Portada del sitio > Contaminación atmosférica > Millones de personas expuestas a niveles muy elevados de contaminación

Comunicado

Millones de personas expuestas a niveles muy elevados de contaminación

El tráfico rodado y el calor disparan la contaminación por ozono en toda España

Sábado 12 de julio de 2003 - 1689 lecturas


Según Ecologistas en Acción la ola de calor que recorre la Península Ibérica en la última semana y el intenso tráfico rodado urbano e interurbano que soportan nuestras carreteras y ciudades está provocando que los niveles de contaminación atmosférica por ozono y otros contaminantes asociados se disparen en todo el país.

Según los escasos datos publicados por los distintos Gobiernos autonómicos en sus páginas Web, 23 estaciones de control de la contaminación atmosférica de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia han rebasado durante los dos últimos días el denominado umbral de información a la población", establecido para el ozono por la normativa europea y española en 180 ug/m3 (microgramos por metro cúbico) como promedio horario.

La superación de este umbral obliga a las autoridades autonómicas y municipales a advertir a las personas más sensibles a la contaminación atmosférica, tales como niños, ancianos o personas con problemas respiratorios, de que eviten cualquier esfuerzo físico y los ejercicios
al aire libre. También deben informar sobre la previsión de evolución de la contaminación, las áreas afectadas y la duración del episodio.

El motivo de estas cautelas es que la superación de esta barrera conlleva un riesgo inmediato para la salud humana de los grupos de población más sensibles. Según la Organización Mundial de la Salud, estos niveles de ozono producen una reducción significativa de la función pulmonar, inflamación de las vías respiratorias y exacerbación del asma y otras afecciones respiratorias. Incrementos rápidos de ozono como los que están produciendo en las horas centrales del día, entre las
2 y las 7 de la tarde, se traducen en un aumento de hasta el 20% en las admisiones en urgencias por enfermedades respiratorias http://www.who.dk/document/aiq/7_2ozone.pdf.

Finalmente, la exposición prolongada a elevados niveles de ozono es responsable de un aumento de la mortalidad de entre el 2% y el 12% en la Unión Europea (estudio
APHEA).

Para Ecologistas en Acción la situación aparentemente más grave se está produciendo en la Comunidad de Madrid, donde 12 de las 44 estaciones existentes has rebasado este umbral en los últimos dos días, afectando a localidades del área metropolitana como Alcobendas, Aranjuez, Colmenar
Viejo, Fuenlabrada, Leganés, Majadahonda o Móstoles, además de a la propia capital y a áreas periurbanas como la Sierra de Guadarrama o el Valle de Lozoya. En algunos casos, las superaciones son muy amplias (231 ug/m3 en Buitrago de Lozoya) y reiteradas (11 horas en Aranjuez, 10
horas en Guadarrama), lo que empeora exponencialmente la situación.

En Andalucía, la elevada contaminación afecta especialmente a Córdoba, Sevilla y Puerto Real, mientras en Cataluña se han registrado superaciones en Barcelona y localidades de su periferia metropolitana como Vic y Vilanova i la Geltrú. En Castilla y León, con los datos
disponibles habrían rebasado el límite legal Salamanca y Valladolid, y quizás también Ávila, Aranda de Duero (Burgos), Medina del Campo (Valladolid) y Segovia. En Castilla La Mancha, la situación más problemática se encuentra en Toledo, mientras en Asturias se podría
haber rebasado el límite legal en Gijón.

Hay que tener en cuenta que en España hay sólo unas 400 estaciones de medición de ozono, buena parte de las cuales se encuentran situadas en viales con tráfico denso, donde los niveles de este contaminante paradójicamente son más bajos. De hecho, los niveles más elevados se registran en áreas periurbanas y rurales, como el Maestrazgo valenciano,
donde las reacciones químicas que forman este contaminante son más eficaces, y donde la influencia de otras fuentes de contaminación como las grandes centrales térmicas o los complejos petroquímicos se deja notar.

De todas las estaciones existentes, tan sólo se dispone de información horaria actualizada en Internet de las situadas en las 4 Comunidades Autónomas citadas y en la ciudad de Valladolid. Asturias, Cantabria, Castilla La Mancha, Castilla y León y la ciudad de Zaragoza publican
datos muy parciales que no permiten conocer con precisión la situación de su calidad del aire, mientras los restantes territorios no ofrecen ningún tipo de información en línea.

Ante la gravedad de la situación, las autoridades locales y autonómicas se están limitando en el mejor de los casos a advertir públicamente a la población del peligro. Aunque hoy por hoy sea la única medida obligatoria legalmente, para Ecologistas en Acción no es ético y demuestra muy poca sensibilidad trasladar a los grupos más débiles de la
sociedad la responsabilidad de autoprotegerse de la contaminación, cuando se sabe que el efecto de ésta sobre la salud va a ser tan importante. No es de recibo que ningún ciudadano tenga que acudir a los servicios de urgencia médica o vea acortada su esperanza de vida cuando
las autoridades pueden tomar medidas que habrían evitado perfectamente estas lamentables situaciones.

Por ello, y teniendo en cuenta que aún quedan más de dos meses de verano, Ecologistas en Acción pide a los distintos Gobiernos que limiten la circulación de automóviles en los cascos urbanos en las horas centrales del día y reduzcan los límites de velocidad en las carreteras y autovías, reforzando el transporte público urbano e interurbano, con la finalidad de disminuir el tráfico rodado que emite los contaminantes atmosféricos precursores del ozono.

El ozono troposférico, también conocido como ozono de baja cota, es un contaminante secundario producido por la reacción entre el dióxido de nitrógeno y los hidrocarburos emitidos por los automóviles y la luz solar. El ozono irrita los ojos y los conductos pulmonares causando
dificultades respiratorias e incrementando la susceptibilidad de las personas a las infecciones pulmonares. Es un reactivo químico enérgico, capaz de atacar las superficies, obras de fábrica y materiales de goma (por ejemplo los neumáticos). El ozono es igualmente tóxico para la vegetación y los árboles.

Superaciones del umbral de información a la población
Ecologistas en Acción de Valladolid


Más información: Miguel Ángel Ceballos, Tfno: 652.590782, y en Ecologistas
en acción Estatal: calidad del aire