Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > MUJERES EN EL MUNDO, MUJERES EN EL TIEMPO > Pakistán, dividido por una ola de "ansiedad masculina" tras el (...)

Pakistán, dividido por una ola de "ansiedad masculina" tras el 8M

Martes 19 de marzo de 2019

Personalidades públicas del país denunciaron vejaciones y amenazas de violación recibidas por algunas mujeres, después de las concentraciones

Los carteles con lemas y demandas feministas parecieron tocar la sensibilidad de muchos hombres, que acusaron a las mujeres de faltar a su "honor"

"Cuando las mujeres hacen reclamos sobre su vida personal, sus cuerpos, su sexualidad... Es entonces cuando la gente se siente amenazada", afirma una de las organizadoras de la marca en Lahore

Mehreen Zahra-Malik - Lahore, Pakistan 17/03/2019 eldiario.es / The Guardian

JPEG - 44.3 KB
Las mujeres paquistaníes marchan con motivo del Día Internacional de la Mujer el pasado 8 de marzo. EFE/ Shahzaib Akber

Uno de los carteles rezaba: "Guárdate las fotos de tu pene para ti". Otro, con un dibujo de una vagina y dos ovarios decía: "Échale un par". Un tercer cartel ponía: "Si tanto te gusta el velo, úsalo para taparte los ojos".

Estas estampas se vieron en las marchas del 8M que se realizaron por todo Pakistán y son solo unas pocas de los cientos que reivindicaban cuestiones de derechos fundamentales como el acceso a la educación y al empleo. Desde entonces, se ha desatado una tormenta en las redes sociales. Miles de personas se han quejado de que las mujeres de la marcha eran "vulgares" oportunistas que transgredieron los valores conservadores en un país de mayoría musulmana y que desplazaron la lucha legítima por los derechos para imponer una agenda liberal y anti-islámica. Muchos pidieron una marcha paralela realizada por hombres.

Shaan Shahid, uno de los actores más famosos de Pakistán, escribió en Twitter que, en su opinión, los carteles no "representan nuestra cultura y nuestros valores". Veena Malik, una famosa actriz que causó revuelo en 2012 cuando apareció casi desnuda en la portada de una revista india para hombres, escribió que la marcha había sido "una humillación para las mujeres de Pakistán".

Kishwar Naheed, una poeta conocida por un poema llamado "Nosotras las pecadoras", hizo un vídeo diciendo: "La próxima vez que escribáis esas consignas, recordad vuestra cultura y vuestras tradiciones".

Algunas reacciones fueron más violentas. Javeria Waseem, estudiante de cine, publicó capturas de pantalla de un grupo de chicos acosando sexualmente en las redes sociales a su hermana de 16 años y amenazando con violarla por haber subido a Instagram imágenes de apoyo a la marcha.

Nighat Dad, una activista por los derechos de las mujeres que fue fotografiada sosteniendo un cartel que ponía "Divorciada y Feliz", recibió mensajes con insinuaciones sexuales y amenazas de violencia sexual.

Al menos siete mujeres que participaron en la marcha de Lahore y prefieren mantenerse en el anonimato dijeron a The Guardian que recibieron amenazas de violencia física y sexual en las redes sociales tras publicar imágenes de los carteles. En Pakistán, las amenazas no son palabras vacías. Cada año, unas 500 mujeres son asesinadas por miembros de su familia, que creen que han mancillado su honor, según la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán.

"No puedes decir que eres feliz estando divorciada"

Dad, una de las organizadoras de la marcha en Lahore, dice que la gente se enfadó por los carteles porque la mayoría de los pakistaníes, especialmente los hombres, pueden aceptar que las mujeres tengan acceso a una mejor educación, que participen en el mercado laboral o incluso que haya escaños en el Parlamento reservados para mujeres, pero no están preparados para que las mujeres tengan libertad de elección.

"Cuando las mujeres hacen reclamos sobre su vida personal, sus cuerpos, su sexualidad... Es entonces cuando la gente se siente amenazada", afirma Dad. "Parece que está bien reclamar al Gobierno el acceso a la educación pero no decir que eres feliz estando divorciada porque la ruptura de un matrimonio es algo vergonzoso, es un fracaso de la mujer. Y no puedes decir ’No me envíes fotos de tu peneporque las mujeres consideradas respetables no utilizan palabras como pene".

Por tanto, tiene sentido que los carteles que provocaron las reacciones más corrosivas han sido justamente "aquellos que hablaban de las relaciones íntimas de poder dentro del hogar", argumenta Nida Kirmani, una socióloga feminista de la Universidad de Lahore de Dirección de Empresas.

Un cartel muy popular reclamaba que los hombres se calienten solos su comida; otro pedía que buscaran sus calcetines ellos mismos. Y uno ponía "Yo te calentaré la comida pero tú te calentarás solo la cama".

"Por supuesto que este tipo de consignas provocan una ola de ansiedad masculina", dice Sabahat Zakariya, una editora de un periódico que además tiene un canal de YouTube en el que habla de teoría feminista.

"El hogar es el centro del poder masculino y los carteles han dado justo en el blanco", asegura. "Los hombres tienen miedo de que las mujeres ahora empiecen a reclamar derechos dentro del hogar. Comenzarán a cuestionar por qué deben quedarse en un matrimonio violento o por qué siempre son ellas las que cocinan. Para muchas personas, eso es mucho más aterrador que enviar a las niñas a la escuela o permitirles trabajar".

A pesar de todo, Dad considera que las protestas fueron "un gran comienzo". "Es un éxito enorme de la marcha el hecho de que temas tabú como el derecho de las mujeres sobre sus propios cuerpos y su sexualidad se estén discutiendo por primera vez".

Traducido por Lucía Balducci

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0