Xarxa Feminista PV
Portada del sitio > ACCIONES > Cien colectivos feministas se movilizan contra los pactos con Vox: "Los (...)

Cien colectivos feministas se movilizan contra los pactos con Vox: "Los derechos de las mujeres no se negocian"

Miércoles 9 de enero de 2019

Cien organizaciones feministas han firmado un manifiesto que califican de "casilla de partida" frente a las intenciones de Vox y posibles cesiones de PP y Cs y anuncian movilizaciones durante todo el año electoral

Han hablado también de estudiar acciones legales, como la posible ilegalización del partido de extrema derecha por atacar "principios constitucionales" y también ante su "discurso de odio"

"Nuestro rechazo es también a partidos que se han comprometido con los derechos de las mujeres pero luego los permiten como moneda de cambio para formar gobierno. Si lo permiten serán igual de responsables", señalan

Belén Remacha 09/01/2019 eldiario.es

JPEG - 36.1 KB
EFE

Más de cien organizaciones feministas han firmado un manifiesto contra el programa político de Vox, sobre todo contra la derogación de la Ley Integral de Violencia de Género y de las leyes autonómicas de protección contra la violencia machista que han puesto como condición para apoyar a un gobierno del PP en Andalucía. La presentación del texto, en Madrid, ha girado entorno a la premisa de que no se va a dar "ni un paso atrás en la defensa de los derechos de las mujeres. Con los derechos de las mujeres no se negocia”.

Este documento es "no la casilla de llegada sino de partida. Ahora es Andalucía, pero este año electoral habrá movilización continua, hasta cuando sea preciso". Las asociaciones subrayan que el mero hecho de cuestionar los derechos de las mujeres como condición para sentarse a una mesa de negociación debería ser suficiente para no participar en ella.

El manifiesto se ha presentado paralelamente en más de 20 ciudades españolas, excepto en Andalucía, donde el movimiento feminista está teniendo su propio calendario frente a Vox, “que apoyamos todas las organizaciones feministas del estado”. El martes que viene, 15 de enero, hay previstas concentraciones feministas ante el Parlamento Andaluz y en todas las provincias de la comunidad.

Entre esas cien organizaciones de toda España se encuentra la Asociación de Mujeres Juristas Themis, el Foro de Madrid contra la Violencia de Género o la Fundación Mujeres. También la Federación Estatal de Mujeres Progresistas, cuya presidenta, Yolanda Besteiro, ha sido la encargada de iniciar el acto con la prensa. Besteiro ha repasado los puntos del manifiesto que consideran fundamentales. El primero es que la Constitución Española “promulgó el principio de igualdad formal a partir del cual se pudo avanzar en la consecución de derechos, como los reproductivos, la Ley Integral de protección contra la violencia de género. Y este partido pretende un absoluto e intolerable retroceso que nos puede conducir a la época franquista".

"Negar la violencia de género es como negar el Holocausto judío: la OMS indica que en todo el mundo, el 30% de las mujeres que han tenido una relación de pareja han sufrido violencia sexual o física, y que el 38% de los asesinatos de mujeres los cometen sus parejas masculinas", ha incidido. Otro punto habla de que “en una auténtica democracia, la violencia de género tiene un tratamiento distinto”. “No se niega la violencia intrafamiliar”, incide Besteiro”, “pero tiene características diferentes”. “Las mujeres no vamos a consentir la eliminación de derechos: el movimiento feminista es imparable porque nos va la vida en ello a millones”, ha continuado. En el texto exigen a Vox que “dejen de engañar a la ciudadanía, una mentira no se convierte en verdad, aunque se repita mil veces”. Por ello citan otros datos además del de la OMS, como de la ONU, la UE, el Consejo General del Poder Judicial o la Fiscalía General del Estado.

"En España no se condena a nadie sin pruebas. Los únicos que han de temer por Ley de Violencia de Género son los maltratadores, violadores y acosadores", han concluido. Lo que las organizaciones han expresado en el Espacio de Encuentro Feminista del barrio de la Latina de Madrid es que luchan contra Vox, un partido “al margen del funcionamiento democrático”, pero “nuestro rechazo es también a partidos que se han comprometido con los derechos de las mujeres pero luego los permiten como moneda de cambio para formar gobierno. El mero hecho de que se pongan como condición debería ser motivo para no sentarse en esa mesa de negociación, pero PP y Ciudadanos lo consienten. Si lo permiten serán igual de cómplices y responsables”.

Ha intervenido también Ana María Perez del Campo, presidenta de la Asociación de Mujeres Separadas, para recordar que “quienes hemos dedicado la vida a luchar por nuestros derechos lo vamos a hacer hasta que no nos quede aliento”. Para ella, la situación es “anómala”: “No se legisla en España sobre las excepciones, sino sobre los fenómenos sociales. Y el fenómeno social es que la mujer está en una situación de desigualdad clarísima y además es víctima de violencia de género. No solo paga en ocasiones con su vida el ser mujer, sino también con la de sus hijos”. "Desde el feminismo no decimos que no existan mujeres violentas o que maltratan. Pero no tiene su base en el género y, desde luego, no es un problema estructural. Tiene su respuesta adecuada y castigada penalmente, porque no requiere de una ley especial y esas víctimas ya están protegidas", ha añadido Besteiro luego.

Posible petición de ilegalización

Además de las movilizaciones, desde los colectivos se han referido incluso a "estudiar" si en el futuro podría pedirse una ilegalización de Vox "por no ajustarse a principios constitucionales". Es una "vía que exploraremos", algo a "analizar y estudiar dentro de las acciones legales que podemos hacer". El motivo de inicio serían las "calumnias e injurias" que vierte la formación de extrema derecha y los "principios constitucionales que están atacando, como pedir a los poderes públicos que se eliminen las condiciones de igualdad". También trabajarán sobre las "armas legales" que hay contra su "discurso del odio". Se acogen a que "se pide la ilegalización de otras formaciones por no ajustarse y estos tampoco se ajustan".

Tanto dentro del manifiesto como durante el evento también se han referido al argumento que aducen desde la extrema derecha sobre "denuncias falsas para conseguir ventajas económicas, patrimoniales o de custoria". Es "falaz", ha zanjado Basteiro: "La memoria que anualmente emite la Fiscalía General del Estado, con datos oficiales, muestra que de las más del millón de denuncias por violencia de género interpuestas entre 2009 y 2017, solo 96 fueron casos de falsedad". Además, han recordado como verdadero problema que "solo se denuncia el 30% de la violencia de género, según la Delegación del Gobierno. Según el CIS, es aun menos, el 25%". También desmontan que los maltratadores sean en su mayoría extranjeros: " De las 47 mujeres asesinadas en 2018, un 61,7% de los asesinos eran españoles. Cae también por su propio peso".

En el acto también ha participado la Plataforma Universitaria de Estudios de Género, que además del apoyo al manifiesto común han lanzado uno propio "en apoyo a las políticas contra la violencia de género", suscrito por las cátedras de género de "todas las universidades públicas españolas". En él, leído íntegro en el Espacio de Encuentro Feminista, declaran que "no vamos a tolerar el ataque actual a las políticas de igualdad por parte de sectores que, a través de mensajes basados en graves errores, quieren minar el avance que ha supuesto la lucha contra la violencia y la discriminación social desde las políticas estatales, los movimientos sociales y la academia".

Comentar esta breve

SPIP | esqueleto | | Mapa del sitio | Seguir la vida del sitio RSS 2.0