Portada del sitio > Ecología social > Economía y consumo alternativos > «¿Crisis bancaria o crisis energética?»

Artículo de opnión de Margarita Mediavilla Pascual

«¿Crisis bancaria o crisis energética?»

Los científicos llevan años diciendo que la huella ecológica, o carga que la Tierra es capaz de sostener, ya se ha sobrepasado en un 20%

Sábado 29 de noviembre de 2008 - 886 lecturas


n de un dato significativo: en 2008 British Petroleum anunció que en 2007 se había producido menos petróleo convencional que en 2006. La coincidencia es reveladora: cae la producción de petróleo y cae a su vez la confianza en el crecimiento futuro. Es cierto que el hueco entre oferta y demanda se llenó en parte con el llamado petróleo no convencional, pero éste es el extraído de aguas marinas muy profundas, arenas bituminosas o crudos muy pesados, y su rendimiento energético (y por ende económico) es muy inferior al del petróleo convencional.

Coincidencias aparte, se puede observar que la relación entre la economía y la energía es muy estrecha. No en balde todas las actividades humanas que van más allá de la caza y recolección involucran de una manera o de otra el uso de fuentes de energía. En los últimos 50 años, en concreto, el crecimiento económico y el consumo de petróleo han estado muy íntimamente relacionados. Los incrementos de estas dos cantidades han caminado parejas, subiendo y bajando al unísono, con una correlación que salta a la vista. Poco importa si es el alto precio del petróleo el que provoca recesión o es la recesión la que baja el precio del petróleo, lo preocupante es la dependencia tan extrema que tiene la economía de esta materia prima.

Esto es preocupante porque muchas voces dicen que tenemos problemas para cubrir la demanda de petróleo. La propia Agencia Internacional de la Energía, organismo dependiente de la OCDE y tradicionalmente optimista, empieza a hablar de ello. Hace unos días se publicaron unas filtraciones del borrador del informe de 2008 de esta agencia donde se destacaba la necesidad de realizar inversiones de 360 millones de dólares anuales en pozos nuevos si se desea compensar el declive de producción observado en numerosos yacimientos. Si el precio del petróleo se mantiene bajo como estos últimos meses, las empresas no realizarán estas inversiones, lo cual significa mayor escasez de cara al futuro, y a largo plazo significa que el petróleo tiene necesariamente que ser caro. La Asociación para el Estudio del Cenit del Petróleo, formada por geólogos de carácter independiente y mucho más pesimista, dice que ya en estos años estamos viviendo el fenómeno llamado “peak oil” o cenit de la producción de petróleo, y que el gas natural y el carbón seguirán el mismo patrón de estancamiento seguido de declive paulatino en las próximas décadas. ¿Es el petróleo la causa de esta crisis? No sería la primera causada por él.

Por otra parte, si miramos otros bienes materiales, hace unos años que se está produciendo un estancamiento o un crecimiento muy moderado. La extracción de minerales como el fosfato, el selenio o el zirconio lleva años descendiendo, se empieza a notar la escasez de minerales como el indio o el platino, mientras la cantidad de energía necesaria para la extracción de todos los minerales aumenta. Los caladeros pesqueros de la mayor parte del mundo se encuentran sobreexplotados y desde 2004 las capturas globales descienden. Cada año se pierden 5 millones de hectáreas de tierra fértil y la erosión amenaza a una cuarta parte de las tierras cultivables. A pesar de que la producción de alimentos sigue creciendo ligeramente (un 1%), el aumento del rendimiento agrario de los últimos años es mucho menor que el experimentado en pasadas décadas y la producción de alimentos per cápita está estancada desde 2004.

La economía real, la de los minerales, el petróleo, o las cosechas, ya hace años que no crece demasiado o incluso está en retroceso, y desde luego, cuando crece, no sigue el ritmo vertiginoso de las cotizaciones de la bolsa y los beneficios de la banca ¿No será esta crisis simplemente un reflejo de que estamos llegando a los límites del crecimiento?

Los científicos llevan años diciendo que la huella ecológica, o carga que la Tierra es capaz de sostener, ya se ha sobrepasado en un 20%. Llevamos años oyendo este mensaje sin que, aparentemente pase nada, pero es posible que ya sí esté pasando algo. ¿No será que cuando nos decían que el PIB aumentaba lo único que pasaba es que crecíamos sin base de riquezas naturales y que todo nuestro crecimiento no era más que una burbuja que se ha pinchado? ¿Habremos llegado, sin darnos cuenta, al agotamiento del modelo económico basado en el consumismo? Si esto es cierto, realmente tiene razón Sarcozy cuando habla de que tenemos que “refundar el capitalismo”, nos esperan cambios profundos.

Margarita Mediavilla Pascual
Miembro de Ecologistas en Acción de Valladolid y profesora de la Escuela Universitaria Politécnica de Valladolid


Fuente: Texto: Margarita Mediavilla Pascual, Diario de Valladolid-El Mundo, 15-11-2008.