Index | Mundo Árabe
Actualidad
LÍBANO


Israel reconoce haber usado armas de fósforo en Líbano

Conal Urquhart

The Guardian
CSCAweb, 25 de octubre de 2006 - Traducción: Pablo Carbajosa

El gobierno israelí ha reconocido haber utilizado el polémico armamento con fósforo en los ataques contra sus objetivos durante el mes de guerra en El Líbano este último verano. El agente químico puede utilizarse en proyectiles, misiles y granadas, y provoca espantosas quemaduras al entrar en contacto con la carne humana.

El armamento con fósforo blanco no está vedado por el Derecho Internacional, pero algunos grupos de derechos humanos creen que debería ser clasificado como arma química y prohibido. [La Convención de Ginebra prohíbe el uso de fósforo blanco como un arma incendiaría en contra de poblaciones civiles y en ataques aéreos contra fuerzas militares ubicadas en áreas civiles. Nota del CSCA]

Jacob Edery, ministro del gabinete israelí, fue quien reconoció su uso al ser preguntado por Zahava Gal-On, diputada del Knesset, el parlamento israelí.

Edery dijo a Gal-On que "la FDI [Fuerza de Defensa Israelí] posee munición de fósforo en diferentes formas. La FDI hizo uso de bombas de fósforo durante la guerra contra Hizbulá en sus ataques contra objetivos militares en campo abierto".

Gal-On afirmó que en principio su pregunta al gobierno guardaba relación con las sospechas de que Israel haya estado utilizando armas experimentales en Gaza, razón por la cual le sorprendió que se le ofreciese una confirmación de que Israel había utilizado armas de fósforo en el Líbano. "En principio, mi pregunta se refería a la utilización de armas con Dime [dense inert metal explosives - explosivos de metal inerte denso] en Gaza por parte de Israel, y en lugar de eso me encontré con que se me respondía a otra pregunta" afirmó. "El uso de armamento con fósforo en El Líbano es vergonzoso e inaceptable".

Edery afirmó que el Ejército israelí utiliza las armas de fósforo de acuerdo con las reglas del Derecho Internacional. Existen, sin embargo, numerosos informes según los cuales las municiones de fósforo israelí han herido y matado a civiles en el Líbano.

La guerra comenzó [para Israel] el 12 de julio cuando Hizbulá secuestró a dos soldados israelíes en la frontera de Líbano e Israel. Las fuerzas israelíes penetraron en el Líbano en su persecución y lanzaron ataques aéreos sobre el país. Hizbulá comenzó entonces sus ataques con cohetes sobre el norte de Israel.

A lo largo de la guerra, Israel fue acusado de utilizar armas polémicas, como el fósforo blanco y las bombas de racimo, contra objetivos civiles. Ambos bandos fueron acusados de crímenes de guerra por el grupo de derechos humanos, Human Rights Watch, debido a sus ataques sobre poblaciones civiles.

Las bombas de racimo que quedan sin explotar en el Líbano siguen matando y mutilando a civiles desde el final de la guerra. Rami Ali Hussein Shibly, de 12 años de edad, resultó muerto y su hermano Khodr, de nueve, herido mientras recogían aceitunas en Halta. Era la víctima número 21 de este tipo de bombas desde que finalizaron los combates.

El FB se utilizan militarmente para producir cortinas de humo y como bomba incendiaria. El fósforo provoca la ignición al contacto con el aire y produce un humo denso. Si el componente químico toca la piel continúa ardiendo hasta alcanzar el hueso a menos que se le prive de oxígeno.

Muchos soldados [israelíes] son de la opinión de que las granadas de fósforo blanco son más eficaces para desalojar edificios que las de alto poder explosivo porque es mayor la probabilidad de inutilizar el blanco.

Amir Peretz, ministro de Defensa israelí, declaró ayer que Israel continuaría sus vuelos de reconocimiento sobre el Líbano, puesto que Hizbulá seguía introduciendo armas de contrabando desde Siria. Naciones Unidas ha criticado a Israel por sus repetidas violaciones del espacio aéreo libanés.