Portada del sitio > Impacto ambiental > Comunicados > Panibérica de Levadura rectifica y su nueva fábrica verterá aguas abajo de (...)

Impacto ambiental / Comunicados / Panibérica de Levadura

Panibérica de Levadura rectifica y su nueva fábrica verterá aguas abajo de la ciudad

El proyecto original aprobado por Ayuntamiento, Junta y Confederación planteaba el vertido directo de las aguas residuales de la nueva fábrica a las puertas de la playa de las Moreras

Miércoles 14 de julio de 2010 - 545 lecturas


Comunicado, 14-07-10

El Boletín Oficial de Castilla y León publica hoy la Declaración de Impacto Ambiental sobre el proyecto de estación depuradora de aguas residuales industriales en la nueva planta que Panibérica de Levadura, S.A. construye en los terrenos de la antigua NICAS, en la zona norte de la ciudad, tras el convenio urbanístico firmado con el Ayuntamiento de Valladolid para trasladar sus instalaciones desde la fábrica actual del Callejón de la Alcoholera, en la zona sur de la ciudad.

Esta operación urbanística se fundamenta en el Programa de Reubicación de Empresas en el marco del Plan Municipal de Vivienda y Suelo 2004-2007, al que de momento se han acogido Panibérica de Levadura y Metales Extruidos, cuyas parcelas se recalifican como suelo residencial. Por Acuerdo de la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de 2 de febrero de 2008, se concedió a Panibérica licencias ambiental y de obras para la construcción de su nueva fábrica de levadura en los antiguos terrenos de NICAS, en la carretera de Cabezón, sobre una superficie de 45.000 metros cuadrados.

La Declaración de Impacto Ambiental establece que el vertido de la nueva fábrica, equivalente al de 280.000 personas, casi la población total de la ciudad de Valladolid, se realizará a la red de saneamiento del Ayuntamiento. De esta manera, las aguas residuales de la fábrica pasarán primero por la depuradora de la empresa y luego por la depuradora municipal del Camino Viejo de Simancas, y serán finalmente vertidas al río Pisuerga aguas abajo de la ciudad, en lugar de aguas arriba, como aprobaron inicialmente el Ayuntamiento de Valladolid, la Junta de Castilla y León y la Confederación Hidrográfica del Duero.

Empresa y administraciones también corrigen el procedimiento de autorización de la fábrica, ya que en su día Ayuntamiento y Junta omitieron la evaluación de impacto ambiental, que ahora sí han realizado. Ecologistas en Acción se felicita por estas rectificaciones, en buena medida consecuencia de las protestas realizadas por organizaciones vecinales y medioambientales de la ciudad, así como de los recursos judiciales interpuestos contra la licencia ambiental y la autorización de vertido por la propia asociación ecologista, pendientes de sentencia.

Así, gracias a la movilización ciudadana, se ha evitado el despropósito de que una fábrica de muy alto poder contaminante vertiera a las puertas de la playa de las Moreras, en un tramo del río Pisuerga declarado como zona sensible por el Ministerio de Medio Ambiente.

Ecologistas en Acción trasladará la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) a la Confederación Hidrográfica del Duero para que revoque la autorización otorgada a la empresa el año pasado para verter aguas arriba de la ciudad, todavía en vigor, dado que la DIA debe cumplirse en todas las autorizaciones administrativas.

Ecologistas en Acción de Valladolid


Fotografía: J. Moreno, El Norte de Castilla.