Portada del sitio > Movilidad > Comunicados > El TSJ anula la modificación del PGOU que permitió el aparcamiento de (...)

Movilidad / Comunicados / Aparcamiento de Portugalete

El TSJ anula la modificación del PGOU que permitió el aparcamiento de Portugalete

Ecologistas, ciclistas, vecinos e Izquierda Unida solicitarán la suspensión del proyecto de construcción y las licencias del aparcamiento rotatorio, que de nuevo queda sin soporte legal.

Lunes 26 de mayo de 2008 - 201 lecturas


Por Sentencia nº 929, de 9 de mayo de 2008, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha anulado la Orden FOM/1920/2006, de 20 de noviembre, sobre la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid para su actualización, armonización y ajuste a la planificación sectorial y a las condiciones de usos en materia de movilidad urbana.

Esta modificación del PGOU se aprobó por la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León a propuesta del Ayuntamiento de Valladolid en noviembre de 2006 para intentar dar cobertura legal a las obras de construcción del aparcamiento subterráneo de la Plaza de Portugalete. El PGOU vigente en ese momento no permitía la localización de aparcamientos rotatorios en el centro urbano.

No obstante, las obras del aparcamiento de Portugalete fueron suspendidas por el TSJ dos semanas más tarde, en diciembre de 2006, y no pudieron ser reanudadas hasta que, con arreglo a esta modificación, el Ayuntamiento de Valladolid aprobó de nuevo el proyecto de construcción y otorgó una nueva licencia ambiental al aparcamiento rotatorio en septiembre de 2007. En octubre de 2007, el propio TSJ desestimo la suspensión de la modificación del PGOU ahora anulada, con el voto particular de uno de sus magistrados.

Ahora, el TSJ declara la nulidad de la maniobra de Ayuntamiento y Junta para legalizar sobre la marcha el aparcamiento, subvirtiendo su propio plan urbanístico. La sentencia considera que “el texto refundido de la Modificación aprobada por la Orden recurrida no fue previamente aprobado por el Pleno del Ayuntamiento y difiere sustancialmente del que se aprobó provisionalmente por el mismo”, anulando así esta manipulación indebida del Plan General realizada por el Ayuntamiento y amparada de facto por la Junta.

Rectificando aparentemente lo que ha sido su posición en esta materia, que admitía las modificaciones de los planes urbanísticos posteriores a su aprobación provisional en el Pleno, quizás a resultas del escándalo de la manipulación del PGOU de Valladolid, el Alto Tribunal señala respecto al texto refundido presentado en este caso por el Ayuntamiento «que no se sabe quién lo hizo, el Concejal de Urbanismo o los técnicos municipales, pero que de modo incuestionable no fue objeto de aprobación por el Pleno».

Sin entrar en otras cuestiones de forma y fondo (ausencia de informes preceptivos e información pública, vulneración de las Directrices de Ordenación del Territorio), la sentencia concluye que “el Consejero de Fomento aprobó una modificación puntual del PGOU de Valladolid distinta de la que había aprobado el Pleno del Ayuntamiento codemandado, que es el competente para determinar el alcance que deben tener las modificaciones de instrumentos de planeamiento general que propone, al menos sobre un extremo tan relevante como el de los criterios mínimos en relación con los aparcamientos rotatorios y disuasorios”.

Asamblea Ciclista, Ecologistas en Acción, la Federación de Vecinos e Izquierda Unida lamentan que una vez más, el Ayuntamiento se aproveche de la lentitud de la Justicia para sacar adelante un aparcamiento rotatorio manifiestamente ilegal en el centro de la ciudad, haciendo difícil la ejecución de una sentencia anulatoria, como ha sucedido con los casos de los aparcamientos de la Plaza de España y la Plaza de Zorrilla, cuyas autorizaciones fueron anuladas con posterioridad a su apertura.

De haberse accedido por el TSJ en octubre de 2007 a la suspensión cautelar, las obras del aparcamiento no se hubieran culminado ilegalmente, ni éste estaría hoy en funcionamiento, con el incremento del colapso circulatorio en el centro y los niveles de contaminación atmosférica y ruido que induce un estacionamiento de estas características. Por ello, los colectivos recurrentes van a solicitar de inmediato la suspensión del proyecto de construcción y las licencias ambiental y de apertura del aparcamiento, que se ha quedado sin soporte legal, buscando su cierre en el menor plazo de tiempo posible, hasta que el Alcalde decida reconvertir las 260 plazas rotatorias en plazas de residentes, renunciando de paso al parking de la Antigua.

Ecologistas en Acción de Valladolid


Fotografía: Salida del aparcamiento subterránea de la plaza de Portugalete. Fuente: El Norte de Castilla.