PERIODICO ANARQUISTA
Nº 161
             DICIEMBRE 2001

 

SECCIONES

  

Portada

 

Nuestro periódico

 

Tablón

 

Números
anteriores

 

Suscripciones

 

Conctacta con nosotros

 

Sitios de interes

 

Documentos
de la I.F.A.

 

 

 

 



[NUESTRO PERIODICO] - [TABLON] - [Nos. ANTERIORES] - [SUSCRIPCIONES] - [CONTACTA] - [SITIOS INTERES] - [DOCUMENTOS IFA]
Portada

No más guerras.
No más mentiras

Desde diferentes ambientes de los círculos del poder: gobernantes de diferentes países, diplomáticos, diversos "periodistas" de los medios de adoctrinamiento de masas (prensa, radio, TV) se repite, invariablemente, que la situación en Afganistán, provocada por la guerra, está llevando a este país a la anarquía.
Suponemos que, en muchos casos, será una desinformación interesada. Pero, en otros, es debido a que la ignorancia es muy atrevida y, en seguida, desde los medios oficiales y periodísticos, se suelta la patada sin tener ni idea de lo que dicen... para ver qué sale.
Unos y otros saben, o deberían saber, que el anarquismo es contrario al poder, en dos palabras: contrario a que unos manden sobre otros; por lo tanto es favorable a que la gente, el pueblo, tome los acuerdos que crea oportunos en cada momento y situación. Ahora bien, los acuerdos deben respetar el que todos somos iguales y hay que tomarlos en libertad. La anarquía no es, por tanto, el caos: es una organización social que resulta de la coordinación de pequeñas asociaciones formadas por los humanos imperando la solidaridad y el apoyo mutuo para conseguir unos objetivos comunes.
Por eso, la anarquía, el anarquismo y los anarquistas le estorbamos a los mandamases, y por eso ensucian siempre que pueden estos términos.
Que no: que no queremos ningún gobierno, porque todos oprimen al pueblo; que no queremos a los ricachones capitalistas, porque son unos chupasangres explotadores; que queremos la desaparición de todos los ejércitos, protectores de los ricos y los poderosos y asesinos de los pueblos; que no nos gustan las religiones, causa del embrutecimiento y del enfrentamiento entre los seres humanos; que no queremos cuerpos represivos (policías y similares) que nos humillan y que controlan a quien piensa distinto de los que mandan; que no queremos vivir al dictado de lo que diga la televisión... Son todos ellos, y algunos más, los auténticos causantes del desorden y del odio en el mundo.
Queremos vivir en paz, respetando nuestro planeta, apoyándonos solidariamente entre todos, viviendo libremente y organizando nuestras vidas conforme a nuestras necesidades, desde la colaboración con los demás habitantes de la Tierra.

Grupo Albatros Subir


Contra todas las guerras

Los pasados días 6 y 7 de octubre, la Federación Anarquista Italiana celebró una Conferencia Nacional contra la guerra, de la que salió el documento que publicamos a continuación.

Hace más de un mes del 11 de septiembre y todavía no tenemos ninguna objetiva certeza de los autores de la matanza y de sus ordenantes. Pero es cierto che las víctimas de este episodio, aparte de los inmediatamente fallecidos, serán los proletarios del Sur y del Norte del mundo, que verán más muertos, destrucciones, saqueos, opresiones, miseria y supresión de las libertades políticas, sociales y sindicales.
Esta es la consecuencia segura del enfrentamiento militar y económico entre los poderosos (a varios niveles) de la tierra: mientras estamos escribiendo estas líneas, llegan las noticias del ataque militar anglo-americano contra las poblaciones afganas y de las primeras víctimas civiles de los bombardeos "quirúrgicos". La actual situación, en su conjunto, confirma el análisis anárquico sobre la inseparable relación entre lógicas estatales y guerra como condición permanente del desarrollo de la sociedad del dominio y de la explotación.
Es preciso impedir la lógica del enfrentamiento, disfrazado de "choque de civilizaciones" entre los Señores de la Tierra. La política de EE.UU. a partir de la "guerra del Golfo" y pasando por las infinitas guerras yugoslavas, se ha caracterizado por el intento de afirmar su hegemonía sobre el sistema económico y político internacional, garantizándose así el control del planeta. Una política que ve, en todas las naciones implicadas, un aumento del gasto público en detrimento del gasto social, un aumento de la represión, el ataque a las condiciones de vida y al nivel de ingresos de las clases trabajadoras.
Los Estados nos han llevado, hoy como ayer, a una situación de "guerra infinita", dirigida, en esta fase histórica, sobre todo al control de los recursos estratégicos, además de las líneas de comunicaciones y de transporte. La creación de la actual imagen del enemigo -el islámico, terrorista por definición- hace el papel, en su falsedad, de justificar los masacres ya en marcha: masacres que, como siempre, golpearán, casi exclusivamente, poblaciones inermes. Se trata de un intento de verdadera y precisa militarización de las conciencias, útil también para la aceptación de leyes liberticidas y racistas (véase por ejemplo, en Italia, la infame ley Bossi-Fini de inmigración).
La oposición a la guerra, al Estado, al capital, al militarismo y a la "globalización" tiene que ser intransigente, tiene que rehuir la lógica de la "espectacularización" del conflicto que nos imponen los medios de comunicación de masas, de la que amplios sectores del movimiento de oposición -pensemos en Génova- desgraciadamente non se han alejado. Sectores donde los "activistas mayoritarios" están caminando hacia la institucionalización, por medio de un proyecto constitutivo del enésimo partidillo (el "Italia Social Forum").
En cambio, es nuestro interés retomar los temas antimilitaristas y anticapitalistas entre la "gente común" que padece los efectos devastadores de la sociedad jerárquica: es necesario evitar todo lo posible el aislamiento social que la política de guerra quiere erigir alrededor de cualquier movimiento de real oposición. Entonces no podemos más que valorar positivamente y remachar la opción de conjugar radicalismo y radicalización que, como anárquicos federados, nos han marcado en la oposición contra el G8 en Génova la primavera y el verano pasados, construyendo momentos de agregación de masas contra la guerra, que instituyan iniciativas de lucha y confrontación antimilitaristas.
Las compañeras y compañeros de la Federazione Anarchica Italiana reunidos los días 6 y 7 de octubre de 2001 en Bolonia en Conferencia Nacional, deciden lo siguiente:
1. Sobre la base de dichos contenidos analíticos, encargan a la Comisión Antimilitarista realizar un manifiesto nacional contra la guerra;
2. Invitan a los compañeros a continuar con su camino de movilización contra la guerra y, en particular, convocan el 4 de noviembre de 2001 una jornada nacional de manifestación de carácter antimilitarista con arreglo a iniciativas locales;
3. Encargan a la Comisión Antimilitarista la creación de una página web con documentos, panfletos, conexiones sobre antimilitarismo y oposición a la guerra;
4. Encargan a la Comisión de Correspondencia y a la Comisión Antimilitarista que evalúen la posibilidad de convocar una manifestación antimilitarista nacional unitaria contra la guerra, abierta a la participación de otro sujetos políticos y sociales pacifistas y antimilitaristas;
5. Reconocen la exigencia de una Conferencia Internacional de las fuerzas anárquicas y libertarias sobres los temas antimilitaristas y de oposición a la guerra.

Contra el exterminio de las poblaciones indefensas,
desertemos de la guerra y del militarismo

La única guerra en que estamos dispuestos a combatir es
en la guerra de clases por la revolución social

Por el internacionalismo proletario

Por la igualdad y la libertad

Federación Anarquista Italiana Subir


Frente a la mentira
Manifiesto por la libertad del ser humano

Los mandatarios de EE.UU. de América empezaron el pasado 7 de octubre la operación "libertad duradera", bonito nombre si no fuera una mentira más a la que nos tienen acostumbrados desde ese país.
Era normal, dentro de la mentalidad del integrismo mercantilista, que se nos intentara adornar la masacre que se está produciendo en Afganistán como un acto en pos de la libertad en el mundo. El problema es que un país (EE.UU.) en el que la libertad se encuentra se encuentra limitada al libre comercio y la libre circulación de capitales, sus capitales; nos intente dar lecciones de libertad al resto del mundo. Si la libertad duradera, que pretende imponer EE.UU. con sus bombas "inteligentes", es la libertad del ojo por ojo desde aquí repudio esa libertad. Una libertad basada en el integrismo religioso del ojo por ojo sólo conduce a la dictadura, a la represión y a la aniquilación de aquellos que no piensan igual, en este caso el integrismo musulmán es igual al integrismo cristiano y los dos integrismos son deplorables y deplorados por aquellos que creemos en la libertad integral de los individuos y por lo tanto de las sociedades que ellos componen.
Si la libertad de EE.UU. se basa en la ocultación de todas las barbaridades que ellos cometen en el mundo en nombre de la libertad, yo rechazo esa libertad.
Si la libertad de los EE.UU. se basa en la censura de los textos que no impulsen la libertad de mercado y el integrismo capitalista, yo rechazo esa libertad.
Si la libertad que ese país nos propone es aquella que prohibe canciones como Imagine del malogrado John Lennon, yo repudio esa libertad.
Si la libertad duradera sirve para seguir explotando a los pueblos de regiones de este planeta que han sido explotadas y esclavizadas durante siglos, yo rechazo esa libertad.
Si la libertad de Bush se plantea para que las grandes multinacionales y lobees americanos sigan mercadeando con la vida de las personas, sea cual sea su color o su pensamiento, yo repudio esa libertad.
Si la libertad de los yanquis sirve para que las televisiones de todo el mundo amedrenten a los pobladores del planeta tierra con supuestos ataques de guerra biológica y guerra bacteriológica, yo abomino esa libertad.
Si la libertad duradera es la que sojuzgue la libertad de pensamiento y la libertad de disensión del planeta tierra, abomino esa libertad.
Si la libertad es patrimonio de los que se enriquecen por la castración de las posturas criticas y por la potenciación de las masas dóciles y aborregadas, yo rechazo esa libertad.
No puedo compartir las libertades que preconizan los integristas islámicos en un mundo en que Dios, un invento de los hombres para amortiguar sus miedos y su soledad en el mundo que les ha tocado vivir, nos los quiera dar en la vida después de la muerte; por que la vida es lo más grande, lo único que poseen todos los seres humanos una vez han nacido, esa es la libertad del ser humano su vida y nadie, ni en nombre de nadie, puede arrancarla aunque sea en nombre de un Dios inexistente, el de las religiones reveladas, o del Dios material, el de la religión del capitalismo, el dinero. Todos estos integrismos van en contra de la libertad integral del ser humano y en contra de la vida de los hombres y mujeres de este planeta si no se pliegan a sus exigencias y sus doctrinas sean, estas del color que sean.
No podemos estar a favor de los dirigentes de un país (EE.UU.) que manipulan a sus conciudadanos y a los ciudadanos del resto del mundo enarbolando la bandera de la libertad duradera, de la única libertad, que en su país y en el mundo imponen políticas represivas contra todos aquellos que se atreven a imaginar un mundo más libre, más igualitario y más humano. Por eso la canción de John Lennon que llama a la gente a imaginar que son falsas todas las religiones y que sus predicadores nos mienten y nos engañan; que los países son artificiales y que no merece la pena morir por ellos ni por la religión porque la tierra es una y es de todos nosotros; preconiza la desaparición de la codicia y del hambre en el mundo e imagina a toda la gente compartiendo el mundo acabando con un llamamiento a que todos nos convirtamos en soñadores y el mundo cambiara.
Esta canción fue declarada ilegal en los EE.UU. de América "país de las libertades" porque hacía una apología contra el sistema capitalista, la opresión de las religiones y la falacia y la mentira de las fronteras y los sentimientos nacionales y nacionalistas que llevan al mundo hacía la destrucción.
Es por esto, por todo esto, que no puedo aceptar la falsa libertad duradera que me ofrece el Bush y sus secuaces, aunque sea con la excusa de acabar con unos locos que me quieren imponer la verdad divina en nombre de Ala, a base de golpes; al igual que antes me la intentaron imponer otros a base a base de hostias divinas y en nombre de Cristo y su padre, el Dios cristiano y judío. Las cruzadas son deplorables, sean estas en nombre de lo que sean, puesto que las cruzadas lo único que traen consigo es destrucción y muerte de personas inocentes en nombre de causas que son irreales e inexistentes, pero que a través de la propaganda, de la ausencia de libertad de expresión y opinión se han convertido en cosas incuestionables, hablo de la religión, el sistema económico y las invenciones nacionales.
Si amo la libertad, si quiero la libertad integral del ser humano y deseo un mundo en donde no exista la pobreza, la explotación y la desigualdad entre unos/as y otras/os, no puedo aceptar y debo rechazar la falsa libertad duradera que me ofrece el Tío Sam y sus legiones, al igual que no puedo aceptar la libertad que ningún Dios me ofrezca en el paraíso o en la vida eterna.
Por la libertad integral y contra el oscurantismo, siempre.

M. Vicent Subir


De periódicos y periodistas

¿Nos hemos parado a pensar alguna vez si lo que leemos o escuchamos está manipulado o es excesivamente tendencioso? Si la persona está concienciada seguro que sí, pero por desgracia nuestra sociedad hoy sufre un mal endémico grave, la desconcienciación, que incluso afecta a la clase obrera, llegando ésta a la desclasización.
En los últimos años las noticias se han disparado y el fenómeno de manipulación se ve con mas claridad. El hecho es evidente. Los medios de comunicación, esos que se llaman independientes, tiene que defender a quien les protege, y ese no es otro que el sistema, ese sistema capitalista que cada día a los ricos les hace más ricos y a los pobres más pobres. Para hacer ver que la globalización es buena y hay que defenderla. Los medios de comunicación españoles, que son los que conozco, llevan esta táctica adelante como el que más. Pero esto desde periódicos tan "independientes" como El País hasta tebeos informativos como La Razón. El medio de comunicación cada día es más lamentable. Ejemplo paradigmático puede ser la portada que el periódico La Razón sacó el 23 de octubre de 2001 con la cara de Arzalluz en el cuerpo de Osama Bin Laden. No es que yo defienda a Arzalluz, al que considero un dinosaurio fascista, ni a Bin Laden, un fanático ultrarreligioso, pero esta portada es lo que dijo un gran amigo "parece de Mortadelo y Filemón".
La información hoy como ayer está al servicio de los poderosos. Pero es que la gama de periodistas tampoco es buena. Ahí van algunos ejemplos: Pedro J. Ramírez, Luis María Ansón, Curry Valenzuela, Isabel San Sebastián, Carmen Gurruchaga, etc. Estos esperpentos informativos son los que nos "informan" sobre lo que pasa en la sociedad. Y eso sin olvidar a presentadores de teleinformativos como Matías Prats o Sáenz de Buruaga, que tiene cara de periodista, sí, pero del NO-DO.
Si lo que de verdad queremos es información, todo este tipo de medios sólo nos da una imagen sesgada. Desde El País hasta el Gara, la prensa es manipulada para que sus intereses se salvaguarden.
Yo no creo en la objetividad, pero creo en la verdad, y todos los días muere gente de hambre, por accidentes labores (más bien llamado terrorismo patronal), por el terrorismo domestico, etc., y ninguno de estos medios se acuerda de ello.
El consejo que lanzo es que se lea, que nos informemos, pero siempre con una mentalidad crítica, y si ya de paso leemos anarquismo, mejor que mejor.

Acratófilo Subir


Estados Unidos: Lazos de familia

Prescott Bush integraba, en 1918, la asociación estudiantil Skull & Bones (Cráneo y Huesos). Desafiado por sus colegas, invadió un cementerio apache y robó la cabellera con la piel del legendario cacique Jerónimo. Iniciada la Segunda Guerra Mundial, Prescott Bush, socio de una compañía petrolera de Texas, fue sancionado por el gobierno de los Estados Unidos por negociar combustible con la empresa nazi Luftwaffe. El tribunal admitió que él violaba el Trading with Enemy Act.
Despierto, después de la guerra, Prescott se aproximó a los hombres del poder, para usufructuar de la inmunidad e impunidad. Se convirtió en íntimo de los hermanos Allen y John Foster Dulles. Este último dirigía la CIA por motivo del asesinato de John Kennedy, en 1963. Convenció al viejo Bush a tener un gesto magnánimo y devolver a los apaches la cabellera de Jerónimo. Bush lo hizo, mas al poco tiempo los indígenas descubrieron que la reliquia restituida era falsa ...
La amistad con Dulles garantizó al hijo mayor de Prescott, George H. Bush, ejecutivo de la industria petrolera, el empleo de agente de la CIA. George se destacó al punto de, en 1961, coordinar la invasión a Bahía de Cochinos, en Cuba, para derrocar el régimen implantado por la guerrilla de Sierra Maestra. Fiel a sus raíces texanas, George bautizó las embarcaciones que conducirían a los mercenarios hasta la isla de Fidel de Zapata (nombre de su empresa petrolífera), Bárbara (su mujer) y Houston. La invasión fracasó, 1.500 mercenarios fueron detenidos y, más tarde, liberados a cambio de 10 millones de dólares en alimentos y medicinas para los niños. (No obstante la derrota, George H. Bush se convirtió en director de la CIA en 1976).
Triste con el mal desempeño de su primogénito como 007, Prescott Bush de consolaba con el éxito que él tenía en los negocios petroleros. Y aplaudió la amplitud de visión de su hijo cuando George, a mediados de los años 60, se hizo amigo de un contratista árabe que viajaba con frecuencia a Texas, presentándose al poco tiempo en la sociedad local: Muhammad Bin Laden. En 1968, al sobrevolar los pozos de petróleo de Bush, Bin Laden murió en un accidente aéreo en Texas. Los lazos de familia, sin embargo, estaban creados.
George Bush no lloró la muerte del amigo. Andaba más preocupado con las dificultades escolares de su hijo George W. Bush, quien sólo obtenía un promedio de C. La guerra de Vietnam se exacerbó y, para evitar que el hijo fuese convocado, George trató de enlistarlo en la fuerza aérea de la Guardia Nacional.
La bebida, sin embargo, impidió que el nieto de Prescott se convirtiese en buen piloto.
Papá George lo incentivó, entonces, a fundar, a mediados de los años 70, su propia empresa petrolera, la Arbusto (bush, en inglés) Energy. Gracias a los contactos internacionales que el padre mantenía desde los tiempos de la CIA, George hijo buscó las inversiones de Khaled Bin Mafouz y Salem Bin Laden, el mayor de los 52 hijos que dejó el fallecido Muhammad. Mafouz era banquero de la familia real saudita y casado con una de las hermanas de Salem. Esos vínculos familiares permitieron que Mafouz se convierta en el presidente de la Blessed Relief, la ONG árabe en la cual trabajaba uno de los hermanos de Salem, Osama Bin Laden.
La Arbusto pidió un concordato y renació bajo con el nombre de Bush Exploration y, más tarde, Spectrum 7. Tales cambios fueron suficientes para impedir que la bancarrota amenazase al joven George W. Bush. Salem Bin Laden, fiel a los lazos de familia, vino en socorro del amigo, comprando 600 mil $ en acciones de la Herken Energy, que asumió el control de la Spectrum 7. Y firmó un contrato de importación de petróleo por el valor de 120 mil $ anuales. Las cosas mejoraron para el nieto del viejo Prescott, que luego embolsó 1 millón $ y obtuvo un contrato con el emirato de Bahrein, que dejó a la Esso muriéndose de envidia.
En diciembre de 1979, George H. Bush viajó a París a un encuentro entre republicanos y partidarios moderados de Khomeini, en el cual trataron de la liberación de los 64 rehenes estadounidenses secuestrados, en noviembre, en la embajada de los Estados Unidos, en Teherán. Se buscaba evitar que el presidente Jimmy Carter se valiese del episodio, a punto de perjudicar las pretensiones presidenciales de Ronald Reagan. Papa George hizo el recorrido hasta la capital francesa a bordo del yate de Salem Bin Laden, que le facilitaba el contacto con el mundo islámico. (En 1988, Salem falleció, como el papá, en un desastre de avión).
En aquel mismo año, los soviéticos invadieron Afganistán. Papá George, que coordinaba operaciones de la CIA, recurrió a Osama, uno de los hermanos de Salem, que aceptó infiltrarse en Afganistán para, monitoreado por la Agencia de Inteligencia, fortalecer la resistencia afgana contra los invasores comunistas.
Los datos anteriores son del analista italiano Francesco Piccioni. Más detalles en el libro "A fortunate son: George W. Bush and the making of an American President", de Steve Hatfield. Tan sintomático en tanto la actual censura consentida por los medios en Estados Unidos, y la omisión en la prensa de la historia de como la CIA creó al general Noriega, de Panamá; Saddam Hussein, de Irak; y Osama Bin Laden, del circuito Arabia Saudita/Afganistán. Ahora, el nieto de Prescott Bush demuestra su fidelidad a la vena del abuelo: invade Afganistán para obtener, aunque a costa del sacrificio de la población civil, la cabellera de Osama Bin Laden.

Frei Betto
(Agencia Latinoamericana
de Información) Subir


Contra la guerra

De nuevo, los titulares
de los periódicos y de
la santa telemisión
nos anuncian…
¿Qué nos dicen?
La guerra.
La justa venganza
y la legítima defensa,
de los hombres y mujeres
de corbata y bienestar,
debe castigar
a los malos barbudos,
practicando el texto
de Moisés que aparece
a lo largo del Pentateuco:
ojo por ojo y
diente por diente…

Es la guerra.
Es su guerra.

De tal manera
nos lo venden, que
nos hacen cómplices
de sus maquinaciones

y de sus asesinatos…
Como mucha gente ya empieza a dudar y protestar…
nos vienen con nuevas
consignas como: seguridad,
autodefensa y ántrax.

Es la guerra.

Sin comerlo ni beberlo,
quieren que paguemos
la factura del menú.
Así los ejércitos
tienen campo abierto
para actuar e imponer
de nuevo su dominio.

Es la guerra.
Es su negocio.
Es su guerra.

Quizás han perdido
la memoria y no les
interesa recordar,

ni escarbar en el pasado
no tan lejano…
¿Se han olvidado
de la experiencia
atómica de Nagasaki
o Hiroshima?
¿Nos quieren vender
el ántrax, como novedad?
¿Qué pasa, que cuando el
democrático ejército de USA.
lo utilizó contra la población
en Vietnam, no era dañino?
¿No habéis oído hablar
de la guerra bacteriológica?
¿Qué hicieron en el cercano
Iraq?

Es la guerra.
Es su guerra.

Más cosas se pueden
decir y anotar, pero
no llegarían los folios
de una papelería… ya
que la guerra es horrenda

y crea odios y más guerras
y Belona y Marte, ahora
con otros nombres, lo disfrutan y quitan su beneficio.
Contra todo tipo de guerras. Contra el negocio armamentístico.
Contra la manipulación
y la dominación de los mal llamados medios de comunicación.
Y… la única batalla digna,
sería la gran revolución,
que barriera los ejércitos,
los Estados, el capitalismo,
todas las religiones
y las injusticias actuales…
Contra la guerra
y su negocio:
antimilitarismo activo.

Piensa, actúa
y rebélate.

Goliardo Ceibe Subir


No me gusta tu corbata
(ergo eres terrorista)

Imagino yo, será el próximo estigma para definir a quien no es amigo leal (léase siervo o lacayo, como bien puede y debe leerse) de Washington. Y es que en estos tiempos de terror desatado al Taliban (antes era al lobo, o al rojo, y siempre al negro o al rojinegro) y de caza de brujas, que supera a aquella básica y chapucera de la era Macartista, es fácil, por el Estado, inventar una ley antiterrorista capaz de cargarse o mejor aún pasarse por el forro de las armas desde las más básicas hasta las más sublimes libertades civiles.
Es ahora, cuando los medios de masas o de amasado, han desarrollado una campaña de pánico con el otrora bienamado Bin Laden y sus siete terroristas, a fin de justificar el control de todo o casi todo pensamiento, palabra y obra que no sea políticamente correcto, desde la perspectiva made in USA, perdón por el atavismo, made in Globalizado World.
Y es que cuando definen a John Lennon como colaborador de terroristas y de que sus canciones incitan a la violencia Imagine usted; ahora es claramente posible que a todo aquel mortal que ose oponerse a los designios del todopoderoso sea calificado de terrorista, vil desestabilizador y come niños, y lo que es peor, obligante de las políticas de persecución de cuanto inconverso haya por esos caminos de la vida, léase anarquistas, libertarios, libre pensadores, amas de casas, niños insumisos, perros cojos y demás usuarios de aviones y otros ingenios voladores.
Ahora que los defensores y adalides de la insensatez acaban de bombardear todo lo bombardeable en Afganistán, hay que preparase para que cuando se compre una corbata o una bufanda se acuse al portador de cualquier cosa que sea menester liquidar o, mejor aun, se le acuse de negarse a usar su corbata de cuero y cadena, sea cual sea su marca, modelo o color (léase collar de perros).

Hernán Subir


Veganismo y especicismo

Hace tiempo que, en el seno del movimiento libertario, se está produciendo un debate entre los partidarios de defender la vida de todos los seres (veganismo) y quienes diferencian entre la especie humana y el resto de las especies (especicistas). Traemos a estas páginas algunas de las intervenciones que se han dado en el foro de Internet "Anarqlat".

Sobre la lucha anarquista y la vegetariana

Quisiera dar mi punto de vista sobre lo que se estuvo discutiendo últimamente. Espero ser claro y no ofender, y si así lo hago, esa no fue mi intención. Para empezar les cuento dónde estoy parado en este asunto, no con ánimo de hablar sobre mi vida, sino sólo para que se entienda bien mi punto de vista.
Desde hace aproximadamente cuatro años no consumo carne y desde hace dos años no consumo huevos. Se puede decir que soy lactovegetariano, entonces.
Muchas veces me plantearon lo que se ha planteado aquí acerca de que si los vegetales, siendo seres vivos, no tienen el mismo derecho que yo o que una vaca a seguir su vida, sin que yo la interrumpa. Muchos vegetarianos contestan a esto dando formidables exponencias acerca del desarrollo de los sistemas nerviosos, los tejidos, los sentidos, etc., que por otro lado tiene mucho de cierto. Pero al hacer esto ¿no se cae también en el tan discutido "especicismo"? Creo que así es. Y entonces me dirán, bueno ¿por qué eres vegetariano? Y yo respondo: algo tengo que comer, y mientras menos violencia haya detrás de esa comida, mejor.
Nadie, pero nadie, más allá de las pretendidas explicaciones que he escuchado a lo largo de cuatro años de militancia tanto anarquista como vegetariana, tiene la verdad en este punto en un cien por cien. Esos son asuntos que podrán ver la luz sólo el día (si es que ese día llega) en que la ciencia esté a favor de la vida, de la no violencia y de la igualdad de oportunidades ante un plato de comida para todo el mundo. Mientras la ciencia esté al servicio de las compañías y de los Estados, de las guerras y la estética, ese velo nunca se correrá.
Y esto no creo que alguien que se diga crítico con este sistema, lo pueda poner en duda. Así entonces, puedo decir que si la verdad no es de uno, cómo se puede hacer para juzgar a otro. Estoy seguro que Luchi no quiso ofender a nadie con su afirmación de especicismo igual a fascismo, pero ¿Cómo se puede declarar fascista a una persona, cuando quien lo hace utiliza iguales argumentos para defender su alimentación a base de vegetales?
Algo que tiene que ver mucho con lo que se discute es la lucha contra McDonalds. He participado en muchas acciones contra estos locales, y estoy convencido que si, de un día para otro, McDonalds decide retirar sus productos con carne y vender solo McSoja, la concurrencia a dichas acciones disminuiría notablemente, por no decir que muchos estarían del otro lado del vidrio cuando la protesta. ¿Y entonces que? ¿McDonalds ya no es más malo por que sólo nos vende McSoja transgénica, mientras sigue devastando los campos, empobreciendo al campesinado, esclavizando a sus empleados, imponiendo paradigmas culturales ajenos a los propios?
¿No es acaso tanto o más importante levantar nuestras voces contra la biotecnología y los alimentos transgénicos, esos que además de jugar al frankenstein, dejan al pequeño campesino famélico y lo obligan a retirase a las ciudades, lo que es mucho peor? A estas alturas, hasta los vegetarianos comemos animales: a los tomates se les inyecta gen de pez, a la soja gen de insectos, a otros cultivos genes de aves, y así un largo etc. Sobre esto puede consultarse la revista Futuros (http: futuros.galeon.com), que cuenta con buena información sobre transgénicos.
Creo que hasta que no respetemos a nuestros iguales, será imposible que respetemos a otras especies, aunque esto no signifique que ambos respetos no puedan ir de la mano, como decía Luchi. El respeto por otras especies, y por los ecosistemas en general es algo que está intrínsecamente ligado con un proyecto que pretenda una verdadera emancipación por sobre esta cultura de la muerte que nos impone el capitalismo, una emancipación libertaria y liberadora.
Pero no debemos reducir nuestra lucha a uno de estos aspectos. Quizás a mí me interese más luchar contra las compañías petroleras, a otros contra el sometimiento de McDonalds no ya contra los animales sino contra la vida misma, a otros por una igualdad verdadera de géneros y el fin del patriarcado. Pero no por eso es fascista quien tenga dudas sobre la utilidad o validez de ciertas propuestas. Se ha citado a Tolstoi como ejemplo de anarcovegetarianismo, pero no olvidemos que Tolstoi creía fervientemente en Dios. ¿Por esto es menos anarquista, o deja de pretender un futuro libre para todos? Una cosa es la Iglesia católica y otra muy distinta es Tolstoi. Pues bien, una cosa es el fascismo de Mussolini, Hitler, Massera, Franco, Pinochet y otra cosa muy, muy distinta es comer un pez o un bife.

Juan Pablo

Especicismo y fascismo

Yo soy anarcoanimalista antifascista y quiero compartir con ustedes mi pensamiento: Despotrican contra el fascismo que habla de razas superiores, pero pagan y enriquecen a gente para que mate animales por ustedes y se los sirva en un plato de comida. Podría decirse que no hay diferencias ostensibles entre un racista que niega derechos a ciertas razas y un especicista que niega derechos a ciertas especies animales.

Luchi Bonfico

Veganismo y religión

Creo que hoy se plantea una discusión que ha quedado menospreciada por mucho tiempo y que ha dado motivos de peleas en muchos. A mi juicio, tampoco creo que matar un animal sea un hecho fascista, aun cuando yo crea en el vegetarianismo. Son muchas las falacias e intolerancias que se manejan en grupos de "liberación animal" que por lo general están compuesto por personas de esferas bastante burguesas y que sólo desean hacer sus "buenas acciones del día", sí creo en tener un buen equilibrio en la naturaleza, pero esto no significa que le pidamos a un esquimal que sea vegetariano o que no se abrigue. En el camino que he recorrido de una u otra forma he visto como el juicio ético (lucha por la emancipación y el bienestar del mundo y del ser humano) es menospreciado por el juicio estético (el que sólo se conforma con la acción altruista y la imagen sin contenido emancipador) y que para colmo siempre terminan con el simple discurso de "yo soy realista y sólo cambio lo que está a mi alcance". Lamento mucho en realidad observar mucha gente que habla de liberación animal y no da ni un aporte a la lucha social, lamento mucho ver mucha gente pasando hambre mientras las grandes transnacionales del alimento lo acaparan y lo hacen reproducir antinaturalmente, lamento mucho que estas discusiones intolerantes se den y hablen de libertad, que llamemos a nuestros propios compañeros fascistas por comer carne, cuando la lucha es más amplia y necesita mucho más compromiso con la vida y no con espejismos, como si nos resignáramos a que ya no hay posibilidad de un cambio en el humano y por tanto sólo esperamos ver a lo animalitos ser "libres y felices", esto es casi como el jardín del edén; espero no tener que vivir allí y comprender que por una u otra razón los seres vivos tenemos relaciones entre nosotros, ya sea por cadena alimenticia o afectiva.
Sí creo que los animales son seres que merecen respeto, pero ya basta de ver esto como religión sin entender las relaciones que tenemos. También afirmaría por el bien de nuestra propia salud que es mucho mejor comer vegetales que animales, pero espero que de mi boca nunca salga un calificativo de fascista para alguien que esté en esta lucha, tal vez los fascistas son aquellos que tienen un doble discurso, aquellos que siguen explotando trabajadores y sólo hablan de "pobrecitos los animales".
Con mucho respeto para todos, solo espero contribuir y no ser motivo de peleas inútiles. Con amor y anarquía.

Nervinson Machado

Animales y personas

Lo que cansa con los antiespecicistas, de América Latina o de Europa, es que no hacen diferencias entre lo humano y lo animal. Una confusión enorme en el ámbito de los "libertadores".
Así, puede ser calificado de fascista cualquier persona que no reconoce la importancia de la "cuestión" animal. Y es el más peligroso de este modo de pensamiento: un animal = ser humano. Una persona que no quiere a los animales o que mata un animal = un fascista o un nazi. Por consecuencia, una vida animal tiene la misma importancia que una vida humana. Las personas asesinadas por regímenes fascistas o nazis tienen la misma importancia que los animales matados hoy. Un modo de pensamiento falso y perverso, desde mi punto de vista. Lejos de una ética libertaria que no niega la importancia de un ecosistema relacionado con el ser humano o rechazando la explotación de la naturaleza y de todos los seres vivos. Pero que valora la construcción de una sociedad humana.
Admitir una jerarquización entre los seres humanos y los animales no implica admitir las masacres animales. Pero implica también que una vida humana tiene más importancia que una vida animal. Lo siento, pero soy un ser humano. Para mi, un cazador no es un nazi. No me gusta la caza y nunca maté un animal sino para comerlo.
Otra cosa insoportable con los antiespecicistas: tienen una enorme capacidad para dirigir las discusiones de tal o tal lugar sobre sus ideas. Así, sólo se habla de antiespecicismo, y no se habla de otra cosa. El antiespecicismo no es una cuestión central en los pensamientos de liberación social. Mi modo de lucha personal me hace solidario y pro feminista antes de ser pro gallina; pro sindical antes de ser pro animal; antimilitarista antes de ser anti-cazador; etc.

Daniel Vidal

Intolerancia y veganismo

Creo que la intolerancia -por lo menos así la practico yo- debe estar dirigida contra los dogmas del otro lado de la trichera (fascistas de verdad, proclamadores del Estado o del Capital), con quienes no tiene sentido discutir y no con supuestos compañeros de ideas (lo que no niega la crítica ni el debate interno, pero de un modo más solidario y fraterno).
Intentar generar el caos, desde la soberbia y pedantería en cuanto a quien es más "anarquista", me parece sospechoso. Quizá, al borde de cumplir los requisitos de saboteador.
De todos modos, encontré mas equilibrada la respuesta de Lucchi a la propia polémica originada por él (que por lo demás, no tiene nada de malo). Aunque, nuevamente cayendo en esa intransigencia (viniendo de un ¡libertario!), mencionando algo de una "dictadura anarquista" en contra de los animales. Del "fascismo del homo sapiens" y demás.
Está bien, yo como carne y me gusta, pero no ando por la vida torturando animales por gusto y alimentándome de animales cada día, ansiosamente. ¿Y qué tal de los vegetales? Como ya les preguntaron. La consecuencia con los "seres vivos" debe ser absoluta o total, ¿no? ¿O acaso los vegetales no son "seres vivos"?
Quisiera advertir que ese nivel de intolerancia tiene límites peligrosos. He escuchado -acá en Chile, de un compañero de organización- que en las últimas manifestaciones antiMacDonald's grupos de liberación animal portaban cintillos con la inscripción "vegano o muerte"... Por favor... si esa intransigencia no es fascismo...
Es triste cuando pretendidos anarquistas se inundan de simplismos estúpidos, de ver la vida en blanco y negro, de los que están conmigo o en mi contra, cuando hay que sumar y construir colectivamente para la emancipación social, humana, animal, sexual, psicológica, vegetal... que nos incluya a todos en un proceso integrador y no desde una instaurada inquisición o cheka vegana que dicte lo que es correctamente "anarquista" o no.
Mi abucheo a los intolerantes y fanáticos. Si no comer carne se ha convertido en una religión, doblemente la rechazo.

Andrés Pérez Subir


Lorenzo Kom'boa Ervin,
pantera negra anarquista

A fines de los años 60 Lorenzo Kom'boa Ervin era miembro del Student Non-violent Coordinating Committee in Eastern Tennessee (SNCC - Comité de Coordinación de Estudiantes No-violentos de Tennessee Este), y luego se adhirió al Black Panther Party (Partido de los Panteras Negras) cuando ambos grupos se fusionaron en 1967-68.
Durante este período, cuando el llamado movimiento "Black Power" comenzaba a surgir en oposición a la dirección del reformista movimiento por los derechos civiles -en el sur de los EE.UU. y en otras partes de Norteamérica- Lorenzo Kom'boa Ervin estuvo involucrado en las actividades por los derechos civiles y contra el Klu Klux Klan en Chattanooga, Knoxville, Atlanta, y otras ciudades.
Cuando se constituye el tribunal para juzgar al "Black Power" en el verano del 1968 en Hamilton County, Tennessee, con el objetivo de investigar al SNCC y el papel del movimiento emancipatorio Negro en la planificación de los disturbios en la ciudad de Chattanooga, Kom'boa fue llamado -junto a otros activistas del SNCC- a presentarse al jurado acusado de portar armas. Cuando supo que la policía y el Klu Klux Klan lo perseguían para matarlo si no atestiguaba en contra de sus compañeros, decidió abandonar la ciudad. La policía y el FBI tenían órdenes de "disparar a matar". La historia oficial sería que Kom'boa habría muerto al resistirse al arresto. Kom`boa se dio cuenta de que tenía que salir del país si quería sobrevivir.
El 25 de febrero de 1969 secuestró un avión y lo desvió a Cuba desde Atlanta, pero luego fue deportado a Checoslovaquia. Agentes de los EE.UU. lo localizaron y trataron de arrestarle. Se escapó, pero al final lo lograron capturar y llevar a EE.UU., lo presentaron frente a un tribunal racista en un pueblo de Georgia y lo condenaron a doble cadena perpetua.
De todas maneras, no se dio por vencido en la cárcel, luchó por los derechos de los presos como su representante sindical. Luchó por los derechos de los negros, fue abogado en la cárcel y uno de los primeros entre el radicalismo negro norteamericano en hacerse anarquista durante su tiempo en prisión.
Durante un tiempo fue uno de "Marion Brothers", que eran presos políticos mantenidos en la infame Unidad de Control de la Prisión Federal de Marion (IL). Finalmente, su lucha y la notoriedad internacional del caso lo llevó a la libertad. Millones de personas se enteraron de la injusticia de su caso. tras casi quince años (1969-1983) una campaña internacional logró que lo liberaran.
Tras ser puesto en libertad siguió luchando contra el racismo, la violencia policial y por libertad de prisioneros políticos como, por ejemplo, Mumia Abu-Jamal. Escribió su autobiografía Años de lucha, años de muerte (Years of Struggle, Years of Death).

Randall Gicker Subir


¿El fin de la Historia?

Durante las siguientes líneas vamos a mantener una posición critica ante la teoría de Fukuyama defendida en su escrito titulado "El fin de la historia" y diversos artículos. Esta teoría la he descubierto con motivo del estudio de un asignatura dedicada a la historia del pensamiento contemporáneo, y tal es el impacto que me ha provocado el razonamiento de Fukuyama que me ha incitado a escribir estas líneas.
Lo primero sería explicar de manera somera lo que la teoría de Fukuyama viene a decir. Él es uno de esos pensadores que considera que la historia camina hacia un fin último. Y esta teoría considera que el fin ha llegado ya. La culminación de las aspiraciones del hombre para Fukuyama se ha conseguido con la consolidación del sistema liberal capitalista, pues a través de la práctica de éste, el binomio explotadores y explotados se ha acabado. En el liberalismo capitalista se ha venido a igualar la sociedad, y aunque el sistema sufrirá cambios internos para seguir mejorando, jamás se podrá conseguir ya una transformación social, pues sería retroceder en el avance progresivo de la humanidad.
Vistas estas primeras líneas tendríamos ya material suficiente como para criticar la teoría de Fukuyama y ejemplificar su fracaso. Lo primero que hay que considerar es de dónde viene Fukuyama. Política e intelectualmente se ha formado en la administración Reagan. Por ello no es de extrañar que tenga esta visión. En los años en los que Ronald Reagan (que aparte de haber sido un nefasto presidente fue un pésimo actor) el mundo anglosajón se vio dominado por dos figuras que pusieron al conservadurismo en lo mas alto. Uno es el ya citado Reagan y la otra es la presidenta del Reino Unido Margaret Thatcher. Durante este tiempo la mentalidad capitalista y conservadora caló entre las altas esferas y eso hizo que los círculos alrededor de ambas administraciones adoptaran tal sistema en sus hábitos de defensa. Fukuyama es el caso más famoso en esta tendencia.
La historia puede que tenga un fin, una meta, lo que la filosofía griega denominada "teleologismo". Pero ese fin no puede ser el sistema liberal capitalista en el que vivimos. La teoría de Fukuyama es una teoría que complace al poderoso pues hace que éste salvaguarde sus intereses. Pero en la sociedad sigue habiendo explotados, personas que realizan un trabajo y no les repercute económicamente como les debería repercutir. Y estas personas son los más, son los trabajadores, son los asalariados, aquellos con los que con su trabajo se hace rico el poderoso. Esta teoría sigue manteniendo la alienación económica. Al contrario de lo que piensa Fukuyama, la sociedad capitalista no establece la igualdad entre los hombres, sino que estratifica aun más la diferencia entre explotadores y explotados, entre ricos y pobres.
Pero la pretensión final no es sólo mantener la alienación económica, sino también la alienación mental, haciendo creer que esta sociedad es la perfecta, incentivando el llamado "pensamiento único". Con ello se intenta hacer a los trabajadores marionetas del sistema, guiarlos por donde los capitalistas quieren, haciéndoles autómatas de la llamada "aldea global". Ya nos preparan para la globalización, que no es tal globalización sino imperialismo económico, el someter los ricos a los pobres y hacer del mundo una empresa con sus jerarquías y explotaciones.
No, el fin de la historia no puede ser la sociedad capitalista, porque ésta aglutina todos los valores de la desigualdad y es antinatural. El fin de la historia o más bien el fin de los hombres, debe ser la total igualdad entre todos, la completa emancipación de esta sociedad con todas sus jerarquías e instituciones que cada día nos ahoga más. Todo este desenfreno y frenesí del beneficio, de la especulación, que repercute sobre una minoría privilegiada a expensas de una mayoría que agrava su pauperización, no es lo que busca el hombre. Hoy más que nunca debemos retomar los valores de lucha de antaño, luchando desde el sindicalismo revolucionario, desde el anarquismo militante, por la consecución de nuestros ideales de libertad, de igualdad, de apoyo mutuo, de socialismo, de fraternidad. Si la humanidad vira hacia el lado contrario nos volveremos a encontrar con aquello contra lo que se luchó tan enconadamente, la esclavitud.
No demos lugar al engaño. Las teorías como las de Fukuyama y demás ralea no representan el beneficio de todos: es el beneficio de ellos y por ende nuestra derrota. Desde las filas del anarquismo, desde el anarcosindicalismo, es decir, desde la C.N.T. y la F.A.I., debemos seguir luchando contra la tiranía capitalista y por la consecución de una sociedad más justa, por la anarquía.

Julián Vadillo Subir


Ni esta ley ni ninguna otra

Como todos los "gobiernos" antes de irse -si es que se van-, el nuestro nos va a dejar su legado en "educación" y como los anteriores y los futuros ven la enseñanza no como una forma de desarrollo integral de la personalidad humana dirigida a su emancipación y a su libertad, sino como una forma de adoctrinamiento para reproducir el orden económico-social, político y cultural que necesita la competitividad, la jerarquía y la autoridad para mantenerse.
Como todas las "oposiciones", la nuestra se va a aprovechar de la necesidad que tiene la sociedad de una enseñanza diferente, un modelo de enseñanza autogestionada en el que la formación sea durante toda nuestra vida basada en la igualdad real, en el apoyo mutuo, en la creatividad, en el espíritu crítico, en la autonomía y responsabilidad de los individuos y en la libre expresión del ser humano.
No hay que olvidar que la antigua ley ya empezó con la privatización, con la precariedad laboral, con la desigualdad general y politización de la Universidad, y ésta sólo va un paso más allá. Crea más subclases de trabajadores docentes, reduce la democracia en la institución y dificulta el cambio político aún más en ella.
Es la "vida universitaria", esa vida que tantas expectativas nos creaba cuando éramos adolescentes, esa que tanto deseaba nuestra madre y padre, y que ya planeaban para nosotros y nosotras en el lecho de la cuna… Ese centro de cultura, donde el saber corre por las esquinas y la investigación está en la mente de todos/as.
Pronto esa imagen de adolescente se tiñó de oscuro color, y la nebulosa comenzó a rondar nuestras cabezas. Las clases, ¿no se parecen demasiado a las del instituto? Un profesor o profesora, que imparte magistralmente las clases, unos/as alumnos/as que las reciben sumisamente sin rechistar creyendo a ciencia cierta todo lo que se afirma, unas clases que son iguales a las del instituto pero más masificadas, una evaluación consistente únicamente en un examen (simple recuerdo de conocimientos memorísticos), y unas prácticas que en el 90 % de la universidad española son una cutrez, que para nada sirven en la realidad.
¿Dónde quedó el aprendizaje profundo, crítico y colectivo? ¿Y la investigación? Cómo se puede hablar de valores democráticos y de representatividad en la universidad cuando entre el colectivo de estudiantes solo hay 7% de votantes, - que dicho sea de paso representan al 20% en los órganos de gobierno, donde los docentes representan el 60%, porcentajes que al amparo de la LOU y la pasividad general, probablemente ahora se distanciarán-. Datos que demuestran que realmente no hay una verdadera democracia y el espíritu crítico la misma institución se lo carga porque no le interesa.
Y qué decir de los representantes, que sólo representan a una minoría, que son los políticos del futuro, aprendices de directores y ejecutivos de organizaciones al servicio del poder y la corrupción.

¿Qué es la pedagogía libertaria?
Es un modo diferente al que estamos acostumbrados de concebir la educación. Buscamos la transformación global de la sociedad a través de esta pedagogía. Queremos y debemos cambiar muchos valores de la sociedad actual que son los responsables de tanta desigualdad e injusticias en el mundo. A través de la educación queremos buscar el apoyo mutuo, la libertad, la igualdad ética y colectiva, la dignidad y la responsabilidad, es decir, el bienestar del ser humano.
Entendemos la educación como una formación continua durante toda nuestra vida.
Los principios de la pedagogía libertaria son:
-La libertad del individuo.
-En contra de toda autoridad.
-La autonomía del individuo.
-El juego como acceso al saber.
-La coeducación de sexos y social.
-El autodidactismo.
-La autoevaluación.
-La asamblea.
-El reparto de tareas.
Para crear personas libres es preciso que cada individuo decida, escoja y trate aquello que le interesa sin necesidad de las órdenes de nadie, sino siendo consciente de sus propias limitaciones que la persona elija qué, cómo, cuándo y dónde quiere trabajar los conceptos y actividades y actitudes necesarias para su educación.
Todo esto se traduciría en una enseñanza accesible a todo el mundo sin ningún tipo de barreras, donde cada persona tenga una palabra y un voto. Una enseñanza donde la asamblea sea el máximo órgano de decisión y dónde el acceso al saber y a la investigación sea libre y no esté dominado por grupos de poder y corrupción. Una enseñanza vinculada con el trabajo y compatible con él.
Consideramos que todo esto es un montaje político, pero no podemos olvidar que la enseñanza es una herramienta para cambiar la sociedad y conseguir un mundo mejor. Por consiguiente, apoyamos las movilizaciones, pero no obstante tenemos que denunciar a todas las organizaciones y sindicatos que deciden y negocian por nosotros. Aborrecemos la jerarquía, la manipulación y la sumisión de todas estas organizaciones que están más del lado de los poderosos que nos oprimen y explotan que de los estudiantes y trabajadores.
También tenemos que advertir que lo que ahora se va a pactar -si se pacta- son los porcentajes de poder y como siempre a cambio de tus derechos, puntualizando que la verdadera batalla se debería librar a la hora de elaborar los estatutos de las universidades.

Novedades de la LOU (Ley Orgánica de Universidades)
Esta ley no incluye muchas modificaciones respecto a la LRU, pero las pocas que introduce suponen un incremento notable de la politización y un aumento de poder de los estamentos más reaccionarios de la universidad (estos son siempre los que están en el poder independientemente de su signo político o ideológico).
Esto unido a la reducción sistemática de representantes de los trabajadores y alumnos en los órganos de gobierno, la transformación de los órganos más asamblearios en representativos, la negación de voz y para algunos sectores el voto en los órganos de decisión económicos y la introducción de "elementos de reconocido prestigio social y político" en otros, supone un aumento del control económico y político. En definitiva un tremendo retroceso en la evolución hacia la democracia directa y la autogestión que consideramos debe de ser el camino a seguir en las universidades. (*Titulo III "Del gobierno y representación de las Universidades" Capitulo I "De las Universidades públicas" art. 13 al 26)
El personal docente en este caso resulta ser el más perjudicado, pues en primera instancia parece que al introducir la figura de la habilitación previa a nivel nacional (Art 57) va a acabar con la endogamia y el favoritismo, pero al aumentar el número de profesores contratados en un 29 % y sus categorías (introduce 3 categorías más, en dos de las cuales no se exige habilitación, y prorroga hasta el infinito el tiempo de contratación de los visitantes y asociados art. 48 al 54) aumenta su precariedad, empeorando los peores vicios de la antigua ley.
Todo esto será supervisado por un órgano de nueva creación la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación, que en manos de los políticos se puede convertir en una nueva "Santa Inquisición".
En el tema económico supone un nuevo paso hacía la privatización y el empeoramiento de los servicios por falta de presupuesto al introducir la disposición adicional octava "un modelo de financiación de las universidades… atendiendo a las necesidades mínimas de éstas" y una financiación paralela de las universidades privadas al no discriminar entre ellas a la hora de repartir el dinero para ayudas al estudio y becas (Art. 45).
La investigación queda al servicio de las grandes empresas y para colmo el punto 6 del artículo 30 establece diferencias entre las universidades privadas y las de la iglesia como si no fueran las mismas y la disposición adicional 4ª les aplica un régimen especial que les exime de los requisitos que a las demás.
En definitiva, tenemos una ley que amplifica los peores defectos de nuestra universidad y da un paso más hacia politización.
En CNT sabemos que ni ésta ley ni cualquier otra promulgadas por el poder basadas en la autoridad cambien radicalmente las cosas y sabemos que cambiarlas es cuestión de tod@s, por eso mismo nunca te vamos a pedir tu voto para representarte en ningún sitio. Articulamos nuestra lucha en función de la asamblea, el apoyo mutuo, la acción directa y la solidaridad.
Para nosotros la autogestión es fundamental para nuestra independencia y por eso no aceptamos subvenciones.
En CNT tod@s somos y queremos seguir siendo trabajador@s por eso habilitamos medios reales y efectivos para defender nuestros derechos.

Federación de Enseñanza
de la CNT de Madrid Subir


La historia de Lucio Uturbia

A veces la realidad supera con creces a la ficción. Si buscamos concienzudamente, podemos encontrar vidas apasionantes a la vuelta de la esquina. Personas de aspecto normal pueden llevar a sus espaldas el bagaje de años de lucha y sacrificio por un ideal, haber sido fundamentales en la consecución del bien común.
En mis manos cayó este verano un libro que me ha reafirmado en mis convicciones y que aconsejo a todos los que deseen conocer las vidas de otros compañeros que siempre han estado en la brecha, que nunca han flaqueado a pesar de años de clandestinidad. El libro es Lucio, el anarquista irreductible, y ha sido escrito por el francés Bernard Thomas. El compañero biografiado es Lucio Uturbia (Cascante, Navarra, 1931), hombre que, a pesar de vivir en el exilio, nunca estuvo ajeno a la lucha contra la maquinaria franquista ni se dejó amilanar por los elementos estalinistas que pululaban a su alrededor, deseosos de cuadricular el individualismo militante nacido por doquier.
Esta biografía es tan interesante como esencial para conocer al dedillo los entresijos de la resistencia antifranquista dentro y fuera de nuestro país. Hijo de un militante republicano fusilado durante la guerra (Navarra quedó desde el principio bajo el dominio de los militares insurrectos), Lucio creció en la pobreza de la posguerra sin poder ir a la escuela. Su universidad fueron las calles, campos y plazas de su pueblo. En 1954, desertando del servicio militar, huyó de España y se estableció en París, su hogar hasta la fecha de hoy.
Trabajador incansable, primero albañil y después solador, todas las mañanas cumplía su horario laboral, mientras dedicaba la tarde al principio para aprender en los salones del sindicato anarquista de los militantes curtidos. "Quico" Sabaté estuvo escondido en su casa de Clichy en las postrimerías de la década de los cincuenta, y más adelante, para desarrollar todos los proyectos en su lucha silenciosa. En este tiempo, su hermano mayor, Alfonso Uturbia, se dedicaba al contrabando en la frontera entre Navarra y Francia. Lucio aprovechó este hecho para pasar cuantas veces necesitó de un lado a otro sin ser detenido.
Hechos de "acción directa" (atracos a mano armada sin sangre, pequeñas bombas caseras a título testimonial, reparto de panfletos subversivos por las calles más importantes de las ciudades del norte de España, entrega de dinero procedente de las extorsiones a los clandestinos del interior para seguir subsistiendo, etc.) aparecen en los primeros años de su biografía por influencia de su compañero Quico Sabaté, hombre digno de tener en cuenta, pues fue enemigo público número uno del régimen después de la guerra hasta su abatimiento en Barcelona en 1960 (su historia, tan apasionante como la de Lucio, también merece la pena ser conocida). La desaparición de este personaje da un vuelco a su vida, entiende que la violencia sólo engendra violencia y que seguir por ese camino tarde o temprano le llevará al mismo final que su camarada.
Ha aprendido el oficio de falsificador. Primero son trabajos sencillos, como documentos españoles de identidad y de circulación, para que los compañeros puedan desenvolverse en el interior del país sin ser molestados. Más adelante, cheques de viaje y trabajos más elaborados. Todo el botín de las "estafas" va a parar a la batalla sorda contra el régimen fascista, a socorrer a las familias de los compañeros en apuros, detenidos o muertos por el ideal, y a seguir en la brecha como ejecutor de planes contra el capital. Sin embargo, no se queda con nada de lo sustraído, todo sirve para subvencionar la lucha, esa labor de zapa que obtiene resultados tan dispares.
Es considerado un nuevo Robin Hood y hasta la policía francesa le respeta. Incluso personajes de la subversión en América latina vienen a aprender sus métodos incruentos pero muy efectivos; así conoce personalmente al Che Guevara un par de años antes de su muerte en Bolivia. Y todo sin abandonar el tajo, sin dejar su oficio de solador en ningún momento.
En 1968 se desencadena el Mayo francés. Las revueltas estudiantiles también arrastran a los obreros y él se presenta muy activo organizando un grupo a las afueras de París. Los grupos estalinistas intentan acaparar toda la fuerza obrera buscando boicotear cualquier reunión o manifestación que se salga de su ortodoxia. No pueden con Lucio, que se muestra muy activo mientras duran los enfrentamientos. Durante aquellas jornadas tan revolucionarias conoce a su mujer, estudiante por entonces, que será en adelante su mayor apoyo y cómplice. Forma una familia sin abandonar la militancia.
Y llega la democracia a España. Sin embargo, la lucha continúa pues el aparato del antiguo régimen, los estamentos militares y la policía, siguen intactos. La censura aún efectúa su labor y una de sus presas será Albert Boadella, actor y director de teatro, por una obra contra la intransigencia de los militares. Escapado de la prisión incondicional a la que es condenado, Lucio lo saca del país hasta que se calman las aguas. La joven y frágil democracia, invento del capital en su deseo de europeizarse, poco a poco va mostrando su cara verdadera pues, como dice el refrán, "es necesario que algo cambie para que todo siga igual". Lucio se da cuenta en seguida y prefiere seguir en Francia para continuar su lucha. Una sociedad hipócrita e insolidaria sólo merece la labor de zapa que se venía realizando hasta la fecha: las ansias se redoblan.
Sin lugar a dudas, Lucio Uturbia merece un lugar de privilegio en la historia de la última mitad del siglo XX como luchador por la libertad, como leal compañero anarquista. Libros como este muestran su vida y la de tantos otros que quisieron construir un mundo nuevo más justo.

Juan Moreno Subir


Congreso centenario de la Escuela Moderna

Como estaba programado, la semana del 5 al 11 de noviembre se ha celebrado en Guadalajara el Congreso de Historia con motivo del centenario de la Escuela Moderna de Barcelona, que fue organizado por la Fundación Anselmo Lorenzo y apoyado por la C.N.T.- de Enseñanza de Castilla - La Mancha y por el Grupo de Historia Social.
Las jornadas se abrieron el lunes 5 de noviembre con la proyección de la película ¡Viva la Escuela Moderna!, dirigida por Adolfo Dufour Andía en 1997. La presentación corrió a cargo del compañero Alfredo. Fue a partir del fin de semana, los días 9, 10 y 11 de noviembre cuando se desarrollaron las conferencias. El día 9 se inauguró el Congreso con unas palabras del compañero Manuel Carlos de la Fundación Anselmo Lorenzo. Ese día intervinieron Manuel Pérez Ledesma, que habló del desarrollo del movimiento obrero durante el inicio del siglo XX, y José Luis Gutiérrez Molina, que habló específicamente del anarquismo en esos años. En la sesión de tarde, Francisco Madrid disertó sobre la labor cultural del anarquismo y, posteriormente, Alejandro Diez Torre trató de la educación y pedagogía oficial en los inicios del siglo XX en Guadalajara. Con esto quedaba cubierto lo que fue el entorno social de la Escuela Moderna.
El día 10 se dedicó a Ferrer Guardia y a la Escuela Moderna. En la sesión de la mañana nos acompañaron Ana Sigüenza, que nos habló de lo que es propiamente el plan pedagógico de la Escuela Moderna, y Eduard Masjuán, que trató el tema del neomalthusianismo en España e Italia y su vinculación a los planes educativos de la Escuela Moderna. Por la tarde, Juan Avilés Farré hablo de la figura de Francisco Ferrer, anunciándonos que está preparando una biografía del fundador de la Escuela Moderna.
El ultimo día se dedico a la influencia que tuvo la Escuela Moderna, acompañándonos Alejandro Tiana Ferrer, que habló de la pedagogía libertaria durante la Guerra Civil, y Teresa González, que habló de la Escuela Moderna en Canarias.
Junto a todo esto se presentaron también comunicaciones relacionadas con el tema, suscitando gran interés por su notoria calidad.
Por último comentar que se contó con una gran asistencia de publico y que los debates fueron muy interesantes, merced al interés que el tema de Ferrer despertaba en la gente. Esta asistencia también se produjo en la exposición que sobre Ferrer y su obra se llevó a cabo en el Ateneo Municipal de Guadalajara durante toda la semana.
Todo ello nos ha valido para colocar a Ferrer y su obra en el sitio que le corresponde, dejando en evidencia a aquellos que le difaman y desmintiendo a aquellos que le mitifican.

G.H.S. Subir


 

No más guerras. No más mentiras

Contra todas las guerras

Frente a la mentira
Manifiesto por la libertad del ser humano

De periódicos y periodistas

Estados Unidos: Lazos de familia

Contra la guerra

No me gusta tu corbata
(ergo eres terrorista)

 

Veganismo y especicismo

Lorenzo Kom'boa Ervin,
pantera negra anarquista

¿El fin de la Historia?

Ni esta ley ni ninguna otra

La historia de Lucio Uturbia

Congreso centenario de la
Escuela Moderna