África: ¿Por la sequía?

Domingo 14 de agosto de 2005 por por GKB

La organización Cruz Roja Española ha contratado diferentes cuñas publicitarias en varios medios de comunicación solicitando colaboración para una campaña contra el hambre en diversos países africanos, pero una de las afirmaciones expuestas, si bien no es del todo incorrecta, puede no ser la más adecuada.

Tal y como se puede observar en la web de la organización, argumentan que las causas de la hambruna, se deben a una prolongada sequía, esto, sin quererlo da pie a entender, que en ese país, antes de la sequía, no había hambre ni necesidades alimentarías, y que una vez que esa carencia de agua pase, el hambre lo hará igualmente, y por lo tanto, ya no deberemos preocuparnos más.

Desgraciadamente, no es ni una cosa, ni la otra, la hambruna, no es por si misma, una consecuencia directa de la sequía, ya que si esto fuera cierto, quitando determinadas zonas de la península, estarían repletas de masas famélicas, ya que según dicen ciertas autoridades, sufrimos la peor sequía en los últimos quince años.

Evidentemente, tal y como hace cruz roja, debe considerarse a la sequía como parte del problema, es decir, como un elemento de crisis, pero siempre desde la perspectiva de la precariedad económica de esos países, que es la que realmente genera que en estos momentos estemos hablando de ello.

Y cuando analizamos esa debilidad económica es cuando nos damos cuenta de la poca veracidad de la información que tenemos sobre los países del continente africano; generalmente, tendemos a pensar que desde que cruzamos el estrecho hasta Sudáfrica, no nos vamos a encontrar sino con una gran llanura desértica, poblada de gente abocada a la supervivencia en un medio pobre y hostil. La realidad es bien diferente, la mayor parte de los países africanos tienen muchos recursos y riquezas naturales, que podrían permitir un desarrollo de las economías nacionales hasta niveles como los nuestros, sobre todo, considerando, que tienen personal cualificada para llevar a cabo dichas tareas.

La razón para que esto no sea así, es la actuación imperialista de diferentes países desarrollados, que no consideran que esos países tengan derecho a ser independientes, es por ello, que violan continuamente su soberanía imponiéndoles “acuerdos comerciales” que no significan mas que la legalización del robo de todas las riquezas, cuando alguno de los países se rebela, existen dos opciones, o el castigo militar, como por ejemplo ha hecho Francia con Costa de Marfil, o el golpe de estado que ponga a un títere sin demasiados escrúpulos y con ganas de llenarse los bolsillos permitiendo que las empresas extranjeras hagan lo mismo a costa de vaciar los de la mayoría de los ciudadanos.

Esto, provoca entre otras cosas, un debilidad absoluta del estado, que generalmente ligada a la interpretación liberal del mismo, no realiza sino tarea de protección de la propiedad privada extranjera, el sistema tributario, o bien no existe más que en documentos oficiales, o esta debilitado por la corrupción y los amiguismos caciquiles, esto último genera como consecuencia la nula inversión pública del estado, que podría por ejemplo con el tema del agua, planificar como se hace en España, para que cuando haya épocas más secas, los daños humanos y productivos –por ejemplo en el campo- sean menores.

Sería bueno que todos los/as ciudadanos/as, fuéramos conscientes de la verdadera naturaleza de los males, y de que estos, si bien no son provocados directamente por nosotros –los que nos ganamos el pan con el trabajo- si nos beneficiamos todos los días, no es cuestión de que dejemos algo de lo que es nuestro para que ellos puedan vivir un poco mejor, sino que debemos habituarnos a vivir con lo que es nuestro de verdad, y dejar de robarles, no sólo sus riquezas, o mano de obre barata, sino el destino político de sus países.


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265121

Seguir la vida del sitio La Columna de la Juventud

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria