Portada del sitio > Movilidad > Comunicados > Colectivos sociales piden la suspensión judicial del aparcamiento de La (...)

Movilidad / Comunicados / Aparcamiento de la Antigua

Colectivos sociales piden la suspensión judicial del aparcamiento de La Antigua

El Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Valladolid pide que se conserven los restos arqueológicos, lo que sería imposible con el aparcamiento subterráneo

Jueves 31 de marzo de 2011 - 244 lecturas


Comunicado, 31-03-11

Ecologistas en Acción, la Federación de Vecinos e Izquierda Unida han solicitado al Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León la suspensión cautelar de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid por la que se decide la ubicación de un aparcamiento de residentes en la Plaza de la Antigua. Esta modificación fue aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Valladolid el 13 de diciembre de 2010, con los únicos votos favorables de los concejales del Partido Popular.

Los recurrentes han acompañado su petición de suspensión de dos informes periciales realizados por un arqueólogo y un ingeniero forestal, que acreditan que la construcción del aparcamiento subterráneo conllevaría la destrucción de los restos arqueológicos y el arbolado de la Plaza de la Antigua. Asimismo, trasladan a la Sala de lo Contencioso-Administrativo el Acuerdo de 21 de diciembre de 2010 del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Valladolid que destaca el excepcional valor de los restos arqueológicos y la imposibilidad de conservarlos con la construcción del aparcamiento previsto.

Las organizaciones sociales recuerdan que la Plaza de la Antigua, según se ha conocido tras las excavaciones realizadas en los tres últimos años, atesora las únicas evidencias constructivas de época romana en la ciudad de Valladolid, correspondientes a una villa de cierta entidad, junto a 51 enterramientos de la necrópolis medieval de la Iglesia de la Antigua, el patio de un palacio renacentista bajo el que se presume la existencia de otros restos medievales y romanos, la bóveda del cauce del río Esgueva, con los restos del antiguo Puente del Bolo de la Antigua, y la manzana de edificios del siglo XVIII que se mantuvo en pie hasta hace 25 años.

Se trata de un patrimonio arqueológico de gran interés, por su amplitud cronológica, para conocer la evolución de la ciudad de Valladolid desde sus orígenes romanos hace 2.000 años, que junto a la propia Iglesia de Santa María de la Antigua constituye un emplazamiento de excepcional valor cultural, cuya destrucción por el aparcamiento subterráneo sería un despropósito equiparable al expolio sistemático del patrimonio histórico-artístico de la ciudad durante los años 60 y 70 del pasado siglo.

Por otro lado, dada la cercanía de la obra propuesta a la torre campanario de la Iglesia de la Antigua, declarada Bien de Interés Cultural con la categoría de Monumento el 11 de mayo de 1897, la Comisión de Patrimonio requirió en 2009 al Ayuntamiento estudios específicos sobre los efectos de la construcción del muro pantalla, de la redistribución de las aguas subterráneas y del vaciado proyectado, para la estabilidad del templo en general y de la torre campanario en particular. Estos estudios están siendo ocultados por la Comisión de Patrimonio de Castilla y León, que no los ha facilitado pese a haberse solicitado hace un año.

Ecologistas en Acción, la Federación de Vecinos e Izquierda Unida recuerdan que el aparcamiento de la Plaza de la Antigua es completamente innecesario, pues la mayor parte de las 336 plazas de residentes previstas podrían habilitarse mucho más fácilmente con la reconversión para residentes de las 260 plazas rotatorias del vecino aparcamiento de Portugalete, declarado ilegal el pasado 11 de febrero por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 2 de Valladolid, actuación que de paso permitiría desbloquear una actividad paralizada intermitentemente por los jueces.

En consecuencia, las tres organizaciones piden al Ayuntamiento de Valladolid que renuncie a este aparcamiento, y proponen en su lugar la habilitación de un parque arqueológico que permita exponer a ciudadanos y visitantes los restos acondicionados de la ocupación romana, medieval y moderna de la ciudad, aprovechando el excepcional recorrido histórico que ofrecen los yacimientos de la Plaza de la Antigua. Asimismo, emplazan públicamente a la Comisión de Patrimonio de Castilla y León a que deniegue el permiso para destruir el excepcional patrimonio arqueológico de la Plaza de la Antigua.

Ecologistas en Acción
Federación de Asociaciones Vecinales
Izquierda Unida

Más información: