Endesa, Gas Natural y E.ON: ¿cuál sería la solución más patriótica?

Martes 21 de febrero de 2006 por por GKB

Desde hace meses venimos sufriendo un bombardeo multilateral a propósito de la OPA lanzada por Gas Natural sobre Endesa.

El sentido político de la operación quedó al descubierto desde el primer momento, lo que, independientemente de los intereses en juego, debemos aplaudir, puesto que contradice la manoseada tesis de que dichos asuntos competen “sólo a las empresas” y los Gobiernos no intervienen en ellos.

Claro que intervienen, y favorecen unas soluciones u otras.

Por un lado, es del interés del PSOE-Prisa y por qué no decirlo, de CiU-ERC y compañía, la OPA sobre Endesa, con apoyo de La Caixa.

Y por otro lado, no es menos claro el interés opuesto de los sectores del PP-COPE y el impresentable Presidente de Endesa (que esgrime la Constitución en las Juntas de Accionistas), que temen que “los catalanes” absorban a una gran empresa “española”.

Pero hete aquí que llega la alemana E.ON y, en medio de una curiosa polémica sobre la publicidad subliminal de Endesa al respecto (con sus ON y demás, como rechazando la OPA), y la no menos propagandística de Gas Natural (“Juntos sumamos energías”, suponemos que con Endesa), “resuelve” el asunto desde el punto de vista del PP.

Ahora ya no peligra la españolidad de Endesa y del sector eléctrico, por lo visto…

Por su parte el PSOE va a defender esa misma españolidad oponiéndose a la compra de Endesa por una empresa alemana.

Todo esto en medio de acusaciones sobre el “patriotismo” que impulsa a unos y otros en este turbio asunto.

Lo que nadie dice, aunque se le ha escapado a Gabriel Elorriaga, portavoz del PP, en televisión, es que todas estas empresas, antaño, eran públicas. Hoy son privadas, puesto que fueron malvendidas, expoliadas, hasta robadas podríamos decir, por los Gobiernos de turno, del color que fuera.

Nadie saca, por lo tanto, la única conclusión sumamente sencilla y real, esta sí, verdaderamente patriótica: la renacionalización del sector eléctrico y su conformación como monopolio estatal. Ya de paso se podría liquidar la SEPI, una agencia del Estado que paradójicamente se dedica a malvender todo lo que queda de público en este país, y en su lugar restablecer un órgano que dirija el conjunto del sector público estatal.

Sólo de este modo se acabarían las OPAs y contraOPAs, los “catalanes” no comprarían la “española” Endesa, y menos aún vendrían los alemanes a lo mismo. Lo que no impediría la existencia de sectores públicos propios de las autonomías, siempre que funcionen como monopolios estatales internos, e incluso de una red pública europea o multiestatal.

¿No es curioso que esto no se le haya ocurrido a ninguno de nuestros “patriotas” ni “nacionalistas”, de “izquierdas” o no?


Portada del sitio | | Mapa del sitio | Contacto | Seguir la vida del sitio es  | info visites 265121

Seguir la vida del sitio La Columna de la Juventud

© 2001 www.gazkom.org

© 2008, 2010 & 2013 GKB-UJC Euskal Herria