Portada del sitio > Novedades > De aquí > Comunicado de los trabajadores de la Red de Telecentros de la Sierra (...)

Comunicado de los trabajadores de la Red de Telecentros de la Sierra Oeste

Lunes 28 de diciembre de 2009, por sods

JPEG - 55.6 KB

El pasado 18 de diciembre de 2009, se nos comunico de forma oficial el
cierre de los 16 Centros de Acceso Público a Internet (C.A.P.I.) que
conforman la Red de Telecentros de la Sierra Oeste de Madrid, confirmando
los rumores que desde principio de mes se venían sucediendo, los cuales
se incrementaron después de la publicación en El País de un artículo
titulado"Adiós a los centros de Internet gratis".

Ante esta situación, y en la coyuntura económica en la que nos
encontramos en la actualidad, somos al menos 23 trabajadores los que el
próximo 31 de enero de 2010 entraremos a engrosar las listas de
desempleados; los datos estadísticos hasta el mes de noviembre 2009
demuestran que serán 71.137 usuarios los que se quedarán sin servicio,
se dejarán de realizar una media de 3.230 actividades entre cursos y
talleres de formación anuales, de los cuales 21.016 son participantes de
dichas actividades, la mayor parte de los mismos dirigidos a colectivos
desfavorecidos, como inmigrantes, personas mayores, mujeres y
desempleados, entre los que predominan cursos sobre alfabetización
digital y para la búsqueda activa de empleo, entre otros muchos de
especialización.

Ante esta situación como trabajadores de los CAPI’s, y sobre todo como
ciudadanos de la Sierra Oeste de Madrid, indignados por las opiniones
vertidas por las responsabilidades regionales: “una necesidad pasada que
ya no tiene sentido”, “ocho de cada diez madrileños tienen ordenador y
estos sitios están infrautilizados”
, queremos manifestar las siguientes
circunstancias:

La Red de Telecentros de la Sierra Oeste de Madrid se distribuye por un
conjunto de 16 municipios rurales de la Comunidad de Madrid, y que si bien estamos resignados a que para acceder a servicios tan básicos como los sanitarios y educacionales tengamos que desplazarnos al cinturón
metropolitano de Madrid, la mayor de las veces a través de transporte
privado, dada la insuficiente infraestructura de transporte público con
el que se encuentra dotada la comarca, sin hablar del estado general de la
red viaria. A través de los servicios ofertados por los CAPI´s al menos
se logra romper con una de las barreras a las que cotidianamente nos vemos expuestos, acercando a los ciudadanos rurales a la sociedad de la
información, aunque visto lo visto si nos tenemos que resignar a
encontrarnos excluidos en todos los sentidos al menos que nos bajen los
impuestos.

Por último señalar que aunque en el conjunto de la Comunidad de Madrid
ocho de cada diez personas tienen un ordenador, habrá que preguntarse
cuantas de esas ocho personas tienen acceso a internet y siendo un poco
más precisos habrá que preguntar cuantas de las personas que viven en
los municipios rurales tienen ordenador y acceso a internet. Que cansados
de tan brillantes estadistas sin apego a la realidad sólo nos queda
invitar a las autoridades regionales a que se den una vuelta por los
Centros de Acceso Público a Internet para ver el trasiego diario de
ciudadanos que utilizan nuestros centros.

Contacto:
telecentrosierraoeste@hotmail.com


Del XXI al XX, ¡y bajando!

Y la brecha fue digital. Y sangraban los de siempre, los inmigrantes, los parados, los estudiantes, los ancianos, los NADIE. Y el camino hacia el futuro venía por la autopista de la comunicación pero a ellos les dejamos la vía de servicio, embarrada, anclada al pasado. Y la sanidad pública que cure esta brecha, ¿dónde quedó? Junto con la justicia se plegó a las leyes del mercado: será para aquellos que más tengan.

Y por internet llegaron las pequeñas revoluciones que asustan al poderoso, que pueden hacer temblar lo establecido. Dejó de ser lo que ellos llamaron herramienta para convertirse en un arma, y ya se sabe, las armas en manos del pueblo son peligrosas para los que están allá arriba, en su sillón. A partir de un correo llegas a todas las partes y puedes hacer que lo establecido deje de estarlo. Y a través de la red llega la contrainformación y se lee aquello que ellos no quieren oír, que no conviene, que no es bueno que la gente sepa... ni poco ni mucho y menos demasiado. Imagínatelos ahí, conectados, asociándose, compartiendo, haciéndose fuertes, los NADIE.

Y ahora en lugar de viajar las palabras, los negocios incipientes, los besos, tendrán que volver a viajar, ¡oh anacronismo del presente!, las personas. Y aquel sueño de la administración electrónica quedará bajo la almohada y seguiremos con la burocracia del papel y el vuelva usted mañana. Y mañana será tarde.

lasumadetodos@elnegociodeunospocos.mad

Ver en línea : Telecentros Sierra Oeste

Portafolio