CONSEGUIR LA APROBACIÓN DE LAS TECNOLOGÍAS POR LAS POBLACIONES

La «Filière Électronique et Numérique», FIEN (Sector Electrónico y Digital) es un grupo de presión que reúne una cincuentena de industrias del sector electrónico entre las cuales se encuentran GIXEL, CEALETI, EADS, THALES, 3M… En 2004, este grupo de presión envió al Gobierno francés un informe titulado el libro azul, un conjunto de recomendaciones relativas al desarrollo de equipamientos electrónicos en Francia. El capítulo «seguridad del territorio» es el más instructiva. Propone «colocar Europa al máximo nivel mundial en materia de seguridad de las personas y los bienes, de la seguridad del Estado y de las fronteras, de la protección contra el terrorismo». Lo que está en juego parece de importancia, puesto que «el esfuerzo para luchar contra el terrorismo debe compararse a un esfuerzo de guerra como el que consentimos durante el período de la guerra fría».

Merece citarse íntegramente el subcapítulo aceptación de la población. Revela explícitamente cómo se toma en cuenta a la población en la estrategia tecno-militar-industrial:
«En nuestras sociedades democráticas se considera muy a menudo la seguridad como un ataque a las libertades individuales, por lo que es necesario hacer aceptar por la población las tecnologías utilizadas y entre éstas la biometría (reconocimiento de huellas digitales, iris, voz, etc.), la videovigilancia y los controles.

Las autoridades públicas y los industriales deberán desarrollar varios métodos para hacer aceptar la biométrica. Deberán acompañarse de un esfuerzo para que la herramienta sea lo más amena posible gracias al reconocimiento de la persona y funcionalidades atractivas:

– Educación desde preescolar, los niños utilizan esta tecnología para entrar y salir de la escuela, almorzar en la cantina, y los padres o sus representantes se identificarán para ir a buscar los niños.
– Introducción en bienes de consumo, de comodidad o en juegos: teléfono móvil, ordenador, coche, domótica, vídeojuegos.
– Desarrollar los servicios «cardless» (sin tarjeta) al banco, al supermercado, en los transportes, para el acceso a Internet…
No podrá servir la misma estrategia para conseguir la aceptación las tecnologías de vigilancia y control, por las cuales será probablemente necesario recurrir a la persuasión y a la reglamentación demostrando también la contribución de estas tecnologías a la serenidad de las poblaciones y minimizando las molestias inducidas.»[[El livre bleu (libro azul) se puede bajar de la página Internet del FIEN (www.fien.fr) hasta que su mediatización parezca plantear algún problema a sus autores. En cualquier caso encontraréis en esta página otros documentos comparables.]]

Dicho de otra manera, la proliferación de controles biométricos no pretende de ninguna manera la seguridad, sino el condicionamiento de los usuarios… Orwell no se lo habría imaginado mejor. Algo a anotar es que el FIEN recibió el premio 2004 del Big Brother Awards Francia[[Ver los Big Brother Awards en www.bigbrotherawards.eu.org]]. Este premio recompensa a toda persona o institución que se distinga por su ataque al derecho a la vida privada, la generalización de la sociedad de seguridad, la manipulación del discurso securitario, la estigmatización de «amenazas» oportunistas o cualquier otra instrumentalización del debate público.

Extraído del folleto
«Los mitos del progreso técnico»