sostenible y segura de Valladolid).
  3. Progresiva aplicacion del limite de velocidad a 30 km/h en el casco urbano.
  4. Desarrollo de un programa de aparcamientos disuasorios.
  5. Ampliacion y mejora de la red de carriles bici y ciclocarriles. Se continuara con
    el plan de intervenciones para dar mas continuidad a los distintos trazados y
    mejorar la seguridad a las personas usuarias.
  6. Impulso un proceso de diálogo para trabajar en la implantación de una Zona
    de Bajas Emisiones.
  7. Se realizara un Plan de Calidad del Aire municipal, instando a la Junta de Castilla
    y Leon a que realice su propio plan, como establece la legislacion, con el fin de
    coordinar acciones.

Valladolid, 3 de septiembre de 2019

La concejala portavoz de Valladolid Toma la Palabra,
María Sánchez Esteban


Moción del Grupo Municipal Popular:

AL AYUNTAMIENTO PLENO

MOCIÓN PARA LA ELABORACIÓN CONSENSUADA DE UN NUEVO PLAN DE ACCIÓN EN SITUACIONES DE ALERTA POR CONTAMINACÓN DEL AIRE URBANO EN VALLADOLID

Respirar aire limpio es el deseo de todos los vecinos de nuestra ciudad. Mejorar la calidad del aire mejora nuestra salud y evita enfermedades y muertes prematuras. Todos somos conscientes de la realidad y todos estamos concienciados con la necesidad de actuar ante este problema. Desde su aprobación por el Pleno Municipal el 1 de febrero de 2017, el Plan de acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano en Valladolid ha generado multitud de polémicas entre los vecinos y los colectivos de nuestra ciudad.

Todos sabemos que trabajar por la mejora de la calidad del aire es una cuestión capital de salud pública, sin embargo, la ciudadanía vallisoletana se pregunta si la medida drástica del corte de centro cada vez que se producen los niveles de aviso prolongado y de alerta es una medida realmente eficaz para la mejora de la calidad del aire de nuestra ciudad. Hosteleros, comerciantes, turistas, profesionales y vecinos del centro son los que soportan principalmente el coste del cierre del tráfico del centro y se preguntan por qué para mejorar el aire de todos los vecinos de Valladolid, sólo son ellos los que acarrean con el coste.

Además, todo el mundo sabe que una parte importante de la contaminación del aire la producen los vehículos de combustión, sin embargo, existen otros muchos factores contaminantes que el propio plan de acción ignora. La eficiencia energética de los edificios, el planeamiento urbanístico evitando la dispersión de viviendas o incrementando el número de aparcamientos para evitar las vueltas para lograr aparcar, el aumento de las zonas verdes, parques y jardines y otra serie de factores sobre los que también convendría actuar.

También, con respecto al tráfico rodado, existen muchas otras posibilidades no contempladas en nuestro plan de acción como tomar medidas en los barrios de nuestra ciudad y no sólo en el centro, limitar la velocidad en las circunvalaciones y vías de entrada a Valladolid, fomentar el uso del transporte público mediante la gratuidad del servicio de autobuses cuando se produzcan niveles de alerta y aviso continuado, potenciar la adquisición y utilización de vehículos con fuentes de alimentación sostenibles como el vehículo eléctrico y un largo etcétera de posibilidades que ya se aplican en varias ciudades de España y de la Unión Europea. Asimismo, es necesario poner en marcha campañas de educación y concienciación de la ciudadanía, más agresivas, para que la mejora de la calidad de nuestro aire la logremos entre todos.

Es necesario un Pacto de Ciudad para lograr entre todos el objetivo de respirar aire limpio y de calidad en nuestra ciudad. Un pacto en el que el coste de las medidas a adoptar lo repartamos entre todos los vecinos. Un pacto eficaz. Un pacto que sea un ejemplo a nivel nacional por sus medidas, pero también por la forma de elaborarlo mediante el consenso y el diálogo.

Por todo ello, el Grupo Municipal Popular, y en su nombre el portavoz que suscribe, propone para su consideración al pleno de 3 de septiembre la siguiente

MOCIÓN

  1. El pleno municipal, impulsado por su alcalde, pondrá en marcha un proceso de diálogo y la elaboración de una ponencia consensuada dando voz a todos los sectores implicados para lograr un Pacto de Ciudad por la mejora de la calidad del aire y un nuevo Plan de acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano en Valladolid más eficaz para mejorar el aire que todos respiramos.
  1. Mientras se elabora ese nuevo plan, se modificará el plan actual para establecer la gratuidad de los autobuses urbanos en las situaciones de restricción del tráfico por el casco histórico de Valladolid.
  1. El Ayuntamiento de Valladolid realizará un estudio sobre la ubicación de las estaciones de medición, sobre los sistemas que utilizan y sobre las mediciones que realizan para que podamos contar con la mejor información posible.
  1. La Concejalía de movilidad acelerará los trabajos para aprobar, en el menor tiempo posible, el Plan Integral de Movilidad Segura y Sostenible de Valladolid (PIMUSSVA).

Valladolid, 29 de agosto de 2019