Mujeres en Red
twitter
twitter

Miércoles 8 de junio de 2005

CEAR hace un llamamiento a que se profundice en la perspectiva de género en la política de asilo española

El anuncio por parte del ministro de Interior, José Antonio Alonso, de la concesión del asilo por primera vez a una mujer víctima de la violencia de género, es una buena noticia para las organizaciones que, como CEAR, hemos venido demandando durante años la inclusión por parte del Gobierno español de la persecución de género en los criterios de concesión del estatuto de refugiado, en cumplimiento de las disposiciones de Naciones Unidas. Es una buena noticia que después de 50 años desde la aprobación de la Convención de Ginebra, reguladora del derecho de asilo, se empiecen a reconocer la violencia específica y estructural que sufren las mujeres.

Como CEAR ha venido señalando, la persecución contra las mujeres por razón de género debe considerarse recogida en la Convención de Ginebra en el motivo de pertenencia a un determinado grupo social, y en ella se incluyen las prácticas que, aún proviniendo del entorno familiar, son contrarias a los principios de derechos humanos reconocidos internacionalmente.

El propio Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) había destacado la necesidad de incorporar la perspectiva de género a cada uno de los motivos de persecución señalados en la Convención de Ginebra, exhortando a los estados a garantizar la perspectiva de género en la aplicación del derecho de asilo. Sin embargo, hasta hoy, las solicitudes de asilo presentadas por mujeres que conseguían llegar a nuestro país y alegaban persecución de género, eran sistemáticamente rechazadas por las autoridades, que no consideraban que prácticas como la aplicación de leyes persecutorias (como la shari’a), los matrimonios forzosos, la mutilación genital, o la violación empleada como arma de guerra merecieran la protección del asilo. Esto hacía , a su vez, que no se enfocaran desde esta perspectiva muchas solicitudes de asilo. Y eso, a pesar de declaraciones institucionales de buenas intenciones, como la de junio de 2001, en que el Parlamento español se comprometió a garantizar la protección complementaria a las mujeres víctimas de la violencia sexual.

La decisión tomada ayer por la Comisión Interministerial de Asilo y Refugio (CIAR) es un paso en la dirección correcta, y un reconocimiento de que no existen obstáculos legales que impidan proteger a las mujeres víctimas de la violencia de género con el instrumento del asilo. En particular, CEAR había solicitado a las sucesivas administraciones que en lo relativo a la persecución por agentes no estatales, contemplara la producida en el ámbito privado, cuando las autoridades no eviten graves violaciones a los derechos humanos, como son la violación, la mutilación genital, el maltrato o la trata de personas.

Valorando desde el conocimiento directo del caso la adecuada instrucción que además se ha hecho de todo el expediente, CEAR considera que es el momento de que el Gobierno publique una normativa o manual de actuación que prevea las necesidades específicas de las víctimas de persecución por razón de género. Por ejemplo, es vital que la tramitación de las solicitudes de asilo se realice en un ambiente que asegure garantías específicas, como la entrevista por separado, que las mujeres conozcan la posibilidad de tener una solicitud válida por derecho propio, y que tanto el entrevistador como el intérprete sean mujeres, y cuenten con una formación especializada.

En definitiva, se trata de un primer paso muy importante en la dirección adecuada, ya que permitirá que a partir de ahora se puedan presentar en nuestro país solicitudes de asilo por violencia de género. Del mismo modo que durante años ha venido reivindicando el reconocimiento de la persecución por motivos de género, CEAR llevará a cabo a partir de ahora un seguimiento para comprobar que se convierte en parte de la política de asilo española, en coherencia con lo señalado por el ministro de Interior al dar a conocer la decisión ante los medios de comunicación.

CEAR espera que no estemos ante una decisión excepcional o anecdótica, sino que en adelante la protección frente a la violencia de género se contemple de forma sistemática, y por tanto se resuelvan favorablemente las solicitudes de asilo que nos consta hay presentadas por los mismos motivos.



Temas :
Derechos
Violencia contra las mujeres :
Legislación

Últimas Breves

España suspende de nuevo el proceso de examen CEDAW

14 de julio | A dos años de la presentación de su examen ante el Comité CEDAW, en la sede (...)


Montserrat Boix, creadora de Mujeres en Red, elegida entre entre las 100 mujeres españolas más influyentes

24 de junio de 2016 | El ránking de ’100 Mujeres Líderes en España’ nació en 2011 con (...)


Wall Street es misógino, denuncia la exejecutiva Maureen Sherry en un libro

27 de febrero de 2016 | Por Lara Malvesí La "misoginia" en Wall Street, donde "durante décadas (...)


Medicina y mujeres: el angiólogo González Fajardo confunde el siglo XIX con el XXI

5 de enero de 2016 | Tremendo texto del Dr. González Fajardo del Servicio de Angiología y (...)


1997 - 2017 Mujeres en Red. El periódico feminista
Error...

Error...

No se encuentra el archivo spiplistes_cron