PERIODICO ANARQUISTA
Nº 159
          OCTUBRE 2001

 

SECCIONES

  

Portada

 

Nuestro periódico

 

Tablón

 

Números
anteriores

 

Suscripciones

 

Conctacta con nosotros

 

Sitios de interes

 

Documentos
de la I.F.A.

 

 

 

 



[NUESTRO PERIODICO] - [TABLON] - [Nos. ANTERIORES] - [SUSCRIPCIONES] - [CONTACTA] - [SITIOS INTERES] - [DOCUMENTOS IFA]
Portada

El estado de la cuestión

Establecer una perspectiva anarquista ante el ataque terrorista en EE.UU. es algo que se antoja necesario, pues nosotros también tenemos cosas que decir ante el hecho. Pero en el análisis que vamos a establecer, no solo vamos a hablar del brutal ataque terrorista, sino de lo que ha podido provocar este hecho y cuales son las consecuencias que se pueden extraer de toda esta situación.
El hecho poco se puede narrar. Aquí sí que se ve bien ese refrán de una imagen vale más que mil palabras. Y así es, podríamos aquí emplear multitud de palabras para describir el hecho, pero sería redundar más sobre lo mismo.
Lo que mas puede interesar es que ha podido provocar un ataque de tal magnitud, y mas sin saber aun quien lo ha perpetrado, aunque los indicios apuntan a los fundamentalistas del mundo islámico. Desde el inicio de la década de los 90 se produce por parte de EE.UU. una intensificación de su campaña contra el mundo islámico, en lo que se refiere a materia política y materia económica. Todos recordamos la Guerra del Golfo en 1991 por el interés petrolero de Kuwait. Pero quizá, y para ser más analíticos en el tema, deberíamos retrotraernos mucho más en el tiempo, y analizar el origen de este encarnizado odio entre el mundo occidental y el Islam. Odio mutuo, dicho sea de paso.
En 1948 se creó en territorio palestino, con el beneplácito de la O.N.U., el Estado de Israel como solución para todos los judíos desplazados con motivo de la Segunda Guerra Mundial. Supuestamente la creación de este nuevo Estado no tenía que ir en detrimento de la población árabe residente en ese territorio. Pero sabemos que los intereses de Occidente eran otros y, desde entonces, la zona es un permanente foco de conflictos.
Otro foco de conflictos en Oriente se produjo a partir de 1979 cuando en Irán se produce la revolución encabezada por el ayatollah Jomeini. En EE.UU., que tenía intereses petroleros en la zona, cunde el terror cuando un islamista se hace con el control de la situación. Los norteamericanos necesitan alguien en la zona que haga el trabajo sucio. ¿A quien encuentran?. A Iraq y a Sadam Hussein. Con ello estalla la guerra irano-iraquí, siendo Iraq armado por EE.UU. Al final a los yanquis el aliado le salió fallido, y Sadam Hussein se volvió contra los intereses americanos, de ahí que surgiera en 1991 la Guerra del Golfo.
Estos son dos de los hechos principales en la lucha de unos contra otros, aparte de otros conflictos con Arabia Saudí, Libia, Líbano... Pero si tuviéramos que aglutinarlos todos no acabaríamos nunca.
Pasemos ahora a como son ambos "bandos", en qué se caracteriza EE.UU. y en qué se caracterizan los países islámicos.
Estados Unidos es la primera fuerza militar y el país imperialista por excelencia. La política que lleva es de expansión, pero no una expansión de conquista en el sentido político y territorial, sino en el sentido económico. Los países que se apartan de su disciplina son duramente castigados, directa o indirectamente. A nadie se le escapa que los países de América Latina son semiesclavos de la potencia norteamericana y que muchos de los golpes de Estado de carácter fascista y tirano que se produjeron en Sudamérica estaban subvencionados por EE.UU. Ahí esta el caso de Chile o Argentina, donde Norteamérica dio ayuda económica y humana a Pinochet y Videla. También la Escuela de las Américas, auténtica academia de torturadores dictadores. También mantiene una vigilancia sobre el mundo occidental, sobre todo de talante económico (aunque también político), y su moneda, el dólar, rige los mercados internacionales. Son en definitiva los jefes del mundo, la policía del mundo. Dan lecciones de democracia y libertad, pero son los primeros en violar los derechos humanos tanto dentro de su país (pena de muerte) como fuera (imposición de gobiernos dictatoriales).
Los países islámicos se caracterizan por estar fuertemente sujetos a sus dogmas religiosos, que rigen su vida diaria, y por estar dominados por tiranos que tienen en esos países sus propios cortijos donde hacen lo que les place. La vulnerabilidad de los derechos humanos también es grande en esos países. Como ejemplo podemos poner el régimen talibán, el más dogmático e integrista. Ahí está prohibido todo tipo de libertades de expresión, ideológica o de culto; la mujer es maltratada y humillada; la pena de muerte se impone a veces sin ni siquiera un juicio, etc... En otros países islámicos se acepta la ablación (estirpación de los órganos de placer). Nos encontramos ante un régimen de barbarie en el que nadie hace nada desde la perspectiva social y pedagógica.
Estos son los aspectos que caracterizan ambos tipos de países (como inciso establecer que al referirnos a EE.UU. o a países islámicos, es a nivel estatal e institucional, jamas criticaremos a los pueblos de ambos sitios, por ser gente engañada por sus gobernantes). Estos son los países tan enfrentados entre sí. Y cuando un fundamentalismo mete el dedo en la llaga de otro fundamentalismo ocurren cosas como la del atentado de Nueva York. Quien siembra vientos recoge tempestades, quien siembra odio, odio recoge. Pero lo más triste de todo es que siempre pierden los mismos. En la Guerra del Golfo murieron civiles inocentes, en la Guerra de los Balcanes lo mismo y en el atentado de EE.UU. también. Gente que a lo mejor piensa como nosotros, muere en estas guerras merced al capricho de cuatro o cinco caciques que no tienen ética ninguna.
Las consecuencias que se pueden derivar de todos estos hechos las vamos a desgajar en dos partes: consecuencias politico-sociales y consecuencias económicas.

Consecuencias político-sociales
La primera consecuencias que nos encontraremos, como en toda crisis similar a la actual, es la venganza de unas facciones sobre otras. Para estos contrincantes no existe otro medio que la ley del talión, y ahí nos encontramos ante el primer gran problema: para ellos el fin justifica los medios. Y los hechos son evidentes. Lo mismo da bombardear una población entera que estampar un avión contra un edificio. Lo importante es el daño y la destrucción.
Todo esto puede provocar un alineamiento de los países capitalistas contra el llamado "terrorismo internacional". Y aquí nosotros sí tenemos mucho que analizar, pues en todas las agendas apuntan al anarquismo como integrante de grupos terroristas. No hace mucho tiempo que la Europol confeccionó un programa con los movimientos contra los que tenía que luchar y el anarquismo estaba en su lista. El atentado en EE.UU. se entiende como un atentado anticapitalista y engloban a todos los movimientos anticapitalistas dentro de esa vía de acción. Nada más lejos de la realidad. Pero aunque nosotros (y mucha otra gente) sepamos que nuestra vía no es el terrorismo, tenemos que estar alerta, pues los capitalistas pueden aprovechar esta coyuntura para hacernos mucho daño. Incluso hay gritos que hablan de castigar ya duramente a los movimientos radicales. Es más, hace poco, una propuesta estadounidense sobre un escudo antimisiles no fue bien vista por muchos países y ahora pueden aprovechar este hecho para ponerlo otra vez en liza.
Como consecuencias sociales de un hipotético ataque contra supuestos culpables del atentado, nos podemos volver a encontrar con millones de personas inocentes que pagan con su vida el capricho de los gobiernos y Estados.
Con estas soluciones que se proponen entramos en un toma y daca, donde cada uno va sacando sus propios mártires, ya sean humanos o simbólicos, entrándose en un circulo vicioso sin fin. Las soluciones (que propondremos mas adelante) no deben ir en esa línea.
El alineamiento de países vuelve a producir un movimiento militarista, donde soldados, engañados o empujados a ese mundo, se aprestan a morir sin causa alguna. Se vuelve a establecer la movilización de los ejércitos capitalistas de la O.T.A.N. Pero en el otro lado la cosa no cambia, y empujados por la idea dogmática de la religión y de una llamada Guerra Santa mueren inocentes por un paraíso que no existe.

Consecuencias económicas
Crisis económicas importantes entre occidente y oriente encontramos tres en los últimos treinta años. La primera en 1973, a consecuencia de la cuarta guerra arabe-israeli (la del Yon Kippur), por la cual los mandatarios árabes subieron el precio del barril del petróleo en la reunión de la O.P.E.P. Esto creó una gran crisis mundial a escala petrolífera y económica, pues muy pocos países pudieron aguantar los enormes precios proteccionistas de los exportadores de petróleo. La segunda crisis se produce en 1979, cuando Jomeini accede al poder en Irán y el precio del barril se dispara. No fue tan importante como la primera, pero también creo problemas a nivel internacional. La tercera se produjo en 1991 y como consecuencia de la Guerra del Golfo.
Ahora nos volvemos a encontrar en una coyuntura similar, pero agravada por el hecho de que la economía está en período de recesión, y todos los precios tienden a equipararse a la máxima mundial. ¿Podrá alguien aguantar la especulación de los más poderosos? No nos engañemos, si una gran crisis estalla, no la va a sufrir los capitalistas de los países ricos, ni el jeque petrolero de los países árabes. La van a sufrir los pobres, el pueblo de todos los países, los que viven el día a día. En definitiva, la sufren los trabajadores y alienados, aquellos a quienes esos Estados explota sin ninguna consideración.
Ahora también, y unido al avance armamentístico y militarista, se derrocharon por ambos lados millones y millones para equipar ejércitos y comprar armas. Eso también lo sufre el pueblo, pues verá que ante la crisis económica el precio y el impuesto sube mientras que las prestaciones bajan.
Los organismos internacionales del capitalismo, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional, pueden ahogar a los países islámicos poniéndoles todas las trabas posibles. Para la clase trabajadora de todo el mundo las consecuencias económicas de un conflicto a gran escala pueden ser brutales.

Propuestas libertarias
Esta claro que con la barbarie terrorista y con la dialéctica de las armas no vamos a llegar a ningún lado, sino a donde que quieren llevarnos los capitalistas y los políticos de este mundo. Tenemos que establecer unos nuevos principios de lucha contra el capitalismo mundial. Ante esto tenemos dos enemigos capitales, la especulación y la religión, dos de los puntos que hemos tratado aquí como principales. Nuestras tácticas de lucha tienen que volver a ser las tradicionales: la propaganda, la acción directa y la lucha de clases. Este último punto es importante, porque mientras los dirigentes del mundo y los gobiernos llaman a una guerra entre pueblos, y por ende fratricida, nosotros vemos que el enemigo no es el pueblo, sino la división de la sociedad en clases. El primer crimen es ver como una parte del Planeta, la gran mayoría, se muere de hambre por el capricho de otra. Ese es el terrorismo más grave que sufre esta sociedad. Y por ello los pueblos del mundo tienen que entablar una lucha definitiva a estas injusticias. Ante un desenfrenado exceso de fanatismo y de nacionalismo extremo, tenemos que anteponer una educación pedagógica basada en la igualdad y la fraternidad, bajo principios de racionalidad e integridad. Está claro que la pena de muerte o la ablación son problemas que, con una educación concienzuda, se puede llegar a erradicar.
Por último decir que un tiro, una bomba o una destrucción causa daños humanos y daños materiales. Pero eso jamás erosiona la política de un país. Todo lo contrario, la reafirma e incluso la incrementa. Pero una propaganda educativa, que muestre las contradicciones del sistema, es lo que más daño les hace, pues sólo la verdad puede echar abajo los pilares de la injusticia.
Lanzamos, pues, un grito de solidaridad a todos los pueblos del mundo para que se unan y combatan de manera decidida el capitalismo, el fanatismo y el nacionalismo. Sin la unión fraternal y combativa de todos, los actos despóticos y humillantes los seguirá sufriendo el pueblo, tenga éste las características que tenga. Por la anarquía.

Grupos Albatros y
Nestor Majno


Las víctimas que nadie llora

El 11 de septiembre de 2001 también 35.615 niños murieron de hambre
Víctimas: 35.615 (F.A.O.)
Lugar: países pobres del Planeta
Ediciones especiales de las televisiones: cero
Artículos de prensa: cero
Mensajes del Jefe del Estado: cero
Convocatorias del gabinete de crisis: cero
Manifestaciones de solidaridad: cero
Minutos de silencio: cero
Conmemoraciones de las víctimas: cero
Forums sociales organizados: cero
Mensajes del Papa: cero
Las bolsas: no están mal
El euro: remontando
Nivel de alerta: cero
Movilización del ejército: ninguna
Hipótesis sobre la identidad de los criminales: ninguna
Probables autores del crimen: países ricos

Subir


El funesto azote del terrorismo

Por la su sorprendente actualidad, reproducimos partes de un capítulo del libro "Ilusiones necesarias. Control de pensamiento en las sociedades democráticas" de Noam Chomsky (Ediciones Libertarias-Prodhufi, 1992).

Existe una estratagema habitual para obligar a la población de cualquier país a apoyar las políticas a las que se oponen: hacer nacer el miedo a un terrible enemigo, que se propone destruirles. "El funesto azote del terrorismo" era una elección natural para esta función a principios de la década de 1980, cuando Estados Unidos trataba de confeccionar un enemigo lo suficientemente débil como para poder atacarlo con impunidad, pero lo suficientemente amenazador como para movilizar a toda la población en apoyo (...) El significado de la palabra "terrorismo" no se discute seriamente. (...) Un manual define el terrorismo como "el uso calculado de la violencia o la amenaza de la violencia para alcanzar objetivos políticos, religiosos o de naturaleza ideológica. Se lleva a cabo a través de la intimidación, la coacción o del miedo". (...) Hay muchos Estados terroristas en el mundo, pero el caso de Estados Unidos es poco corriente, pues está comprometido oficialmente con el terrorismo internacional, y a un nivel tal que avergüenza a sus rivales.
Recordemos el año 1985, cuando la preocupación de los medios de comunicación por el terrorismo llegó a su punto álgido. El mayor acto terrorista fue la explosión del vuelo de Air India, en el que murieron 329 personas. Los terroristas habían sido entrenados en un campo de adiestramiento paramilitar en Alabama, dirigido por Frank Camper, donde se instruía a los mercenarios para cometer actos terroristas en América Central y en otros países. Según los ex-mercenarios, Camper tenía relaciones estrechas con los servicios de información americanos. (...) Cualquier relación de un terrorista con Libia, por muy frágil que sea, es suficiente para demostrar que Gaddafi es un "perro loco" que debe ser eliminado. En Oriente Medio (...) el mayor acto terrorista fue la explosión de un coche bomba en Beirut, que causó la muerte a ochenta personas e hirió a doscientas (...) El ataque fue organizado por la CIA (...) De ello se deriva que EE.UU. se lleva el primer premio por actos de terrorismo internacional, en el peor año de la plaga oficial.
En 1986, el mayor acto terrorista individual fue el bombardeo americano de Libia (...) brillantemente expuesto por los medios de comunicación; el primer bombardeo de la historia emitido por la televisión en hora punta (...) La Casa Blanca explicó que aquello era "una autodefensa ante un futuro ataque" y una reacción mesurada ante la explosión de una bomba en una discoteca en Berlín Oeste de la que se aseguraba que había sido responsable Libia. (...) Un informe de Berlín, media hora antes del ataque a Libia, decía que los oficiales tanto de Estados Unidos como de Alemania Occidental no tenían pruebas de la implicación de Libia en la explosión de la discoteca en Berlín, sólo "sospechas" (días antes se hablaba de certeza). Pocas semanas después el equipo de investigación policial alemán de la explosión publicó que nunca había tenido conocimiento de una "conexión libia" (...) y se descubrió que las dramáticas historias de los altos funcionarios de la administración (estadounidense) sobre la alerta de Berlín tras las pretendidas "intercepciones" libias, que fracasó sólo por quince minutos para salvar a las víctimas de la discoteca era una completa invención. (...) (El bombardeo de Estados Unidos provocó unos cien muertos, en "represalia" a una explosión que provocó dos muertos, uno de ellos militar norteamericano).
El terrorismo internacional no es, por supuesto, una invención de los años ochenta. En las dos décadas precedentes, su mayores víctimas fueron Cuba y Líbano. El terrorismo anticubano fue dirigido por un grupo especial creado en noviembre de 1961 para conducir operaciones secretas contra Cuba, con un presupuesto anual de 50 millones, dirigido en parte por la base de la CIA en Miami (estas operaciones incluyeron bombardeo de edificios, hundimiento de barcos, envenenamiento de cultivos y ganado, contaminación de alimentos, explosión de aviones civiles). (...) En los ataques terroristas de Líbano, miles de personas fueron asesinadas y cientos de miles sacadas de sus casas.
A la luz de hechos como éstos, nos preguntamos, ¿cómo es posible que los medios de comunicación y los intelectuales mantengan la tesis exigida de que la plaga de la edad moderna está dirigida por la "sed de terror mundial, cuyo fin es la desestabilización democrática de occidente"? ¿Cómo es posible que los medios de comunicación sigan identificando a Irán, Libia, la OLP, Cuba y otros enemigos oficiales como los líderes en la práctica del terrorismo internacional? La respuesta es simple: el terrorismo es terrorismo sólo cuando está dirigido por enemigos oficiales; cuando los agentes son Estados Unidos o sus clientes, es una defensa de la democracia y los derechos humanos. (...) Pero si el deber es proporcionar una tapadera a las atrocidades apoyadas por Estados Unidos, de manera que puedan actuar con impunidad al tiempo que demonizan a los enemigos del Estado, los hechos pueden eludirse como si fueran una pequeña molestia.
Si el terrorismo internacional aumenta (...) la forma evidente de represalia es, por supuesto, pagar a los patrocinadores con la misma moneda, por difícil que pueda ser esta respuesta legítima en las sociedades occidentales que encuentran difícil comprender que otros no compartan sus normas de democracia, libertad y humanismo. Una respuesta legítima no incluye, sin embargo, el bombardeo de Tel Aviv y Washington.

Noam Chomsky subir


Las guerras cotidianas

En los últimos tiempos los medios de comunicación repiten con frecuencia dos palabras, war y yihad. Dos formas de definir el más terrible de los jinetes del Apocalipsis, ese que siempre cabalga acompañado de los otros tres, la guerra. Pero de forma declarada o solapadamente, la guerra impera desde siempre entre las ciudades y los pueblos, el campo y la mar, los hombres y las mujeres, los ricos y los menesterosos...
Existen muchas clases de guerra. La cruenta que ensordece con el ruido de los cañones y las bombas, va precedida de encendidos discursos, la que dispara sus armas contra manifestantes indefensos, prefiere un silencio vergonzante; la que utiliza como proyectiles a mentira, la doble moral, la confusión y el culto a la ignorancia, esconde el rostro tras los billetes de banco y las acciones de la Bolsa.
Las guerras grandes, como la que Bush nos está preparando, son peligrosas y preocupantes, pero esas otras pequeñitas y casi domésticas, esas a las que nos hemos acostumbrado por culpa de su cotidianidad, también son terriblemente destructivas.
Cuando encendemos el televisor y dejamos inocentemente que se cuelen en nuestra casa Alejando Lequio, cuyo único mérito se encuentra en la longitud de su pene, o intelectuales del calibre de Montse Páez, Nuria Bermúdez o Carmele Marchante, estamos sufriendo una verdadera agresión bélica. Entre los Estados de España y Marruecos y los emigrantes que cruzan el estrecho de Gibraltar jugándose la vida, existe una guerra no declarada como así mismo existe un conflicto bélico entre las personas ancianas aparcadas en residencias inmundas y la sociedad que les margina; o los niños y niñas abandonados a su suerte porque sus madres no tienen dinero para alimentarlos, y los estamentos burocráticos que se enriquecen con su "venta".
El mundo está en guerra. Los Estados nos esclavizan en nombre de la libertad, los políticos nos utilizan con nuestra propia aquiescencia, las diferentes religiones vacían nuestros bolsillos argumentando que lo hacen para salvar nuestras almas.
Vivimos en una continua guerra de guerrillas y el enemigo es numeroso y extremadamente astuto. Ha descubierto que una de sus mejores armas es la ignorancia y procura servírnosla dosificada para no despertar sospechas. Sabe que ese tipo de pólvora no puede ser disparada dos veces y teme encontrarnos prevenidos.
A veces el enemigo está tan cerca que nos cuesta verdadero esfuerzo su identificación. Es un camaleón que cambia constantemente de aspecto. Puede tomar la forma de un compañero/a de lucha, de trabajo o de vida; puede presentarse con la sonrisa condescendiente de un jefe que se nos acerca cargado/a de paternalismo o de pésimas intenciones o puede tener la cara de nuestra vecina del segundo.
Los obispos han declarado la guerra (aunque nadie se atreva a denominarla así) a los profesores de religión que son rebeldes, los protestantes irlandeses a las peligrosas niñas católicas que atraviesan sus calles para ir al colegio, los globalizadores de la alta economía a los globalizadores de la economía pequeña... hasta mi gato ha declarado la guerra a todos los pájaros que inocentemente se acercan a la terraza.
¿Qué pasa en este país llamado España, nuestra realidad más cercana?. El partido en el poder, que era bulímico cuando estaba en la oposición, se ha convertido en anoréxico. Tiene abiertos varios frentes de batalla: ETA, los parados, las pateras (tema que parece resuelto porque desde que se derrumbaron las famosas Torres Gemelas de Nueva York no ha llegado ni una sola a las costas andaluzas)...
Es curioso que mucha gente que se autodefine pacifista y dice detestar la guerra, se implique constantemente en múltiples conflictos cotidianos e incluso menos cotidianos.
Hasta ahora ni Oriente ni Occidente han sido capaces de crear ese ambiente de igualdad, justicia y libertad que posibilite la convivencia armónica de los seres humanos. Y es que ninguno de ellos ha sido capaz de romper con esos "salvadores" que se encuentran empeñados en salvarnos a todos.
Resulta incomprensible que quienes despotrican de esta sociedad la defiendan como la única posible y llamen utópicos a los anarquistas que luchan por cambiarla.
Si esto no nos gusta, y lo hemos probado hasta la saciedad, parece estúpida esta persistencia en el error.
Ante tanta falta de coherencia vamos a tener que decir como Mafalda, el infantil personaje de Quino, "por favor, que paren la Tierra que yo me bajo".

Irene Pugno Subir


Imagine
(Imagina)

Imagina que no hay paraíso
es fácil si lo intentas
ningún infierno bajo nosotros
sobre nosotros sólo el cielo
Imagina a toda la gente
viviendo para el presente.

Imagina que no hay países
no es difícil hacerlo
nada por lo que matar o morir
y sin ninguna religión.
Imagina a toda la gente
viviendo la vida en paz.

Puedes decir que soy un soñador
pero no soy el único
espero que algún día te unas a nosotros
y el mundo será uno.

Imagina que no existiera la propiedad
me pregunto si puedes
ninguna razón para la codicia o el hambre
la fraternidad del ser humano.
Imagina a toda la gente compartiendo el mundo.

Puedes decir que soy un soñador
pero no soy el único
espero que algún día te unas a nosotros
y el mundo será uno.

John Lennon
(Canción prohibida en EE.UU.) Subir


¿Terrorismo?

Ahí va una muestra de las actividades en el mundo de los gobiernos de los Estados Unidos de América (EE.UU.), sus servicios secretos, su ejercito y sus multinacionales:
- Decenas de miles de muertos al día por hambre, por falta de medicinas y por enfermedades que sería sencillísimo curar.
- Cientos de millones de enfermos de por vida por no suministrarles los mínimos recursos suficientes.
- Expolio, para su exclusivo beneficio, de las riquezas naturales de zonas inmensas del planeta.
- Envenenamiento de la naturaleza por ejércitos y empresas.
- Fomento de los enfrentamientos entre gentes de distinta religión.
- Agresiones militares directas (guerras) contra multitud de países en los últimos decenios: Vietnam, Granada, Panamá, Irak, Somalia, Bosnia, Yugoslavia, etc...
- Multitud de agresiones "indirectas" contra otros países y pueblos a través de intervenciones secretas o fomentando regímenes corruptos.
- Apoyo a regímenes políticos dictatoriales en los cinco continentes (como sucedía hasta anteayer con los talibán).
- Entrenamiento en métodos de tortura a la policía, el ejercito y los servicios secretos de muchísimos Estados.
- Asesinatos y represión por todo el mundo de multitud de disidentes sociales y políticos que no les interesan
- Más de cuarenta mil bombas de uranio empobrecido repartidas por toda la geografía de Bosnia y Yugoslavia.
- Tres mil ataques aéreos contra Irak en los últimos tres años.
- ... En el propio EE.UU., por poner un ejemplo: Más de dos millones de presos en sus cárceles y más de cincuenta millones de pobres en sus calles. Y la utilización de muchos trabajadores inmigrantes prácticamente como esclavos. ...Y un largo etcétera.
¿No es esto terrorismo?
Aún así, el gobierno de los EE.UU. y sus lacayos nos machacan hasta la náusea con una campaña de propaganda mediática llena de mentiras y medias verdades. Nos hablan de que el "mundo libre" - ellos - está siendo atacado por el terrorismo y que hay que acometer una gran guerra, que será larga, contra él.
Pero, ¿qué es terrorismo?: Aterrorizar a la gente, no importa con que métodos, para conseguir unos propósitos determinados y unos beneficios para el que ejerce el terror. ¿Acaso no es el gobierno de EE.UU., su policía, sus multinacionales, su ejercito y sus servicios secretos los mayores creadores y exportadores de terrorismo en el mundo: Hundiendo economías, sembrando el pánico y el terror en poblaciones enteras, asesinando o haciendo enfermar a decenas de millones?... Esta "guerra de EE.UU. contra el terrorismo" es, pues, un inmenso ejercicio de hipocresía.
Y como dice el refrán, "quien siembra vientos recoge tempestades". Todo el daño realizado a miles de millones de seres humanos, con la única excusa de defender los intereses de unos cuantos super millonarios, todo ese dolor provocado adrede parece que se ha vuelto, por un instante, contra ellos (lamentablemente, acabando con la vida de miles de inocentes). Pero, aún habiendo sido terrible lo sucedido el once de septiembre en Nueva York, sólo supone una ínfima partecita de todo el terror repartido a lo largo y ancho del plante por esa "gran potencia".
Por otra parte: ¿Quién organizó realmente ese atentado? ¿No sabían nado los omnipotentes servicios secretos norteamericanos? Recordemos, además, que Bin Laden y los talibán de Afganistán fueron apoyados y sostenidos por los EE.UU. hasta hace muy pocos años.
En realidad, esta guerra de la "Justicia Infinita" (curioso nombre) esta montada, entre otras cosas, para que EE.UU. y sus multinacionales controlen los oleoductos por donde circularán hasta el océano Indico las grandes reservas de petróleo y gas que hay en torno al mar Caspio. De paso, se criminalizará a cualquiera que se oponga a la guerra: malos tiempos se avecinan.
¿Y Aznar y su gobierno? Son lo que ya eran: perritos falderos de sus amos, cómplices lameculos de los asesinos.
Que no nos engañen: masacrando a millares de pobres e inocentes no acabarán con los problemas; así sólo conseguirán meternos a todo el mundo en su cenagal.
Y los capitalistas y los Estados con sus gobiernos y sus militares son los auténticos creadores del terror.

Panfleto repartido por el
Grupo Albatros Subir


El aparcamiento de la plaza del Castillo de Pamplona:
otra lección de "democracia" de los de siempre

Todos los que visitan Pamplona tienen dentro de su agenda una parada obligada y es la plaza del Castillo, pero si no has visitado Pamplona antes del 23 de julio olvídate de ver la plaza tal y como era hasta que alguien llegó con la maravillosa idea de que bajo ella hay que construir un aparcamiento subterráneo. Una vez más la voracidad del capital amparada por los demócratas de siempre ha vuelto a imponer su voluntad pasándose por debajo del arco de triunfo lo que los vecinos tengan que decir al respecto, aunque tal petición este avalada por 24.000 firmas. A continuación relataremos cómo una vez más el "Estado de derecho", como ellos lo llaman, ha vuelto ha realizar un acto de vandalismo.
El 23 de julio, sobre las cinco de la madrugada, un grupo de operarios de la empresa Estacionamientos y Servicios (EYSA), adjudicataria de las obras y la explotación del aparcamiento subterráneo que pretenden construir en la plaza del Castillo, procedió a derribar los arboles de la misma, el crimen de estos árboles ha sido el encontrarse emplazados en dicha plaza y su vida estaba en estrecha contradicción con los intereses económicos que representan U.P.N., partido aliado del P.P. y que tiene el gobierno municipal de Pamplona, y sus aliados P.S.N. y C.D.N.; éstos no están por la labor de que la chusma les diga que no está de acuerdo con proyectos de esta índole ya que para lo único que les interesa es para que les vote cada cuatro años, esta operación fue presenciada por varios concejales de U.P.N. a pesar del madrugón (cuando quieren ya madrugan estos personajillos) los cuales observaron como su crimen contra 70 árboles (plataneros y acacias de Constantinopla) era llevado a cabo produciéndose un acto más de vandalismo institucional, con el madrugón su pretensión era que los ciudadanos nada pudieran hacer para impedir tan deplorable actuación y una vez más aplicar su máxima "democrática" de los "hechos consumados"; los responsables municipales ya se cuidaron de no avisar de sus intenciones para impedir la reacción ciudadana, pero la reacción se ha dado aunque ello no devolverá la vida a los árboles: la indignación de los vecinos estalló y para contrarrestar los intentos de paralizar semejante tropelía en un principio utilizaron a los guardias municipales, que custodiaron con su jefazo al frente que nadie molestara en las labores tan tempranamente comenzadas y también empezó el alarde de represión que durante una semana se ha vivido en la zona con el comienzo de las primeras detenciones. Cuando los municipales vieron que el ambiente se caldeaba más por la incontenible indignación de los vecinos optaron por llamar a los nazi-onales mientras los segundos de a bordo de la alcaldesa argüían que habían acabado con los árboles de madrugón porque les preocupaba "la integridad de los transeúntes", cuestión que no han tenido en cuenta con posterioridad. Los vecinos este primer día desmantelaron el vallado colocado alrededor de la plaza y decidieron realizar concentraciones todos los días a las 20 horas en el lugar, tras quitar las vallas de la plaza se las devolvieron al ayuntamiento y una vez acontecido esto comenzó el recital de la Policía Nazi-onal con sus cargas indiscriminadas de las cuales no se salvó ni el apuntador.
El día 24 las protestas vecinales continuaron y la respuesta de las autoridades fue más represión por parte de los nazi-onales a los que se les unieron algunos municipales; el día 25 los nazi-onales impedían la entrada a la plaza a toda persona menor de 50 años, hecho este que no les impidió cargar brutalmente una vez más ante los gritos de "fuera, fuera" que les dirigía el personal; este día detuvieron a 12 personas; el día 26 otra vez operación filtro, más cargas y 30 detenidos; el 27 más cargas policiales y un mínimo de 20 detenidos, esa misma noche del 27 al 28 un grupo de nazi-onales uniformados destrozan los cristales del local del sindicato L.A.B. en la calle Mercaderes de la zona vieja; este día aparecen las primeras declaraciones de la alcaldesa en el vocero de la derechona, Diario de Navarra: es una entrevista en la que defiende la actuación policial, entrevista que transcribimos parcialmente al final ya que no tiene desperdicio el cinismo de esta "demócrata de toda la vida". El día 28 se confirmó la tradición de días anteriores y hubo más cargas policiales.
Una vez más vemos como el sistema, amparándose en su teoría del interés general, o sea el del capital y que como es costumbre choca frontalmente con los de los ciudadanos, a la respuesta ciudadana se le aplica la vieja receta de "lo que no podemos defender con la dialéctica lo defendemos a la brava con los creadisturbios policiales" escudándose en su bendita "democracia" que para no variar está al servicio de los intereses económicos de los cuatro amigos del partido. Uno de los mayores beneficiados con la construcción del aparcamiento es el Hotel Yoldi, mientras las gentes que gozaban de la sombra de los árboles talados y del esparcimiento se quedan de momento sin plaza y si se descuidan con un recuerdo muy democrático con todas las bendiciones de la alcaldesa, partido y amiguetes en forma de porrazo ó pelotazo gentileza del Cuerpo Nazi-onal de Policía.
Decir finalmente que la cosa no ha hecho más que empezar: el 1 de agosto hubo una manifestación que congregó a más de 15.000 personas exigiendo la paralización de las obras y se esperan más acciones contra este proyecto.

Ekaitz Beltza Taldea


Entrevista con Yolanda Barcina,
alcaldesa de Pamplona.

Diario de Navarra.- ¿Cual es su valoración de los hechos que están aconteciendo en la plaza del Castillo?
Yolanda Barcina.- Hechos similares ya sucedieron en Pamplona cuando se iniciaron otros aparcamientos como los de plaza de Toros, San Francisco y Blanca de Navarra. A mí me hubiese gustado que estos actos quedasen en el siglo pasado pero se siguen produciendo actos de violencia cuando se inician obras votadas por una mayoría más que absoluta del Ayuntamiento de Pamplona. En este caso este proyecto ha sido aprobado por 19 de los 27 concejales.
D.N.- Pero, el martes hubo una carga indiscriminada y desproporcionada de la policía ante una protesta pacífica.
Y.B.- La información que tengo es la que me han dado y la que he recibido a través de los medios de comunicación y, lógicamente, hay muchas versiones. Uno de los datos que me parece muy objetivo es que en esa manifestación hubo seis policías nacionales, tres policías municipales y un holandés heridos, aunque se duda que éste último hubiera sido agredido por la Policía Nacional. Esa es mi interpretación ¿Quién agredía a quién?
D.N.- Pudo haber otros agresores pero también había una gran mayoría de personas que simplemente protestaban: niños, hombres, mujeres...
Y.B.- Sí, sí mujeres con pegatinas de H.B. como bien se pudo ver en las portadas de los periódicos... Reconozco que hay personas sensibles con este tema pero, sobre los incidentes, están los datos objetivos que he comentado. Flaco favor hacen los violentos a quienes no quieren un parking en la plaza del Castillo.
(...)
D.N.- La realidad es que no se ha atendido la petición de referéndum de 24.000 personas y, además, ha dado por hecho que lo que se pedía era exclusivamente dejar la plaza como estaba...
Y.B.- Nos ha parecido que no era el proceso de participación más correcto. Desde 1996 había muchas empresas, incluido este periódico, que solicitaban el parking y las instituciones están para discutir y tomar decisiones. Del referéndum muchas personas me han dicho que firmaron otra cosa, que querían la plaza y ahora, con las modificaciones, ya están de acuerdo. Además, según ese argumento, hay 160.000 personas que quieren el parking. Tengo una petición con 20.000 firmas contra los toros ¿suprimimos los Sanfermines?
(...)
D.N.- Como alcaldesa, ¿se ha preocupado por los resultados de estos incidentes? Los datos que ha facilitado se refieren exclusivamente al parte de heridos de los policías.
Y.B.- Claro que me he preocupado
D.N.- Estos incidentes ¿no van a conmover nada a la alcaldesa?
Y.B.- Lo que pienso es que no se pueden cuestionar a las instituciones democráticas.
D.N.- Pero es que puede haber una confrontación ciudadana...
Y.B.- Yo creo que se está malinterpretando y manipulando algunas cosas. No es casual que de los siete identificados el primer día, sólo dos sean de Pamplona.
D.N.- Bueno, también l@s que no han nacido en Pamplona tienen derecho a protestar ¿Es eso significativo?
Y.B.- A mí me parece significativo. No estaban ni empadronados. Por lo que me han dicho han venido muchas gentes preparadas en guerrilla urbana. Detrás de este aparcamiento hay más cosas que la nostalgia, hay otros intereses.
D.N.- ¿Por qué la alcaldesa no ha salido a dar la cara hasta ahora? Da la sensación de que sólo le gusta aparecer con temas amables.
Y.B.- Por razones personales anuncié con tiempo que me ausentaba los días 24 y 25 de julio. No he tenido vacaciones.
D.N.- Pero el día 25 al mediodía usted estaba en Pamplona.
Y.B.- Estaba en Pamplona pero había delegado la alcaldía en José Ignacio Labiano. No era como para quitarle las competencias porque, además, ha actuado magníficamente. He estado fuera 48 horas y me alegra que en 48 horas se me eche en falta. Está claro que esta ciudad requiere de su alcaldesa.

En algunas cuestiones le podemos contestar a la alcaldesa y es que si es cierto que los que han organizado una orgía de violencia estos días han venido gentes de fuera y estaban vestidos de uniforme, bien armados y encima les pagamos entre todos, y el personal sí que requería una cosa de la alcaldesa en las manifestaciones y es que se vaya.

 

E.B.T. Subir


Sobre la deformación del anarquismo

"Es usted anarquista… yo tengo mucha simpatía hacia los anarquistas. De hecho, tengo un lado anarquista, me gusta mucho Léo Ferré…" La mujer que decía esto tiene una pequeña empresa y, si no recuerdo mal, su marido trabaja en prisiones. "Yo he sido anarquista en mi juventud, pero, ojo, sigo siendo un gusano en la fruta…": un cargo del Partido Socialista que se detiene ante un puesto de propaganda anarquista… Resumiendo, todos hemos tenido ocasión, en nuestros encuentros, de medir mil veces el grado de interpretación, de confusión y de deformación que hay en torno al anarquismo y los anarquistas. Esta categoría de individuos ilustra una de las formas de distorsión del anarquismo. Esta distorsión no es a priori de orden político, pero sirve para justificar o excusar una posición social. El anarquismo es percibido aquí como sinónimo de anticonformismo.
La verdadera deformación política del anarquismo puede ilustrarse, por ejemplo, con el lanzamiento del "liberal-libertario" de Cohn-Bendit. Si la definición es una novedad, el concepto es bastante antiguo y viene de los libertarios americanos, que preconizan una economía totalmente liberada de la empresa estatal. En suma, que ese famoso "liberal-libertario" ha sido tomado por la clase política y los medios de comunicación. Nunca se había oído tanto la palabra libertario… pero vinculada a la palabra liberal.

La pequeña y tranquila anarquía en casa
Otra de las deformaciones posibles del anarquismo viene de los que piensan que se puede uno organizar en casa su propia anarquía, como si hiciera bricolaje. No se trata, evidentemente, de condenar todas las actitudes y estilos de vida que consistan individual y colectivamente en vivir de modo diferente aquí y ahora. La búsqueda de alternativas y de mejores formas de vivir en este mundo mortífero es sencillamente legítima y en ocasiones vital para los individuos. La ruptura con la cotidianeidad opresora puede ser individualmente saludable, pero no se puede definir como anarquista. Un compañero que ha dejado París, me decía: "Ya no creo en la revolución. Tengo mi casa, mi jardín. No molesto a nadie, y nadie me molesta. No contamino. Vivo en armonía con mi entorno. Soy ahora más anarquista que cuando militaba". Yo le contesto que ya no es anarquista. Compartimos algunos valores. Puede que él tenga una ética superior a la de algunos militantes anarquistas, pero sus palabras tienen un sentido. Detrás de las palabras hay definiciones que se traducen en actos, en deseos. Un anarquista es un revolucionario que pretende transformar radicalmente las condiciones de existencia de la humanidad… El anarquismo no es un estilo de vida marginal en la sociedad capitalista. Un anarquista que renuncia a la revolución no puede ser por definición, y por lógica, anarquista. En cuanto a mí, no se trata de "excomulgar" a mi amigo sino, sencillamente, por una cuestión de honestidad, reaccionar ante algo que suscita la confusión (ya estamos en una época bastante confusa). Se trata de anunciar claramente que el anarquismo es revolucionario. Por último, le he indicado que algunos anarquistas se han inscrito en esta búsqueda de alternativas, pero sin considerar que se traten de un fin en sí mismas.

El anarquismo de salón
Existe también un anarquismo que yo calificaría de integrado: un anarquismo exclusivamente histórico, novelesco. Según esto, el anarquismo ya no vive, no está hecho por los hombres y mujeres de nuestro tiempo, que luchan y resisten hoy día. El problema no es, evidentemente, que exista un interés histórico o literario por el anarquismo, sino que este interés sea el único. Así, limitado a esta dimensión, el anarquismo no es más que un producto de consumo, y su consumidor un individuo a menudo pasivo ante la realidad.
Por el contrario, muchos anarquistas militantes se han comprometido en las luchas sociales, son activos en barrios y municipios, han creado sus grupos, asociaciones y organizaciones, editan periódicos, folletos y libros, abren locales, librerías, organizan reuniones públicas… Militante es una palabra que molesta, que suscita burlas o insultos. Si es verdad que el hecho de militar puede ser criticado como una actitud que puede producir una serie de comportamientos, el objetivo a menudo inconfesado de esta crítica es de un orden muy diferente.
Existen también situaciones que esclarecen de modo brutal la naturaleza de una simpatía hacia el anarquismo siempre que sea virtual. Algunos compañeros me arrastraron a un cóctel literario con motivo de la aparición de una revista. Mi naturaleza curiosa me llevó entonces a discutir con los invitados. ¡Vaya! Apenas me he declarado anarquista, surgen compañeros por todas partes. Unos para decirme que en Mayo del 68 "estuvieron allí", otros que conocían a alguien y otros para decirme que andaban por ahí, que "la anarquía era sobre todo un estado del espíritu", que "si se milita, hay militarismo".
Y yo, no muy cómodo en ese medio, me dejo ir y expreso mi verdadera "identidad". Que si la lucha de clases, que si la revolución… El ambiente se enfría. Estaban de acuerdo en comentar la vida de Marius Alexandre Jacob (célebre atracador anarquista), o para arrogarse una imagen rebelde, pero la idea de que el anarquismo pudiera ser contemporáneo, con la misma voluntad revolucionaria que antaño… ¡Eso si que no! ¡Y un "no" categórico! A medida que avanzaba la discusión, las vinculaciones profundas de toda esa gente se hacían más evidentes…
Hoy el anarquismo disfruta de una cierta popularidad, pero paradójica. De esencia y naturaleza obrera, se difunde actualmente en las diversas capas de la población. Mucho menos que antes entre la clase obrera, y mucho más entre las clases medias y las profesiones liberales. Esta situación plantea dos cuestiones: los individuos de clases sociales más favorecidas, ¿pueden reconocerse en la naturaleza revolucionaria del anarquismo? ¿Deberemos atenuar el contenido radical para quedarnos con algunos aspectos que puedan conjugarse con su estilo de vida, o con un reformismo teñido de radicalismo?

Por el anarquismo revolucionario y federalista
¿El anarquismo puede federar a los individuos al margen de las clases sociales? Si, si se atiene a la realidad de las organizaciones anarquistas actuales, compuesta en parte por individuos de clase media. Los individuos de clases bien integradas social, económica y culturalmente, ¿no pueden producir un anarquismo en sí mismo integrado y desvirtuado?
A pesar de todo, no olvidemos que Bakunin y Kropotkin no salieron del pueblo, pero su trayectoria demuestra el partido que tomaron.
Esta circunstancia no debe llevarnos a un obrerismo verborreico y desvinculado de la realidad, sino responder a esas cuestiones. Sin duda, si la emancipación de los trabajadores ha de ser obra de los propios trabajadores, la deformación del anarquismo no deberá ser obra de los propios anarquistas.

Laurent
(Le monde libertaire) Subir


Estar en Debate Libertario

El compañero Ramón García Dils, de Badalona, nos ha remitido el manifiesto que reproducimos a continuación. A quienes les interese este proyecto, les informamos de que las reuniones para tal fin se están realizando en "Espai obert", Blasco de Garay, 2 (Barcelona) a las 19,30 horas los primeros lunes de mes (si cae en festivo se traslada al siguiente lunes).

El anarquismo no es sólo una forma de pensar, sino que es una forma de ser y de convivir, representa trabajar por la existencia de una nueva cultura nacida del pensamiento libertario. Para que esta cultura viva hay que trabajar día a día en busca de formas de convivencia alternativas que nos permitan realizarnos al máximo, y que habrán de convivir con lo ya existente, buscando huecos por donde realizarnos poco a poco en el seno del imperio vigente.
Debate Libertario plantea la posibilidad de que podamos encontrarnos y hablemos de cómo trabajar para ser como realmente somos para luego, en nuestras respectivas organizaciones, defender lo que hemos aprendido; Debate Libertario debería ser una universidad donde aprender técnicas y conocimientos para poner en práctica las formas de ser libertarias y para que todos aprendamos, los unos y los otros, cómo llevar a cabo esta nueva cultura y cómo ir a una sociedad más armónica, más creativa, más justa y más abierta que la que ahora tenemos.
Deberemos de potenciar una universidad alternativa en donde todas las ciencias se repensarán de forma libertaria. Nuestra historia y sus motivos de investigación serán diferentes, se trabajará sobre métodos médicos preventivos, no tanto curativos como los de hoy, se buscarán formas médicas y alimenticias más naturales y los métodos de alimentación vegetariana tomarán un auge imprevisto. Trabajaremos sobre métodos de energía natural, como las eólicas, solares, hidráulicas, etc. Una psicología, una sociología y otros tipos de ciencia más respetuosas con la ecología y con nuestra verdadera forma de ser, y así hasta un largo etcétera.
Se potenciará una universidad en la que se aprenda practicando los conocimientos adquiridos y se lograrán nuevos conocimientos de acuerdo con las necesidades populares. Se potenciará la creatividad y la independencia de criterio, nosotros mismos seremos nuestros maestros y alumnos.
Creación de grupos de debate libertario y de encuentros entre sí de los mismos, para discutir nuevas técnicas y nuevos conocimientos; no a discusiones destructivas, sí al debate noble con intenciones de avance en lo que somos, sí al autoconocimiento, a la intercomunicación y a la creación de ambientes armónicos donde realizarnos todos, evitando falsos personalismos y posturas negativas e inmaduras; conocer a otros grupos libertarios y extender el conocimiento y el aprendizaje de los unos hacia los otros.
Debate Libertario intentará extender el concepto anarquista hacia todos los lugares posibles, quitará el miedo a crear y hablar de lo que es el concepto de libertario; se fomentará la capacidad para que escriban y se expresen oralmente con propiedad para participar en cualquier debate sobre el tema que sea. ¡No a ortodoxias esclerotizantes! ¡Sí a heterodoxias creativas y nuevas! No hay que tener miedo. ¡Los tiempos cambian y las teorías también! No a ver enemigos donde no los hay, sí al encuentro entre personas que amemos las formas de ser libertarias. Nuestro enemigo pertenece a otra cultura y a unas elites depredadoras, armadas y poderosas a las que hay que poner al descubierto. El enemigo no está entre nosotros, está fuera: ¡Hemos de crear el entendimiento entre las organizaciones libertarias, por diferentes que sean las unas de las otras. ¡Todos tenemos algo que aprender de todos!

Ramón García Dils Subir


África libertaria

Lo que sigue es una breve reseña a un libro de aparición relativamente reciente: "África rebelde. Comunalismo y anarquismo en Nigeria", cuyos autores son los anarquistas nigerianos Sam Mbah e I. Igariwey, editado por Alikornio ediciones, de Barcelona, en el año 2000. Me pareció que valía la pena difundir este comentario que encontré en la Web, pues se trata de un tema poco conocido entre los anarquistas de habla hispana.

¿Puede el comunalismo tradicional de los pueblos africanos representar un elemento a partir del cual buscar una salida a la profunda crisis económica, social, política en que está sumida África? Este libro indaga en torno a esta posibilidad, al tiempo que expone las razones del fracaso de los diferentes programas de socialismo africano que aparecieron en algunos países africanos (Tanzania, Senegal, Guinea, etc.) con el proceso de independencia. Lejos de resolver los problemas del periodo colonial, los modelos e ideologías del socialismo estatal prolongaron las diferencias sociales, acentuaron la polarización de la riqueza y favorecieron la concentración del poder en las nuevas elites surgidas con la descolonización.
Por otra parte, la dominación colonial y poscolonial extendió el prejuicio eurocéntrico según el cual África es una tierra de pueblos sin historia. Sin embargo, como sugiere el texto, el impacto de la colonización europea no ha extinguido completamente las formas tradicionales de organización social comunitaria autóctonas, como lo atestiguan los numerosos ejemplos reseñados que sirven, además, para ofrecer una descripción general de la evolución reciente del continente africano y sus conflictos. A partir de la actual descomposición de los Estados nacidos con la descolonización, que se enmarca dentro de la oposición histórica entre comunidad y Estado, los autores abogan por la conjunción del comunalismo tradicional africano con la tradición histórica de los movimientos sociales de emancipación de inspiración anarquista, como posibilidad de futuro para África.
Sam Mbah e I. Igariwey son militantes de la Awareness League, una organización que se define a sí misma como un movimiento social inspirado en el anarcosindicalismo. Nacida en el interior de Nigeria, la Awareness League cuenta con representación en varias ciudades del país. Sus impulsores proceden de anteriores organizaciones de carácter marxista-leninista que, después del desmoronamiento de la Unión Soviética y sus satélites, iniciaron un proceso de debate y crítica del modelo socialista de Estado hasta entroncar con la tradición anarquista internacional. En la actualidad, la Awareness League forma parte de la A.l.T. (Asociación Internacional de Trabajadores), continuadora de los postulados de la Primera Internacional. Desarrolla su actividad tanto en lugares de trabajo como en diversos espacios sociales y culturales, mostrándose partidaria del establecimiento de comunidades autónomas y autogestionadas, inspiradas en el sistema de aldeas africano.

N.M. Subir


 

El estado de la cuestión

El funesto azote del terrorismo

Las guerras cotidianas

Imagine (Imagina)

¿Terrorismo?

 

El aparcamiento de la plaza del Castillo de Pamplona:
otra lección de "democracia" de los de siempre

Sobre la deformación del anarquismo

Estar en Debate Libertario

África libertaria