Las empleadas del hogar no verán mejoradas sus condiciones laborales

El Gobierno renuncia a reformar su régimen ante las objeciones de la CEOE
Jueves 31 de enero de 2008 por por GKB

Queremos hacer llegar a toda la gente la noticia sobre la posición de CCOO, por si alguien no la conoce. Sabíamos que dentro de CCOO había un conflicto por falta de acuerdo sobre qué llevar a la mesa de negociación, y que eso estaba retrasando todo el proceso. Creemos que el responsable de no hacer la reforma es el gobierno del PSOE, pero que nadie quede sin saber que cuenta con el acuerdo de CEOE y CCOO.

Aprovechamos para decir que sabemos que CCOO está proponiendo que las trabajadoras de hogar que trabajan menos de 20 horas pasen al régimen de autónomos, posición que en realidad lo que persigue es que no entren en el régimen general, sabiendo que no van a integrarse en ningún otro en la práctica.

Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia

Los empleados del hogar, en su inmensa mayoría mujeres, seguirán sin tener contrato de trabajo escrito e indefinido ni cubiertos los accidentes laborales ni indemnización por despido ni periodo de prueba. El Gobierno ha renunciado a la reforma, reiteradamente anunciada para 2008, del régimen especial de la Seguridad Social destinado a los trabajadores domésticos.

A 31 de diciembre había 269.150 afiliados en el régimen especial de Empleados del Hogar. De ellos, un 94% era mujeres y un 60% inmigrantes. El plan diseñado por el Ejecutivo preveía que, alrededor de 2017, el colectivo estaría integrado en el régimen general de asalariados. Además, la relación laboral de estos trabajadores conlleva en la actualidad posibles descuentos salariales por motivos de alojamiento o manutención, circunstancia que lógicamente se mantiene.

Responsables de CEOE y de CC.OO coincidieron en señalar que «una reforma tan profunda requiere más estudio». La patronal se opone a «precipitar la conversión de una relación especial en otra común y de una empleada de hogar en casi otra de Ensidesa». Representantes empresariales explicaron que el proyecto encarecía el coste de los hogares al reestructurar las cotizaciones. Igualmente resaltaron el «peligro» que supondría para las amas de casa, reincorporadas profesionalmente, el no poder pagar a la empleada que atiende sus labores domésticas. «Es decir, el Gobierno iba en contra de la permanencia de la mujer en el mercado de trabajo», añadieron.

Para CC. OO. la propuesta «no estaba tan madura como para poder tomar decisiones»

Por su parte, UGT lamentó «la marcha atrás del Ejecutivo» y «la oportunidad perdida» y en que es «el momento oportuno para dignificar el trabajo de las empleadas de hogar».


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265350

Seguir la vida del sitio Movimiento Obrero

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria