Los 400 euros y la fiscalidad ¿progresista?

Domingo 3 de febrero de 2008 por por GKB

Recientemente hemos podido escuchar a José Bono decir en la cadena SER que la medida de devolver 400 € que anunció recientemente el líder de su partido era una medida de lo más progresista que el había visto. Reproduciendo el mismo discurso que otros líderes del PSOE.

Procedamos pues a analizarlo.

La medida anunciada consiste en devolver 400 € de las retenciones aplicadas en el impuesto sobre la renta de las personas físicas, más conocido como IRPF. La población a la que esta dirigida es a toda aquella que esta asalariada, por lo que en principio quedarían fuera los autónomos. Podría parece que es una medida dirigida exclusivamente a los asalariados y dejaría fuera a la pequeña burguesía; el problema es que hay un sector de los trabajadores que se encuentra en situaciones laborales penosas, nos referimos a aquellos que tienen un contrato mercantil y son falsos autónomos, a esas personas a las que no se les ofrece siquiera un contrato temporal, y que según lo que vendan, cobran, con suerte en muchos casos el salario mínimo.

Posteriormente, dado el carácter de devolución, aquellas personas que por sus bajos ingresos no estén obligadas a hacer la declaración, o estando obligadas (por ejemplo por tener dos empleos temporales en el mismo año) tengan ingresos anuales brutos muy bajos, no verán mejorada su situación en un solo céntimo, el motivo de esto es que ya tienen derecho a que se les devuelva el IRPF retenido en sus nóminas. Por ello se puede afirmar que al sector de la población con las rentas más bajas, esta medida no le supondrá ningún beneficio directo.

Por lo tanto, se puede afirmar que es una medida destinada a la población con rentas medias, porque consideramos que a una persona con unos ingresos anuales brutos que rondan los 60.000 €, 400 € vienen a ser una propina.

Es por tanto una política fiscal que beneficia principalmente a lo que erróneamente se denomina "clase media" y según la teoría de elección pública y proceso político de Downs-Hotelling, utilizada para los modelos bipartidistas burgueses, una medida de marcado carácter electoralista.

Pero no es interés nuestro centrarnos en eso, al fin al cabo no se podía esperar otra cosa, veamos si nuestro querido progresista José Bono tenía razón o no con el carácter de la ley.

En política siempre se ha dicho que la izquierda es partidaria de aumentar los impuestos, y la derecha de bajarlos, en este caso, al ser una devolución de impuestos, nos encontramos con una medida de reducción de impuestos, y que encima no tiene ventaja alguna para las rentas más bajas por cuanto su situación no mejora lo más mínimo.

En economía, las medidas fiscales progresistas son aquellas que cumplen el principio de progresividad, es decir, cada contribuyente debe contribuir a la financiación del sector público teniendo en cuenta si capacidad económica, y además, esa contribución debe crecer en un tanto por ciento con la capacidad de pago, es decir, aquellos que tienen una mayor capacidad de pago, deben pagar un tanto por ciento mayor de renta de impuestos.

Llevado al mundo real significa que si ganas 100, pagas el 0%, si ganas 1000 el 8% y si ganas 10.000 el 12% (para más información mirar las tablas de retención del IRPF, que son públicas).

Es aquí donde los defensores de la medida sacan la artillería y arguyen, 400 euros para uno que cobra 20.000 al año es el 2 por ciento de su renta, mientras que para uno que gana 60.000 es porcentualmente mucho menor.

Agradecemos la fabulosa lección de matemáticas, y no podemos negar que lo que dicen no es falso, sólo que han utilizado variables que no sirven para esta formula, el porcentaje progresivo en los impuestos se utiliza únicamente para calcular la presión fiscal (lo que el estado recauda), no las devoluciones de impuestos. Ya que esta es una medida propia de la derecha.

Por si acaso existe alguna duda con esta última información, procedemos a reproducir el titular y varios extractos de una noticia aparecida en la web de la cadena SER el pasado 18 de enero, como todo el mundo sabe, dicha cadena es propiedad de PRISA y bastante ligada al partido del gobierno.

"Bush propone recortes fiscales para reactivar la economía de EEUU"

"El presidente norteamericano quiere también incluir varias medidas fiscales, como devolución de impuestos"

Se puede leer todo el artículo en: http://www.cadenaser.com/economia/a...

Nos encontramos con que el Presidente de EE.UU, nada sospechoso de progresista, opta por una medida fiscal que después se aplica en España y resulta ser progresista, por tanto, nos encontramos con un problema, o bien Bush es un rojo y nos ha engañado, o bien José Bono no acaba de comprender el significado de ser progresista.


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265318

Seguir la vida del sitio Movimiento Obrero

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria