Portada del sitio > Movilidad > El Día sin coches: un rotundo fracaso

Comunicado

El Día sin coches: un rotundo fracaso

Ecologistas en Acción seguirá denunciando las políticas de apoyo al automóvil y luchando por una ciudad cercana, sin ruidos, sin contaminación, sin coches, cohesionada por el transporte público, que favorezca el transporte a pie y en bicicleta, y cuyas calles vuelvan a ser lugar de encuentro y comunicación y no de aparcamiento y paso de vehículos. En definitiva, unas ciudades para vivir

Martes 23 de septiembre de 2003 - 1514 lecturas


Ecologistas en Acción ha calificado de rotundo fracaso la celebración
del Día sin coches y ha culpado al Ministerio de Medio Ambiente y a los
gobiernos municipales de no tomar las medidas necesarias para acabar con
la insostenible carga ambiental y social que la apuesta por el
transporte privado nos obliga a soportar.

Ecologistas en Acción da un suspenso a los gobiernos municipales y al
Ministerio de Medio Ambiente en la organización del Día sin coches
convocado por la Comisaria de Medio Ambiente de la Unión Europea. En la
mayoría de las ciudades, el día sin coches ha pasado sin reducciones
significativas del tráfico de vehículos, que, en el mejor de los casos
no ha llegado ni al 10% de su volumen habitual, siendo habituales los
atascos, como cada día, en los accesos a las grandes ciudades y en las
principales vías.

La organización ecologista considera que la causa de este fracaso hay
que buscarla en la falta de interés y de convicción que muestran las
autoridades a la hora de secundar esta convocatoria. En efecto, este año
el Ministerio de Medio Ambiente no ha coordinado las actividades de los
municipios del Estado, ni ha hecho ninguna campaña para favorecerla,
además de no contemplar en sus políticas ninguna medida tendente a
reducir el uso del automóvil en beneficio de otros modos de transporte
menos agresivo.

Por estos motivos Ecologistas en Acción considera escandalosas las
declaraciones de Elvira Rodríguez, ministra de Medio Ambiente, que
afirma que el gobierno ha hecho "esfuerzos importantes para potenciar
otro tipo de transportes alternativos", y pone como ejemplo ¡las grandes
inversiones en el Tren de Alta Velocidad¡ un medio de transporte de
altísimo consumo energético, similar al avión, y cuya construcción tiene
un impacto ambiental de primera magnitud, además de ser elitista,
marginar a la mayor parte del territorio y cuya voracidad económica deja
sin inversiones y en un estado lamentable de degradación al ferrocarril
convencional. Asimismo, la ministra considera que subvencionar la compra
de un coche (Plan Prever) forma parte de ese «esfuerzo importante» para
potenciar otro tipo de transporte alternativo. Y pone como ejemplo de
«medidas destinadas a favorecer el transporte público» el funcionamiento
de los carriles-bus de Madrid, que están ocupados en un 80% por
vehículos aparcados.

Por otra parte, Ecologistas en Acción considera que la organización del
Día sin coches por parte de los Ayuntamientos tampoco ha estado a la
altura de las circunstancias. La zona de las ciudades cerradas al
tráfico ha sido muy reducida, (en la mayor parte de los casos no se ha
aumentado la zona de exclusión con respecto al año pasado, a pesar de
ser uno de los requisitos de participación en la convocatoria); no se ha
hecho campaña dirigida a la población, la participación en la Semana de
la Movilidad ha sido casi nula, las actividades realizadas han sido
escasas y muy pobres, se ha organizado tarde y mal y sin la
participación de asociaciones ciudadanas y ecologistas, no se ha tomado
casi ninguna medida permanente de reducción del tráfico de vehículos y
no hay en marcha planes de Movilidad Sostenible o, donde ya se habían
llevado a cabo Pactos de Movilidad, no se cumplen y han sido denunciados
por las asociaciones ciudadanas.

Para Ecologistas en Acción el fracaso del Día sin coches es el fracaso
de las políticas de movilidad llevadas a cabo todos los días del año,
políticas que siguen apostando por el coche como medio de transporte
urbano y que configura la ciudad a su servicio, a pesar de los graves
problemas ambientales, de salud y sociales que su uso acarrea.

Ecologistas en Acción seguirá denunciando las políticas de apoyo al
automóvil y luchando por una ciudad cercana, sin ruidos, sin
contaminación, sin coches, cohesionada por el transporte público, que
favorezca el transporte a pie y en bicicleta, y cuyas calles vuelvan a
ser lugar de encuentro y comunicación y no de aparcamiento y paso de
vehículos. En definitiva, unas ciudades para vivir.


Más información: Elena Díaz, 932 68 36 80