Xarxa Feminista PV

Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán (RAWA)

Viernes 14 de diciembre de 2007

www.rawa.org/spanish.htm

Sobre RAWA...

RAWA, La Asociación Revolucionaria de Mujeres de Afganistán, se formó en Kabul, Afganistán, en el año 1977, como una organización política independiente de mujeres afganas en lucha por los derechos humanos y por la justicia social en Afganistán. Las fundadoras fueron un grupo de mujeres intelectuales bajo el sagaz liderazgo de Meena, que fue asesinada en el año 1987 en Quetta, Pakistán, por agentes afganos de la entonces KGB con el consentimiento de la banda fundamentalista de Gulbuddin Hekmatyar. El objetivo de RAWA era involucrar al mayor número posible de mujeres afganas en actividades sociales y políticas encaminadas a conseguir los derechos humanos para las mujeres y contribuir a la lucha por el establecimiento de un gobierno basado en los valores democráticos y laicos en Afganistán. A pesar de la sofocante atmósfera política, RAWA se involucró muy pronto en un gran número de actividades en diversos campos sociopolíticos, incluyendo la educación, la salud y la economía (generación de ingresos), así como también en las manifestaciones políticas.

Antes del golpe de estado que se produjo en abril de 1978 en Afganistán, dirigido por Moscú, las actividadess de RAWA se reducían a movimientos en pro de los derechos humanos y la democracia, pero después del golpe de estado y concretamente después de la ocupación soviética en diciembre de 1979, RAWA se involucró directamente en la resistencia. A diferencia de la absoluta mayoría de fundamentalistas islámicos llamados jactanciosamente "luchadores de la libertad" de la resistencia antisoviética, RAWA, desde el comienzo, invocaba la democracia y el laicismo. A pesar de los horrores y la opresión política, la llamada y la influencia de RAWA creció a lo largo de los años de la ocupación soviética y un creciente número de afiliadas a RAWA fue enviado a trabajar entre las refugiadas en Pakistán. Con el propósito de satisfacer las necesidades inmediatas de las mujeres y niños y niñas refugiados, RAWA estableció escuelas con residencia para niños y niñas y un hospital en Quetta con equipos móviles, para los niños y las niñas y mujeres refugiadas. Además, dirigió cursos de enfermería, de alfabetización y de formación para mujeres.

El sello de las activitadess políticas de RAWA ha sido la organización de manifestaciones contra los invasores soviéticos y sus esbirros y, más tarde, contra los fundamentalistas, y la implacable denuncia de su traición y de los terribles crímenes cometidos. Como consecuencia de la lucha y de la campaña antisoviética, los soviéticos y sus seguidores condenaron a RAWA a la aniquilación, y los fundamentalistas islámicos descargaban su ira en esta organización por las ideas prodemocráticas, prolaicas y antifundamentalistas. La actitud intransigente de RAWA contra estos dos enemigos del pueblo le ha costado cara, y da fe de ello el martirio de la líder fundadora y de un gran número de activistas clave. RAWA, empero, a pesar de los golpes mortales recibidos, seguimos lealmente en pie y continuamos manteniendo nuestros principios.

Con el propósito de propagar nuestros puntos de vista, deseos y objetivos, y de concienciar a las mujeres afganas sobre sus derechos y potencialidades, RAWA creó en el año 1981 una revista bilingüe (persa/pashtún) Payam-e-Zan (Mensaje a las Mujeres). La publicación de esta revista se ha estendido y están apareciendo ejemplares en inglés y urdu para quienes no hablan ni persa ni pashtún.

Desde el ocaso del régimen títere soviético en 1992, el foco de la lucha de RAWA ha estado centrado en la oposición a las políticas criminales fundamentalistas y ultrafundamentalistas, y en oposición a las atrocidades cometidas contra el pueblo afgano por parte de los talibán y su increíble y particular orientación ultramachista, chauvinista y misógina. Pese a la política desafiante contra RAWA, estamos tirando adelante un gran trabajo social y de consuelo entre las mujeres y los niños y niñas inimaginablemente traumatizados. Desgraciadamente, no contamos por ahora con el apoyo de ONG internacionales, y así las cosas, en estos momentos, nuestros programas sociales se han reducido sumamente por falta de fondos.

Comentar este artículo

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0