Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > CIENCIA, CULTURA, TECNOLOGÍA y OBITUARIO > Teatro: La historia de Concha, la historia de todas

Teatro: La historia de Concha, la historia de todas

Domingo 16 de mayo de 2021

La panadera’, escrita e interpretada por Sandra Ferrús, muestra los riesgos de la viralización de videos íntimos y el machismo feroz que los acompaña

JPEG - 27 KB
Sandra Ferrús, autora, directora y protagonista de La Panadera. Cedida

Elisa Mora Andrade 14/05/2021 CTXT

La obra de teatro escrita, dirigida y protagonizada por Sandra Ferrús no cuenta sólo la historia de una mujer, cuenta la de miles. Un día puede cambiarlo todo. La acción de una persona puede poner tu vida del revés.

Esto es lo que le ocurre a Concha, la protagonista de La Panadera. Un día, su vida de mujer trabajadora y felizmente casada se paraliza después de que se difunda por redes sociales un viejo vídeo íntimo con contenido sexual.

En la obra vemos el proceso que sufre Concha, cautiva por su propia cabeza, por la culpa, por la vergüenza, por el dolor, la angustia y humillación. Su vida se hace inmanejable de repente, es víctima de sí misma e indudablemente de la sociedad.

Las redes sociales, la falta de empatía, el escondite del anonimato, el machismo, los prejuicios. La obra te mete en un remolino de sentimientos, tan real y duro como la vida misma, dan ganas de saltar al escenario y abrazar a Concha. Decirle que estás con ella, que podrá con ello, que no estará sola.

La desgarradora historia de Concha es la historia de muchas, es el resultado del abuso de poder, de la violencia, de la impunidad. Rodeada de mensajes, de insultos y de miradas desconocidas, Concha se sumerge –ayudada por su psicóloga, interpretada maravillosamente por Susana Hernández– en una lucha contra sí misma.

Siempre creemos que estos ataques van únicamente contra la víctima, y en la obra descubrimos que no es así. Concha no es la única asaltada por el torbellino de las redes sociales: su padre (César Cambeiro), un hombre de otro tiempo; su marido (Martxelo Rubio) y su hijo (Elías González) lidian también con el dolor, intentan comprenderla, apoyarla, darle amor. Es difícil amar a un avergonzado. Así es como los personajes secundarios son en realidad protagonistas de esta historia.

Los estupendos actores se meten cada día en el cuerpo de una familia que lucha a contracorriente con una serie de fenómenos actuales que pueden devorar a muchos, que ya lo han hecho muchas veces. Sandra Ferrús defiende a Concha con un coraje y un cariño que inevitablemente tienen al público con un nudo en el estómago, lleno de rabia y de impotencia, pero también de afecto y de afán por ayudar.

En ocasiones, en esta sociedad, la gente necesita ver para sentir, necesita ver el cadáver de un niño en una playa o necesita ver a una mujer humillada por un hombre. Esta obra, profundamente actual y comprometida, enseña a empatizar, a creer, a comprender y a luchar.

- 

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0