Página principal > Artículos > Relaciones U.E.- Israel

 
   
 

 


     










 
Gaza encadenada  27-10-2007
Michel Bôle-Richard - Le Monde (27/10/2007) - Traducción Palestina Lliure
Llegir en català

“¿ Cuándo los europeos comprenderán que no hacen más que garantizar las prácticas del Estado de Israel, que no hacen más que financiar la ocupación? "


Ph. AP/A. Hana - 21.7 KB
Ph. AP/A. Hana
Un palestino que lleva a un niño camina hacia el punto de paso de Erez (al norte de franja de Gaza) - 21/06/2007

En el paisaje devastado de la franja de Gaza, un nuevo elemento hizo su aparición. Enormes montículos de arena cortan parcialmente las calles, obligando a los coches a zigzaguear. Se supone que estos obstáculos impiden el avance de los vehículos blindados israelíes en caso de una incursión profunda. Los palestinos pondrían entonces explosivos dentro de estas murallas que hoy forman parte del decorado.

Desde que las autoridades israelíes decretaron a la franja de Gaza "entidad hostil", el 19 de septiembre, los Gazauís se esperan lo peor. Ehud Barak, el ministro de defensa, no escondió que contemplaba seriamente una intervención masiva para meter en cintura a Hamas, que había tomado el control del territorio el 15 de junio. Desde entonces, es el miedo, el miedo a Tsahal, el miedo a los islamistas, el miedo al día siguiente.

Todo el mundo espera sin saber lo que el futuro reserva a este confeti rectangular de 360 km2 poblado de 1,5 millón de habitantes. Una de las densidades más grandes en el mundo; 1,5 millón de personas que desde más de cuatro meses están literalmente secuestradas en este reducto. Salvo algunos afortunados que llegan a obtener autorizaciones israelíes, es imposible evadirse de la franja de Gaza.

El único punto de paso hacia Egipto, el de Rafah, está cerrado; el de Karni, hacia Israel, reservado para las mercancías, es una zona abandonada. Sólo los productos alimenticios de primera necesidad vuelven a entrar a Shoufa y a Kerem Shalom. Un goteo que solo le permite a la población sobrevivir. El bloqueo es prácticamente total. La comunidad internacional había hecho efectivas sanciones después de la victoria de Hamas en las elecciones del 25 de enero de 2006, consideradas sin embargo democráticas. Hoy, Israel aprieta el tornillo, dejando apenas un hilo de aire para no asfixiar a todo un pueblo. El ministerio de la defensa decidió el 25 de octubre reducir sus entregas de carburante y limitar el abastecimiento de electricidad en represalias a los lanzamientos palestinos de cohetes.

Nadie muere de hambre, pero los primeros signos de escasez aparecieron. Los precios se incrementaron, se multiplicaron por tres para la harina, por cinco para el cemento. Hay cada vez más mendigos, cada vez menos matrimonios. Nada sale, lo poco que entra está sometido a voluntad de los israelíes. El filtro no deja pasar más que los productos israelíes, los otros están prohibidos. "La Franja de Gaza no es considera ya como una identidad comercial”. Hemos sido excluidos de la lista. La ocupación era mala, pero ahora es peor. Somos aplastados, y todo el mundo se lava las manos ", se indigna Mazen Shaquoura, representante de la Agencia suiza para el desarrollo y la cooperación. Los agricultores no podrán exportar sus fresas y sus flores cortadas. Unos 670 estudiantes, matriculados en las universidades en Egipto o en otro lugar, no pudieron salir, según la ONG israelí, Gisha, que intentó un recurso ante la Corte suprema. La construcción se paró totalmente. Ningún material vuelve a entrar. EL UNRWA, la agencia de las Naciones Unidas para los refugiados palestinos, interrumpió todos sus trabajos.

“De las 4 000 pequeñas empresas, no hay más de 400 que funcionen; y todavía, al 60 % de su capacidad, comprueba Mohsen Abou Ramadan, director del Centro Árabe para el Desarrollo de la Agricultura. Vamos a la catástrofe, pero nadie se inquieta. ¿Es un asedio? ¿Es un castigo colectivo? Es una violación del convenio de Ginebra, los acuerdos de Oslo y de los derechos del hombre. ¿Por qué no hay ninguna presión sobre Israel? “Aquí, el 70 % de la población vive debajo del umbral de pobreza (menos de 2 dólares al día) y el 43 % debajo del umbral extremo pobreza (menos de 1 dólar). " Hay que dejar a la gente vivir con dignidad. No hay que privarlos de esperanza, sino lo peor puede llegar ", se inquieta el economista Omar Shaban.

Mazen Al-Amassi está desesperado. Este fabricante de muebles despidió a sus 150 obreros. Sus hangares están llenos, pero no puede exportar. Un millón de dólares de mercancías duermen en sus almacenes, bien embaladas, preparadas para irse desde hace cuatro meses. Todas las actividades están afectadas. Hasta el sector bancario, desde que dos bancos israelíes decidieron no hacer más operaciones con la franja de Gaza. A principios de octubre, Hamas pagó a unos 20 000 funcionarios en metálico. Los bancos que lo hacían antes corrían peligro de sufrir presiones de Israel, que exige no servir el Movimiento de la resistencia islámica de la manera que sea. Circulan rumores sobre una falta inminente de liquidez.

Ningún producto manufacturado, ninguna pieza de recambio es importada. Cada día, 106 camiones le permiten a la población no hundirse en una crisis humanitaria. Antes del golpe de fuerza de Hamas, había una media de 238 camiones. En los hospitales, el material averiado no puede ser reemplazado. Está bloqueado en el puerto de Ashdod. El 4 de octubre, el ministro de sanidad, Bassem Naïm, lanzó un toque de alarma frente a "la penuria aguda de medicinas y de equipos médicos". "Los enfermos que necesitan ser asistidos en Israel o en el extranjero no pueden salir más. Entonces, mueren en nuestra casa ", lamenta el doctor Fayez Al-Hinawi, en el hospital de Jabaliya. El periódico Maariv publicó el testimonio de un enfermo que no pudo obtener el permiso de entrar a Israel, porque se negaba, a cambio, a hacerse un colaborador del Shin Bet, los servicios de seguridad interior. Varios otros casos de chantaje de esta naturaleza han sido mencionados.

La presión es máxima. “La gente tiene sólo un deseo: irse, escaparse. Si las fronteras se abrieran, sería el maremoto ", estima Khalil Abou Shammala, de la asociación de defensa de los derechos del hombre Al-Dameer. Según un sondeo, serían el 47 %, es decir más de 700 000 personas, las que quisieran huir de lo que se ha convertido en un infierno. La Franja de Gaza se hunde en la pobreza y el paro, y sus habitantes están atrapados. "Estamos secuestrados y, para sobrevivir, pagamos tan cara la comida como en Tel-Aviv porque los israelíes sacan provecho de eso. Nos hemos convertido en un mercado cautivo. Los israelíes no venden más que sus productos. ¡Es el colonialismo moderno! ¡Es peor que la ocupación!", exclama el economista Omar Shaban. Para él como para muchos otros, ya es hora que la comunidad internacional comience a abrir los ojos.

“Los israelíes destruyeron la central eléctrica, el aeropuerto, puentes y el puerto, que han sido financiados por Estados europeos, y la Unión Europea continúa pagando para proporcionar las necesidades elementales de la población. ¿Cuándo los europeos comprenderán que sólo garantizan las prácticas del Estado de Israel, que no hacen más que financiar la ocupación? ", estalla Mazen Shakoura, de la Agencia suiza para el desarrollo y la cooperación.

Para la organización de defensa de los derechos del hombre B’ Tselem, " las agencias humanitarias y la comunidad internacional deben exigir a Israel que tome sus responsabilidades". B’Tselem recuerda que, desde la retirada del verano de 2005, 2.800 cohetes cayeron sobre Israel, causando la muerte de 4 personas, y que las autoridades respondieron con "una fuerza masiva, matando a 668 palestinos, entre los que 359 eran totalmente ajenos a los combates (del 1 de septiembre de 2005 al 25 de julio de 2007)".

Colocados en una lógica de supervivencia, los Gazauis se interrogan sobre su futuro. Arrinconados entre la presión de Israel y las exigencias de los islamistas, olvidados por el gobierno de Salam Fayyad en Ramallah, víctimas de juegos políticos y diplomáticos que los sobrepasan, los habitantes han perdido toda esperanza. Más aun cuando sufren las consignas estrictas impuestas por los islamistas. Según la organización Al-Dameer, más de 2.000 miembros del Fatah han sido arrestados desde el 15 de junio. “No hay justicia, ningún respeto de las reglas, ninguna garantía de los derechos fundamentales. Es la ley de la selva. Hamas hace lo que quiere", explica Khalil Abou Shammala, de la asociación Al-Dameer. Los procedimientos de interrogatorio son más bien bruscos. Algunos vuelven a salir con el cráneo totalmente afeitado, en signo de oprobio a los ojos del público, y después de un pago, por la familia, de una fianza de 1 000 shekels (174 euros).

La población se encuentra cercada. Por un lado, por los islamistas, que tomaron el control de todas las instituciones y abusan de su nuevo poder - a los que no dan pruebas de lealtad a los nuevos dueños están considerados como enemigos, como "colaboradores de la entidad sionista”. Por otro lado, por los israelíes, que, después de haberse retirado de franja de Gaza, cerraron totalmente con candado este territorio, que consideran un furúnculo. “Dentro de quince años, seremos 3 millones. Es por eso que nos estrangulan, nos arruinan. Quieren que nos vayamos. Es su objetivo, hace ver Khalil Abou Shammala. Pero la inmensa mayoría de nosotros somos ya refugiados venidos de Israel. No tenemos a ninguna parte dónde ir. "




En la misma sección
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Carta dirigida a la Ministra española de Asuntos Exteriores   4-10-2011
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Informe exportaciones españolas de armamento 2000-2009   14-03-2011
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| ¿Más cooperación militar con Israel?   8-06-2010
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| ¿Relaciones militares «absolutamente insignificantes» entre España e Israel?   17-06-2009
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Del terrorismo de Estado y los Derechos de los Pueblos.  12-03-2008
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Como la Unión Europea ayuda a Israel a estrangular la Franja de Gaza   16-02-2008
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Gaza, abandonada  10-09-2007
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Tony Blair: Un verdadero amigo de Israel  30-06-2007
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| La Comunidad Internacional huye de sus responsabilidades   17-06-2007
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Bienvenida a Palestina  16-06-2007