You are here

Informe Político del PCE Aragón

Error message

  • Warning: Illegal string offset 'field' in UpdateQuery_sqlite->removeFieldsInCondition() (line 75 of /var3/www/pcaragon/includes/database/sqlite/query.inc).
  • Warning: Illegal string offset 'field' in UpdateQuery_sqlite->removeFieldsInCondition() (line 79 of /var3/www/pcaragon/includes/database/sqlite/query.inc).
  • Warning: Illegal string offset 'field' in UpdateQuery_sqlite->removeFieldsInCondition() (line 75 of /var3/www/pcaragon/includes/database/sqlite/query.inc).
  • Warning: Illegal string offset 'field' in UpdateQuery_sqlite->removeFieldsInCondition() (line 79 of /var3/www/pcaragon/includes/database/sqlite/query.inc).

Tras el efecto Pedro Sánchez se comienza a ver cómo ningún cambio central prometido inicialmente por el PSOE se da en la política española, no se modifican las leyes regresivas y austericidas, no se aporta transparencia a los chanchullos de la monarquía y se ha pasado de acoger al Aquarius a devoluciones en caliente con los mismos métodos del PP.

En Aragón, tal y como analizábamos en nuestro último Comité Regional, ni siquiera se ha notado ese “efecto Pedro Sánchez”. En los momentos más álgidos de medidas propagandísticas de Pedro Sánchez, el PSOE Aragón se encontraba pactando con la derecha el impuesto de sucesiones rebajando la carga fiscal de las personas más ricas de Aragón.

Por ello no sorprende que haya retomado el curso político marcando un ultimátum con el ICA a las fuerzas de izquierda en las Cortes de Aragón, donde fija finales de este mes como fecha límite para un acuerdo. Quiere llegar a las elecciones de 2019 con este tema cerrado, lo que evidencia la contradicción que le genera los 50.000 recursos organizados por la sociedad civil y los casi 100.000 impagos de vecinos de Zaragoza. Desde el PCE Aragón continuamos manteniendo, pese a las presiones y ultimátums de Lambán, la misma posición sobre el ICA: Consideramos que es un impuesto injusto cuyo objetivo es tapar los agujeros de un PASD sobredimensionado, opaco, ineficaz y lleno de sobrecostes. Los contratos con las grandes empresas siguen vigentes, al igual que el contrato con la empresa que gestiona el cobro de los recibos por 2.5 millones de euros; el ICA y el PASD es ante todo un gran negocio de las grandes empresas, por ello el PCE Aragón pedimos su derogación y una auditoria del PASD que depure responsabilidades en todos los ámbitos.

A su vez el PCE hace un llamamiento a las y los aragoneses, pero especialmente a la sociedad civil organizada, a marcar nuestro propio calendario sin ceder a los chantajes y ultimátums de Lambán; un calendario de movilización y presión social que logre el objetivo de derogar el ICA.

Desde el Gobierno de Aragón se continúa apostando por un modelo de privatizaciones de servicios, como la lavandería del Hospital Clínico en la ciudad de Zaragoza lanzada en fechas estivales para pasar desapercibida. En este caso el servicio se pagará a la empresa adjudicataria en función de los kilos de ropa tratada y prendas dispensadas a lo largo de los 12 años que dura la concesión. Este modelo, basado en la productividad, supondrá un empeoramiento en las condiciones laborales de la plantilla, que se verá constantemente presionada para que aumente la producción y así aumentar los beneficios de la empresa correspondiente. A su vez perjudicará gravemente la calidad del servicio de lavandería; así ha sido en casos similares de privatización de servicios de lavandería de hospitales, como en Madrid, donde trabajadores y usuarios de la sanidad denuncian que gran parte de la ropa llega sucia o deteriorada.

El PCE Aragón denunciamos que, bajo eufemismos y discursos trampa, el PSOE camufla la misma estrategia privatizadora del PP en la sanidad. Una estrategia que privatiza servicios de lavandería y cierra consultas de atención primaria y pediatría en las tres provincias aragonesas como ha ocurrido este verano, lo que ha provocado la pérdida de calidad, eficiencia y eficacia de nuestra sanidad pública, además de una sobrecarga sobre los trabajadores sanitarios. Desde el PCE Aragón apoyamos las movilizaciones en defensa de la gestión pública de la lavandería del Clínico porque, como reza uno de sus lemas, la sanidad pública se debe defender gobierne quien gobierne.

Somos conscientes de que la contestación social contra la privatización de la sanidad no cuenta con la fortaleza de años atrás, pero sigue siendo igual de necesaria por los ataques privatizadores; ataques que siguen generando el mismo malestar por lo que hay grandes posibilidades de volver a organizar la lucha por la sanidad pública al igual que en el resto de luchas sociales. Una de las tareas del PCE es tratar de relanzar las luchas de las mareas, de trabajadores y usuarios de los servicios públicos contra las privatizaciones.

A lo largo del verano el PCE Aragón hemos denunciado el incumplimiento del acuerdo firmado el pasado mes de diciembre para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores de SARGA y garantizar un adecuado servicio de extinción de los incendios forestales y gestión de los espacios naturales protegidos. En diciembre del año pasado se produjeron en Aragón 24 incendios forestales, mientras solo el 10% del operativo para apagarlos estaba en activo.

En este mes de septiembre, las 160 personas (el 30% mujeres) de puestos de vigilancia del monte dejarán de hacerlo, con lo que su contratación no habrá durado más de 5,5 meses. Desde el PCE Aragón denunciamos que el lamentable estado de los accesos de los puestos de vigilancia, las tareas silvícolas con altas temperaturas en verano y la inestabilidad en el periodo de contratación, pone en riesgo no solo el patrimonio forestal sino también el humano. El caso de SARGA demuestra también la falta de voluntad del Gobierno de Aragón de cumplir los compromisos con las fuerzas de izquierda.

Pero sin duda lo ocurrido en las pasadas fiestas de San Lorenzo de Huesca, es el mejor ejemplo del modelo de relaciones que el PSOE practica con el resto de organizaciones de la izquierda.

En primer lugar debemos reiterar una vez más nuestro apoyo al movimiento feminista de Huesca, que actuó con la contundencia necesaria en cuanto tuvo conocimiento de las agresiones sexuales que se produjeron en los primeros días de las fiestas de San Lorenzo, pese a los intentos de invisibilización de las agresiones por parte de medios e instituciones y pese a la campaña de descrédito que se ha vertido contra ellas. A su vez felicitamos el trabajo de las camaradas de Huesca, que en todo momento y en todos nuestros espacios de trabajo, han mantenido una posición firme frente a la lacra del machismo y del lado del movimiento feminista.

Pero lejos de hacer autocrítica, el Alcalde de Huesca ha expulsado del gobierno a las y los compañeros de Cambiar Huesca, cuando han criticado la invisibilización de algo tan grave como una agresión sexual y han planteado el debate dentro de Cambiar Huesca sobre su relación con el gobierno tras lo acontecido.

Por ello desde el PCE Aragón condenamos la actitud autoritaria del Alcalde de Huesca, una actitud que también ha mostrado con los bomberos del Ayuntamiento de Huesca al impedirle usar las instalaciones para la rueda de prensa donde exigían más plantilla. Para el PCE Aragón la lucha feminista está por encima de la gobernabilidad de cualquier institución, los acuerdos de izquierdas nunca pueden basarse en la invisibilización de las agresiones sexuales.

A finales de agosto conocimos la sentencia del Tribunal de lo Social de Teruel sobre MAESSA, donde en un intento de nadar y guardar la ropa reconoce la improcedencia del despido, pero no la nulidad del mismo. El PCE Aragón consideramos que esta decisión que a simple vista puede parecer favorable para los trabajadores se esconde bajo la gran losa que han supuesto las últimas reformas laborales para el conjunto de la clase trabajadora. Desde el PCE queremos mostrar nuestra más absoluta repulsa a este sistema de puertas giratorias que permite que empresas con intereses privados gestione sectores estratégicos nacionales como es el energético; la única sentencia que podía hacer justicia legal y moral para los compañeros despedidos así cómo hacer viable la defensa de los derechos del conjunto de los trabajadores, es y será la declaración de los despidos como nulos y la readmisión de los tres de Maessa.

En Aragón el paro registrado aumenta en el mes de agosto, contabilizándose 1.664 parados más, un 2,74% de incremento respecto al mes anterior mientras la media española aumenta en 47.047 parados (1,50%). Casi el doble más que la media española, siendo la juventud menor de 25 años la más afectada con un 3,79% más de paro.

Estos datos demuestran que el modelo productivo actual está obsoleto y basado en servicios productivos de bajo valor, especialmente en Aragón. El empleo que se crea es precario, con salarios muy bajos y sujeto a las fluctuaciones estacionales. Se destruyen las condiciones laborales dignas y se consolida la figura del trabajador pobre que, a pesar de tener un empleo, no tiene el poder adquisitivo suficiente para desarrollar un proyecto de vida con garantías.

Ante esta situación el PCE nos reafirmamos en centrar nuestro trabajo en la organización de la clase trabajadora y los sectores afectados por las políticas de recortes y austeridad. En esta línea el próximo 24 y 27 de octubre se está organizando una gran movilización a nivel estatal, en su organización el Partido debemos centrar nuestro trabajo en las próximas semanas.

El pasado 9 de septiembre se celebró en Zaragoza el “III Encuentro del 8M Aragón” donde 150 mujeres se reunieron para valorar el trabajo feminista en Aragón y concretar propuestas para mejorar. Sin duda la gran asistencia denota que el feminismo volverá a ser uno de los espacios prioritarios de intervención en este año. Desde el PCE Aragón nos congratulamos de la enorme fortaleza del movimiento feminista demostrada en este III Encuentro y reafirmamos una vez más nuestro compromiso con la lucha feminista, con la fecha marcada del 8M, para que vuelva a ser un éxito la Huelga Feminista, pero también con la más reciente IV Encuentro del 8M en Gijón los próximos 6 y 7 de octubre.

A su vez la represión y el racismo institucional están teniendo la contestación social necesaria en Aragón, aunque por el momento incipiente. Como en el caso de la campaña “Zaragoza no se calla” o las muestras de solidaridad con el “no caso 14n”, en ambas iniciativas y en las que surjan, participamos el PCE Aragón para denunciar el carácter represivo de un modelo que es incapaz de garantizar derechos, pero tampoco de tolerar a quienes no se resignan a ello.

Por otro lado, de nuestro XX Congreso salimos con la tarea de la leninización del Partido, que debemos abordarlo sobre dos objetivos: mejorar nuestra intervención social y adaptar nuestra organización para ello. Para lograrlo es necesario tener propuesta y presencia en los temas centrales de la política aragonesa y en la realidad de la clase trabajadora, aportando la visión de clase del conflicto, elevando el plano a lo político, haciendo ver la incapacidad de resolverse favorablemente para los intereses de las capas populares sino es desde la superación del propio sistema. Llamando a la organización popular de los sectores afectados por cada conflicto y siendo parte de esa organización desde nuestro trabajo militante.

Las distintas responsabilidades de las que nos dotamos en nuestro último Congreso son las responsables de ello; ellas conocen sus ámbitos de actuación y deben hacer la propuesta de comunicado siempre desde la línea política marcada por los órganos del Partido competente. Nuestro ámbito de actuación es Aragón, sobre esas problemáticas concretas deberemos tener posición y difundirla, al igual que difundir las propuestas del Comité Central del PCE.

Así lo hemos hecho en los conflictos laborales de Maessa o Megasider, o en el movimiento feminista de Huesca durante las pasadas fiestas de San Lorenzo. Pero para esa intervención social no solo hay que tener propuesta, también habilidad y fuerza para organizarla, por ello nuestra segunda tarea es adaptar la organización de la manera más eficaz para ese trabajo de intervención política en el conflicto. En nuestro XX Congreso aprobamos la transformación de nuestras agrupaciones en núcleos, ese cambio debe hacerse con el objetivo de adaptar la organización al conflicto. Porque además, son los órganos de base del Partido sobre los que debe recaer fundamentalmente ese trabajo de intervención en el conflicto, solo así lograremos que cada camarada tenga una tarea, o al menos el máximo número de camaradas tengan tarea. Porque el Partido, no es más que la suma del compromiso militante de cada una y uno de sus camaradas.

Junto a ello debe darse más eficacia al conjunto de estructuras del Partido, los órganos deben marcar política e intervención, facilitar y velar por que se cumpla y ser capaz de tener la autocrítica para modificarla. Esa debe ser la tarea de los órganos de dirección. Para esa tarea, este y otros informes políticos, juegan un papel fundamental, pero para poder hacerlo debe ser elaborado desde la colectividad del Partido. Este es el primer informe que elaboramos con varias semanas de antelación, para lograr que sea debatido previamente en los núcleos y sus aportaciones sean trasladadas al Comité Regional y su resultado final cuente con toda la inteligencia colectiva del Partido. Pero igual de necesario es que ese informe final baje a todos los núcleos para aplicar su línea política.

Por último para ese trabajo de leninización del Partido es fundamental la formación, elevar el compromiso pero también las capacidades de cada una y uno de nuestros militantes para que sean verdaderos referentes en cada uno de nuestros espacios de trabajo. A lo largo de cada mes de este curso político desarrollaremos cursos de formación sobre los temas centrales de la política del PCE, así como de carácter ideológico sobre marxismo-leninismo. La próxima cita es el próximo 26 de septiembre, con una charla sobre marxismo.

El año que viene vendrá marcado por una nueva cita del ciclo electoral: será a mediados del 2019 cuando se celebren elecciones europeas, autonómicas y municipales. En nuestro caso con un objetivo: la unidad con todas las fuerzas políticas a la izquierda del PSOE en el marco de un programa de ruptura.

La unidad electoral y todas sus derivadas no pueden ni absorber más tiempo del necesario, ni condicionar el resto del trabajo del Partido como si fuera la intervención central del Partido. La construcción de unidad en lo electoral debe cumplir con el objetivo general del Partido, por ello el programa y los objetivos de esa unidad deben ser los debates centrales en su construcción. Una vez asumido que habrá unidad, los métodos de elaboración de candidaturas no pueden ser el debate central; por supuesto que las y los comunistas pelearemos por tener presencia, pero sobre todo para tener un plan en el trabajo institucional. Sin estrategia en lo institucional acabas asumiendo la del contrario, la de la reproducción y justificación de su modelo de sociedad y funcionamiento institucional.

La estrategia del PCE no es gobernar ni gestionar mejor, somos conscientes que los problemas de la clase trabajadora no se solucionarán por vía parlamentaria, “no es posible la vida digna bajo este Régimen” dice la UJCE en una de sus campañas. Por ello en todo momento, pero sobretodo en la lucha institucional, debemos plantear el modelo de sociedad por el que apostamos: el Socialismo.

Por último tenemos dos tareas inmediatas: la Fiesta del PCE y el acto de presentación de la campaña “Vuelve el PCE”. Junto con el resto de camaradas del Estado debemos contribuir para que la Fiesta del PCE sea un nuevo éxito, una puesta de largo del Partido tras su último Congreso, sabiendo que la Fiesta se construye desde el compromiso militante trataremos que el mayor número de camaradas aragoneses se impliquen en la construcción de esta Fiesta. En Aragón celebraremos el próximo 4 de octubre el acto de presentación de la campaña “Vuelve el PCE”, donde presentaremos los acuerdos y las nuevas líneas del Partido tras nuestro XX Congreso. Un acto que debe trascender la propia militancia y situar al Partido a la ofensiva, en el conflicto y la realidad de la mayoría social trabajadora. 

                                                                                                                       Zaragoza, 23 de septiembre de 2018