Mujeres en Red
twitter
twitter

[Por ]

La procuraduría de Puebla admite graves anomalías en el arresto de Lydia Cacho

Por Juan Pablo Proal . La Jornada

Visitas: 3369    Enregistrer au format PDF   

JUAN PABLO PROAL/LA JORNADA DE ORIENTE

Puebla, Pue., 21 de diciembre.

En un intento por defender a la Policía Judicial del estado, cuyos agentes están acusados de torturar sicológicamente a la periodista detenida el viernes pasado, Villeda Martínez trató de pronunciar algunas reflexiones sobre la ética periodística. Entre ellas, arguyó que los reporteros deberían guardar sus casos antes de publicarlos, ya que su primer deber es informar a las autoridades.

"Yo creo que ella (Lydia Cacho), si realmente tiene pruebas, debe denunciar, es un obligación de todo ciudadano que, al conocer la existencia de un delito, denuncie ante las autoridades pertinentes y no lo maneje como información periodística", declaró y retó: "si tanto tiene información, si tanto conocimiento tiene de los hechos, ¿por qué no lo denuncia?"

Las declaraciones de la titular de la PGJ se dieron a conocer un día antes de que la periodista presente sus pruebas ante el juez quinto de lo penal, en la capital poblana, de que no difamó al empresario Kamel Nacif Borge, a quien la defensora de los derechos humanos relaciona con el magnate Jean Succar, líder de una red de pederastas, en su libro Los demonios del Edén: el poder detrás de la pornografía infantil.

Utilizando la misma retórica que el titular de la Policía Judicial de Puebla, Adolfo Karam Beltrán, la procuradora rechazó que la investigadora haya sufrido tortura sicológica por parte de elementos de seguridad pública.

Aunado a ello, la funcionaria utilizó términos peyorativos para referirse a la defensora de los derechos humanos: "¡eso es común en ese tipo de personas!", respondió cuando se le preguntó su opinión sobre las muestras de apoyo de organizaciones de la talla de Amnistía Internacional externadas a favor de Cacho Ribeiro.

Para Villeda Martínez el aval de diversas asociaciones -entre ellas la Organización Mundial contra la Tortura, con sede en Ginebra, Suiza, legisladoras de España y el Partido Socialista Obrero Español- sólo representa una parte de la estrategia de la periodista para hacer presión a la juez que el viernes resolverá otorgar libertad o castigar con la cárcel a la escritora.

"Lo que está haciendo es una forma de defensa, de presionar a las autoridades, ¡eso es común en este tipo de personas!", declaró en una entrevista concedida este miércoles.



2005-12


Otros textos

Quizás también te interese

Demandará a la activista Lydia Cacho y que pedirá varios millones de dólares porque lo convirtió en la “comidilla” de mucha gente.

Kamel Nacif Borge advirtió que no permitirá que la activista Lydia Cacho (...)


Poder contra libertad de expresión

La detención en Cancún, México, en el mes de diciembre pasado de la (...)


Juez envía el caso de Lydia Cacho a Cancún. Se declara incompetente en el juicio

Con el traslado del proceso a Quintana Roo, Cacho Riveiro no estará (...)


¿Quién responde?

El viernes 16 de diciembre, la periodista y destacada defensora de los (...)


Caso Lydia Cacho: Cuando opinar es un delito. Mordaza de prensa en la democracia de las CocaColas

Desde los tiempos en que Regeneración comenzó su destino manifiesto, las (...)


La paradoja: la verdad jurídica resultó una mentira moral

Qué pena que Puebla haya sido escenario, cuna o matriz de una (...)


¿Necesita trato de criminal? Aquí... Desde Cancún

Si tiene muy buena suerte, llega rápido a la Procuraduría, aunque en el (...)


1997 - 2017 Mujeres en Red. El periódico feminista