Portada del sitio > Novedades > De aquí > El alcornoque de la Espe

El alcornoque de la Espe

Miércoles 11 de agosto de 2010, por sods

JPEG - 20.2 KB

Que si un día se sube a una bici estática enseñando el muslamen (¡cielo santo, qué horror!); que si se hace la “malita” en un hospital muy rentable para las constructoras, pero vacío de médicas y enfermeros; que si se pone una montera (¡¡la tortura no es cultura!!), que si una camiseta de fútbol o dos o tres; que si un maillot ciclista; que si un kimono; que si se pone a cantar (es un decir) con el mismo “oído” que un trozo de madera, etcétera, etcétera, etcétera, etcétera. Y siempre alrededor un coro de alcaldes, consejeros, secretarios, sub-secretarios, técnicos y demás personitas, con mirada arrobada, sonrisilla pelota de súbdito obediente, riéndole las gracias.

Nos gusta ridiculizar a líderes del llamado Tercer Mundo cuando, como Hugo Chávez, se ponen a cantar o hacen sus chascarrillos ante las cámaras; o nos burlamos y encontramos exótico o ridículo el atuendo de Evo Morales. Los europeos somos más finos, más educados; y más ingeniosos y divertidos cuando hacemos el payaso, claro está. Incluso las repugnantes bromas machistas de Silvio Berlusconi están a otro nivel, muy por encima de esos… indios.

JPEG - 30.4 KB

Tenemos tantas ganas de verla por aquí de nuevo, para seguir riéndole las cuchufletas, las chuflas y los chistes. Qué pitorreo, qué guasa, qué cachondeo. Es super-diver verla disfrazada de obrero, con el casco y todo, que le queda tan mono… Podría aprovechar y pasarse por el pueblo un día de éstos; por ejemplo para visitar el alcornoque que tan graciosa y delicadamente ayudó a plantar, cuando presentó el Plan de Repoblaciones 2006 – 2010.

JPEG - 87.1 KB

Entonces (marzo de 2006) dijo: “[este plan] va a hacer de nuestra región un referente de desarrollo respetuoso con el medio ambiente, porque el auténtico desarrollo tiene que ir unido siempre a la calidad ambiental”. El alcornoque de Aguirre (ver 1ª y 3ª acepciones del diccionario), símbolo del desarrollo respetuoso tal como lo entiende ‘la Jefa’, está más seco que’l ojo la Inés.

Documentos adjuntos