Página principal > Artículos > Relaciones U.E.- Israel

 
   
 

 


     










 
Tony Blair: Un verdadero amigo de Israel  30-06-2007
Arjan El Fassed, The Electronic Intifada, Traducido por Palestina Lliure
Llegir en català

JPG - 32.2 KB
Tony Blair con el Primer Ministro israelí Ehud Olmert, Septiembre 2006
Peter Macdiarmid/MaanImages

Un verdadero amigo del estado de Israel," dijo el primer ministro israelí Ehud Olmert de su homólogo británico saliente, Tony Blair. Lo designaron esta semana como enviado especial por el Cuarteto al Oriente Medio con una lista centrada en la reforma económica y política de Palestina. "Tony Blair es una figura altamente apreciada en Israel," dijo el Ministro de Asuntos Exteriores israelí, Tzipi Livni .Según una declaración del gobierno israelí, Israel "le proporcionará toda la ayuda necesaria para que pueda llevar a cabo sus deberes."


No debería sorprendernos que los oficiales del gobierno israelíes den la bienvenida a Blair a su nuevo trabajo. Aunque él ha afirmado durante mucho tiempo estar interesado en apoyar la justicia para los palestinos, Blair tiene un expediente todo el tiempo a favor de Israel. Después de George W. Bush, Blair es probablemente el individuo al que se tiene más animadversión y desconfianza, entre los palestinos así como en el mundo árabe en general. Esto proviene no solamente de su papel en la guerra de Iraq, sino porque él ha hecho suya la agenda neoconservadora completa, llegando a ser uno de los autores principales del "choque de civilizaciones" entre un supuesto Occidente educado y un mundo islámico retrasado.

Toda el lenguaje que cita Blair describe el conflicto no como generado por la ocupación y el colonialismo israelí — algo que el más valiente y antiguo líder Jimmy Carter, ha descrito como "apartheid" — sino uno de los fracasos palestinos, y una necesidad de "reforma institucional." Esto satisface Israel perfectamente porque Blair, con su tono falso pro-palestino, está ayudando realmente a Israel a culpar a la víctima cambiando el sujeto de la forma brutal militar de gobernar israelí que hace que la vida palestina normal sea imposible.

El prejuicio anti-palestino de Blair comenzó temprano en su carrera política. Durante su tiempo como Primer Ministro, Blair consultó regularmente al grupo de presión pro-israelí, Labours Friends of Israel (LFI). Él ha estado cerca de este grupo desde que se convirtió en miembro del parlamento hace catorce años. En su discurso a la recepción anual de LFI en septiembre de 2006, Blair dijo: "nunca realmente he encontrado duro ser amigo de Israel, yo estoy orgulloso ser un amigo de Israel."

Uno de los primeros seguidores de Blair fue Michael Levy, un partidario firme de las políticas de Israel contra los palestinos, un antiguo miembro del Consejo de la Agencia Judía y activista en varias organizaciones judías de Gran Bretaña. Levy comenzó a apoyar la oficina privada de Blair con su propio bolsillo. Él ha reunido desde entonces millones de libras para el partido laborista. Los esfuerzos de Levy para Blair fueron eventualmente pagados cuando Blair se convirtió en Primer Ministro. Primero designó a enviado de Tony Blair después de la elección 1997, Levy - más tarde apodado Lord dinero" — ha ayudado a desarrollar fuertemente una línea pro-Israel en la oficina de Blair. Tres años más tarde, Levy fue designado el enviado personal de Tony Blair en el Oriente Medio. En julio de 2006 y otra vez en enero de este año, Levvy fue arrestado en relación con alegaciones de que a los partidarios del Partido Laborista se les ofrecieron honores a cambio de préstamos y donaciones. Con la dimisión de Tonny Blair hoy, Levy cae. Comentando respecto a la dimisión de Levy, Richard Spring, portavoz Conservador en asuntos extranjeros, dijo al The Independent: "doy la bienvenida a su salida. Tenemos algunos de los más capacitados y distinguidos diplomáticos del mundo y han sido humillados y marginados por las payasadas de Lord Levy en Oriente Medio. Él ha causado la gran vergüenza a este país."

La lista de Blair como enviado del Cuarteto no llega de sorpresa. En febrero de 2005, Blair organizó un encuentro de un día entre los líderes palestinos con los altos funcionarios de treinta países. El objetivo de la conferencia era resumir y apoyar la reforma política, financiera y de seguridad, palestina. Cuando Blair habló primero de dirigir una conferencia en diciembre de 2004, los líderes palestinos esperaban que se centrara en cuestiones políticas y el proceso de la paz. Pero había poco apoyo para eso por parte de Israel y los EE.UU, los cuales no asistieron incluso a la conferencia, demostrando qué poca influencia Blair tenía en Israel incluso como primer ministro.

Cuando las fuerzas israelíes invadieron Nablus, Jenin y otras ciudades y aldeas palestinas durante la “Operación Escudo Defensivo" de Israel en abril de 2002, Tony Blair visitó a su aliado más cercano George W. Bush en Crawford, Tejas. "Estamos de acuerdo en que el líder palestino debe ordenar un inmediato y efectivo alto al fuego y medidas contra las redes terroristas" dijo Bush. "y estamos de acuerdo en que Israel debe cesar las incursiones en las áreas de control Palestino y comenzar a retirarse sin retraso de esas ciudades que ha ocupado recientemente." El primer ministro israelí Ariel Sharon dijo más tarde a los americanos que él entendía sus deseos de que Israel terminase sus operaciones en los "territorios." Una declaración de la oficina de Sharon dijo que el primer ministro había dicho a Bush que Israel "es consciente del deseo americano de ver la operación terminada rápidamente." Su oficina también dijo que el primer ministro había prometido "acelerar" la ofensiva, no terminarla. Preguntado sobre sus planes si Israel no se retira, ambos líderes declinaron contestar la cuestión. "Creo que Israel prestará atención a las palabras de presidente Bush," dijo Blair, "y hará eso sabiendo que él habla como un amigo a Israel."

En el verano de 2006, durante la primera semana de agosto, justo antes de que se encontrara con Bush en Washington, los ministros de gabinete presionaban a Blair para romper con la política de la administración americana y criticar públicamente a Israel sobre la escalada de muerte y destrucción en el Líbano. Una semana antes, Jack Straw, Ministro de Asuntos Exteriores, dijo que mientras que él "se afligía para los israelíes inocentes matados" él también estaba de luto por las "diez veces que hombres, mujeres y niños libaneses inocentes eran muertos por el fuego israelí." Blair tomó la línea de los EE.UU. y de los otros dos aliados de Israel en Unión Europea, Alemania y los Países Bajos, rechazando llamar a un alto el fuego inmediato y esperando una resolución de la ONU. En una entrevista con Sky News esa misma semana, Blair contestó a la pregunta si él estaba demasiado cerca de la Casa Blanca declarando, "nunca me disculparé de que Gran Bretaña sea un aliado fuerte de los EE.UU." Hace tres meses, el embajador anterior de los EE.UU. en la ONU Juan Bolton dijo a BBC que los EE.UU. resistieron deliberadamente las llamadas para un alto al fuego inmediato durante la guerra de Líbano. Él dijo que los EE.UU. decidieron unir esfuerzos para terminar el conflicto solamente cuando estaba claro que la campaña de Israel no estaba funcionando.

En la cumbre G8 en S. Petersburgo cuando la guerra de Israel en el Líbano bramaba, Bush y Blair fueron pillados en un micrófono abierto hablando sobre si la Secretaria de Estado de los EE.UU. Condoleezza Rice debía encaminarse la región, o si debería ir Blair mismo. Blair dijo a Bush, "si ella va , ella puede tener éxito, como así fue, mientras que yo puedo apenas ir y hablar."

Esa es exactamente la que será la nueva función de Blair. Él puede apenas ir y hablar. El Cuarteto de Oriente Medio — en las palabras de Alvaro de Soto, "un grupo de los amigos de los EE.UU." — quisiera que Blair funcionara según el modelo del enviado anterior, James Wolfensohn. En su filtración del Informe Final de la Misión .De Soto, que era el coordinador especial de la ONU para el proceso de la paz en Oriente Medio y enviado al Cuarteto, escribió que la Secretaria de Estado de los EE.UU. Condoleezza Rice introdujo a Wolfensohn predecesor de Blair,como enviado especial de los EE.UU.. "Los términos de referencia propuestos originalmente habrían dado a Wolfensohn un mandato, esencialmente cubriendo el proceso de paz entero, mucho más amplio que el más estrecho que emergió." De Soto también comunicó que la misión de Wolfensohn "comenzó a funcionar encallada después de que sus tentativas de agenciar un acuerdo sobre acceso y movimiento fueran interceptadas — algunos dirían secuestradas — a última hora por los enviados de EE.UU y en última instancia por Rice misma." Esto no parece bueno para Tony Blair. Wolfensohn dejó la escena con "una vista más resentida de las políticas de Israel (y los EE.UU.) que él tenía al entrar."

Es difícil no tener la impresión de que Blair — desdeñado en casa y endilgado con el peso de Iraq — todavía está buscando una manera de salvar una "herencia." Con todo es difícil imaginarle como la clase de persona adecuada para ser un enviado de paz en el Oriente Medio.

Mientras tanto, uno no debe esperar mucho del nuevo Primer Ministro de Gran Bretaña, Gordon Brown. Gran Bretaña, junto con Alemania y los Países Bajos, apoyan tradicionalmente a Israel en los debates políticos europeos. Esto no cambiará. Brown no ha demostrado mucho interés en el asunto y los expertos políticos no esperan que Gran Bretaña desempeñe un papel importante. Israel está contento no solamente con el nombramiento de Blair como enviado especial del nuevo Cuarteto sino también con el nombramiento de Simon McDonald, anterior embajador británico en Israel, como consejero de política exterior de Brown. Los funcionarios israelíes ven a McDonald como "amigo de Israel." Según el diario israelí Haaretz, McDonald se ha considerado uno de los enviados extranjeros más influyentes destinados en Israel, y bien relacionado con los responsables israelíes. Aunque las caras pueden cambiar, la línea unilateral de la política Británica sigue siendo igual.

Arjan El Fassed es cofundador de The Electronic Intifada

Fuente: The Electronic Intifada




En la misma sección
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Carta dirigida a la Ministra española de Asuntos Exteriores   4-10-2011
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Informe exportaciones españolas de armamento 2000-2009   14-03-2011
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| ¿Más cooperación militar con Israel?   8-06-2010
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| ¿Relaciones militares «absolutamente insignificantes» entre España e Israel?   17-06-2009
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Del terrorismo de Estado y los Derechos de los Pueblos.  12-03-2008
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Como la Unión Europea ayuda a Israel a estrangular la Franja de Gaza   16-02-2008
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Gaza encadenada  27-10-2007
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Gaza, abandonada  10-09-2007
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| La Comunidad Internacional huye de sus responsabilidades   17-06-2007
Artículos| Relaciones U.E.- Israel| Bienvenida a Palestina  16-06-2007