Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Comunicados > Valladolid alcanzó en agosto el máximo estival de ozono, sin aviso a la (...)

Comunicado. 6-IX-03

Valladolid alcanzó en agosto el máximo estival de ozono, sin aviso a la población

Los niveles de protección de la salud se rebasaron durante toda la primera quincena de agosto, provocando un aumento de los fallecimientos y las enfermedades respiratorias

Sábado 6 de septiembre de 2003 - 952 lecturas


Tras más de un mes de «apagón informativo», el Ayuntamiento de Valladolid ha hecho públicos los primeros datos sobre la contaminación atmosférica registrada durante el mes de agosto en las estaciones de medición de la ciudad. Así, hemos podido conocer que durante la primera quincena de agosto se alcanzaron niveles elevados de ozono, que culminaron el martes 12 y el miércoles 13 de agosto con la superación del umbral de información a la población en las estaciones de Parque Alameda y Huerta del Rey.

La superación de este umbral, establecido por la normativa española y europea en 180 ug/m3 (microgramos por metro cúbico) como promedio horario, obliga a las autoridades autonómicas y municipales a advertir a las personas más sensibles a la contaminación atmosférica, tales como niños, ancianos o personas con problemas respiratorios, de que se protejan evitando en las horas centrales del día cualquier esfuerzo físico y los ejercicios al aire libre. También deben informar sobre la previsión de evolución de la contaminación, las áreas afectadas y la duración del episodio.

Sin embargo, todas estas obligaciones legales fueron incumplidas por las autoridades municipales, que no informaron de la situación ni advirtieron a los afectados, a pesar de que esta situación ya se había producido con anterioridad los días 11 y 12 de julio y la evolución de la contaminación y las temperaturas en los días anteriores hacían completamente previsible esta circunstancia. Así, el sábado 9 de agosto se alcanzan 177 ug/m3 en Parque Alameda y 178 ug/m3 en Huerta del Rey, y el lunes 11 de agosto se registran respectivamente 178 y 172 ug/m3 de ozono.

Al margen de las superaciones citadas, durante la primera quincena de agosto también se ha rebasado sistemáticamente el valor objetivo para la protección de la salud humana, establecido por la Unión Europea en 120 ug/m3, en base a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud. Según la normativa europea, este valor no deberá superarse en más de 25 días al año antes de 2010, límite que ya fue pulverizado a principios de julio. Para cumplir el objetivo europeo de calidad del aire a largo plazo, el valor de 120 ug/m3 no se debería haber superado ningún día.

Esta elevada contaminación coincide con un aumento muy notable de los fallecimientos en la ciudad, que según el Registro Civil han llegado a 188 durante la primera quincena de agosto, lo que representa un incremento del 48% sobre los 127 registrados en el mismo periodo de 2002. Asimismo, algunas fuentes sanitarias consultadas han destacado una mayor incidencia durante este verano de ciertas enfermedades respiratorias, provocando una mayor afluencia de ciudadanos a los centros de atención primaria y urgencias.

Hay que resaltar que la contaminación por ozono es mucho más virulenta en el entorno de las grandes ciudades que en su interior, por lo que con toda probabilidad la situación habrá sido mucho peor que la descrita para Valladolid en las localidades de su alfoz, en un radio que podría alcanzar varias decenas de kilómetros. No obstante, la falta de estaciones de medición (con la excepción de la de Medina del Campo, cuyos datos no han sido publicados por la Junta de Castilla y León) no permite confirmar de momento esta premisa para el caso de la provincia.

Según el estudio APHEA de la Unión Europea la exposición prolongada a elevados niveles de ozono como los registrados este verano es responsable de un aumento de la mortalidad de entre el 2% y el 12%. La OMS estima como media en 2.000 los fallecimientos prematuros anuales en la Unión Europea producidos como consecuencia de la exposición a estos niveles de ozono. Estos trabajos están ampliamente difundidos y son conocidos por los responsables sanitarios y medioambientales locales y autonómicos.

En este contexto, la actitud municipal puede calificarse al menos como incompetente. Sabían que esta situación podía darse y no tomaron ninguna medida para evitar el primer episodio de elevada polución de durante los días 11 y 12 de julio, a pesar de las reiteradas peticiones de Ecologistas en Acción para que se limitara el tráfico rodado. Del segundo episodio, los días 12 y 13 de agosto, nos hemos enterado casi un mes más tarde.

Ante esta gravísima negligencia, los ecologistas van a solicitar una convocatoria urgente del Consejo Municipal de Medio Ambiente, en la que se analice la situación creada, empezando por investigar lo ocurrido, y se tomen medidas para evitar que algo así vuelva a suceder en el futuro. Asimismo, Ecologistas en Acción ha solicitado a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León la convocatoria para el mismo asunto del Consejo Asesor de Medio Ambiente de Castilla y León, toda vez que algunos responsables autonómicos han reconocido episodios similares a los registrados en Valladolid en otras localidades sin concretar de Castilla y León.

Niveles máximos horarios de ozono (O3) en la primera quincena de agosto en Valladolid
Fuente: Ayuntamiento de Valladolid

Niveles máximos horarios de ozono (O3) en la primera quincena de agosto en Valladolid [datos por estaciones de control]
Fuente: Ayuntamiento de Valladolid


Más información: Miguel Ángel Ceballos: Teléfono 652.590782

Página del Aire de Ecologistas en acción Estatal