Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > CIENCIA, CULTURA, TECNOLOGÍA y OBITUARIO > Libro: “Feminismo para no feministas. La Vane contra patrix”

Libro: “Feminismo para no feministas. La Vane contra patrix”

Sábado 22 de octubre de 2011

Se trata de una publicación sobre el verdadero significado del término “feminista” y sobre el gran valor social e histórico que tiene el movimiento y las reivindicaciones de las mujeres

por Paulina Retamal

AmecoPress

Madrid, 19 octubre 2011. El libro “Feminismo para no feministas. La Vane contra patrix” de Rosario Hernández Catalán, tiene como objetivo principal la concienciación de la población en general y, en especial, de las chicas jóvenes sobre el verdadero significado del término “feminista” y sobre el gran valor social e histórico que tiene el movimiento y las reivindicaciones de las mujeres, será presentado el próximo 24 de octubre en Madrid.

Esta publicación editada por la Federación Mujeres Jóvenes, y subvencionado por el Instituto de la Mujer y el Fondo Social Europeo. La presentación del libro ha sido organizada por el Fórum de Política Feminista, y correrá a cargo de la autora.

“Feminismo para no feministas: la Vane contra Patrix” es un libro de feminismo divulgativo pensado para quienes piensan que el feminismo es algo cursi, ridículo y trasnochado, que contiene entrevistas a chicas no feministas, anécdotas, consejos varios.

Además, la obra incluye la obra “La poligonera feminista” protagonizada por Vane, una chica de 18 años poligonera, choni o bolsera que vive en un barrio obrero-parado de nueva cara construcción plagada de carteles de “Compro Oro” y “Cacas de perro de marca”.

Vane recibe la visita de tres fantasmas, la fantasma feminista del presente, la del pasado y la del futuro. Gracias a ellas se va dando cuenta de que la que está doblemente oprimida ha de ser doblemente revolucionaria. Aprende un feminismo integral y radical con un ambicioso plan B a Patrix. Y por cierto, las feministas también aprenden de la poligonera.

María Ángeles Benito de Federación de Mujeres Jóvenes, ha expresado que “este libro se enmarca dentro su programa de reivindicaciones y empoderamiento del término feminismo, y de volver a recuperar ese término quitarle estereotipos, desmitificar todo lo vinculado a este concepto que ha hecho que la gente diga no soy feminista”.

“Nuestro objetivo principal en este caso es llegar no a la chicas que solemos llegar, sino que a chicas un poco distintas que no conocen el tema, a las que ni siquiera se hacen la pregunta sí son feministas o no, sino que a mujeres jóvenes que su realidad es complicada de mucha lucha, de mucho reivindicar conceptos de mujeres que son muy complicados de explicar desde el punto de vista del machismo, y un poco visibilizar que son feministas en su día a día”, añadió

ENTREVISTA A LA AUTORA CHARO FERNÁNDEZ CATALÁN

Madrid, 25 oct (11). AmecoPress.

La autora habla de su “poligonera feminista” y de las motivaciones que la llevaron a escribir este libro con el que pretende emprender la difícil tarea de divulgar entre las mujeres jóvenes la esencia del feminismo activo sin caer en el academicismo, de manera amena y con giros inspirados en George Orwell y Aldous Huxley.

Habla como una ráfaga de ametralladora y no para. Lo primero que dispara cuando nos disponemos a conversar es: “Me llamo Charo Fernández Catalán, soy de Asturias, tengo 32 años y soy filóloga y feminista”. De inmediato entra en materia, su último libro: ‘Feminismo para no feministas. La Vane contra Patrix’.

Se trata de un texto que refleja muchas inquietudes de la escritora como feminista. Comienza con el fenómeno que representan las chicas conocidas como ‘poligoneras’, ‘chonis’ o ‘bolseras’ “una nueva tribu urbana que me inquieta, que son una deriva social de este país; las hijas de los hipotecados, del paro, del Plan Bolonia, de la precariedad en el sentido más amplio que no tienen ni tendrán las oportunidades que hemos tenido otros a pesar de venir de tener el mismo nivel socioeconómico debido a la realidad de la situación actual”, dice Fernández Catalán

‘Feminismo para no feministas’ está estructurado en tres partes: ‘entrevistas y anécdotas becerriles varias’ que contiene dos entrevistas; una a Mónica quien se define como no feminista y otra a Tomás, que se identifica como pro-feminista y, anécdotas en el contexto del 15M. La segunda parte consta de la obra de teatro ‘La poligonera feminista’ y la tercera es ‘Cocinando el plan B’ donde ofrece consejos a quienes ya son feministas y reflexiones en torno al feminismo.

“El peso del libro”, indica Fernández Catalán “lo tiene la obra de teatro ambientada en un barrio obrero de nueva construcción –de hipotecas de 600 o 700 euros-, un barrio obrero parado, un barrio sin servicios (estos barrios que han crecido gracias al boom inmobiliario) donde todo son carteles de ‘compro oro’, todo son cacas de perro de marca – de bulldog francés-; en ese contexto, Vane, una chica de 18 años, es visitada por tres fantasmas feministas: la feminista del pasado, la del futuro y la del presente”, explicó.

La primera fantasma “le lee la cartilla a Vane en materia de relaciones sentimentales y la protagonista se siente atacada y le da a su vez unas cuantas lecciones a esa feminista del pasado en cuanto a las circunstancias en que vive, de cómo es la vida en un barrio de hoy, un barrio de nueva construcción, parado, de expedientes de regulación de empleo, se establece un ‘toma y daca’ entre la poligonera y la feminista del pasado”.

Pinceladas de Orwell y Huxley

“Cuando aparece la fantasma feminista del futuro la historia se vuelve más interesante, porque ahí abordo un tema que me preocupa mucho que es el tema de la biotecnología, de la reproducción asistida, que creo que es uno de los grandes retos que desde ya tenemos las feministas y se le aparece a la hija de la protagonista, en un futuro, quien en esta parte ya tiene cincuenta y pico años, se pasa la vida enganchada a un simulador virtual”, dijo la escritora.

“A la hija de la Vane del futuro, en vez de llamarle poligonera o choni, como a ella, le llaman ‘ovulera’ ‘neo puta’ o ‘vende vientres’ porque su hija en el futuro se gana la vida donando óvulos, porque en el futuro (siguiendo la línea de Huxley y su obra ‘Un mundo feliz’), la reproducción se hará en laboratorios”, explicó.

En este futuro de la obra no existe el dinero, sólo hay puntos otorgados por un Estado totalitario y distópico (lo contrario de utópico,) en las ciudades la gente no vive en pisos sino en habitaciones, no existen los fines de semana y las semanas son de 10 días “la chica del futuro vende sus óvulos al laboratorio central para poder pagar el alquiler de la habitación y estaba contenta porque en las primeras remesas llegaba a donar hasta 20 y 30 óvulos pero llega un momento en que pierde capacidades y se agobia porque ha puesto muy pocos óvulos, con lo cual cada vez podrá obtener menos puntos” apuntó.

Esto viene a colación porque actualmente el tema de la donación de óvulos, al parecer de la autora, es una de las grandes miserias que enfrentan las mujeres “porque se pagan entre 600 y mil euros a las donantes de óvulos, se colocan carteles por todos lados, pero no se habla de los efectos secundarios que conlleva esta donación de óvulos, en ese proceso se administra a la donante una carga hormonal para que el óvulo se desprenda y pueda ser extraído, pero esa ‘hormonación’ no es solo para eso sino para que en vez de poner uno o dos sean producidos inclusive hasta 30 óvulos con consecuencias como infertilidad, menopausia precoz y cáncer de útero”, explicó Fernández Catalán.

“Creo que no se trata solo de la crisis económica, del Bolonia, del fin de las clases medias, de la polarización; me preocupa mucho el tema de la crisis moral e incluso espiritual, los referentes de hoy me inquietan bastante”, indicó.

Otro de los temas que toca Fernández Catalán en su libro es el de la agenda económica del feminismo y el ecofeminismo “que habla de una economía basada en la vida, en la naturaleza, en lo que no se tiene que vender necesariamente”.

Y todo esto se le muestra a la protagonista de la obra cuando vuelve la fantasma feminista del pasado y le cuenta la historia de las mujeres Chicco de Vandana Shiva. “Una de las cosas que más me interesa es la critica anticapitalista del feminismo”, señaló la autora.

“Con la obra de teatro intento mostrar muchas cosas; la violencia de género, el tema de las poligoneras, de los barrios marginales, la economía, la donación de óvulos, el tema de la tecnología aplastante, las tecnologías reproductivas que nos traerán muchos quebraderos de cabeza a las feministas”, concluyó.

Fotos AmecoPress

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0