Portada del sitio > Ecología social > Solidaridad y ciudadanía > El alcalde de Valladolid sanciona a dos jóvenes por retirar placas de la (...)

El alcalde de Valladolid sanciona a dos jóvenes por retirar placas de la dictadura franquista

CJC y PCPC exigen la retirada de la sanción a sus militantes y demandan de la institución que dirige el Sr. De la Riva la inmediata puesta en marcha de un operativo municipal de limpieza que coloque la simbología de la dictadura franquista en el lugar que le corresponde: el basurero de la historia o el museo de los horrores

Martes 4 de julio de 2006 - 838 lecturas


NOTA DE PRENSA

Hace unas semanas dos militantes comunistas fueron identificados por efectivos de la policía municipal tras serles intervenidas varias placas con simbología franquista (del extinto ministerio de la vivienda) y posteriormente sancionados por el Ayuntamiento en aplicación de la llamada ordenanza municipal antivandalismo. El terrible «delito» de estos militantes comunistas se enmarca dentro de una iniciativa ciudadana iniciada hace meses sobre algo que las instituciones y poderes públicos no han tenido a bien hacer en las últimas décadas: retirar aquellos símbolos franquistas que aún se pueden ver en muchos lugares de nuestras ciudades y pueblos. Esta simbología, así como la pervivencia de nombres de calles que hacen referencia a «¡lustres» fascistas de la dictadura de Franco constituyen una apología descarada del fascismo y un insulto a la memoria de las víctimas y de millones de personas que lucharon por la libertad y la democracia, sufriendo una terrible represión durante más de cuarenta años.

De todos y todas es conocido el talante prepotente y antidemocrático del alcalde de Valladolid, Sr. León de la Riva, del PP, como conocido es también su pasado militante en las organizaciones de ultraderecha adeptas al régimen franquista. Suponemos que para este señor habrá significado una gran satisfacción firmar la sanción municipal sobre quienes pretenden retirar una simbología con la que él se identifica de buen grado.

Este año ha sido declarado recientemente como «año de la memoria» por el parlamento español con la única oposición del Partido Popular, quien pese a la tibieza y al carácter meramente simbólico de la misma, argumenta su oposición en que «no hay que levantar viejas heridas» cuando la realidad es que este partido actúa en la práctica como legítimo sucesor de los golpistas del 18 de julio del 36, son sus herederos ideológicos y continuadores políticos. No nos puede sorprender por tanto la actitud del gobierno municipal respecto a los hechos señalados, quien en el escrito sancionador dice que los dos denunciados estaban «arrancando carteles sin autorización», sin explicitar que el contenido de los mismos corresponde a una institución de la dictadura franquista ya extinta y que, conforme a la normativa existente y aplicable deberían encontrarse retiradas hace ya varios años.

La denuncia municipal contra nuestros militantes ha sido recurrida en su momento y desestimada por la administración local, para quien la simbología del régimen anterior parece estar protegida como si de un bien público se tratase. Desde el Partido Comunista del Pueblo Castellano y los Colectivos de Jóvenes Comunistas denunciamos la actitud del Ayuntamiento de Valladolid respecto a los hechos señalados, exigimos la retirada de la sanción a nuestros militantes a la vez que demandamos de la institución que dirige el Sr. De la Riva la inmediata puesta en marcha de un operativo municipal de limpieza que coloque la simbología de la dictadura franquista en el lugar que le corresponde: en el basurero de la historia o en el museo de los horrores.

La iniciativa ciudadana «fuera simbología franquista de nuestras calles» se ha concretado hasta la fecha en la retirada de más de 253 placas como las intervenidas a nuestros militantes. ¿Perseguirá y multará el Ayuntamiento a los ciudadanos y ciudadanas que, voluntariamente han participado en ella?

Colectivo de Jóvenes Comunistas
Partido Comunista del Pueblo Castellano-PCPE

Valladolid, 30 de junio de 2006

¡Fuera simbología fascista de nuestras calles!