Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > IGUALDAD y DERECHOS > La Justicia declara nulo el despido de una trabajadora de Artiach que (...)

La Justicia declara nulo el despido de una trabajadora de Artiach que encadenó cientos de contratos

Miércoles 6 de noviembre de 2019

El juez ha declarado el suyo como "despido nulo" por vulnerar los derechos fundamentales, convirtiendo esta en la primera victoria las seis trabajadoras de Galletas Artiach que han llevado a juicio a la empresa

"¿Es admisible encadenar 750 contratos en 17 años y que la empresa siga tan contenta, enriqueciéndose, mientras las demás untamos la galleta chiquilín en el café, ajenas a las condiciones en las que se han producido esas galletas?", denuncian desde la Secretaría Feminista del sindicato LAB

Maialen Ferreira 05/11/2019 - eldiario.es

La Justicia ha dado la razón a Amaia Laconcha, una de las trabajadoras de la empresa galletera Artiach que llevaba encadenando cientos de contratos laborales a lo largo de los años y que, junto con cinco de sus compañeras, fue despedida de la noche a la mañana. El juez ha declarado el suyo como "despido nulo" por vulnerar los derechos fundamentales, convirtiendo esta en la primera victoria de las trabajadoras, de los seis juicios que estaban pendientes contra la empresa.

No es la única sentencia que se ha conocido este martes, ya que el caso de una de sus compañeras (que ha preferido mantenerse en el anonimato) también se ha resuelto, esta vez, a favor de la ETT Randstad y Galletas Artiach, debido a que, a diferencia de Amaia, que en el momento de la denuncia contaba con un contrato en vigor, la trabajadora se encontraba en "días de pasivo laboral". Esto ocurre cuando, al terminar un contrato, la empresa se ve obligada a pasar 180 días hasta volver a contratarle, para así evitar realizarle un contrato indefinido.

"Por lo evidente que es el caso, el descaro y la falta de la ética de empresa y la determinación de estas trabajadoras, se ha conseguido que un Juzgado declare la nulidad del despido en uno de los casos, pero queda en evidencia que nos siempre es así, ya que dos trabajadoras en las mismas circunstancias no reciben el mismo tratamiento y el motivo es la forma misma que se utiliza para cometer el fraude", ha señalado la responsable de acción sindical Alaitz Ajuriagerra durante una rueda de prensa en la sede de LAB en Bilbao en la que han estado presentes cuatro de las trabajadoras de Artiach que han realizado la denuncia.

Todo comenzó en mayo de 2018, cuando el sindicato LAB interpuso una denuncia ante la Inspección de Trabajo por el uso abusivo de contratos eventuales, concretamente de siete trabajadoras que llevaban entre 6 y 17 años encadenando cientos de contratos. Entre ellas, el caso más alarmante es el de Ainhoa Marigorta, que en 17 años encadenó 750 contratos laborales, hasta pasar 13 años sin vacaciones de verano. Después de un año, tras estudiar cada uno de los casos, Inspección de Trabajo determina que esas siete trabajadoras deben pasar a ser contratadas de forma indefinida. Como respuesta, la empresa decidió despedir a seis de ellas. En octubre tuvieron lugar las vistas orales de dos de las trabajadoras, cuyas sentencias se han resuelto de forma diferente. Aún están pendientes otros cuatro juicios más.

"¿Es admisible encadenar 750 contratos en 17 años y que la empresa siga tan contenta, enriqueciéndose, mientras las demás untamos la galleta chiquilín en el café, ajenas a las condiciones en las que se han producido esas galletas? Ya sabemos que las luchas, cuando son protagonizadas por mujeres, enseguida se olvidan, pronto se silencian, rápido se desvalorizan", han manifestado desde la Secretaría Feminista del sindicato LAB.

"Queremos seguir trabajando en Artiach, pero con condiciones dignas"

Sonia Rivera, Ainhoa Marigorta y Azucena Gardeazabal son tres de las seis trabajadoras que esperan que su sentencia les dé la razón, al igual que a Amaia Laconcha. "Ojalá nos toque el mismo juez", ha indicado emocionada Azucena, quien ha señalado que el suyo, es un trabajo que "aunque fuera agotador, le encanta realizar y quiere seguir trabajando en Galletas Artiach pero con condiciones dignas". Por su parte, Ainhoa, cuya situación ha sido la más extrema, ha considerado que sus casos son el resultado de "no haber querido pasar por el aro" de UGT, el sindicato mayoritario de la empresa.

JPEG - 21.1 KB
En la esquina de la izquierda, Sonia Rivera y Azucena Gardeazabal, en la esquina de la derecha, Amaia Laconcha y Ainhoa Marigorta Eldiarionorte.es

"He tenido que trabajar con mujeres a las que a los tres meses les hacían fijas, mientras yo en 17 años nada. ¿Por qué? Porque no he pasado por el aro. Te hacían afiliarte al sindicato, te quitaban la cuota correspondiente de la nómina. Y ver, oír y callar. Y eso no es lo mío, yo quiero ir a trabajar y punto, no quiero seguir el juego de nadie, ni tragar cosas que no quiero tragar. Nuestros casos ya están en los juzgados pero lo hacemos también por aquellas mujeres que han estado años trabajando como nosotras y lo han tenido que dejar y por las que aún quedan por llegar", ha manifestado Ainhoa.

Amaia, a pesar de haber ganado el juicio sigue a la espera de alguna noticia de Artiach o de la ETT sobre su recontratación (en el caso de que eso ocurra). Mientras tanto, el resto de las trabajadoras van a seguir movilizándose para que su caso también tenga un final feliz. Se han unido para realizar mociones en empresas en la zona de Orozko solicitando a Galletas Artiach, dirigida por Adam Foods, que las seis trabajadoras sean readmitidas con contratos indefinidos, que se acaben los contratos eventuales y que el Gobierno vasco se responsabilice de este tipo de situaciones y que ponga medidas al respecto para evitar esta clase de contrataciones. Además, el próximo 14 de noviembre realizarán una manifestación en Laudio para reivindicar condiciones laborales dignas para las trabajadoras de Galletas Artiach.

En reiteradas ocasiones eldiarionorte.es ha tratado de ponerse en contacto con Galletas Artiach, quienes han indicado que "no tienen autorización para hablar del juicio ni el suceso porque esas cuestiones las gestionan desde Barcelona", ya que desde 2015, Galletas Artiach es gestionada por Adam Foods, empresa con sede en Barcelona especializada en galletas y alimentación bajo el control de la familia Ventura, que además de ésta, gestiona marcas como Cuétara, los bollitos Phoskitos, el paté La Piara, la mezcla para sandwiches Bocadelia, la miel Granja San Francisco, la concesión de caramelos Pez y los caldos envasados Aneto, con seis fábricas en España y una en Portugal.

La empresa encargada de llevar la comunicación y el marketing de Adam Foods es la agencia de servicios de marketing NUPA SA, creada en sus orígenes para trabajar con Adam Foods e Idilia Foods (Cola Cao, Nocilla, Paladín, OKEY), empresas resultantes de la separación de Nutrexpa en dos grupos empresariales. Tras múltiples intentos el pasado 22 de octubre (día de la primera publicación realizada acerca de este tema) y a lo largo de este martes, eldiarionorte.es no ha recibido ninguna respuesta acerca de estas cuestiones por parte de dicha agencia.

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0