Sobre los silencios cómplices

Miércoles 26 de octubre de 2005 por por GKB

Marlin GrayNuevamente, los jueces y carceleros del régimen norteamericano, han procedido a practicar una ejecución, ha sido a primera hora de la mañana del 26 de octubre de 2005, el ciudadano afroamericano Marlin Gray ha sido esta vez la victima; se le acusaba de haber asesinado a dos mujeres el 4 de abril de 1991, pero él siempre defendió su inocencia, incluso en su declaración final, en la que afirmó: “Voy con la paz de espíritu que me da saber que nunca he quitado una vida humana. Perdono a los que han endurecido su corazón ante la verdad. Rezo para que pidan perdón, porque no saben lo que hacen. Esta no es una muerte, es un linchamiento”.

En defensa de la inocencia del reo asesinado, está que el propio estado de Missouri, reconoció que el acusado no estaba en el puente en el momento del asesinato, o las alegaciones del abogado porque la confesión a la Policía, fue obtenida mediante coerción, con irregularides procesales y con ocultación de pruebas, a esto hay que sumar las del congresista demócrata William Lacy Clay, que escribió al gobernador del estado (Matt Blunt) para implorarle que impidiera "otra ejecución equivocada en Missouri".

Pero nada de eso surtió efecto. El fiscal rechazó las acusaciones sobre irregularidades procesales y aseguró que el tribunal nunca las ha confirmado. Según el acusador, Gray era un "sociópata" incapaz de asumir la responsabilidad sobre sus crímenes. Las consecuencias ya las conocemos, un inocente ha sido asesinado por un régimen prepotente, incapaz de asumir sus errores.

Lo que desgraciadamente llama la atención, no es que el régimen gobernante en Estados Unidos asesine a un ciudadano negro, sino la repercusión que esta noticia ha tenido en diferentes medios de expresión y organizaciones, que se declararon abanderados de la lucha contra la pena de muerte, cuando en el año 2003, la justicia cubana declaro el ajusticiamiento de tres criminales que sumaban más de 100 delitos entre robo, amenazas, secuestro, violación y asesinato.

A nivel de organizaciones, Amnistía Internacional se ha limitado a denunciar el hecho en su página web, con una triste nota en la que denuncia las irregularidades, y que no esta de acuerdo con la pena de muerte, muy lejos de las grandes y costosas campañas -llenas de mentiras y manipulaciones fácilmente contrastables- que lleva a cabo cuando habla de países como Cuba, la República Democrática de Korea del Norte, o China, a las que el régimen yankie considera enemigas acérrimas.

Por su parte, Reporteros sin Fronteras, no ha procedido a hacer ningún tipo de declaración. Como este negro no es un “periodista independiente”, no optará en este caso por ir a una embajada norteamericana a encadenarse -tal y como hicieron con Cuba-, sin duda, están más preocupados en ver si este miércoles, los recompensados por los servicios prestados con el premio Sajarov 2005, son ellos o las famosas –que no numerosas- Damas de Blanco. Eso sí, el que no será premiado es el periodista independiente (éste sí) Mumia Abu Jamal.

Los grandes medios de comunicación tampoco se han hecho eco de la noticia, exceptuando al grupo “Vocento”, que en ningún momento ha entrado a analizar el hecho con la subjetividad a la que nos acostumbra cuando de lo que se trata es de mentir sobre la realidad de los países malos, o las actividades de los “subversivos”. Para los medios, bien radiofónicos, prensa escrita o televisión, hoy no ha muerto nadie, ningún suceso extraño ha acaecido, únicamente, en todo caso, una breve reseña en la que se comenta que ha sido uno más, pero dejando siempre un importante espacio para la duda, y separándolo de la propia esencia del sistema, como si esto fuera una situación, que al contrario de la realidad, no fuera consecuencia directa de la ideología excluyente y el racismo del que está impregnada la clase dominante.

Por su parte, los diferentes gobiernos que hicieron frente común contra Cuba en el año 2003, en esta ocasión, y por razones que todos sabemos pero ellos no se atreven a declarar, han guardado ese cauteloso silencio, que les convierte en cómplices del asesinato, de la injusticia, y que da muestras de su hipocresía cuando hablan de los derechos humanos; no habrá esta vez ningún tipo de sanción, ni manifiestos conjuntos de condena, no habrá nada, ni siquiera las enérgicas denuncias y múltiples oraciones con las que nos obsequió el anterior Papa, aunque esta vez, tienen excusa, sin duda, andarán más ocupados tratando de esquivar el escándalo que les ha surgido en Irlanda por delitos de pederastia, abusos sexuales y violación de menores a cargo de sacerdotes católicos durante los últimos 40 años.

Como se puede comprobar, las reacciones de unos y otros, dependen sobremanera de quien haya realizado la acción, y sobre todo de a quien beneficie la misma, no importa que sea por un descuido, un fallo, un error, o sea totalmente intencionado, si la acción ha sido cometida por el imperialismo, siempre se podrá negar, buscar una excusa, o directamente cambiar de tema. Lo que tenemos que hacer, como decía Franco, es viajar menos y leer más los periódicos.


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265194

Seguir la vida del sitio La Columna de la Juventud

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria