Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > MUJERES EN EL MUNDO, MUJERES EN EL TIEMPO > El símbolo de las protestas en Sudán es una mujer que canta a la (...)

El símbolo de las protestas en Sudán es una mujer que canta a la revolución

Miércoles 10 de abril de 2019

La imagen de Ala’a Salah, subida a un coche y cantando proclamas contra el régimen, pone voz y rostro a las manifestaciones contra la dictadura de Omar al Bashir

Su túnica blanca representa a las mujeres trabajadoras y sus pendientes dorados con forma de luna son símbolo de la tradición sudanesa

Sudán afronta su quinto mes de protestas, la jornada del lunes terminó con un soldado muerto que trataba de proteger a los manifestantes

Marta Maroto 09/04/2019 eldiario.es

JPEG - 32.8 KB
Ala’a Salah, vestida con ropa tradicional sudanesa, llama a la revolución. Lana H. Haroun / Sudán

“¡Mi pueblo quiere!”, y la gente grita “¡Revolución!”. Vestida de blanco y con pendientes de luna, una mujer que ha sido identificada como Ala’a Salah ha puesto voz y rostro a las protestas contra el régimen que durante los últimos meses sacuden Sudán.

Su foto se hizo viral el lunes. Una mujer subida al capó de un coche en mitad de la multitud concentrada en Jartum, la capital, cantando proclamas. “Trataba de dar a todo el mundo esperanza y energía positiva, y lo consiguió”, declaraba a la CNN Lana Haroun, autora de la instantánea, que participaba en la concentración cuando la vio subida al vehículo.

JPEG - 22.3 KB

“Ella contaba la historia de las mujeres sudanesas… era perfecta”, continuaba Haroun, que confiesa que el primer pensamiento que cruzó su cabeza fue “esta es mi revolución y nosotras somos el futuro”. “Tenemos voz. Podemos decir lo que queremos. Necesitamos una vida mejor y estar en un lugar mejor”, sentenciaba.

El lunes miles de manifestantes protagonizaron el tercer día consecutivo de la acampada masiva frente al complejo presidencial y la sede del Ejército. Exigen la renuncia del actual presidente, Omar al Bashir, que llegó al poder en 1989 a través de un golpe militar.

Por eso Salah llamaba a la thawra, a la revolución, contaba Ahmed Awad, otro manifestante que había sido su compañero de colegio. “Animaba a tirar abajo el régimen represivo que sufren todos los ciudadanos sudaneses”, declaraba a CNN.

Vestía una túnica blanca, símbolo de las mujeres trabajadoras en Sudán. Como cuenta la tuitera Hind Makki, es el color que llevan en las oficinas las profesionales en las ciudades y del algodón, del que dependen la mayor parte de las exportaciones del país, por lo que también representa a las mujeres del campo.

Además, sus pendientes dorados en forma de luna, metáfora de la feminidad en los países árabes, son los que tradicionalmente llevan las novias. “Todo su atuendo rememora a la ropa que llevaban nuestras madres y abuelas en los años 60, 70 y 80 cuando salían a las calles a manifestarse contra las dictaduras militares anteriores”, explicaba Makki en un hilo de Twitter.

“El pueblo sudanés”, continúa la activista, “se refiere a las manifestantes mujeres como kandala” en referencia a las reinas nubias del antiguo Sudán, “que dejaron un legado de mujeres empoderadas que luchan por su país y sus derechos”.

Las protestas comenzaron el pasado diciembre y durante la jornada del lunes soldados del Ejército sudanés se vieron obligados a plantar cara a las fuerzas de seguridad del Estado para proteger a los manifestantes. Lanzaron disparos al aire cuando los agentes antidisturbios y personal del servicio secreto cargó contra la multitud disparando desde camionetas gases lacrimógenos, según activistas y testigos en la zona.

“El Ejército nos protege” y “Un solo pueblo, un Ejército”, gritaron entonces los cerca de 3.000 convocados. El día terminó con un soldado muerto, según el Comité de Médicos de Sudán, debido a las heridas de bala, en el pecho y en la cabeza, que recibió cuando trataba de socorrer a los manifestantes.

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0