Sobre la polémica de las caricaturas

Lunes 13 de febrero de 2006 por por GKB

Una nueva polémica que la izquierda ni ha promovido ni provocado, vuelve a obligarnos a posicionarnos sobre una cuestión, que en el fondo, nos importa realmente poco.

La polémica con las caricaturas, surge cuando un avispado “humorista” nórdico, fiel a la arrogancia que cada día define mejor a nuestra “desarrollada civilización occidental” decide que es el momento idóneo de representar a Mahoma –profeta de los musulmanes- de una forma un tanto alejada de la realidad, es decir, con un sombrero que hace las veces de una bomba, o ligándolo a la represión de las mujeres.

Es conveniente comentar que para los musulmanes, representar a Mahoma vendría a ser como rodar una película pornográfica en la plaza San Marcos del estado Vaticano, en la que los protagonistas fueran la virgen María y el simpático carpintero cornudo que hace las veces de padre de Jesús.

Las consecuencias, han llegado gradualmente, tras la quema de unas cuantas banderas de Dinamarca en manifestaciones, diferentes periódicos han optado por publicarlas en nombre de la libertad de expresión, como por ejemplo, uno francés al borde de la bancarrota, después mas manifestaciones, y la quema de algunas embajadas en diferentes países.

Uno de los análisis más simples que se pueden hacer al respecto, es que la religión parece resultar muy importante en la vida de los musulmanes, algo que ya sabíamos, y que no es lo más inteligente provocarles, pero es preciso realizar uno más profundo para ver porque sucede esto precisamente ahora, y el porqué de incitar a diferentes posicionamientos a la gente.

Así, en nombre de nuestro ateísmo, se nos incita –por parte de la burguesía- a formar parte de esas provocaciones, apoyándolas y defendiendo a quien intencionadamente, y sin ningún tipo de beneficio visible ha irritado a unos cuantos millones de personas. Es cierto que deseamos un estado laico, en el cual, la religión ni influya ni dependa del estado, pero respetamos que una persona pueda tener su creencia, y desde luego la crítica la enfocamos negando la propia existencia de un Dios, y no ridiculizándolo con el fin de ofender, es muy diferente ser un ateo, que un provocador ultraderechista que llamaría a una cruzada si un hecho homologo sucediera en un periódico iraní contra el Mesías católico. No es que se trate con este posicionamiento de justificar las actuaciones de los manifestantes religiosos, pero debe entenderse que se dan como consecuencia de un hecho, y no como acción inicial sin venir a cuento como es el caso de las caricaturas.

Pero lo más importante de esta “polémica”, es ver quién puede estar realmente detrás de ella, y a quién beneficia; internacionalmente, se visualiza una ofensiva –principalmente del imperialismo norteamericano- sobre los países árabes, así, a las ocupaciones de Afganistán e Iraq, debemos sumar el apoyo a la ocupación de Palestina por parte de Irreal, y las amenazas a Siria e Irán, conviene por tanto mostrar que la población de esos países, no son personas, sino fanáticos, locos que no son capaces de pensar por si mismos y a los que han comido la cabeza, y que es preciso ir contra ellos, porque de lo contrario hundirán el barco de la “democracia” occidental. Lo importante es que la gente no sea capaz de ver la realidad, hay que poner un escenario en el que los posicionamientos políticos queden en un segundo plano, y montar un teatro en el que se designe de antemano quienes son los buenos –nosotros- y los malos –ellos-, y que mejor forma que con una provocación.

Es por ello, más necesario que nunca, dar un impulso al ateismo científico, para que desde todos los sectores progresistas se combata el fundamentalismo religioso –independientemente de si es católico, musulmán, o la exiliada y feudal teocracia del Dalai Lama- sin caer en provocaciones de unos u otros, y sin que nuestro mensaje sea utilizado para dar argumentos al imperialismo sobre la “bondad o maldad intrínseca” de tal o cual “civilización” en la defensa de sus intereses estratégicos y militares.


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265128

Seguir la vida del sitio La Columna de la Juventud

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria