PERIODICO ANARQUISTA
Nº 155
             JUNIO 2001

 

SECCIONES

  

Portada

 

Nuestro periódico

 

Tablón

 

Números
anteriores

 

Suscripciones

 

Conctacta con nosotros

 

Sitios de interes

 

Documentos
de la I.F.A.

 

 

 

 



[NUESTRO PERIODICO] - [TABLON] - [Nos. ANTERIORES] - [SUSCRIPCIONES] - [CONTACTA] - [SITIOS INTERES] - [DOCUMENTOS IFA]
Portada

 

Barcelona 2001

Ha sido suspendida por sus organizadores la conferencia que el Banco Mundial tenía previsto celebrar en Barcelona los días 25, 26 y 27 de junio. Según un portavoz de la entidad, la suspensión se debe a que no quieren celebrar la reunión detrás de búnkers; parece ser que la celebrarán por Internet. Sin duda alguna es un gran logro que no vaya a Barcelona esa especie de internacional de chupa-sangres que es el Banco Mundial, y es una pequeña victoria de toda la gente que se ha movilizado para dar la "bienvenida" que se merecen y, también, de todos los que sentaron precedentes en otras ciudades del mundo (Seattle, Praga, Davos…).

Grupo Albatros Subir


Contra las distintas caras del mismo enemigo

Los que suscribimos, integrantes del Consejo Indígena Popular de Oaxaca "Ricardo Flores Magón" (C.I.P.O.-R.F.M.), queremos iniciar esta intervención reconociendo el esfuerzo que los hermanos del E.Z.L.N. han realizado con diversas iniciativas, incluida la caravana que culminó en fechas recientes, para lograr la justicia y la paz que todos anhelamos, así como sentar las bases para la unidad en la lucha de todo el pueblo.
Cabe precisar que desde el surgimiento del E.Z.L.N. a la vida pública en el país y después de los primeros enfrentamientos con el ejército federal, las organizaciones que ahora conformamos el C.I.P.O.-R.F.M. nos pronunciamos por una salida política al conflicto. Si bien es cierto que entonces las organizaciones y pueblos que hoy somos el C.I.P.O.-R.F.M. estábamos dispersos, la irrupción del E.Z.L.N. en la escena política y la ola represiva que se agudiza contra nosotros a partir de ello, hace que en noviembre de 1997 en un esfuerzo de unidad nos integremos como Consejo Indígena Popular de Oaxaca "Ricardo Flores Magón". Es decir, estamos a pocos meses de cumplir cuatro años de unidad.
En todos estos años de lucha del E.Z.L.N., siempre hemos estado atentos al desenvolvimiento de los hechos entre los gobiernos federal, local y sus aliados en contra del E.Z.L.N., y hemos visto con dolor e impotencia los hechos como el de Acteal, el Bosque y todos los reportes de violencia que nos han llegado por diversos medios; por ello en todas nuestras acciones y movilizaciones nuestro planteamiento fundamental ha sido el Basta de represión y miseria en los pueblos indígenas, demanda que hemos adoptado como principio y base fundamental para nuestra articulación y convergencia.
No queremos abundar sobre nuestra participación en las distintas jornadas que se han convocado , porque hasta hoy lo hemos hecho de forma callada, sin desear ni buscar protagonismo alguno, porque vimos con tristeza, cuando tratamos de incorporarnos al Congreso Nacional Indígena, la lucha política que se desarrollaba en su seno y no quisimos ser parte de eso y optamos por retirarnos de esa forma de hacer las cosas, para que desde Oaxaca, donde tenemos nuestro base fundamental, diéramos la lucha contra el verdadero enemigo.
Sin embargo a estas alturas se hace necesario que informemos que en nuestro Estado sufrimos la represión del gobierno de Diodoro Carrasco Altamirano cuando en la coyuntura de los acuerdos de San Andrés y la ley Cocopa, Diodoro manda una iniciativa de Ley de Derechos de los pueblos y comunidades indígenas del estado de Oaxaca, con el fin de contrarrestar la fuerza a la propuesta de la Cocopa. Entonces nosotros iniciamos una campaña en contra de esta ley que nos quería dar espejitos nuevamente a cambio de nuestros derechos constitucionales. Con tristeza encontramos que los mismos asesores del E.Z.L.N. eran quienes habían asesorado al gobierno diodorista para la ley indígena de Oaxaca. Sin embargo, pese a eso no disminuyó nuestro compromiso de estar atentos para participar en las iniciativas que los hermanos del E.Z.L.N. enviaran. Después, durante la marcha de los 1.111, por nuestra participación en las organizaciones del foro estatal de Oaxaca, en aquel entonces se eligió a un representante de una de las organizaciones del C.I.P.O.-R.F.M. para que hablara ante las bases de apoyo zapatistas, sin embargo, el encargado del contacto con los hermanos del E.Z.L.N. buscó todos los medios para que nuestra organización no fuera representada, alegando que los hermanos del E.Z.L.N. habían elegido no solo a otra organización sino a otra persona. Esta situación puso en crisis muy fuerte al foro de organizaciones oaxaqueñas porque no se respetaba una decisión de todas ellas. Sin embargo, pese a eso, en la consulta zapatista en el país, olvidamos los miembros del C.I.P.O.-R.F.M. todos estos agravios y seguimos luchando, a tal grado que fuimos la organización que consultó al mayor número de municipios en el Estado, más de 200, porque tenemos claro que los intereses personales y los protagonismos solo socavan los intentos de unidad; por esa razón hicimos caso omiso a los protagonismos y a los reiterados intentos de exclusión.
Pero siempre hemos tenido una pregunta en mente: ¿Por qué solamente una persona se erige en representante de Oaxaca y de sus organizaciones ante el E.Z.L.N.? Si la práctica en nuestros pueblos es que nunca una sola persona tiene la interlocución y por la propia naturaleza de ser de nuestras comunidades todo es en colectivo. Por tal razón el 26 de febrero pasado tuvimos el acuerdo de hablar con la comandancia del E.Z.L.N. todas las organizaciones que formamos parte del foro de organizaciones, donde también participa el C.I.P.O.-R.F.M., entonces, quien dice poseer la interlocución con ellos nos dijo que el E.Z.L.N. no podía hablar con nadie, por lo tanto nos quedamos con muchas preguntas, y sobre todo con una ¿Por qué el E.Z.L.N. no quiere hablar con quienes incluso hemos sufrido la represión por defender las mismas causas y ser acusados de ser parte de ellos?
Debemos aclarar que nosotros no queríamos hablar con la comandancia solo por hablar o tomarnos la foto o bien incondicionalmente obedecer lo que ellos propongan, ¡no!, queríamos discutir y analizar juntos algunas formas de articulación en la lucha, incluso saber como iban a enfrentar toda la embestida gubernamental que en ese momento se estaba gestando en el país, queríamos proponer la movilización nacional de resistencia y lucha para lograr las tres condiciones, porque los magonistas no nos confiamos de la palabra de los poderosos, pero al igual que nosotros todas las organizaciones nos quedamos esperando ese encuentro que no se dio. Por ello nos asombró sobremanera cuando por medio de una carta nos piden la movilización nacional, porque precisamente eso les queríamos plantear en el encuentro. Así las cosas, cuando llega la carta en el C.I.P.O.-R.F.M. teníamos la voluntad para hacerlo, pero no teníamos preparados los medios para realizarla a nivel nacional y la misma situación enfrentaron todos los del Estado, porque no lo habíamos planeado.
Por eso nos seguimos preguntando ¿Cómo será posible que nuestras organizaciones puedan ser capaces de enfrentar a este sistema neoliberal sin que tengamos una mínima articulación para una lucha nacional? ¿Cómo podemos saber si las informaciones que nos llegan son realmente ciertas cuando los que las dan, han tratado por todos los medios de cortar todo puente de comunicación con el E.Z.L.N.? ¿Es acaso necesario ir a la selva para tener la información cierta? ¿Cómo podemos crear las condiciones para superar errores, protagonismos y manipulaciones que dañan? Todas estas preguntas ojalá se puedan platicar algún día porque muy bien que le hacen falta al C.N.I. y a quienes han usado y abusado de él para que realmente pueda caminar por si mismo.
Mientras con pesar vemos que todas las aseveraciones que sobre el gobierno foxista hicimos se cumplen. Los hechos demuestran que los magonistas tuvimos la razón respecto a que, con la llegada de Vicente Fox, no estábamos en el camino de la transición a la democracia, sino que es la alternancia como una nueva forma de control para garantizar la aplicación de las políticas económicas, sociales y culturales acordes a los intereses de los grandes poderosos, pero en este caso, con mayor eficacia y menor resistencia de la sociedad.
El rostro del foxismo en cuanto a la problemática indígena tiene sobre todo dos líneas de acción muy definidas y que está realizando cabalmente. Por un lado distribuir cargos en algunos puestos de alto nivel y crear otras oficinas para atención a los pueblos indígenas, es decir, para el gobierno de los empresarios todo se resuelve con dar atención a nivel burocrático, de incorporar al aparato a los "intelectuales" indígenas de toda laya, pero dejar igual o peor al grueso de nosotros. En ese tenor se inscribe la designación de algunos indígenas como Marcos Matías, en las oficinas centrales del Instituto Nacional Indígena o de los delegados estatales cuyo nombramiento es pactado con los gobernadores, algunas O.N.G., o "personalidades" como en el caso de Oaxaca.
Pero por otro lado sigue la línea de la simulación y la propaganda, para hacer aparecer que en materia de reconocimiento de los derechos de nuestros pueblos se está avanzando, cuando en realidad se está legislando en contra. En ese marco se inscribe la aprobación de la iniciativa de ley indígena votada por las cámaras de senadores y de diputados, iniciativa que lejos de representar el cumplimiento de los acuerdos firmados en San Andrés el 16 de febrero de 1996 entre el gobierno y el E.Z.L.N., como primer paso para el inicio del reconocimiento constitucional de nuestros derechos, son una burla más a la voluntad de los pueblos indios de México y de la sociedad mexicana, expresada multitudinariamente durante la consulta nacional sobre derechos y cultura indígena en marzo de 1999 y la marcha de los comandantes zapatistas a la capital en fechas recientes; todo esto ratificado por el III Congreso Nacional Indígena, celebrado en Nurio, Michoacán.
Ocultar el incumplimiento a los tratados internacionales como el convenio 169 de la O.I.T., las mutilaciones y omisiones que le han hecho a la propuesta de iniciativa de ley, presentada por la Cocopa, es la estrategia publicitaria de Fox, para presentar ante la opinión pública bondades que no tiene la iniciativa aprobada por todos los partidos en el senado y por los del P.R.I., P.A.N. y Verde Ecologista en la cámara de diputados.
La idea del foxismo es evidente, cercar al E.Z.L.N. y a todo el movimiento indígena, quitándole para ello una de sus banderas, la exigencia del reconocimiento constitucional de los derechos de nuestros pueblos, donde su mejor arma es la de aprobar una iniciativa de ley que no reconoce los derechos fundamentales de nuestros pueblos; nos niega el derecho a ser sujetos de derecho público, con la ofensiva actitud de querer reducirnos a guetos o reservas que es lo que se intuye y prevé con la conversión que nos hace la designación de "entidades de interés público" o que nuestra autonomía se limite al ámbito municipal. O donde se ponen obstáculos para la reconstitución de nuestros pueblos a partir de que se delega a los Estados la definición de las características de la autonomía y sus instrumentos, anulando con esto nuestro derecho a la libre determinación; además, se borra de toda redacción la forma en que se garantizará el ejercicio de la libre determinación de los pueblos indígenas en los distintos ámbitos y niveles y se niega toda posibilidad real de la remunicipalización y distritación donde los indígenas podamos participar políticamente; amen de que se elimina olímpicamente todo lo relacionado a los territorios conforme a lo establecido en el convenio 169 de la O.I.T. y, menos reconoce nuestras tierras y territorios conforme a los conceptos del convenio mencionado. Del mismo modo se nos niega el derecho que tenemos de acceder, usar y disfrutar colectivamente los recursos naturales existentes en nuestros pueblos.
Los magonistas insistimos desde los primeros tiempos después de la firma de los acuerdos de San Andrés en que debíamos llevar a la práctica los mencionados acuerdos, mientras paralelamente se luchaba por su reconocimiento constitucional. De igual manera propusimos en infinidad de ocasiones y en diversos eventos que se realizaran jornadas de movilización para lograr el reconocimiento constitucional. No fuimos escuchados entonces y muchos se abocaron a apagar nuestras propuestas insistiendo en realizar solo actividades a nivel jurídico, hoy se demuestra que teníamos razón. Ojalá quienes hicieron oídos sordos a nuestras previsiones estén en ánimo diferente para poder avanzar coordinadamente, trabajando todos en lo que cada uno sabe hacer, consultándonos todos, apoyándonos todos, poniendo todos el esfuerzo hacia la misma dirección. Hoy más que nunca insistimos en nuestra propuesta de hace años, tenemos que trabajar simultáneamente en distintos planos, en lo jurídico, la propaganda, lo diplomático, la movilización, etc., pero además haciéndolo en un marco de ofensiva, en una posición de fuerza, donde los argumentos son parte de esa fuerza como lo son la movilización del pueblo indígena y no indígena, nacional e internacional.

C.I.P.O.-R.F.M.
Los que suscribimos, integrantes del Consejo Indígena Popular de Oaxaca "Ricardo Flores Magón" (C.I.P.O.-R.F.M.), queremos iniciar esta intervención reconociendo el esfuerzo que los hermanos del E.Z.L.N. han realizado con diversas iniciativas, incluida la caravana que culminó en fechas recientes, para lograr la justicia y la paz que todos anhelamos, así como sentar las bases para la unidad en la lucha de todo el pueblo.
Cabe precisar que desde el surgimiento del E.Z.L.N. a la vida pública en el país y después de los primeros enfrentamientos con el ejército federal, las organizaciones que ahora conformamos el C.I.P.O.-R.F.M. nos pronunciamos por una salida política al conflicto. Si bien es cierto que entonces las organizaciones y pueblos que hoy somos el C.I.P.O.-R.F.M. estábamos dispersos, la irrupción del E.Z.L.N. en la escena política y la ola represiva que se agudiza contra nosotros a partir de ello, hace que en noviembre de 1997 en un esfuerzo de unidad nos integremos como Consejo Indígena Popular de Oaxaca "Ricardo Flores Magón". Es decir, estamos a pocos meses de cumplir cuatro años de unidad.
En todos estos años de lucha del E.Z.L.N., siempre hemos estado atentos al desenvolvimiento de los hechos entre los gobiernos federal, local y sus aliados en contra del E.Z.L.N., y hemos visto con dolor e impotencia los hechos como el de Acteal, el Bosque y todos los reportes de violencia que nos han llegado por diversos medios; por ello en todas nuestras acciones y movilizaciones nuestro planteamiento fundamental ha sido el Basta de represión y miseria en los pueblos indígenas, demanda que hemos adoptado como principio y base fundamental para nuestra articulación y convergencia.
No queremos abundar sobre nuestra participación en las distintas jornadas que se han convocado , porque hasta hoy lo hemos hecho de forma callada, sin desear ni buscar protagonismo alguno, porque vimos con tristeza, cuando tratamos de incorporarnos al Congreso Nacional Indígena, la lucha política que se desarrollaba en su seno y no quisimos ser parte de eso y optamos por retirarnos de esa forma de hacer las cosas, para que desde Oaxaca, donde tenemos nuestro base fundamental, diéramos la lucha contra el verdadero enemigo.
Sin embargo a estas alturas se hace necesario que informemos que en nuestro Estado sufrimos la represión del gobierno de Diodoro Carrasco Altamirano cuando en la coyuntura de los acuerdos de San Andrés y la ley Cocopa, Diodoro manda una iniciativa de Ley de Derechos de los pueblos y comunidades indígenas del estado de Oaxaca, con el fin de contrarrestar la fuerza a la propuesta de la Cocopa. Entonces nosotros iniciamos una campaña en contra de esta ley que nos quería dar espejitos nuevamente a cambio de nuestros derechos constitucionales. Con tristeza encontramos que los mismos asesores del E.Z.L.N. eran quienes habían asesorado al gobierno diodorista para la ley indígena de Oaxaca. Sin embargo, pese a eso no disminuyó nuestro compromiso de estar atentos para participar en las iniciativas que los hermanos del E.Z.L.N. enviaran. Después, durante la marcha de los 1.111, por nuestra participación en las organizaciones del foro estatal de Oaxaca, en aquel entonces se eligió a un representante de una de las organizaciones del C.I.P.O.-R.F.M. para que hablara ante las bases de apoyo zapatistas, sin embargo, el encargado del contacto con los hermanos del E.Z.L.N. buscó todos los medios para que nuestra organización no fuera representada, alegando que los hermanos del E.Z.L.N. habían elegido no solo a otra organización sino a otra persona. Esta situación puso en crisis muy fuerte al foro de organizaciones oaxaqueñas porque no se respetaba una decisión de todas ellas. Sin embargo, pese a eso, en la consulta zapatista en el país, olvidamos los miembros del C.I.P.O.-R.F.M. todos estos agravios y seguimos luchando, a tal grado que fuimos la organización que consultó al mayor número de municipios en el Estado, más de 200, porque tenemos claro que los intereses personales y los protagonismos solo socavan los intentos de unidad; por esa razón hicimos caso omiso a los protagonismos y a los reiterados intentos de exclusión.
Pero siempre hemos tenido una pregunta en mente: ¿Por qué solamente una persona se erige en representante de Oaxaca y de sus organizaciones ante el E.Z.L.N.? Si la práctica en nuestros pueblos es que nunca una sola persona tiene la interlocución y por la propia naturaleza de ser de nuestras comunidades todo es en colectivo. Por tal razón el 26 de febrero pasado tuvimos el acuerdo de hablar con la comandancia del E.Z.L.N. todas las organizaciones que formamos parte del foro de organizaciones, donde también participa el C.I.P.O.-R.F.M., entonces, quien dice poseer la interlocución con ellos nos dijo que el E.Z.L.N. no podía hablar con nadie, por lo tanto nos quedamos con muchas preguntas, y sobre todo con una ¿Por qué el E.Z.L.N. no quiere hablar con quienes incluso hemos sufrido la represión por defender las mismas causas y ser acusados de ser parte de ellos?
Debemos aclarar que nosotros no queríamos hablar con la comandancia solo por hablar o tomarnos la foto o bien incondicionalmente obedecer lo que ellos propongan, ¡no!, queríamos discutir y analizar juntos algunas formas de articulación en la lucha, incluso saber como iban a enfrentar toda la embestida gubernamental que en ese momento se estaba gestando en el país, queríamos proponer la movilización nacional de resistencia y lucha para lograr las tres condiciones, porque los magonistas no nos confiamos de la palabra de los poderosos, pero al igual que nosotros todas las organizaciones nos quedamos esperando ese encuentro que no se dio. Por ello nos asombró sobremanera cuando por medio de una carta nos piden la movilización nacional, porque precisamente eso les queríamos plantear en el encuentro. Así las cosas, cuando llega la carta en el C.I.P.O.-R.F.M. teníamos la voluntad para hacerlo, pero no teníamos preparados los medios para realizarla a nivel nacional y la misma situación enfrentaron todos los del Estado, porque no lo habíamos planeado.
Por eso nos seguimos preguntando ¿Cómo será posible que nuestras organizaciones puedan ser capaces de enfrentar a este sistema neoliberal sin que tengamos una mínima articulación para una lucha nacional? ¿Cómo podemos saber si las informaciones que nos llegan son realmente ciertas cuando los que las dan, han tratado por todos los medios de cortar todo puente de comunicación con el E.Z.L.N.? ¿Es acaso necesario ir a la selva para tener la información cierta? ¿Cómo podemos crear las condiciones para superar errores, protagonismos y manipulaciones que dañan? Todas estas preguntas ojalá se puedan platicar algún día porque muy bien que le hacen falta al C.N.I. y a quienes han usado y abusado de él para que realmente pueda caminar por si mismo.
Mientras con pesar vemos que todas las aseveraciones que sobre el gobierno foxista hicimos se cumplen. Los hechos demuestran que los magonistas tuvimos la razón respecto a que, con la llegada de Vicente Fox, no estábamos en el camino de la transición a la democracia, sino que es la alternancia como una nueva forma de control para garantizar la aplicación de las políticas económicas, sociales y culturales acordes a los intereses de los grandes poderosos, pero en este caso, con mayor eficacia y menor resistencia de la sociedad.
El rostro del foxismo en cuanto a la problemática indígena tiene sobre todo dos líneas de acción muy definidas y que está realizando cabalmente. Por un lado distribuir cargos en algunos puestos de alto nivel y crear otras oficinas para atención a los pueblos indígenas, es decir, para el gobierno de los empresarios todo se resuelve con dar atención a nivel burocrático, de incorporar al aparato a los "intelectuales" indígenas de toda laya, pero dejar igual o peor al grueso de nosotros. En ese tenor se inscribe la designación de algunos indígenas como Marcos Matías, en las oficinas centrales del Instituto Nacional Indígena o de los delegados estatales cuyo nombramiento es pactado con los gobernadores, algunas O.N.G., o "personalidades" como en el caso de Oaxaca.
Pero por otro lado sigue la línea de la simulación y la propaganda, para hacer aparecer que en materia de reconocimiento de los derechos de nuestros pueblos se está avanzando, cuando en realidad se está legislando en contra. En ese marco se inscribe la aprobación de la iniciativa de ley indígena votada por las cámaras de senadores y de diputados, iniciativa que lejos de representar el cumplimiento de los acuerdos firmados en San Andrés el 16 de febrero de 1996 entre el gobierno y el E.Z.L.N., como primer paso para el inicio del reconocimiento constitucional de nuestros derechos, son una burla más a la voluntad de los pueblos indios de México y de la sociedad mexicana, expresada multitudinariamente durante la consulta nacional sobre derechos y cultura indígena en marzo de 1999 y la marcha de los comandantes zapatistas a la capital en fechas recientes; todo esto ratificado por el III Congreso Nacional Indígena, celebrado en Nurio, Michoacán.
Ocultar el incumplimiento a los tratados internacionales como el convenio 169 de la O.I.T., las mutilaciones y omisiones que le han hecho a la propuesta de iniciativa de ley, presentada por la Cocopa, es la estrategia publicitaria de Fox, para presentar ante la opinión pública bondades que no tiene la iniciativa aprobada por todos los partidos en el senado y por los del P.R.I., P.A.N. y Verde Ecologista en la cámara de diputados.
La idea del foxismo es evidente, cercar al E.Z.L.N. y a todo el movimiento indígena, quitándole para ello una de sus banderas, la exigencia del reconocimiento constitucional de los derechos de nuestros pueblos, donde su mejor arma es la de aprobar una iniciativa de ley que no reconoce los derechos fundamentales de nuestros pueblos; nos niega el derecho a ser sujetos de derecho público, con la ofensiva actitud de querer reducirnos a guetos o reservas que es lo que se intuye y prevé con la conversión que nos hace la designación de "entidades de interés público" o que nuestra autonomía se limite al ámbito municipal. O donde se ponen obstáculos para la reconstitución de nuestros pueblos a partir de que se delega a los Estados la definición de las características de la autonomía y sus instrumentos, anulando con esto nuestro derecho a la libre determinación; además, se borra de toda redacción la forma en que se garantizará el ejercicio de la libre determinación de los pueblos indígenas en los distintos ámbitos y niveles y se niega toda posibilidad real de la remunicipalización y distritación donde los indígenas podamos participar políticamente; amen de que se elimina olímpicamente todo lo relacionado a los territorios conforme a lo establecido en el convenio 169 de la O.I.T. y, menos reconoce nuestras tierras y territorios conforme a los conceptos del convenio mencionado. Del mismo modo se nos niega el derecho que tenemos de acceder, usar y disfrutar colectivamente los recursos naturales existentes en nuestros pueblos.
Los magonistas insistimos desde los primeros tiempos después de la firma de los acuerdos de San Andrés en que debíamos llevar a la práctica los mencionados acuerdos, mientras paralelamente se luchaba por su reconocimiento constitucional. De igual manera propusimos en infinidad de ocasiones y en diversos eventos que se realizaran jornadas de movilización para lograr el reconocimiento constitucional. No fuimos escuchados entonces y muchos se abocaron a apagar nuestras propuestas insistiendo en realizar solo actividades a nivel jurídico, hoy se demuestra que teníamos razón. Ojalá quienes hicieron oídos sordos a nuestras previsiones estén en ánimo diferente para poder avanzar coordinadamente, trabajando todos en lo que cada uno sabe hacer, consultándonos todos, apoyándonos todos, poniendo todos el esfuerzo hacia la misma dirección. Hoy más que nunca insistimos en nuestra propuesta de hace años, tenemos que trabajar simultáneamente en distintos planos, en lo jurídico, la propaganda, lo diplomático, la movilización, etc., pero además haciéndolo en un marco de ofensiva, en una posición de fuerza, donde los argumentos son parte de esa fuerza como lo son la movilización del pueblo indígena y no indígena, nacional e internacional.

C.I.P.O.-R.F.M. subir


El anarquismo en Perú

Las actividades libertarias en Perú reaparecen al final de la década de los 80, en un momento en que en Perú la efervescencia de grupos musicales con ciertas inquietudes políticas es muy grande. Esas serían las primeras expresiones del llamado rock subterráneo, movimiento que tiene connotaciones con el punk. Estos grupos van adquiriendo mayor politización con el tiempo, pasando el aspecto musical a un segundo plano, dejando de ser un fin para transformarse en uno de los medios posibles.
En esta época, guerrillas como el M.R.T.A. y Sendero Luminoso captaron, gracias a su mayor propaganda e infraestructura, militantes entre los simpatizantes del movimiento libertario.
Las leyes anti-terroristas limitaron en buena medida el crecimiento y desarrollo de los grupos anarquistas, produciendo entre éstos cierta autolimitación con el fin de no ser identificados con los grupos armados.
En 1989 se crea el Colectivo de Juventudes Autónomas (C.A.J.A.) que reúne a muchos de los integrantes del llamado movimiento subterráneo y que sin ser abiertamente libertario, "tiene anarquistas en su seno". Tuvo una vida efímera. A principios de los 90 aparecen nuevos militantes, que ya no surgen de esta base musical y que junto a los que habían evolucionado desde el rock subterráneo crearon grupos más definidos, teniendo sobre ellos gran influencia la propaganda libertaria que llegaba principalmente de España.
Surgen en Lima "Autonomía proletaria" y "Colectivización", grupos todavía activos. El primero canaliza su propaganda en el campo anarcosindicalista, aunque ahora no lo consideren un arma tan eficaz como antiguamente. Realizan una tarea de divulgación entre los trabajadores, editando una publicación que lleva el nombre de Organización. En 1996 cambiaron el nombre por el de El obrero al darse cuenta de que sus militantes eran vigilados y vistos como "elementos extraños" por parte de los aparatos policiales.
Saliendo de la capital y comenzando por el Norte encontramos representación libertaria en Piura con el colectivo "Reconstruir" y la publicación El inconforme, además de fancines y bandas subterráneas. En Huaruco grupos ecologistas distribuyen material alternativo y libertario. En Guancayo funciona el "Proyecto popular" y se publica el fancín Reacciona.
En el Sur, en Arequipa tienen la revista Yaiyarguarta ("sangre del pueblo" en quechua). Con algunas de sus páginas escritas en esta lengua, remembrando el trabajo de la Federación Obrera Indígena del Perú, realizado entre los años 20 y 30, que servía de ligazón entre el anarcosindicalismo peruano y el movimiento indígena campesino de la zona meridional del país.
En Arequipa también son numerosos los grupos musicales y los fancines de protesta, Ya en Cuzco, la antigua capital de los incas, encontramos al Movimiento Anarquista de Perú (M.A.P.) que, más que un movimiento, es un pequeño grupo que edita una publicación del mismo nombre. Toda una amalgama de grupos y publicaciones que tratan de coordinarse y avanzar, pero que afrontan una serie de obstáculos.
"Colectivización" edita una revista de igual nombre y sus actividades están ligadas a los círculos universitarios, realizando balances históricos y sociológicos sobre la actual coyuntura peruana, contemplando las ideas libertarias desde una perspectiva renovadora.
"Avancemos" es otro colectivo que pretende superar el aspecto musical que todavía rodea a buena parte de sus simpatizantes, llevando el debate a un terreno más político. Realizan conciertos, conferencias, debates y otras actividades cuyos beneficios revierten en la organización de nuevas actividades.
"Avancemos" se transformó poco después en "Coordinadora Sonidos de Acción" (C.S.A.), agrupación que intenta desarrollar un movimiento de forma autónoma. El grupo está presente en diferentes barrios de Lima y en otras ciudades. El C.S.A. edita las publicaciones Barricada y Despertar; otros colectivos son: "Cambio radical", que actúa en la zona norte de la ciudad, y el grupo "Ikaria", que reivindica el anarquismo nihilista. Existe gran abundancia de fancines (Buscando un camino, Cultura, etc.) y grupos musicales que simpatizan con las ideas libertarias; entre éstos destacan "Autonomía", "Generación perdida", "Al margen" y "Los ricos".
En las universidades se están organizando por parte de algunos estudiantes diferentes conferencias sobre la historia del movimiento libertario y otros temas con participación de compañeros libertarios. También hay simpatizantes entre los activistas de los derechos de los animales que regularmente realizan campañas contra las corridas de toros y por la liberación animal. Toda esta actividad en Lima la realizan diversas personas que se repiten en otros varios grupos, por eso no podemos hablar de una cantidad muy numerosa de militantes.
El "fujimorazo" de 1993 obligó a los compañeros peruanos a tomar algunas precauciones. Los anarquistas están catalogados, según las leyes represivas peruanas, como terroristas independientes que no encajan en los "terrorismos tipificados", algo que puede llevar a rigurosas penas de cárcel, por lo que los libertarios se ven forzados a cambiar sus lugares de reunión, a ser discretos cuando hablan de anarquismo, a cambiar de nombre sus publicaciones cuando consideran que empiezan a ser detectados, y otras medidas por el estilo.
Otro grave problema es la falta de locales para reunirse. Tienen que hacerlo en locales públicos, abiertos, lo que provoca atenciones no deseadas. Recientemente están sufriendo el asedio de los ya escasos marxistas-leninistas, maoístas, etc., con el fin de aprovechar políticamente su trabajo y las ideas libertarias en general.
A pesar de las evidentes dificultades, los compañeros peruanos son optimistas en cuanto a su trabajo y esperan llevar adelante el ideal que consideran más justo.

A.N.A. Subir


De, para y con la libertad

El término libertad encierra numerosos equívocos que permiten que todos la usen para los fines más variados. Así, la política económica de estos gobiernos que padecemos apoya un mercado "libre" de la interferencia estatal, cuando no hace mucho se propiciaba un Estado interventor que "librara" al pueblo de la codicia de los empresarios. Hay "libertad" de expresión pero el gobierno y los propietarios de los medios censuran los mensajes para "liberarnos" de la difusión de ideas contrarias al orden reinante.
De manera que es bueno hablar de la libertad y exponer algunos de nuestros puntos de vista para destacar por qué no compartimos del todo la libertad de esta "democracia" en que vivimos. Ante todo, es preferible no hablar de la libertad como algo sustantivo, sino de la cualidad de ser libre. Tampoco nos interesa preguntarnos si el hombre es libre en genérico, porque preferimos preguntarnos si tu, yo, Pedro o Alicia somos libres. El "hombre" en general tiene tantos matices, diferencias y aun contradicciones, que se admiten las más variadas respuestas.
Vamos a acercarnos al problema estableciendo algunas distinciones. Se puede ser libre de, libre para y libre con. El primer caso, libre de, es lo que se llama libertad negativa. Significa falta de coerción, de impedimento, de oposición, que puede ser de variado tipo. Por ejemplo, no somos libres de no comer por una coerción de tipo biológico. Pero en el ámbito político, siempre cualquier régimen puede decir que sus ciudadanos son libres "de" algo. Somos libres "de" comprar lo que queramos, aunque el Estado es libre de fijar sueldos mínimos de miseria; somos libres de cambiar de empleo, aunque haya desocupación; somos libres de estudiar, aunque no haya cupo, etc. Es bueno aclarar que la coerción no es siempre externa sino que puede ser interna, promovida a través de la educación de deseos, de prejuicios, de temores.
Sin embargo, si bien una amplia libertad de -ausencia de coerción- es necesaria, ella no es suficiente y debe complementarse con la llamada libertad positiva, libertad "para", que es la que le da significación y fundamento. Libertad para comprometernos, para fijar metas, para completarlas, para pensar y decir lo que pensamos, para sentir y actuar. Ser libre "de" elegir no es el fundamento de ser libre si cada uno de nosotros no es el que también elige las alternativas. ¿Somos libre si elegimos un presidente entre dos candidatos que nos proponen y que luego no podemos ni juzgarlo, ni quitarlo, ni cambiarlo, ni protestar?
Precisamente es esta "libertad para" la que no tenemos y la que todo régimen estatal se cuida bien de que no tengamos, aunque podamos disfrutar de mayor o menor libertad negativa. Ya Aristóteles decía que el hombre es libre para determinar su vida y sus acciones. El que no lo hace es un esclavo a quien otros se la determinan.
El tercer aspecto esta muy unido a la libertad positiva, ya que para hacerla efectiva debemos ser libres "con" otros humanos. Lo social es inherente a nuestra especie, por lo que las potencialidades de cada quien solo pueden concretarse viviendo en relación con sus semejantes. La libertad no es un don, un regalo, sino algo que hay que hacer, y para lograrla es menester ser con los demás y todos juntos hacernos libres. Siendo egoístas podemos alcanzar la libertad negativa. La libertad para hacer algo sólo es posible con otros, solidaria y fraternalmente unidos.

Correo @ Subir


Las mujeres, la violencia y la guerra

Desde hace miles de años, las mujeres están oprimidas, forzadas por el patriarcado, tanto en tiempos de paz como en tiempos de guerra. Pero, con el surgimiento de las sociedades industriales y tecnológicas se ha operado una ruptura. Ahora, las posibilidades de destrucción son considerables, y la militarización en constante expansión es la expresión última del patriarcado aliado con el capitalismo. La violencia contemporánea está sometida a la gestión, al cálculo. Nuevos campos como el de la tecnología del comportamiento (psicología de masas, acondicionamiento de los espíritus, reeducación de los contrarios, manipulación de la información, desinformación) permiten la racionalización de la violencia. La violencia sexual no constituye excepción a la regla, y su gestión conduce a las guerras contemporáneas a ordenar violaciones masivas para quebrar psicológica, moral y demográficamente a una población.
La cosa no empezó en la antigua Yugoslavia. Se puede citar Japón (1937, con el saqueo de Nankin y las "esposas del confort", o las alemanas violadas por los rusos en 1944, o Vietnam o Argelia…). En relación con la antigua Yugoslavia, en el caso de Ruanda se añade otra dimensión: la de la "purificación o limpieza étnica" porque el nacionalismo exacerbado de los Estados se basa en la pureza étnica… Ya los nazis hablaban de pureza racial. El racismo científico de los nacionalsocialistas se fundaba a la vez en la esterilización eugenésica y en la procreación forzada. Pero no había dos veces iguales.
En las guerras más recientes (Balcanes, Ruanda, Chechenia…) la purificación actúa sobre el odio corporal del "otro" y justifica la acción de los militares contra los civiles; se trata de destruir la identidad colectiva mediante el crimen de profanación sexual, como indica Véronique Nahoun-Grappe en Libération (16 de marzo de 2000) al hablar de "la limpieza mediante el mancillamiento".

La violación, arma de guerra
En la obra de Madeleine Gagnon, Anda, una estudiante albanesa que trabaja en un centro de asistencia a las mujeres y niños de Kosovo, relata: "Ha habido cientos y cientos de violaciones por parte de los soldados, las milicias y los paramilitares serbios, ya sabéis que la violación es un arma de guerra; ellos saben que una virgen violada no podrá encontrar marido, que una mujer casada violada será abandonada por su esposo y la familia de éste; saben que no hablarán porque ser violada es una vergüenza, saben que se sienten culpables por la acción de ellos; ellos saben que la mejor forma de desestabilizar a la población albanesa sería alterar el núcleo familiar… hacerlo estallar; conocen muy bien nuestra mentalidad".
En este mismo libro, Mangalika, del Centro de Estudios en Ciencias Sociales de Colombo (Sri Lanka) explica el drama del pueblo tamil: "Comprendo el sacrificio de las mujeres-bomba. Comprendo el de las mujeres violadas. Como han perdido la pureza de sus cuerpos, los guerreros vienen a buscarlas para que se unan a los comandos kamikaze. Saben, y ellas también, que la inmolación final por el fuego podrá devolverles la inocencia y la castidad perdidas en el naufragio de su carne. Solo el humo negro de su holocausto podrá devolverles la dignidad perdida por la violación. El suicido es la ofrenda, la suprema oblación de la víctima. Los hindúes, como los budistas, no conocen lo que se llama identidad en Occidente. Además, en el cuerpo de las mujeres violadas se ha introducido tanta violencia que sólo la guerra y la muerte pueden expurgar su simiente.
Por otra parte, en Le Monde (13 de enero de 1993), V. Nahum Grappe escribía sobre Bosnia: "Una definición étnica del grupo se basa en el control de la circulación del esperma. La identidad étnica que se quiere imponer deberá difundir su esperma y hacer correr la sangre". De este modo, las mujeres son doblemente anuladas. Una mujer no serbia violada dará a luz un niño serbio.
Se ha pasado de la violación colectiva a la violación establecida en la empresa de purificación étnica porque, si las mujeres de todas partes se ven afectadas, las islámicas lo están especialmente, de una forma mucho más masiva. Miles de ellas son retenidas en campos alambrados, se secuestra a las embarazadas para impedirles abortar, se las tortura, se las mata, no se puede contar el número de infanticidios… Hemos de precisar que esos campos son también frecuentados por los cascos azules ¡cultura militar obliga! Y Juan Pablo II ha condenado con firmeza el aborto, incluso en caso de violación.
En Chechenia, en los campos de filtración o en las cárceles, las mujeres son violadas y los hombres emasculados, la "depuración" se hace por el sexo, por un acto sádico de poder mortífero. Al principio del conflicto, Putin hablaba de "perseguir al enemigo hasta el retrete".
La obscenidad de los propósitos guerreros "viriles" forja los lazos entre la sexualidad y la política, e induce al odio social, un odio y una violencia que los propios guerreros dirigen a sus propias mujeres y niños. Los centros de asistencia a las mujeres golpeadas están desbordados.

Las mujeres, primeras víctimas del capitalismo
En la antigua Yugoslavia, muy pronto se movilizaron las feministas para denunciar los crímenes, presentando informes estremecedores y adoptando resoluciones; pero ha habido que esperar al 22 de febrero de 2001 para que el PTY diera un "veredicto cualificado al hallar a tres serbios de Bosnia acusados de violaciones repetidas en 1992 sobre mujeres musulmanas de la ciudad de Foca, y descubrir "campos de violaciones", calificando la violación de civiles en tiempos de guerra como "crimen contra la humanidad", precedido en 1998 por el TPR (Ruanda) (Le Monde, 24 de febrero de 2001).
Y por todas partes del mundo se siguen suministrando armas. Los industriales chinos del armamento han difundido 20.000 catálogos titulados "Belleza y armas famosas" (Libération, 26 de octubre de 1993). Mujeres jóvenes, ligeramente vestidas, presentan el fusil de asalto ruso AK47 sobre sus muslos desnudos. El texto dice: "los jóvenes adoran las mujeres bellas y las armas". Con ese mismo espíritu podríamos evocar una canción que los jóvenes americanos cantaban en Vietnam:
Este es mi cañón (blandían su fusil M19),
este es mi fusil (se llevaban la mano a la bragueta).
El primero es para matar,
el segundo es para gozar.
Esta militarización, que no engendra más que miseria y violencia, va a la par de la explosión mundial de la pornografía y la prostitución. Los complejos militares-industriales, las grandes compañías petrolíferas, diamantíferas (Sierra Leona), etc., instrumentalizan y se nutren de los nacionalismos guerrilleros en plena expansión. La alianza del sable y el hisopo tiene el viento en popa. Asistimos a un desarrollo trágico de un nuevo orden moral laico y religioso. Las extremas derechas, los fundamentalismos religiosos, progresan universalmente y se alimentan uno a otro.
En este contexto, los derechos de los individuos retroceden peligrosamente, y de modo más acusado entre las mujeres. En el tercer mundo, y ahora en el cuarto mundo, que progresa inevitablemente. Podría haber evocado también el Tíbet, Timor oriental, Chiapas, o los múltiples Estados africanos…

Nelly Trumel (Le monde libertaire) Subir


Anarquismo y violencia

En vista de que el tema de la violencia está presente en los debates anarquistas, hemos querido aportar el documento emanado del congreso anarquista internacional de 1978, celebrado en la ciudad italiana de Carrara. Se trata de la primera parte de una ponencia más amplia sobre "Actitud de la Internacional de Federaciones Anarquistas frente al terrorismo, a las diferentes formas de violencia, al marginalismo y a las manifestaciones revolucionarias folklóricas".

La Internacional de Federaciones Anarquistas proclama, para los anarquistas, la libertad de escoger todo medio de acción que no esté en contradicción con los principios libertarios y las finalidades perseguidas por el movimiento. Que sea individual, minoritaria o de masas, violenta o pacifica, reivindicativa o revolucionaria, legal o clandestina, la acción anarquista debe reflejar en ella misma la altura moral de los postulados fundamentales del anarquismo.
El derecho, individual y colectivo, a la insubordinación, a la revuelta y a la insurrección es imprescriptible e incodificable. Es un hecho natural y espontáneo. Los anarquistas, organizados en la I.F.A., que se interesan verdaderamente por el problema de la revolución, es decir, la supresión del privilegio económico, social y cultural, tienen conciencia de que se emplazarán en una situación de violencia.
Para los anarquistas, existe un problema ético en la utilización de una violencia que no puede confundirse con la fuerza pública, legalizada por el poder del Estado y del Capital; no tiene equivalente con la brutalidad que los referidos imponen diariamente y de forma sistemática contra los individuos. Esta violencia del Estado, cuyo fundamento cultural debe buscarse en el patriarcado, causa de otra violencia, encuentra su expresión más consumada a través de la militarización creciente de la sociedad.
La I.F.A. rechaza las formas de acción política fundadas sobre la violencia ciega e innecesaria, la ausencia del respeto a la dignidad humana de sus enemigos mismos y mucho más de los neutros e inocentes. Denuncia toda forma de manipulación, violencia y terrorismo militarista y estatal, que se profundizan con frecuencia en la acción de organizaciones políticas, las cuales, hoy perseguidas y luchando en pro de causas justas, aspiran la mayor parte de ellas, por sus métodos e ideologías, a constituirse en futuro poder de Estado.
El recurso a la lucha armada traduce la transformación de enfrentamiento de clase en enfrentamiento militar, por una práctica de guerra entre aparatos especializados, grupos armados y bandas represivas del Estado. La extensión cotidiana de tales prácticas no demuestra sus éxitos, al contrario, contribuye al refuerzo de medidas de represión del Capital y del Estado, quienes después de hacer pagar los gastos de la crisis a los trabajadores, hacen pesar sobre ellos una represión acentuada. Y resulta suicida esta práctica cuando no se ha trabajado por la creación de una capacidad ofensiva en el movimiento obrero. Los anarquistas no creen que la propaganda por el hecho, concebida como el despertar mítico de la conciencia del proletariado siempre dispuesto a la réplica, pueda tener el menor éxito. Si esta línea política se afirmara, no podría más que profundizar el foso entre activistas y la población.
La radicalización de los enfrentamientos tiene su punto de partida tras las grandes esperanzas suscitadas por las luchas de 1968-69, cuando la creatividad popular chocaba contra el muro de su propia impreparación a la autogestión, permitiendo el renacer de burocracias neorreformistas de grupúsculos. La incapacidad de hacer la revolución "enseguida y a no importa qué precio" ha llevado a numerosos compañeros y militantes de izquierda o de extrema izquierda a una práctica cotidiana hecha de compromisos a la sombra de la política parlamentaria, a un repliegue individualista del "dejad hacer", a un repliegue basado en una concepción de clandestinidad. Esto es el fruto de concepciones que sólo pueden conducir a un reformismo oportunista o a un extremismo militarizado.
Decimos que es hora de empezar de nuevo la actividad del revolucionario en el terreno que es suyo, en el seno de las luchas de los trabajadores y paralelamente de darle cuerpo a la propaganda específica anarquista, buscando hacer reconocer la profunda validez de nuestro pensamiento.
La solidaridad de los anarquistas significa ante todo defender a todos los que combaten al Capital y al Estado, practicando correctamente la crítica y no la calumnia hacia estos militantes. Solidaridad y crítica son los dos aspectos de nuestra ética, porque somos conscientes de que a partir de la liquidación física de estos militantes, el Estado emprende el ataque contra todas las actitudes antirreformistas y antiautoritarias.
Los anarquistas afirman que la revolución social es imprescindible para la instauración de una sociedad sin clases, sin Estado ni patriarcado, donde la violencia haya desaparecido. Por lo tanto, no creemos que las clases dominantes renuncien a sus privilegios económicos, sociales y culturales, sin que estén obligadas a hacerlo. El enfrentamiento violento está por tanto inscrito en la fase insurreccional, violencia que no puede ser mas que colectiva, como siempre han sido las revoluciones pasadas.
En tanto que movimiento organizado, el anarquismo debe establecer una estrategia de lucha, basada en la inteligencia, capaz de analizar con lucidez las lecciones de la historia y la situación y devenir de nuestra sociedad. En esto reside el interés fundamental del concepto de acción directa, ya sea violenta o pacífica, medio de acelerar la toma de conciencia de las capacidades de auto-organización y de auto-emancipación colectivas.
Como Errico Malatesta, no estamos de acuerdo con los opuestos a toda violencia ni con los compañeros partidarios de cualquier violencia. Ni aprobamos ni condenamos en bloque toda forma de "terrorismo".
Estamos inducidos a constatar que estos actos terroristas son motivados por otro terrorismo: el que hace prevalecer una clase dirigente sobre el pueblo; constatamos igualmente que las consecuencias serían negativas o nefastas sobre el movimiento obrero en general y el movimiento anarquista en particular. Pensamos que la práctica de la violencia revolucionaria no puede ser comprendida y aceptada más que cuando existe paralelamente un potente movimiento obrero organizado y ampliamente partidario de las ideas libertarias.

Subir


Contra los exámenes

Desde pequeños, somos introducidos en el sistema educativo, vamos sufriendo una serie de pruebas que condicionan nuestro desenvolvimiento, evolución y permanencia dentro del sistema.
En los primeros cursos normalmente estas pruebas son introducidas en nuestro trabajo diario. Ya de pequeños se nos acostumbra a competir con nuestros compañeros. Por el método de premio y castigo, elogiando a los alumnos "buenos" y que hacen bien lo que les manda el profesor, y castigando y reprochando a los que simplemente no han hecho lo que se les exige o lo han hecho mal; en este último caso ellos dan razones de que a lo mejor el alumno es un poco torpe o no se le dan bien según qué cosas, sin pararse a pensar que, si quizá lo han hecho mal es por las condiciones de presión a las que se ven sometidos.
Así pues, vemos como ya en nuestros primeros años de adoctrinamiento se nos empuja y acostumbra a ir superando pequeñas pruebas que en cursos más altos toman la forma de exámenes y son una forma de control y selección, a la que nos vemos sometidos ya desde el colegio, después en el instituto, en los módulos y, llegando a la universidad, alcanza unos niveles altísimos de selección.
Después de toda una vida sometidos a exámenes y analizándolos, no es fácil darnos cuenta de cual es la verdadera función que desempeñan estas pruebas dentro del sistema:
-Los exámenes son la forma de selección del sistema capitalista. De manera que gracias a ellos el sistema hace una separación entre los alumnos más adaptados y menos adaptados, que se verá traducido en la división de clases, entre los que realicen las labores manuales y los que hagan una labor intelectual contribuyendo así a perpetuar la sociedad de clases.
-Se ven traducidos en pruebas técnicas e ideológicas. Adaptan al estudiante para que desarrolle actitudes útiles a la tecnología y a las infraestructuras del sistema, habituando e instruyendo a los alumnos en su manera de funcionar.
-Los exámenes generan competencia en vez de cooperación. Conforme vamos pasando de curso a curso, podemos observar cómo va aumentando el porcentaje de suspensos y a su vez cómo va aumentando la rivalidad y desapareciendo la ayuda mutua entre los estudiantes.
-También genera una situación de autoexplotación. Cuando se estudia intensivamente las fechas anteriores al examen.
-Anulan la iniciativa y el pensamiento crítico. El estudio se convierte en algo que sólo sirve para aprobar: memorizar unos programas impuestos, sin pararte a pensar si lo que estudias tiene algo de cierto, útil… o por qué lo estudias, anulando de esta manera nuestro interés por conocer según qué cosas, la investigación o la curiosidad.
-Nos crean dependencia de la autoridad. En este caso la autoridad es el profesor, que a su vez está condicionado por el sistema; él te dice lo que tienes que aprender y cuándo lo tienes que aprender, qué fallos tienes, qué cosas has de hacer para mejorar, de manera que se nos extirpa la capacidad de tomar la iniciativa y regular nuestra actividad por nosotros mismos.
Por eso estamos contra los exámenes, por eso pensamos que los exámenes son una de las formas más brutales, alienantes y despersonalizadoras a las que nos vemos sometidos, siendo a su vez una de las claves del sistema de enseñanza autoritario, basado en la competencia y con la única función de formar personas-pieza que encajen perfectamente en las expectativas del sistema.

Grupo de Estudiantes Libertarios Subir


¿Cultura popular?

No hace mucho que entré en una tienda de libros para ver alguno de los allí expuestos con la intención de adquirir alguno. Había dos que tenían especial interés para mi. Uno era un libro de Eleuterio Quintanilla, anarquista español, sobre la Revolución de Asturias, y otro de correspondencia selecta del dirigente del P.S.O.E. Francisco Largo Caballero. Pero cuál fue mi sorpresa que el primero valía ocho mil pesetas y el segundo nueve mil. Como es lógico, allí se quedaron.
Ejemplos como este, que abundan, hacen reflexionar bastante sobre cuál es el carácter que hoy tienen la cultura y la educación. Desde los sectores políticos y estatales se intenta hacer ver, de cara al interés general, que nuestra cultura es popular y está al alcance de todos. Pero la realidad dista mucho de esto. Al igual que otras dependencias de la sociedad, la cultura y la educación están hechas a la medida de los de arriba. Si esto se toma como premisa no es de sorprender que para que esa cultura solo la adquiera la clase rica, los pobres no estén a su altura.
Para los que estamos inmersos en la educación, el ver este tipo de sistema educativo se nos hace difícil, teniendo en cuenta que nuestra ideología anarquista es diametralmente opuesta. Nosotros, como anarquistas, defendemos factores de equidad dentro de la educación, con una coeducación integral para todo el mundo. La cultura es algo valiosísimo. El adquirir conocimientos y desarrollar nuestra mente es algo necesario y que entra dentro de la naturaleza del hombre. Al estar el sistema actual inmerso en un ambiente competitivo y elitista, insertado dentro de las estructuras del neoliberalismo, al hombre se le usurpa parte de su cometido en esta vida, es decir, la cultura y la educación.
Como anarquistas que somos, al defender los ideales del anarquismo, también defendemos un tipo de cultura y de educación. Nosotros sí proponemos un tipo de cultura popular, al alcance de todos, y en la medida en que cada individuo pueda o desee. Por ello, esta tribuna de expresión del pensamiento anarquista debe ser foco cultural, de intercambio de ideas, de principios. Para poder llegar a ese fin que todos buscamos, la anarquía tiene que ser tribuna que eduque en los valores de la libertad, la igualdad y la solidaridad. De lo contrario, no se estaría haciendo la tarea a la que los anarquistas han sido llamados. Para una mejor información sobre la educación que propone el anarquismo tendremos que nombrar a Francisco Ferrer y Guardia y la literatura que rodea a su persona, que es amplia. No quiero entretenerme en el tema de la educación, pero podría estar escribiendo durante mucho tiempo, al ser un tema que me ofrece mucho interés.
Para concluir quiero decir que, ante todos los ataques que recibimos por parte del capital, debemos contraponer un modelo cultural popular. Y esta vez sí al alcance de todos.

Julián Vadillo Subir


El movimiento anarquista coreano

En los 2000 años de historia coreana se levantaron movimientos que lucharon por los derechos de los campesinos y por la independencia nacional. En algunos de esos movimientos se pueden apreciar tendencias que tienen ciertas semejanzas con formas del anarquismo moderno, en la misma forma que se observa en los Diggers (cavadores) de la Revolución Inglesa.
En 1894 Japón invadió el país, con el pretexto de protegerlo de China. La lucha por la independencia nacional se convirtió en el punto central de toda política y actividad radical.
El movimiento anarquista en Corea comenzó a tomar forma entre los exiliados que fueron a China después de la lucha independentista de 1919, y los estudiantes y obreros que fueron al Japón. Esta lucha, el Movimiento del 1 de Marzo en la que destacaron los anarquistas, llegó a implicar a dos millones de personas; hubo 1.500 manifestaciones; 7.500 muertos; 16.000 heridos y más de 700 casas y 47 templos destruidos.
En el periodo que va hasta el final de la Segunda Guerra Mundial la Federación Anarquista de Corea (F.A.C.) tuvo tres etapas.
La primera etapa cubrió la primera parte de los años veinte y es descrita por la F.A.C. como período de gestación.
A principios del siglo XX no sólo la clase alta de Japón comenzó su expansión imperialista por otros países asiáticos sino que también aplastó toda oposición en su país. Los anarquistas japoneses fueron la punta de lanza de la lucha anti-imperialista. En 1910 Kotoku Shusui, un destacado anarquista japonés, fue ejecutado por traición. El Periódico de los plebeyos había dirigido la oposición a la guerra ruso-japonesa y a la ocupación de Corea. Con las revoluciones Rusas de 1905 y de 1917, los disturbios del arroz de 1918 y el levantamiento de las masas de Corea en 1919, la clase dirigente japonesa estaba preocupada.
Después de la sangrienta represión del movimiento de Corea y el aumento en el nivel de la lucha de clases en el propio Japón, los dirigentes japoneses culparon a los anarquistas y a los coreanos del terremoto de Tokio de 1923.
Más de 6.000 trabajadores coreanos en Japón fueron apaleados. Todos los anarquistas conocidos de Japón y Corea fueron detenidos. Park Yeol y su compañera Kaneko Fumiko, anarquistas coreanos, veteranos de la lucha independentista y organizadores de la "Sociedad Negra de los Trabajadores", fueron sentenciados a muerte. Como la acusación de causar un terremoto le parecía a algunos sectores de la clase dirigente algo embarazoso, sus sentencias fueron conmutadas por cadena perpetua. Kaneko murió en prisión y Park no fue puesto en libertad hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial. Muchos coreanos encarcelados en el conocido como "El caso de la Alta Traición" se convirtieron en destacados militantes del movimiento anarquista en su propio país.
La Federación Anarquista de Corea en China fue formada en abril de 1924: publicaron el "Manifiesto de la revolución coreana". Era decididamente anti-imperialista: "declaramos que los políticos ladrones del Japón son el enemigo para la existencia de nuestra nación y que es nuestro legítimo derecho el derrotar al imperialista Japón por los medios revolucionarios". Pusieron énfasis en la necesidad de no cambiar simplemente de gobierno, señalaron la diferencia entre una revolución política y una revolución social. No había dudas en el papel de los anarquistas; ponían énfasis en conducir al país a una situación revolucionaria. La Federación comenzó a editar periódicos como Recaptura y Boletín de Justicia.
Para 1928 la expansión de la política liberal permitió a los anarquistas coreanos organizar la Federación Anarquista de Oriente con compañeros de China, Vietnam, Taiwán y Japón que publicaron un boletín, Dong-Bang (Oriente). El "Manifiesto" fue adoptado por la Federación de Oriente como programa formal. La segunda etapa que cubre los años 1925-30 fue dominada por la organización del movimiento. Armados con la teoría de la revolución anarquista del "Manifiesto" y experiencias prácticas esbozadas en el Movimiento del 1 de Marzo, las organizaciones obreras en Japón y los grupos del "Caso de la Alta Traición" se organizaron en Seúl, Taegu, Pyongyang y otras áreas. Para noviembre de 1929 la Federación Anarquista-Comunista de Corea había experimentado un enorme crecimiento y se implantó como organización nacional. Como parte de la resistencia anti-japonesa era un cuerpo completamente clandestino. Esto no debe llevar a nadie a pensar que era pequeña o carente de apoyo popular.
Para dar una idea de cómo había crecido el movimiento observemos el crecimiento sufrido desde 1920. En la provincia de Kiho el periódico diario Dong-a Ilbo informaba en octubre de 1925 de que diez miembros de la Liga de la Bandera Negra habían sido condenados a un año cada uno. El año siguiente el mismo diario informaba de que cinco jóvenes obreros habían sido encarcelados por distribuir un manifiesto en un estilo muy similar al "Manifiesto de la revolución coreana". En 1929 Dong -a Ilbo cuenta que una sociedad secreta de anarquistas organizada por Lee Eun-Song contaba con cien miembros en la ciudad de Icheon en la provincia de Kangwon. En ese año se supo que la Sociedad de Artistas de Chunju era enteramente anarquista, consiguió sacar de escena a la policía japonesa. En respuesta a esto la pena de muerte se restableció en el país con el objetivo de "cambiar la estructura nacional".
En Taegu, la Liga de la Verdad y la Fraternidad fue fundada en 1925 por exiliados que volvieron de Japón. También nació otro grupo llamado Liga Revolucionaria y ambas ligas tuvieron contactos regulares entre sí y con la Sociedad Juvenil Negra de Tokio. También me he encontrado con gruposanarquistas en Anui, Mesan, la Liga de la Amistad Negra de Changwon, el Grupo de Apoyo Mutuo de la isla de Jeju. El último mencionado solía, por su alejamiento del gobierno central,organizar colectividades y cooperativas de campesinos y artesanos. No hace falta decir que los organizadores pronto se dieron cuenta de que no estaban lo suficientemente alejados y se vieron entre rejas.
En las provincias de Kwanseo y Kwanbul he encontrado menciones de al menos ocho grupos. Casi todos los grupos del país estaban dedicados a producir propaganda, prensa, organizar sindicatos y animar la resistencia a la ocupación.
Por lo que sabemos casi todas las regiones de Corea podían presumir de contar con al menos un grupo organizado. Había también organizaciones en Manchuria y entre los exiliados en China y Japón.
La siguiente etapa fue el periodo de lucha que va hasta 1945.
Entre los dos millones de coreanos de Manchuria la F.A.C. fue capaz de extender sus raíces inmediatamente después de su formación en 1929. El principal organizador de la Federación, Kim Jong-Jin, trazó un plan en el que organizó guerrillas anti-japonesas. Cubría colectividades voluntarias para campesinos, educación gratuita hasta los 18 años y con educación para adultos y entrenamiento en armas para todos los adultos responsables.
Los debates continuaron y eventualmente se eligió un plan anarquista que fue descrito como "un acuerdo para una federación libre basada en la libertad espontánea de las personas".
La dificultad que no se esperaba realmente fue el cómo tratar con los estalinistas que también se estaban organizando en la región y calificaban a los anarquistas de "tiranos". Los jóvenes anarquistas del entorno de Yu-Rim querían confrontar ideología con ideología y demostrar la superioridad de sus ideas. Los guerrilleros veteranos anti-japoneses del entorno de Kim Jwa-Jin (a veces llamado el Majno coreano) pensaban que sería suficiente con apoyar el anarquismo e ignorar a los estalinistas hasta lograr la independencia nacional porque sólo entonces se debería hacer política. ¡No muy diferente de las etapas teóricas que siguieron elementos del Sinn Fein!
Para agosto de 1929 los libertarios habían formado una administración en Shinmin (una de las tres provincias manchúes). Aunque era un gobierno, tenía puntos en común con las concepciones anarquistas. Organizados como la Asociación del Pueblo Coreano en Manchuria (A.P.C.M.) declararon que su objetivo sería el formar "un sistema independiente de cooperativas auto-gobernadas que tendrían poder total para salvar nuestra nación en la lucha contra Japón". La estructura era federal yendo de asambleas en las aldeas hasta conferencias en los distritos y en las regiones. La asociación general se compuso de delegados de los distritos y regiones. La asociación general instaló departamentos ejecutivos para tratar de agricultura, educación, propaganda, finanzas, asuntos militares, salud pública, juventud y temas generales. La plantilla de los departamentos no recibió más del salario medio.
Podríamos esperar que la organización comenzaría en el nivel local para luego ir federándose en niveles superiores. Sin embargo la A.P.C.M. estimaba que la situación de la guerra hacía imposible aplicar este principio inmediatamente. En las reuniones ellos nombraron las plantillas de la organización de arriba a abajo. Se enviaron equipos de organización y propaganda para apoyar y crear asambleas populares y comités. En una aldea se construyó un molino de arroz capaz de moler más de mil toneladas para permitir a la cooperativa local dejar de depender de los mercaderes. Aparentemente todos aquellos equipos tuvieron buena respuesta y fueron bienvenidos por dondequiera que iban.
La administración local de los combatientes anti-japoneses en Shimin se disolvió voluntariamente y prestó su apoyo a la A.P.C.M. Como los anarquistas estaban creciendo tanto en número y en apoyos, los elementos estalinistas y los pro-japoneses en Manchuria sintieron sus bases de poder amenazadas.
El 20 de enero el "general" libertario Kim Jwa-Jin fue asesinado mientras estaba trabajando para la reparación del molino de arroz que acabo de mencionar. El asesino escapó pero su cómplice fue atrapado y ejecutado.
En una reunión en junio en Pekín de la F.A.C. se decidió desviar todas las los recursos de Corea a Manchuria y la mayoría de los miembros de la F.A.C. se trasladaron a la zona anarquista del norte de Manchuria. Debería señalarse que también las mujeres estuvieron activas como agitadoras y contrabandistas de armas.
Desde finales de 1930 se sufrieron oleadas de ataques de los japoneses desde el sur y de los estalinistas, apoyados por la U.R.S.S., desde el norte. A principios de 1931 los estalinistas enviaron equipos de asesinos y secuestradores a la zona anarquista para eliminar a los activistas libertarios destacados. Creían que si aniquilaban a la F.A.C. la A.P.C.M. se debilitaría y desaparecería. Para el verano de 1931 muchos líderes anarquistas estaban muertos y la guerra en dos frentes estaba devastando la región. Se decidió volver a la clandestinidad. Ya no volvió a existir un Shimin anarquista.
Hay mucho que decir sobre las actividades en China y Japón y también en Corea en los años cercanos a la Segunda Guerra Mundial, sobre su actitud en la partición de su país, y sobre su posición actual. Nos llevaría mucho tiempo tratar de todo ello. Lo que debe quedar claro es que el anarquismo en Asia tiene una historia muy real. Necesitamos más información para entender su anterior desarrollo político, logros y errores. Mientras tanto podemos reforzar la idea de que el anarquismo fue, y puede ser otra vez, la principal fuerza de la región.

Alan MacSimon Subir


Nodo50

Nodo50 es un proyecto autónomo de contrainformación telemática, orientado a los movimientos sociales, una asamblea independiente que proporciona servicios informáticos y comunicativos a personas, grupos y organizaciones de izquierda, un servidor de Internet en el que confluyen voces antagonistas y alternativas desde un amplio espectro político, un centro de encuentro, difusión y contrainformación para los sin voz, disidentes, subversivos, utópicos y desencantados... Nada más y nada menos.
Vinimos al mundo como instrumento de comunicación del "Foro 50 años bastan", un encuentro contra la macabra celebración que las instituciones de Breton Woods (F.M.I. y B.M.), realizaban en Madrid en 1994. En el 96 dimos el salto a Internet y, desde entonces, se ha ido sumando un amplio movimiento de transformación y contestatario: desde el ecologismo al feminismo, desde el sindicalismo de clase (es el servidor de la C.N.T.) hasta las radios libres o la solidaridad internacional, movimientos sociales, anticapitalismo militante, liberación animal o luchas antiglobalización. Como colectivo apostamos por superar la fragmentación de los movimientos en islotes atomizados, trabajando en la construcción de un archipiélago interconectado de resistencias y acciones colectivas.
La lucha contra los efectos sociales de la mundialización económica hace ya tiempo que se convirtió en acción colectiva globalizada. Solo la actuación dentro de una red mundial hace posible que los movimientos sociales actúen como oposición política con capacidad de intervención real, frente a las estructuras de poder económico y a los discursos hegemónicos.
La informática no debería ser coto privado de expertos y dominio de especialistas y multinacionales. Facilitar y garantizar la accesibilidad a un recurso como es la información y la actividad en la red, es algo prioritario.
Contrainformar es trabajar por legitimar los discursos insurgentes frente al pensamiento único neoliberal, destruir el mito de la objetividad, servir de vocero a los movimientos sociales, dar la palabra a quienes callan por falta de oportunidades para hablar, combatir el ruido con apariencia de música que emana de los gigantes mediáticos. Contrainformar es, también, hacerse con herramientas que permitan la difusión horizontal de información, romper el monopolio de la producción de discursos, desbaratar la ilusión de una "opinión pública libre", entrelazar realidades sociales transformando la aventura individual en una relación social comunicable y comunicada.
En Nodo50 las decisiones se toman en asamblea, apostamos por la independencia económica para evitar la dependencia política (la cuota de apoyo de los usuarios es de 6.000 pts.) y utilizamos el sistema operativo Linux, resultado del trabajo colectivo de una comunidad mundial de programadores, frente al monopolio de Microsoft

www.Nodo50.org Subir


Solidaridad contra la guerra de Chechenia:
La acción continúa

En febrero de 2000, cuando nosotros (el colectivo de la biblioteca Victor Serge, el centro "Praxis" y la redacción del periódico Chelovechnost) comenzamos la campaña "Solidaridad contra la guerra", la guerra de Chechenia parecía contar con la aprobación de casi toda la sociedad rusa. Sin embargo, habíamos decidido actuar. No había otra elección: cuando los principios de libertad, de dignidad humana y de fraternidad internacional se ignoran, entonces se exige la acción.
Nuestro objetivo no era únicamente expresar nuestro rechazo ante lo que sucede actualmente en Chechenia: en los últimos tiempos, el valor de las palabras ha descendido como nunca. La protesta debía llegar en formas materiales concretas. No había que limitarse a los razonamientos y el "revolucionarismo" de los pequeños círculos.
A los crímenes de los políticos y militares, a las atrocidades beligerantes de ambos lados, a los torrentes de mentiras oficiales, es a lo que habíamos de oponernos mediante la solidaridad con los que sufren la guerra y la ocupación. Podemos prestar nuestra ayuda a pesar de los miles de kilómetros, de las barreras de la religión y el lenguaje y del muro de la indiferencia que nos separan. Porque la desgracia de esas gentes, la tragedia de su país, son nuestra desgracia, nuestra tragedia. Porque nuestros hijos nos preguntarán cuando sean mayores: "¿Cómo habéis permitido eso? ¿Por qué no habéis hecho nada?" Porque los niños de las zonas de combate y de los campos de refugiados están privados de casa, de infancia, de felicidad. Porque guardar silencio es eludir la responsabilidad ante todo lo que ocurre. Y los dubitativos dicen que la solidaridad es poco, que la buena voluntad no basta para detener a los tanques. Pero la ayuda mutua solidaria es la única respuesta digna a la guerra en las circunstancias actuales. Y a ello se debe el que, conforme a nuestra posición declarada, hayamos organizado una colecta para la ayuda humanitaria a las víctimas de la guerra en Chechenia.
¿Cómo ha empezado nuestra campaña? El pequeño local de la biblioteca Victor Serge, los panfletos fotocopiados, las reuniones en la redacción del Chelovechnost, las circulares a todo el país y por todo el mundo, las llamadas telefónicas, la participación en los piquetes de la huelga antimilitarista, las reuniones con quienes, como nosotros, están contra la guerra, con los rusos y los chechenos. El análisis de la experiencia de otras campañas parecidas organizadas por los internacionalistas extranjeros en la antigua Yugoslavia. Los mensajes de apoyo a distancia. Y las personas que aportan ropas, libros, utensilios domésticos. Las personas que no son indiferentes a lo que sucede…
A nuestra iniciativa no sólo han respondido los amigos de la biblioteca y del periódico, los socialistas y los anarquistas. Ha habido muchos otros. La señora mayor que ha ofrecido un vestido nunca estrenado. Los muchachos del lejano Patrozavodsk que han recogido dos bolsas enormes de ropa y la han llevado a Moscú. El escolar de seis años que ha entregado sus juguetes y un libro de cuentos. Los alumnos de una escuela de Moscú que han recogida una veintena de latas de alimentos… Es imposible enumerar todos los hechos, pero no los olvidaremos jamás. Esto quiere decir que hay gente dispuesta a ofrecer su ayuda a los compañeros lejanos. Quiere decir que los atentados y los bombardeos no han eliminado la humanidad del corazón de los hombres y mujeres. Que la solidaridad es más fuerte que las bombas y las máquinas.

Julia Gousseva Subir


 

Barcelona 2001

Contra las distintas caras
del mismo enemigo

El anarquismo en Perú

De, para y con la libertad

Las mujeres, la violencia
y la guerra

Anarquismo y violencia

 

Contra los exámenes

¿Cultura popular?

El movimiento anarquista
coreano

Nodo50

Solidaridad contra
la guerra de Chechenia:
La acción continúa