Ètica i Filosofia en Secundària


Inicio > Ética > 1r ESO Bloque 1: La dignidad de la persona. > Naturaleza y cultura. El concepte "persona"
Naturaleza y cultura. El concepte "persona"

por filosofem | 12/09/2016


Introducción

Los seres humanos nacemos con una serie de capacidades que nos diferencian del resto de animales, como por ejemplo la capacidad de percibirnos a nosotras mismas y al entorno que nos rodea; la capacidad de recordar, de prever; la capacidad de nombrar los objetos y los actos con símbolos; la razón para concebir y comprender el mundo; y la imaginación, que nos permite llegar más allá del alcance de los sentidos.

Pero la gran diferencia entre los seres humanos y el resto de animales podríamos verla en la manera de situarnos en el mundo y de comportarnos. Toda práctica humana, por más relacionada que esté con la biología, comporta siempre un aspecto cultural. Este hecho es evidente en el caso del lenguaje, de las costumbres, de los rituales ... pero también lo es en el de las funciones biológicas, como comer, beber, andar, dormir o hacer sexo. Por lo tanto, en los seres humanos, todas las conductas regidas biológicamente son matizadas por la tradición cultural.

2. Seres humanos: mujeres, hombres...

Actividad 1:

  • b) Define los conceptos "mujer" y "hombre" y dibuja la representación mental que tienes de cada concepto.
    • ’Home’ en Diccionari invers de la llengua catalana

3. Naturaleza y cultura: seres humanos, animales culturales

Actividad 2: Define el concepto "naturaleza"

Actividad 3: Define el concepto "cultura"

Actividad 4: Explica que quiere decir la expresión "animal cultural" aplicada al concepto "ser humano"

4. Dimensión moral de los seres humanos

Recordemos que la moral se origina en las costumbres o hábitos de comportamiento de una persona o grupo. Así, según nuestras costumbres y comportamientos, vamos construyendo nuestra “manera de ser” a lo largo de nuestra vida. Porque la vida humana es un proyecto, es decir, no está previamente determinada ni definida por algo o alguien ajeno al sujeto que vive. La vida es, pues, un constante “quehacerse”. Y la moral tiene que ver con ese "quehacerse", que está compuesto de actos, hábitos y costumbres y que tiene que ver con proyectos, fines y normas o códigos que orientan de alguna manera nuestra vida.

Cuando hablamos de “moral como estructura”, hablamos de la inevitabilidad de ese “quehacerse”, dada la indeterminación biológica de los seres humanos. Cuando hablamos de “moral como estructura”, pretendemos responder a la pregunta “¿Por qué hay moral?”

Xavier Zubiri reflexionó sobre esta cuestión. Zubiri parte, para su análisis, de la comparación entre el comportamiento animal y el comportamiento humano.

  • En el comportamiento animal predominan las respuestas innatas. Por eso, los animales tienen respuestas “específicas” perfectamente adecuadas a los estímulos del medio. Ejemplos de tales respuestas son: coleccionar y almacenar nueces (las ardillas); construir pequeñas presas (las nutrias); la danza de las abejas para indicar a sus congéneres dónde hay flores; el tejer telarañas; las columnas de hormigas; el nadar de los perros; ir al lugar donde nacieron, después de haber estado varios años en el mar, para desovar (los salmones).
  • Los seres humanos, en cambio, carecemos de comportamientos instintivos (lo más cercano al instinto, en los seres humanos, son los reflejos). Quedamos, pues, en suspenso ante los estímulos del medio, "libres-de" ellos (primera dimensión de libertad). Son nuestra plasticidad cerebral y la aparición de la "inteligencia" las que nos permiten la adaptación al medio y, por tanto, la continuidad de la especie. "Inteligencia" significa aquí que los seres humanos, para subsistir biológicamente, necesitamos "hacernos cargo" de la situación, esto es, habérnoslas con las cosas y con nosotros mismos como "realidad", y no meramente como estímulos. En el comportamiento humano, las respuestas son inespecíficas. Los seres humanos, a diferencia del resto de animales, tenemos que considerar la realidad antes de ejecutar un acto. Esto significa que nos movemos en el ámbito de la posibilidad y de la libertad. Y, a través de la posibilidad y de la libertad, nos abrimos necesariamente al ámbito de las preferencias, esto es, nos vemos forzados a elegir de entre todas las posibilidades una, de acuerdo con un determinado sistema de preferencias. He aquí la segunda dimensión de libertad: libertad no sólo de tener que responder al medio, sino también libertad para preferir según nuestro propio proyecto de vida.

La conclusión que extrae Xavier Zubiri de esta comparación entre el comportamiento animal y el humano es que la moral es constitutivamente humana. No se trata de un ideal, sino de una forzosidad, de una necesidad que viene exigida por las propias estructuras psicobiológicas de los seres humanos. En este sentido, la “moral como estructura” comprende tanto los comportamientos "honestos" como los "deshonestos".

5. Persona

Definición de "persona"

Actividad 5: Escribe una definición general y una definición etimológica de la palabra "persona"

Actividad 6: Escribe una definición histórica del concepto "persona"

La persona, un proyecto inacabado

Escuchemos la canción "Te’n podria dir mil" y debatamos sobre uno de los géneros de las personas, el silenciado e invisibilidado y cómo afecta eso a los proyectos de vida de las mujeres y a su desarrollo como personas.

Este videoclip es el resultado del proyecto "Igualem-nos / Música per a la igualtat", que se ha desarrollado durante el curso 2016-17 en el IES Càrcer.

A continuación, nos cuentan sobre el desarrollo del proyecto:

Actividad 7: Escribe una reflexión, con el título "Perfectibilidad humana: La persona, un proyecto inacabado" (extensión mínima: 10 líneas)


Participa en el foro
FORO moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administradora de FILOSOFEM

¿Quién eres? (opcional)
Escriu un missatge