Euskal Herriko Mumiaren Lagunen ekitaldi eta prentsaurrekoa Bilboko Erriberako Zubian

Domingo 11 de diciembre de 2011 por por GKB

Manifiesto Zubia

Hoy nos hemos reunido aquí para rendir homenaje a un conocido afroamericano que lleva 30 años en el corredor de la muerte en EE.UU. y para exigir su puesta en libertad. Su nombre es Mumia Abu-Jamal.

Fue detenido la noche del 9 al 10 de diciembre de 1981, acusado del asesinato de un policía de Filadelfia. Ese día Mumia paró el taxi que estaba conduciendo por ver a un policía dando una paliza a un hombre negro, una escena bastante habitual en esa época en Filadelfia. Casualmente el maltratado resultó ser el hermano menor de Mumia. No queda muy claro que pasó después, pero el policía Daniel Faulkner resultó muerto y Mumia gravemente herido por una bala en el pecho.

En el juicio medio año después, que ha mostrado un grado de racismo inquietante, fue sentenciado a muerte. Pero desde el principio el caso estuvo lleno de irregularidades: los expertos de balística nunca comprobaron las balas halladas en el cuerpo del policía muerto o en el lugar del crimen, varios testigos habían sido presionados por la policía para identificar a Mumia como autor del disparo, aunque más tarde retiraron su testimonio, algunos por no haber estado en el lugar del crimen. Hay varios testigos afirmando que hubieran visto un hombre distinto a Mumia huyendo del lugar del crimen. Mumia mismo siempre ha defendido su inocencia.

El juez Albert Sabo, conocido como el juez de la horca, ha condenado a muerte a dos veces más personas que cualquier otro juez de EE.UU.

Los recursos de Mumia fueron denegados una y otra vez en un largo recorrido de apelación en apelación. La última noticia que nos llegó hace 3 días es que el fiscal de Pensilvania no va a recurrir el dictamen de la Corte Suprema, que en octubre de este año suspendió la pena de muerte por inconstitucional, pero insistió en la culpabilidad de Mumia y ordenó la cadena perpetua. A un lado esto significa que ya no le pueden ejecutar, al otro lado significa que no habrá audiencia en la que Mumia y sus abogados esperaban presentar todas las pruebas de su inocencia y lograr su puesta en libertad.

Ahora, después de 30 años viviendo en la galería de muerte, la pena de muerte queda transformada en cadena perpetua que no es nada más que una pena de muerte lenta.

¿Que está detrás de esta historia? ¿Quién es Mumia Abu-Jamal y por qué tienen tanto empeño en silenciarle para siempre?

Mumia Abu-Jamal es un periodista galardonado, activista político y en su época miembro de los Panteras Negras. A través de sus programas de radio y sus columnas ha denunciado los ataques policiales a la comunidad negra, escribía sobre la esclavitud, la política penitenciaria, las guerras imperialistas y siempre ha defendido a los pobres y desfavorecidos por lo que se le conocía como “la voz de los sin voz”.

La policía y los políticos de Pensilvania, incluso la CIA, le enfocaban como enemigo, le estaban observando durante mucho tiempo y buscaban una oportunidad de silenciarle para siempre. Mumia mismo dijo en el juicio contra él:

“El 9 de diciembre de 1981, la policía intentó ejecutarme en la calle. Este juicio es el resultado de su fracaso y lo llevarán a cabo para completar la ejecución.”

Un amplio movimiento de solidaridad con Mumia extendido por todo el mundo pudo evitar su ejecución en 1995 y en 1999 cuando la fecha de su asesinato estaba puesta ya.

Este amplio movimiento solidario demuestra que Mumia Abu-Jamal no es un preso político cualquiera. A través de su lucha continua, de sus columnas, a través de sus libros y los documentales hechos, Mumia se ha convertido en un símbolo de la lucha anticolonial, en un símbolo de la lucha anticapitalista, en un símbolo contra la represión estatal, defendiendo los derechos de todas y todos las presas y atacando el sistema penitenciario, denunciando la pena de muerte y la cadena perpetua.

Aquí en Euskal Herria donde la represión estatal es omnipotente, la lucha por la libertad de Mumia es la lucha por la libertad de todxs lxs presxs políticxs vascxs.
El futuro de Mumia está en nuestras manos, no en los tribunales ni en los medios de comunicación. Mumia nunca se echó atrás en sus convicciones y ahora nos toca a nosotras y nosotros movilizarnos para sacarle de la cárcel.

MUMIA TIENE QUE ESTAR EN LIBERTAD!

Gracias a todas y todos por acudir a la concentración de hoy y por participar en los actos organizados durante esta campaña.

Y ahora, siguiendo el ejemplo de Paris que en 2006 dedicó oficialmente una calle a Mumia, llamándola “Rue Mumia Abu-Jamal”, vamos a poner a este puente el nombre “Mumia Abu-Jamal Zubia”. Ojala algún día podamos recibir a Mumia aquí en el puente nombrado en su honor.

CONTRA LA PENA DE MUERTE Y LA CADENA PERPETUA

Contra LA ESCLAVITUD Y el racismo mundial

Libertad para Mumia

EUSKAL HERRIKO MUMIAREN LAGUNAK

Nota de GKB: Mumia Abu-Jamal es presidente honorífico junto a Margot Honecker, del Comité Internationaliste pour la Solidarité de Classe, antes Comité Honecker de Solidarité Internationaliste, que llevó a cabo una campaña por la liberación del camarada Erich Honecker tras la anexión de la RDA.


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265240

Seguir la vida del sitio Internacional  Seguir la vida del sitio América

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria