¿Qué es?

La Objeción Fiscal es una campaña de desobediencia civil que invita a quienes realizan la declaración de la renta a no pagar a Hacienda una cantidad económica en protesta por el gasto militar actual. Con ello incumplimos una ley injusta de forma pública, colectiva, pacífica y consciente y/o, como apoyo a esta alternativa, exigimos el derecho de objeción de conciencia al pago de impuestos con fines militares.

Además de recortar el presupuesto de guerra se pretende también suscitar un debate sobre la militarización social, cultural y económica y rescatar el protagonismo social en las decisiones que afectan a estos temas.

Es por esto que no sólo las personas obligadas a declarar ante Hacienda pueden decidirse por la Objeción Fiscal, sino también todas aquellas que se hagan con los impresos de la Declaración y realicen en ellos una denuncia expresa porque:

٭ consideren que la mejor forma de resolución de conflictos entre los pueblos es el diálogo, la cooperación y la solidaridad.
٭   crean que el único camino hacia un mundo en paz es favorecer la justicia social.
٭   estén en desacuerdo con la forma violenta y antisocial en que son utilizados sus impuestos directos e indirectos.

A su vez, la campaña propone que el dinero así «desobedecido» se entregue por las objetoras y objetores fiscales para financiar otras alternativas y luchas sociales solidarias, los proyectos alternativos antimilitaristas que desde aquí te proponemos o aquellos otros que cada cual considere más cercanos a su idea de qué se necesita defender realmente.