Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > CIENCIA, CULTURA, TECNOLOGÍA y OBITUARIO > Las mujeres reportan el 80% de los efectos adversos por las vacunas covid, (...)

Las mujeres reportan el 80% de los efectos adversos por las vacunas covid, cuyos ensayos obvian la variable sexo

Martes 20 de julio de 2021

De las casi 24.500 notificaciones de efectos secundarios por las vacunas registradas ante la Agencia Española del Medicamento, más de 19.100 las realizaron mujeres. Un estudio desvela que sólo un 4% de las investigaciones sobre la covid tiene en cuenta de manera explícita el factor sexo.

PNG - 181 KB
Una mujer es vacunada contra la covid en el estadio Wanda Metropolitano, en Madrid el 30 de marzo de 2021 (archivo). — Marta Fernández / Europa Press

Madrid 19/07/2021 Marisa Kohan Público

Diversas mujeres de distintos rincones del mundo han comenzado a compartir en sus redes sociales durante las últimas semanas algunos efectos adversos tras vacunarse contra la covid. Afirman que tras inyectarse tuvieron desajustes en su ciclo menstrual que iban desde la aparición de sangrados a destiempo (fuera de ciclo), sangrados más intensos o prolongados, o incluso la bajada de la regla entrada ya la menopausia. Una serie de sintomatologías que no están recogidas en ninguno de los prospectos de las vacunas aprobadas en Europa y que tampoco contempla la Agencia Española del Medicamento como posibles efectos secundarios.

A raíz de esta avalancha de mensajes, una matrona relacionada con el hospital Virgen de la Nieves de Granada lanzó una encuesta para recoger experiencias. Entre febrero y marzo de este año 2.827 mujeres respondieron a las preguntas, y más de la mitad (el 51,2%) afirmaron haber tenido algún tipo de síntoma en su ciclo reproductivo tras la vacuna, aunque ningún efecto fue serio ni prolongado en el tiempo.

Tal como explica la iniciadora de esta consulta, Laura Cámara, sólo se trata de una encuesta y sus resultados no pueden ser considerados como ciencia. "La reivindicación no es si la vacuna causa un efecto secundario grave (que no es así), sino si las mujeres notamos cambios en el ciclo menstrual que deberían ser registrados como síntoma, de la misma forma que se hace si hemos tenido febrícula, nos encontramos cansados o si la vacuna provoca dolor en el brazo", explica esta matrona. Muchas mujeres relatan que, cuando comunicaron a su médico o al centro de salud sobre estos desarreglos surgidos tras la vacuna, la respuesta fue minimizar los hechos y afirmar que las vacunas no provocan ese efecto secundario, que no está registrado.

Cámara afirma que comunicó los datos de la encuesta en la web de la Agencia Española del Medicamento, donde cualquier persona puede notificar efectos adversos que considere que están provocados por esta vacuna.

Las mujeres registran el 80% de los efectos adversos

El último informe sobre farmacovigilancia publicado por esta Agencia dependiente del Ministerio de Sanidad (el sexto desde el comienzo de la pandemia) no recoge como síntoma estos desajustes. Pero el hecho más llamativo de este estudio es que de las casi 24.500 notificaciones sobre posibles efectos adversos a la vacuna, más de 19.100 fueron presentadas por mujeres. Es decir, que ellas manifiestan haber sufrido el 80% de los efectos adversos a la vacuna notificados oficialmente.

Según afirma Carmen Valls, endocrinóloga especializada en medicina con perspectiva de género y autora del libro Mujeres invisibles para la medicina, no existe ningún estudio serio sobre la incidencia de las vacunas contra la covid en el ciclo menstrual. Pero tampoco lo hay sobre prácticamente ningún otro aspecto que pueda afectar a las mujeres.

"Las enfermedades autoinmunes predominan en las mujeres en una proporción de nueve a uno en relación a los hombres"

"En todas las vacunas ha pasado lo mismo. Las mujeres reportan siempre más efectos secundarios en las vacunaciones, porque tienen un sistema inmunitario muy diferente al del hombre, mucho más potente y que desata muchas más reacciones autoinmunes, biológicamente hablando. Las enfermedades autoinmunes predominan en las mujeres respecto de los hombres en una proporción de nueve a uno, prácticamente la misma proporción en la que las vacunas contra la covid-9 han tenido efectos secundarios sobre ellas", añade Valls. Por este motivo, esta experta afirma que todo lo que se investigue debe hacerse en mujeres, incluso más que en los hombres cuando se toque la inmunidad, como ocurre con la vacuna de la covid.

Solo el 4% de las investigaciones tienen en cuenta el sexo

No es el caso, ni mucho menos. De hecho un reciente estudio elaborado por una investigadora danesa, Sabine Oertelt-Prigione, y publicado por la revista Nature Communications, desvela que la atención en los estudios y ensayos en relación al sexo es terriblemente baja. Tan sólo el 4% de las investigaciones científicas sobre la covid-19 analizaban explícitamente la variable sexo o género. El estudio danés analizó 4.420 investigaciones de la base de datos ClinicalTrial.gov, que depende del Gobierno de EEUU. Según este análisis, un 21,2% de los estudios hacían mención al sexo solo como criterio de selección, y de los 100 que se llevaron a cabo observando sólo a las mujeres, la mayoría estaban centrados en los efectos sobre el embarazo.

"Excluir un sexo de los ensayos clínicos y no desglosar los resultados por sexo puede conducir a una mayor incidencia de efectos secundarios no deseados en la población no probada debido a la sobremedicación y otros factores", afirma la investigación. "No abordar la dimensión de género obstaculiza la oportunidad de reducir la desigualdad en la atención médica, promover acciones preventivas y modular el curso de la infección y el acceso farmacológico". "Ignorar los aspectos de sexo y género de la covid-19 no se justifica científica ni éticamente, y los ensayos de intervención deben diseñarse para tener en cuenta estas variables", concluye el estudio.

Esta falta de análisis de las diferencias provoca que no se tenga constancia de si realmente se han investigado los efectos de las vacunas contra la covid sobre el ciclo reproductor de las mujeres. La escasez de foco en las diferencias en cuanto al sexo tampoco deja claro si han existido estudios específicos sobre la materia o si éstos se realizaron a población femenina que pudiera estar tomando anticonceptivos o no.

Por este motivo, y debido a la cantidad de mujeres que han manifestado haber sentido efectos secundarios en su ciclo menstrual tras la vacuna, la Universidad de Granada ha decidido abrir una línea de investigación específica.

La ha puesto en marcha la cátedra Antonio Chamorro/Alejandro Otero de dicha universidad, que preside la investigadora Enriqueta Barranco. "Se trata de hacer una encuesta para conocer el estado y someter a mujeres a analíticas hormonales y de coagulación y a otras pruebas médicas que aporten alguna información científica en relación a si las vacunas están teniendo algún efecto sobre su ciclo menstrual u hormonal. Se ha presumido que el cuerpo de mujeres y hombres iba a reaccionar de igual forma, pero saltaron todas las alarmas con los casos de trombos y ahora se trata de investigar si afectan al ciclo menstrual", explica Barranco a Público.

Por ahora se ha lanzado una convocatoria para recibir recibir proyectos de investigación de esta temática, que permanecerá abierto hasta el próximo 31 de julio.

Según fuentes de Ministerio de Sanidad consultadas por este diario, en España se han registrado 8,6 casos de flujo menstrual aumentado por cada millón de dosis de vacunas administradas. "Este incremento en el flujo puede tener muy diversas causas, independientemente de que la mujer se haya vacunado, entre otras el uso de medicamentos, como los antiinflamatorios u otros".

Estas mismas fuentes explican que se registran todos los acontecimientos adversos en relación con la administración de la vacuna, "incluyendo los relativos al periodo menstrual de las mujeres. Esto significa que no todo lo que se notifica está causado por la vacuna, sino simplemente que ha ocurrido después de la vacunación. Posteriormente, hay que realizar una serie de evaluaciones y análisis para determinar si, además de una relación temporal, pudiera existir una relación causal". Aunque desde Sanidad no aclaran si hay algún plan de iniciar una vía de investigación sobre este asunto.

Esta semana una diputada de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) registró una pregunta al Gobierno en este sentido: si iniciará una investigación específica sobre cómo afecta la vacuna a las mujeres y a su ciclo menstrual. El Gobierno aún no ha respondido al requerimiento.

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0