Xarxa Feminista PV

Otra forma de desescalada

Jueves 30 de abril de 2020

Brabijaputa 29-04-2020 Público

FASE 0: El poquito a poco.

Se prohíbe todo el contenido publicitario que nos presiona para tener un cierto tipo de piel, un cuerpo concreto, un cabello específico. Fuera cualquier tipo de anuncios online u offline donde se fomentan los cánones rígidos con el que el patriarcado nos acosa, incluidos los de depilación, anticelulíticos, etc.

Se limita el precio que empresas privadas pueden cobrar a mujeres que desean hacerse el láser, cirugía estética o cualquier tratamiento que modifique su aspecto natural. El Estado impide así que se siga haciendo negocio gracias al sistema patriarcal.

FASE 1: Las redes.

Redes sociales como Whatsapp controlan que no se acose a mujeres de ninguna forma, aplicando la misma medida que con los bulos. Tampoco estarán permitidas las "es sólo una broma" sobre los cuerpos de las mujeres, considerando esta plaga como un problema de salud pública: se recuerda a la población en rueda de prensa que este acoso y derribo son disparadores de los trastornos de conductas alimentarias, de las cuales 9 de 10 pacientes son niñas y mujeres.

FASE 2: La recaudación.

Se multará a aquellos ciudadanos que menosprecien, acosen, humillen o violenten a mujeres por su aspecto físico o, en general, por el hecho de ser mujer. También a las empresas que discriminen a sus empleadas o candidatas por el hecho de ser mujer. El dinero será destinado a las fase 3.

FASE 3: Los estudios.

Será obligatoria la formación integral en feminismo de todas las personas que forman parte de instituciones públicas, incluidas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la judicatura, con exámenes teóricos y prácticos. Quien no los supere o realice su trabajo de forma ajena a esta formación, será sancionado de empleo y sueldo un mes. A la segunda suspensión se le despedirá. Se abren las bolsas de trabajo para dar cabida a todo el personal capaz de realizar una labor responsable, estas personas sustituirán a los despedidos. Se calculan millones de puestos de empleo en todos los campos y escalafones.

FASE 4: Los cuidados.

Se abren guarderías públicas para el apoyo de todas las familias que lo necesiten. Inspecciones masivas para comprobar que las empleadas del hogar y cuidadoras están dadas de alta y cobran un salario digno. Ciudadanía española para todas estas personas. Se estima que el PIB crecerá un 25%.

FASE 5: La expropiación.

Instalaciones de la Iglesia, de fondos buitres y de multipropietarios se expropiarán para dar alojo a todos los denunciados por violencia machista que necesiten vigilancia tras su salida de prisión. Sus víctimas podrán volver a sus casas en caso de estar en casas de acogidas, o a sus vidas con normalidad. Ellos serán a partir de ahora los escoltados y vigilados.

FASE 6: La abolición.

El Estado cerrará todos los prostíbulos y protegerá a las mujeres prostituidas, con documentación reglada o sin ella. Se les dará la ciudadanía española y todas las ayudas económicas y sociales necesarias para optar a más alternativas vitales. Los proxenetas, una vez cumplan las respectivas condenas, llevarán las mismas tobilleras que los maltratadores machistas. Pueden compartir literas con ellos también.

También se cerrarán plataformas como Pornhub.

FASE 7: La nueva normalidad.

Las mujeres pueden empezar a salir de forma libre y recuperar sus cuerpos, reconquistar las calles y el espacio público en general. A partir de la fase 7, cualquier cosa es posible. Serán ellas las que decidan dónde se dirige la sociedad.

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0