Portada del sitio > Residuos > Comunicados > El TSJCyL anula la autorización ambiental del vertedero industrial de San (...)

Residuos / Comunicados / Vertedero de residuos industriales de San Martín de Valvení

El TSJCyL anula la autorización ambiental del vertedero industrial de San Martín de Valvení

El depósito de residuos industriales autorizado a Urbaser en San Martín de Valvení (Valladolid) intercepta un corredor ecológico protegido por el Plan Regional del Valle del Duero

Martes 31 de julio de 2018 - 556 lecturas


Comunicado, 31-07-2018

Por Sentencia nº 679, de 5 de julio de 2018, la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) ha anulado la autorización ambiental otorgada en octubre de 2016 por la Junta de Castilla y León a Urbaser, antigua filial de la constructora ACS hoy propiedad de la compañía china Firion Investments, para la construcción de un vertedero de residuos industriales no peligrosos en el municipio de San Martín de Valvení (Valladolid).

El nuevo vertedero de residuos industriales se proyectaba con una capacidad de 2,5 millones de toneladas de residuos, en una vaguada del páramo de Bárcena situada a 800 metros del río Pisuerga, aguas arriba de las localidades de Cabezón, Santovenia de Pisuerga y Valladolid, en un tramo declarado como Zona Especial de Conservación dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

El Plan Regional del Valle del Duero cataloga las cuestas donde se emplazaba el vertedero como Corredor de Enlace dentro de la Red de Corredores Ecológicos del Territorio Duero, circunstancia que fue omitida por el informe urbanístico realizado por la Diputación Provincial de Valladolid. Según el artículo 36 de dicho Plan, «los corredores ecológicos deben mantener la continuidad de su cubierta vegetal y su potencial como elementos conectores entre áreas de interés ecológico».

Según la sentencia, la aplicación «básica» que se otorga al citado artículo 36 en el Plan Regional del Valle del Duero «comporta su vinculación en cuanto a sus fines, esto es, en este supuesto para la conservación de la continuidad de los corredores ecológicos, lo que no se cumple en este caso toda vez que esa continuidad se interrumpe con el vial proyectado en el CITR [Centro Integral de Tratamiento de Residuos]. Por ello, ha de anularse la autorización ambiental impugnada».

En cambio, el TSJCyL desestima que la protección otorgada a los terrenos por el Plan Especial de Protección del Medio Natural y Rural «Soto de Aguilarejo», de carácter supramunicipal, promovido por la Diputación y aprobado por la propia Junta de Castilla y León en el año 1989, impida también el otorgamiento de la autorización ambiental, toda vez que la normativa de dicho Plan Especial no ha sido publicada hasta la fecha en un Boletín Oficial, por lo que no ha entrado en vigor.

Resulta esperpéntico que la Junta de Castilla y León haya autorizado un vertedero de residuos en unos terrenos donde esta actividad está prohibida por unos planes que ella misma ha aprobado. Se trata además del tercer vertedero de esta naturaleza concedido a Urbaser, tras los aprobados mediante ley en Santovenia de Pisuerga (Valladolid) y Fresno de la Ribera (Zamora).

Al margen de la protección urbanística de los terrenos, Ecologistas en Acción recuerda que el nivel de las aguas subterráneas se ha localizado a 6 metros por debajo del vaso del vertedero proyectado, que se habría ubicado sobre terrenos que en varios de sus tramos tienen permeabilidades más de 1.000 veces superiores a la máxima establecida legalmente, por la presencia de calizas y yesos afectados por procesos de disolución cárstica. Todo ello en las proximidades del río Pisuerga.

Se trata por lo tanto de un emplazamiento inaceptable desde el punto de vista de la seguridad ambiental, con los mismos problemas que el cercano vertedero de residuos tóxicos de Santovenia de Pisuerga, del que constituye en realidad el recambio dado su avanzado grado de colmatación y los problemas legales que arrastra, por lo que el nuevo proyecto de Urbaser era un despropósito.

De hecho, como la Junta de Castilla y León reconoce en su propia autorización ambiental, el emplazamiento de San Martín de Valvení fue desestimado en 2009 por la Consejería de Medio Ambiente en el concurso que convocó para seleccionar la ubicación más adecuada para un vertedero de residuos industriales en el eje Valladolid-Palencia.

Ecologistas en Acción se felicita de la sentencia judicial y espera que la Junta de Castilla y León archive el expediente de declaración de Proyecto Regional para este vertedero, revisando su política en materia de residuos, destinada al vertido y la incineración de los desechos industriales en lugar de priorizar la reducción, la reutilización y el reciclado, como establece la Ley estatal de Residuos.


Ver en línea : Texto de la sentencia de 5 de julio de 2018 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León