¡El Socialismo es la alternativa!

Proclamación de Sao Paulo
Jueves 4 de diciembre de 2008 por por GKB

El mundo se enfrenta a una grave crisis económica y financiera de grandes proporciones. Una crisis del capitalismo, indisociable de su propia naturaleza y de sus incurables contradicciones, tal vez la más grave desde la Gran Depresión iniciada con el crack de 1929. Como siempre son los trabajadores y los pueblos sus principales víctimas.

La presente crisis es la expresión de una crisis más profunda, intrínseca al sistema capitalista, que evidencia los límites históricos del capitalismo y la exigencia de su superación revolucionaria. La crisis representa grandes riesgos de regresión social y democrática y constituye, como la historia lo demuestra, base para los movimientos autoritarios y militaristas, en relación a los cuales se impone la mayor vigilancia de los Partidos comunistas y de todas las fuerzas democráticas y anti imperialistas.

Al mismo tiempo que se movilizan millonarios recursos públicos para salvar a los responsables de esta crisis – el gran capital, las altas finanzas, los especuladores - lo que se anuncia para los obreros, campesinos, capas medias y todos aquellos que viven de su trabajo y se ahogan bajo el peso de los monopolios resulta ser más explotación, más desempleo, salarios y pensiones más bajos, más inseguridad, más hambre y más miseria.

Poderosas campañas de distracción ideológica buscan ocultar las causas reales de la crisis y cerrar las puertas a las salidas en interés de las masas populares y a favor de un nuevo equilibrio de fuerzas, un nuevo orden internacional para los trabajadores, las fuerzas populares, de la solidaridad internacional y de la amistad entre los pueblos. Las grandes potencias capitalistas, comenzando por los EEUU, la Union Europea y Japón, con las instituciones internacionales que dominan – FMI, Banco Mundial, Banco Central Europeo, OTAN y otras – e instrumentalizando la propia ONU, trabajan frenéticamente en "soluciones", que siendo ellas mismas semillas de nuevas crisis, buscan en lo inmediato salvar al sistema y reforzar los mecanismos de explotación y opresión imperialista.

Con el recurso a chivos expiatorios, e insistiendo en falsas y ya fallidas opciones de "regulación", "humanización" y "reforma" del capitalismo, se busca cambiar alguna cosa para que todo quede de igual. Los partidos del capital se desmarcan apresuradamente de los dogmas del "Consenso de Washington" que alimentaron la brutal financierizacion de la economía, causa inmediata de la crisis. La social-democracia, disfrazando su rendición al neoliberalismo y su transformación en pilar del imperialismo, intenta un extemporáneo regreso a medidas de "regulación" de tipo keynesiano que dejan intactas la naturaleza de clase del poder y las relaciones de propiedad y que objetivamente tieden a retirar espacio a la afirmación de alternativas revolucionarias de los trabajadores y de los pueblos.

Pero tal perspectiva no es una fatalidad.

Como ya demostraron otros momentos de la Historia, los trabajadores y los pueblos pueden, si están unidos, determinar el curso de los acontecimientos económicos, sociales y políticos, arrancar al gran capital importantes concesiones en interés de las masas, impedir evoluciones en dirección al fascismo y a la guerra y abrir camino para profundas transformaciones de carácter progresista e incluso revolucionario.

El panorama internacional es de una profunda agudización de la lucha de clases. La humanidad atraviesa uno de los momentos más difíciles y complejos de su historia; una crisis económica global, que coincide simultáneamente con una crisis energética, otra alimentaria y con una grave crisis del medio ambiente, un mundo con profundas injusticias y desigualdades, con guerras y conflictos. Un escenario de encrucijada histórica, en que dos tendencias antagónicas se manifiestan. Por un lado, grandes peligros para la paz, la soberanía, los derechos de los pueblos y de los trabajadores. Por otro, inmensas potencialidades de lucha y de avance de la causa libertadora de los trabajadores y de los pueblos, la causa del progreso social y de la paz, la causa del socialismo y del comunismo.

Los Partidos Comunistas y Obreros reunidos en su 10º Encuentro, realizado en Sao Paulo, saludan las luchas populares que se desarrollan por todo el mundo, contra la explotación y la opresión imperialista, contra los crecientes ataques a las conquistas históricas del movimiento obrero, contra la ofensiva militarista y antidemocrática del Imperialismo.

Subrayando que la bancarrota del neoliberalismo no representa solamente el fracaso de una política de gestión de capitalismo, sino el fracaso del propio capitalismo, y seguros de la superioridad de los ideales y del proyecto de los comunistas, afirmamos que la respuesta a las aspiraciones libertadoras de los trabajadores y de los pueblos sólo puede ser alcanzada en ruptura con el poder del gran capital, con los bloques y alianzas imperialistas, con profundas transformaciones de carácter antimonopolista y libertador.

Con la profunda convicción de que el socialismo es la alternativa, el camino para la verdadera y total independencia de los pueblos, para la afirmación de los derechos de los trabajadores, y el único medio de poner fin a las destructoras crisis del capitalismo, llamamos a la clase obrera, a los trabajadores y a los pueblos de todo el mundo a que se unan a la lucha de los comunistas y revolucionarios y que, unidos en torno a sus intereses de clase y justas aspiraciones, tomen en en sus manos la construcción de un futuro de prosperidad, justicia y paz para la Humanidad. En ese sentido, están surgiendo las condiciones para unir la resistencia y las luchas populares en un amplio movimiento contra las políticas capitalistas aplicadas a la crisis y las agresiones imperialistas que amenazan la paz.

Convencidos de que otro mundo es posible, libre de la explotación y de la opresión de clase del capital, proclamamos nuestro empeño en proseguir el camino histórico por la construcción de una sociedad nueva libre de la explotación y de la opresión de la clase, el Socialismo.

São Paulo, 23 de noviembre del 2008

Traducción PCPE


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265318

Seguir la vida del sitio Movimiento Obrero

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria