Portada del sitio > Contaminación atmosférica > El Ayuntamiento de Valladolid alerta a la población de los altos niveles de (...)

Revista de prensa

El Ayuntamiento de Valladolid alerta a la población de los altos niveles de contaminación por ozono

Su concentración puede irritar ojos y conductos pulmonares

Sábado 12 de julio de 2003 - 1052 lecturas


El Ayuntamiento de Valladolid ha alertado a la población de los altos niveles de contaminación atmosférica por ozono que estaba previsto que superaran ayer los 180 microgramos por metro cúbico entre la 13.00 y 21.00 horas, aunque también advierte que la situación se podría repetir durante este fin de semana en función de la evolución de las temperaturas. Las zonas afectadas se encuentran en las proximidades del cementerio de El Carmen, paseo de Cauce, Fuente Berrocal y Vega Sicilia (paseo de Zorrilla 191), así como a todo el área periurbana de la ciudad.

El ozono de baja cota, al que se refiere la información municipal, no es emitido directamente a la atmósfera, sino que se trata de un contaminante secundario producido por la reacción entre el dióxido de nitrógeno (NO2), los hidrocarburos y la luz solar. El ozono puede irritar los ojos y los conductos pulmonares causando dificultades respiratorias e incrementando la susceptibilidad de las personas a las infecciones pulmonares.

Es un reactivo químico enérgico capaz de atacar las superficies, obras de fábrica y materiales de goma, como los neumáticos, y es igualmente tóxico para la vegetación y los árboles.

El grupo Ecologistas en Acción ha denunciado que los altos niveles de contaminación por ozono se registran desde finales del mes de mayo, como consecuencia del calor y el elevado tráfico rodado que soporta la ciudad. De ahí que soliciten al Ayuntamiento que limite la circulación de automóviles en el centro de la ciudad y en las horas centrales del día para proteger a los ciudadanos de los efectos que tiene su elevada concentración en la salud de las personas.


Fuente: El Norte de Castilla: El Ayuntamiento alerta a la población de los altos niveles de contaminación por ozono (F. Mañoso/Valladolid)