Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > MUJERES EN EL MUNDO, MUJERES EN EL TIEMPO > La confesión de un anciano preso arroja luz sobre 60 asesinatos de mujeres (...)

La confesión de un anciano preso arroja luz sobre 60 asesinatos de mujeres en Estados Unidos

Martes 11 de junio de 2019

Policías de todo el país están sacando de los archivos casos sin resolver después de que Samuel Little dijera que ha matado a 93 mujeres en cuatro décadas

Pablo Ximénez de Sandoval Los Ángeles 8 JUN 2019 - El País

JPEG - 24.4 KB
Samuel Little durante el juicio, en 2014. GEtty

A pesar de las dudas de los investigadores, el sospechoso tenía razón: era un asesino en serie y le estaban imputando muchos menos crímenes de los que había cometido. Un fiscal de Texas confirmó este viernes que las investigaciones ya han conseguido relacionar a Samuel Little, de 79 años, con más de 60 asesinatos de mujeres cometidos desde los años setenta en, al menos, 14 Estados. El reo es uno de los mayores asesinos en serie de la historia de Estados Unidos.

Según el fiscal Bobby Bland, del condado de Ector, Texas, Little sigue cooperando con las autoridades para esclarecer decenas de casos sin resolver. Para ello, está haciendo espeluznantes retratos de sus víctimas, que el FBI va publicando en su página web acompañados de los datos que recuerda sobre aquellas mujeres: blanca, 45 años, asesinada en Kendall, Florida, posiblemente llamada Sara…

La historia de Samuel Little como el mayor asesino en serie del último siglo comienza después de una vida nómada en la que tuvo encontronazos con la policía por todo el país. Nació en Georgia en 1940 y fue detenido por primera vez por robo en 1956. En las dos décadas siguientes, fue detenido 26 veces en 11 Estados por robo, agresión a la policía, violación, fraude, allanamiento o conducción bajo los efectos del alcohol.

Esa vida terminó en 2012, cuando fue detenido en Kentucky y extraditado a California donde se le buscaba por un asunto de drogas. En Los Ángeles, la policía comprobó su ADN y se dio cuenta de que era el autor de tres asesinatos brutales de mujeres cometidos entre 1987 y 1989. Fueron golpeadas y estranguladas y sus cuerpos abandonados en la calle. Un agente de los Rangers de Texas llamado James Holland se desplazó a California en la primavera del año pasado, convencido de que Little era el hombre que buscaba por un crimen cometido en Odessa, Texas.

A cambio de un traslado de prisión, Little empezó a contar crímenes hasta llegar a 93, lo que le convertiría en el mayor asesino en serie del último siglo en Estados Unidos. Desde entonces, investigadores de todo el país tratan de hacer coincidir sus casos sin resolver de mujeres asesinadas con las descripciones de Little. El fiscal Bland dijo este viernes que la cifra de 60 casos comprobados en 14 Estados la ha confirmado el agente Holland. “Nada (de lo que ha dicho Little) se ha demostrado falso”.

Little fue trasladado de nuevo de Texas a California, donde cumple tres cadenas perpetuas por los asesinatos de Los Ángeles. Allí han ido a visitarle investigadores de todo el país. Esta misma semana, la fiscalía de Ohio imputó formalmente a Little por dos asesinatos de mujeres que llevaban sin resolver desde 1984 y 1991. El patrón es el mismo, mujeres marginales golpeadas, estranguladas y arrojadas a la calle. En total, Little ha confesado cinco asesinatos en Ohio.

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0